TÉCNICA: Comentario de Texto (Guión)

PROCESO PREVIO:

“¢ Realización de una lectura detenida y atenta del texto.

“¢ Enumeración de las lí­neas del texto, para facilitar las citas.

“¢ Búsqueda de información sobre términos, conceptos, personajes, lugares y acontecimientos que aparezcan mencionados en el texto.

INTRODUCCIÓN

Siempre es conveniente “presentar” el texto y el “procedimiento” que vamos a seguir.

 

P.e. “Se nos presenta para comentar un fragmento de la obra de Blasco Ibáñez (“El intruso”) en el que se describe, un tanto descarnadamente, la situación vital del trabajador de las minas de hierro de Bizkaia en los inicios del siglo XX, haciendo hincapié, sobre todo, en la vivienda denominada, entonces, “vivienda de peones o barracones”. Realizaremos el comentario siguiendo el siguiente orden: localización, análisis y contextualización. Finalizaremos con unas breves conclusiones en las que resaltaremos la importancia del texto.

A) LOCALIZACIÓN:

1.- Naturaleza: por su origen (podemos establecer una primera división entre fuentes primarias o históricas y secundarias o historiográficas. Las primeras las contemporáneas de la época y las segundas, documentos elaborados por historiadores que reflexionan sobre un acontecimiento histórico; por su forma (pueden ser textos informativos y textos narrativos). Los primeros tienen un lenguaje preciso, pero son impersonales (crónicas, memorias, informes, tratados, etc.), mientras que los segundos utilizan un lenguaje más literario y son más subjetivos o personales (relatos, leyendas, autobiografí­as, etc.). Sobre todo pueden considerarse informativos los jurí­dicos y los estadí­sticos, por su impersonalidad y su lenguaje nada literario). Especificar, por su contenido, si el texto tiene carácter polí­tico, económico, social, religioso, cientí­fico o cultural. Algunos textos pueden presentar rasgos de diferente tipo, y en tal caso se debe indicar.

2.- Autor del texto: indicar si es individual o colectivo. Realizar una breve reseña biográfica, destacando aquellos elementos que pudieran ayudar a entender lo que ha escrito, cómo y por qué. Es importante determinar si el autor del texto es contemporáneo a los hechos que narra, si fue testigo directo de los mismos y su grado de objetividad o subjetividad. En caso de que el autor no aparezca mencionado, tratar de deducir algunos rasgos: origen, clase social, nivel cultural, pretensiones, etc.

3.- Ubicación espacial: Señalar el ámbito espacial al que se refiere el contenido del texto (internacional, nacional, regional, comarcal, local), y si es posible, el que atañe a la elaboración del propio texto. Pero no sólo interesa el espacio geográfico, sino también el espacio social donde fue elaborado: corte, administración, monasterio, palacio, cárcel, etc. A veces en el texto no se indican claramente estos datos, pero se pueden deducir por medio de elementos orientativos (topónimos, lengua, contenido, ideologí­a, etc.).

4.- Ubicación temporal: Determinar la fecha de los acontecimientos que aparecen descritos en el texto, así­ como la fecha en que el propio texto fue redactado, siempre que fuera posible: esto nos permitirá determinar si estamos ante una fuente primaria o secundaria. Si no aparece de forma especí­fica, se intentará una aproximación indirecta, a través de los términos, fenómenos, instituciones, personas, etc… citados en el propio texto.

5.- Destinatario y finalidad: Determinar si el texto pertenece a un documento público o privado, y si se destina a una sola persona, a un grupo reducido o a un público amplio. Especificar los objetivos del autor a la hora de escribir el texto y su intencionalidad: informar o testimoniar, educar, opinar, explicar, criticar, etc.

B) ANÁLISIS:

“¢ Aclarar y precisar las alusiones históricas que figuran en el texto (términos, conceptos, personajes, lugares, acontecimientos, datos, instituciones) a las que haga referencia el texto, esto es, explicar el contenido del texto.

“¢ Extraer la idea principal o ideas principales y las ideas secundarias, un aspecto que siempre debe figurar en el comentario.

“¢ A veces resulta más fácil si se estructura el texto en diferentes partes. OJO: Eso no significa que la finalidad del análisis sea la división del texto en partes. Lo importante es aclarar lo que dice el autor.

C) CONTEXTO HISTÓRICO:

“¢ Encuadrar el texto en un marco histórico a partir de las ideas principales expresadas en el mismo. Pasar del caso concreto que aparece en el texto a la situación general de la que forma parte.

“¢ OJO: Contexto histórico no significa únicamente contexto polí­tico, especialmente cuando el texto no tiene dicho carácter (el contexto histórico puede ser también económico, social, jurí­dico, cultural, etc.). Además, la exposición del contexto histórico no puede ser excusa para introducir sin más el tema que se haya preparado (cualquier indicación que se haga tendrá que partir de lo que se dice en el propio texto).

CONCLUSIONES:

Concluir el comentario señalando el interés y la significación que pueda tener el texto para la comprensión del marco histórico en el que se encuadra. También verificar si el autor ha conseguido o no los objetivos que pretendí­a con la redacción del texto.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Janire dice:

    ¿El comentario de texto de una gráfica, seguirá el mismo guión?

  2. Mitxel dice:

    No. La técnica es diferente. Lo cargaré en breve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: