Barakaldo estudia sustituir la cruz del Cabo Quilates (y notas de Mitxel)

En su lugar se pondrían tres placas explicando la historia de este elemento. La idea es sustituir la cruz por unos paneles que recuerden a todas las víctimas de la guerra. P. Viñas

Es necesario que la historia esté bien contada, que sea justa y, en este aspecto, Barakaldo quiere dar pasos en firme. Así, la mesa del órgano de la Memoria Histórica de la localidad fabril ha propuesto que se sustituya la cruz del Cabo Quilates, ubicada en la Dársena de Portu, por unos paneles que expliquen lo que allí sucedió al comienzo de la Guerra Civil.

Y es que es el punto de la Dársena de Portu en el que se encuentra la cruz fue donde estuvo fondeado el Cabo Quilates, un buque construido en 1927 en Euskalduna y que en 1936 se convirtió en un buque-prisión. Esta embarcación sufrió dos asaltos tras el bombardeo de Bilbao por parte del bando nacional, del bando que apoyaba al, a posteriori, dictador Franco. El primer asalto tuvo lugar el 25 de septiembre por parte de unos milicianos republicanos que ejecutaron a un número considerable de presos por considerar que simpatizaban con el bando nacional. El segundo asalto tuvo lugar una semana después, el 2 de octubre, en esa ocasión los asaltantes fueron marinos del buque republicano Jaime I. A día de hoy, no hay una cifra oficial de víctimas por aquellos hechos y, hasta ahora, la cruz recuerda lo ocurrido en aquellos sucesos.

Ahora, Barakaldo pretende que en este punto se recuerde a todas las víctimas y, por ello, se aboga por contar lo ocurrido a través de paneles explicativos. «Esta cruz recuerda a unas víctimas, pero creemos que hay otras que no están recogidas y por eso el órgano ha propuesto que esa historia pueda ser escrita con aportaciones de la ciudadanía por lo que estudiaremos si es posible llevar a cabo algún proceso participativo que defina el contenido de estos paneles», declaró Gorka Zubiaurre, edil de Participación Ciudadana del Consistorio barakaldarra. De este modo, se pretende que los paneles expliquen tanto los propios hechos en sí como el contexto en el que se desarrollaron los lamentables hechos acaecidos en el Cabo Quilates.

Tomado de www.deia.es

 

NOTAS de MITXEL

1.- Me desayuno con la noticia-globo (que, posiblemente, se convierta en realidad) de esta, a mi modo de ver, “melonada concejil”. Como se habla de “participación ciudadana” tomo la palabra y resumo mi opinión

2.- Noticia que es un ejemplo más de sectarismo anticristiano (llevado a cabo con delicadeza): si, en lugar de una cruz, hubiese un “monolito disforme” se remozaría y punto.

3.- Noticia que es un ejemplo de manipulación histórica (llevado a cabo con alevosía): se habla de que “hay otras víctimas” no recordadas. Totalmente de acuerdo pero, en ese lugar, solo hubo las que hubo (la inmensa mayoría católicas). Sí cabe, bajo ese símbolo, explicarlo con cuantos paneles sea preciso. Estorba el hecho (el asesinato programado e indiscriminado de no menos de doscientas personas previamente vejadas y humilladas) y estorba el símbolo (la cruz).

4.- Noticia que es un ejemplo elocuente de debilidad científica (llevado a cabo con ignorancia): si se trata de contextualizar el “hecho” (los cientos de asesinados en los barcos-prisión) lo que debe explicarse con detenimiento es la presencia de la “cruz” y no unos paneles genéricos que, seguramente, serán un “totum revolutum”. “Desmemoria histórica” a la que tan aficionada es la vecindad de esta anteiglesia.

 

 

También te podría gustar...

8 Respuestas

  1. JONATAN RUIZ dice:

    Amigo Mitxel, estoy completamente de acuerdo con tu comentario. Hemos perdido la visión de fondo más importante: la cruz es un signo a cuya sombra se encuentra sentido a todo el sufrimiento humano, sea de la ideología que sea, sea del sentir que sea, opine como opine. A fin de cuentas, la sociedad, nuestra sociedad, sigue fragmentada, rota y partida; por eso se sigue concibiendo muchas veces la cruz como un emblema bélico, y no como el mayor signo de Paz para el hombre. Seguro que tantas veces nosotros mismos también hemos hecho mal uso de ello.
    Estas leyes de alteración histórica, como bien dices, hacen que me plantee qué pensarían los polacos si ahora mismo alguien intentara derribar Auschwitz, por ejemplo, para poner un monumento sinsorgo. Me pareció, cuando visitamos en 2016 aquel cruento lugar, que estaba siendo testigo del mayor mal que es capaz de hacer un hombre, pero también del mayor bien: Kolbe, Edith Stein o un pueblo que se fortalece después de la experiencia de la injusticia y del dolor. Ojalá algún día también nosotros podamos fortalecernos y unirnos como un solo pueblo que da un paso más, pasando del rencor a la reconciliación.

  2. Mikel Molinos dice:

    La idea de unos paneles informativos, bien hechos, no me parece mala (porque a decir verdad yo ni conocía la historia hasta leer este texto). Me confunden los motivos que podría haber para sustituir la cruz: ¿ocupa mucho espacio?; ¿es más cara de mantener que unos paneles?; ¿no es suficiente homenaje a la tragedia?; ¿no es da un mensaje adecuado para los estándares actuales?…
    Antes de pensar en sustituir un símbolo como este (en caso de ser necesario, pues yo considero que puede ser compatible con unos hipotéticos paneles), debemos recordar que es lo que verdaderamente representa.

  3. Mario López dice:

    Hasta leer este articulo no conocía la historia de la cruz del Cabo Quilates, pero mi pregunta es ¿Por qué no se pueden poner los paneles informativos al mismo tiempo que se deja la cruz donde esta ahora?. Si se conoce la cruz por los sucesos que ocurrieron en esa época ¿Por qué tienen que sustituirla? Si la cruz simboliza La Paz para todos ¿por que ahora hay que quitarla?

  4. Iñigo Dueñas dice:

    No me parece mala idea poner un panel explicativo, pero para hacerlo no creo que sea necesario eliminar el símbolo original. La memoria histórica no se conserva tirando abajo las construcciones históricas, sino conservándolas.

    Por otro lado, he pasado muchas veces por esa zona y nunca me había imaginado siquiera el sentido de esa cruz. Por eso no me parece mal que se explique el acontecimiento mediante un panel o algún tipo de referencia más allá de la cruz.

    PD: espero que no la quiten.

  5. Jon Bardezi dice:

    Un símbolo histórico es algo que no se puede eliminar así como así, pienso que hay que pensar más detenidamente el hecho de quitar la cruz para poner unos paneles explicativos de lo que sucedió allí, ya que igual es un acto sin sentido, quitar un elemento que indicaba lo que sucedió para poner unos paneles que lo expliquen.
    Al igual que Iñigo Dueñas pienso que se podrían poner los paneles a un lado de la cruz para que expliquen lo sucedido al mismo tiempo que está la cruz.
    Personalmente no he estado en el lugar de la cruz, al menos que yo recuerde, pero si algún día voy por allí intentaré acordarme para ver la cruz, ya sabiendo su significado.

  6. Ikerne Escobal dice:

    Al igual que Iñigo yo también he pasado alguna que otra vez por allí y sí que es verdad que pregunté por el sentido de la cruz . Hasta ahora no sabía que quería ser remplazada por unos paneles informáticos. Al fin y al cabo, creo que es normal que estén tomando la decisión de remplazarla por el simple hecho de que verán que la gente o sobre todo los jóvenes no conocemos esta trágica historia. Por otra parte, no creo que sea conveniente quitarla, ya que resulta un símbolo de respeto hacía los que cayeron (aunque algunos no fueran religiosos o eso es lo que he creído entender).
    Como algunos habéis dicho, como mucho se deberían poner las dos cosas y no remplazar nada (de esta manera supongo que nadie sentiría que le están faltando al respeto y todo quedaría aclarado).

  7. Ikerne Escobal dice:

    Lo siento, paneles explicativos.

  8. Amaia Gil Sastre dice:

    Al igual que mis compañeros, no entiendo por qué no se puede mantener o renovar la cruz a la vez que se colocan los paneles. Existe un desconocimiento enorme de la historia de nuestro pueblo por parte de los barakaldeses. No se han mantenido edificios emblemáticos y aun hoy hay un montón de construcciones que se están dejando morir (sin eutanasia).
    La mentalidad actual nos hace mirar siempre al futuro, olvidar nuestro pasado, intentar borrar de nuestra memoria hechos de los que seguro que ninguno de los “bandos” se sentiría orgulloso.
    He preguntado en mi entorno sobre “cabo quilates”, y nadie sabía nada al respecto. Desconocimiento absoluto. Creo que es necesario poner en valor la historia y lugares de nuestro pueblo, que haya paneles informativos, cruz, casas torre, grúas (…) y que se invierta en el mantenimiento de lo poco que nos queda, no solo en bolardos. Barakaldo es mucho más que el BEC, Max Center y Megapark, es también la fábrica de Ansio en la que trabajaron muchos de nuestros aitites y la vega del Galindo donde aprendieron a nadar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: