DEBATE 136: El sentimiento de culpabilidad (Último de la 1ª Evaluación)

Admítalo o no, el ser humano de todos los tiempos tie­ne que vérselas con su sentimiento de culpabilidad. Nos sentimos en ocasiones defraudados ante nosotros mis­mos porque no hemos sabido estar a la altura de nues­tras expectativas. Experimentamos en otras ocasiones el sufrimiento, el disgusto y el rechazo de aquellos que han quedado afectados por nuestro comportamiento egoísta o irrespetuoso. Por mucho que se haya oscurecido y de­bilitado nuestra conciencia de pecadores, los creyentes sentimos sobre nuestras espaldas el fardo de una culpa ante Dios, que se manifiesta en un sordo malestar, en un agudo remordimiento o en un saludable arrepentimiento.

Este estado interior suscita en nosotros el anhelo de la misericordia. Necesitamos perdonamos a nosotros mis­mos para no acabar destrozándonos. Necesitamos no solo la comprensión, sino también la condescendencia de los demás y la benevolencia de Dios. Anhelamos una nueva oportunidad, un nuevo comienzo. Necesitamos para ello borrar nuestro pasado en las aguas del perdón. Necesita­mos misericordia.

También te podría gustar...

22 Respuestas

  1. ALVARO ARANDA dice:

    Desde mi punto de vista siempre que hacemos algo estamos espuestos ha hacerlo bien o mal, por lo tanto debemos sdr conscientes de lo que puede pasar. Si el resultado es el esperado, todo correcto. Si el resultado no es el esperabo es cuando vienen los problemas, debemos saber afrontar cualquier adversidad sin que nos cause mayor afecto. Por lo tanto no somos culpables de un acto, sino que por una causa que muchas veces es ajena a nuestra voluntad ha salido una solución que nos involucra.

  2. Adrián Martínez dice:

    En mi opinión cuando nos esforzamos por hacer algo y le hemos dedicado mucho tiempo es muy gratificante que salga bien y nos ponemos contentos, por el contrario cuando no nos sale bien podemos sentir ese deseo de culpabilidad que nos hace pensar que igual podíamos habernos esforzado más, que igual podíamos haberle dedicado más tiempo y dedicación, pero también es cierto que hay otras veces que no recae en nosotros toda la responsabilidad sino también en otros agentes externos que tenemos al rededor como bien pueden ser los amigos, los compañeros o la familia y es esto por lo que podemos sentir culpabilidad si no le hemos dedicado el tiempo correspondiente y rabia si nos influyen otro tipo de factores externos, es decir, factores que no depende de nosotros, pero nosotros si de ellos

  3. Las personas sin duda alguna nos equivocamos y es casi imposible pasar por esta vida sin hacer daño a nadie. El daño que causamos a otras personas nos repercute de manera negativa ya que tenemos remordimientos o tenemos malas consecuencias ya que las personas a las que hemos dañado, a su vez se enfadan o nos devuelven el daño.
    A mi parecer el actuar negativamente puede ser con conocimiento de causa, es decir, a propósito, sin importarnos los sentimientos de los demás ni el daño que podemos causar o sin querer. Muchas veces actuamos de mala manera por las circunstancias que nos agobian y no podemos con ellas. Las personas a las que hemos dañado si nos conocen y conocen nuestra situación, nos comprenden y son capaces de perdonarnos. También si tienen con nosotros una relación de amistad o familiar, el perdón y la comprensión llegan sin dudarlo.
    Nadie es perfecto y todos tenemos defectos y el darnos cuenta de ello nos ayuda, aunque sin duda es difícil el hacer todo bien sin cometer equivocaciones, tenemos que intentarlo y sobre todo reconocer que hemos fallado.

  4. Ainhoa Boado dice:

    La culpabilidad creo que es un sentimiento que si no es positivo ya que te hace sentir mentalmente mal, te trae consecuencias que si lo pueden ser. Cuando te sientes culpable estas reconociendo que hay algo que no has hecho bien y que hay mejores maneras de hacerlo, o que ante esa situación deberías haber actuado de diferente manera. Así, estas aprendiendo de un error pasado y dándote cuenta de tus errores, de una manera madurando por ti solo al hacerte responsable de tus actos. En cambio, el no sentirse nunca culpable denota irresponsabilidad y egocentrismo, porque si no puedes ver como dañas a los demás con tus acciones o las consecuencias que tienen igual es porque se es demasiado inmaduro como para ello. En mi opinión, la culpabilidad aunque sea un sentimiento negativo, es necesario, ya que al fin y al cabo todo el mundo se equivoca alguna vez pero lo importante es hacerse responsable de las consecuencias propias.
    La búsqueda de Dios o la misericordia como libertad hacia este sentimiento creo que puede ser acertada en creyentes, ya que incluso les puede llegar a impulsar a intentar hacerlo mejor la próxima vez al haber sido perdonados.

  5. June Robles Martinez dice:

    Para mí la culpa es un sentimiento de conciencia donde reconocemos nuestros propios errores. Errores que hemos cometido con nosotros mismos o con otras personas. Este sentimiento produce tristeza, remordimientos, angustia, frustración…y nosotros somos nuestros propios jueces. Desde pequeños nos han inculcado una serie de valores y normas para distinguir el bien del mal. Cuando hacemos algo mal surge el sentimiento de culpabilidad y necesitamos ese perdón de la persona o personas implicadas; el de nosotros mismos, que a veces es el más difícil, y los cristianos necesitan además el perdón de Dios.

  6. Unai Abadía dice:

    Yo creo que el sentimiento de culpa es síntoma de que somos capaces de reconocer lo que hemos hecho mal, por lo que no es malo sentirse culpable; más bien es normal. El problema es no sentirse culpable nunca, no tener empatía por los demás ni pensar en las consecuencias de nuestras acciones.
    Además, hay veces que nos ponemos las expectativas demasiado altas, y cuando no las cumplimos, nos sentimos decepcionados o pensamos que hemos decepcionado a alguien. De los errores se aprende, y si los tenemos siempre presentes, no podremos avanzar.
    Para hacer desaparecer este sentimiento, ya que no deja de ser negativo, es posible que no necesitemos hacer nada y que el tiempo lo cure. Sin embargo, lo más normal es que necesitemos arreglar lo que hemos provocado, en general pidiendo perdón a quien se haya visto afectado por nuestras acciones, y en el caso de los creyentes, buscando la misericordia de Dios.

  7. Raúl Alonso dice:

    El sentimiento de culpabilidad es algo más que normal en el ser humano ya que, debido a que somos capaces de reflexionar sobre nuestras acciones, nos damos cuenta de que hemos hecho algo mal y percibimos ese sentimiento. La culpabilidad es el primer paso hacia reconocer que hay algo que has hecho mal y es un punto de partida para que esa mala acción no se vuelva a repetir en otras ocasiones.

  8. NEREA FREIRE RAMIRO dice:

    Desde mi punto de vista, uno de los peores y más dolorosos sentimientos es el de culpabilidad. Sin embargo, no debería ser así, dado que si sentimos culpa, es porque hemos sabido darnos cuenta de que algo hemos hecho mal y hemos sido capaces de reconocerlo. Este hecho debería enorgullecernos, ya que todos los humanos cometemos errores, es inevitable no equivocarse, pero ser capaces de aceptarlo nos hace avanzar y mejorar como personas. Es un sentimiento necesario, que debería ser interpretado de una manera diferente.

  9. Edurne Adrián dice:

    La culpa es un sentimiento que surge por una acción que causa daño. Nos hace sentir que hemos hecho algo mal y necesitamos repararlo, especialmente si por ello se ha perjudicado a alguien. A mi parecer lo importante de este sentimiento, es el aprender de los errores cometidos y así madurar y saber que nuestros actos pueden afectar y dañar a otras personas que muchas veces, son los más cercanos a nosotros y no se lo merecen. Pero todo esto nos hace mejorar y aprender a saber pedir perdón. Como dice el texto, los creyentes debemos saben perdonar.

  10. Asier Villar dice:

    Durante nuestra vida experimentamos sensaciones muy diversas. La culpa, es una de las que más nos puede afectar a nivel personal, y nadie se libra de haberla experimentado al menos una vez. Esta suele influir en nuestro día a día negativamente y mermar nuestra productividad. Por esa misma razón debemos buscar soluciones y dejar de lado nuestras ilusiones o esperanzas, simplemente por pasar por una mala racha o realizar un par de malas decisiones. Es por eso que, si identificamos estar en la misma, lo mejor sería apoyarse en amigos y familiares, o en el caso más extremo buscar ayuda profesional.

  11. Naiara Albarrán dice:

    En mi opinión, el sentimiento de culpabilidad es un hecho natural que se ha producido y se producirá siempre en la sociedad. Podemos sentirnos culpables por algo que nos ha ocurrido a nosotros mismos o bien por algo que hemos hecho y repercute en los demás. Cuando hacemos algo de lo cual nos sentimos responsables y es positivo o favorable para otras personas nos produce satisfacción y bienestar por ello; de lo contrario cuando produce perjuicio, malestar… nos sentiremos tristes, abatidos, culpables…
    Lo importante es que sintiéndonos culpables y habiendo producido un perjuicio a los demás sepamos buscar solución a esta situación.
    Pienso que cuando nos sentimos culpables necesitamos algo o a alguien que nos libere de esa responsabilidad; nos apoyaremos en la familia, amigos…

  12. Andrea Villar dice:

    La culpabilidad es un sentimiento que establece los elementos de la naturaleza del ser humano. Éste setimiento actua creando remordimientos e nuestra conciencia. A mi parecer, ésto nos va a seguir a lo largo de toda nuestra vida ya que surge cuando hacemos algo mal y somos concientes de que estamos haciendo mal a los demás. Y ese error es algo habitual en los seres humanos ya que no somos perfectos.

  13. Xiomara Nieva dice:

    Es inevitable hacer todo bien, pero esta claro que cuando hacemos las cosas mal nos decepcionamos con nosotros mismos, y si nuestros actos repercuten sobre otras personas las podemos lastimar y decepcionar a ellas también. Por el contrario no tenemos que venirnos abajo, tenemos que trabajar más duro o pensar las cosas antes mejor para que la próxima vez nadie salga mal parado

  14. Leire Sánchez Peña dice:

    La culpa es un sentimiento que produce malestar en sí, pero creo que, además de ser un sentimiento muy necesario, es muy característico del ser humano. La culpabilidad nos permite darnos cuenta de que hemos hecho algo mal y que debemos corregirlo, ya que mientras nos sentimos culpables experimentamos emociones como la frustración, el remordimiento, la tristeza… lo que nos produce la sensación de que tenemos que solucionar las cosas. Creo que la culpa es tan esencial, que sin ella no seríamos capaces de mirar por los demás. Con esto quiero decir que hacemos o dejamos de hacer cosas por no sentir la culpa de haber hecho algo mal; esto es, que si hiciésemos lo contrario a lo que creemos que está bien o es bueno para los demás sentiríamos ese peso (tan característico de la culpabilidad) de haber decepcionado a alguien.

  15. Paula López Aguirre dice:

    El sentimiento de culpabilidad , ese gran nudo en el estómago que todos hemos sentido en alguna ocasión debido a una gran decepción o daño que hemos causado a alguien o a nosotros mismos. Sólo se cura con el perdón, cosa que nos suele costar bastante, ya que, debido a nuestro orgullo natural, nos suele costar admitir nuestra culpa y nos autoengañamos pensando que la culpa es de otro. Creo que si empezamos a hacer más autocrítica y saber que nos equivocamos causando dolor, el cual, con un perdón a tiempo minimizará ese dolor que con el orgullo crece y crece. Errar es humano y reconocerlo es de sabios.

  16. Sandra Vargas dice:

    Para mí la culpabilidad es un sentimiento que por mucho que tratemos de evitar, va a estar presente siempre a lo largo de nuestra vida. Siempre va a haber algo que podríamos haber hecho mejor o algo que habría sido mejor no hacer. Sin embargo, creo que mediante este sentimiento se nos da la posibilidad de reflexionar e incluso recapacitar, para poder así crecer personalmente. Además, deberíamos aprender de cada vivencia e intentar sacar el lado positivo de las cosas.

  17. María Bernárdez García (2.BACH A) dice:

    La cupabilidad es un sentiminto inherente al ser humano y tratar de evitarlo resulta utópico. De hehco, caer por los derroteros de la autocompasión sin antes haber hecho un juicio de valor sobre el origen de dicho sentimiento resulta vácuo y superficial, porque sino se busca la raíz del problema, difícilmente se hallará la solución pertinente. Además, no creo que apoyarse en el sentimiento de misericordia resulte ético, porque la culpa, por muy irónico que sea, de padecer dicha conmoción es del individuo. Lo mejor ante ello, es afrontar el dilema y no elegir el camino fácil.

  18. Xabier Hernández dice:

    En mi opinión el sentimiento de culpa es algo con lo que todos los seres humanos vivimos. Cuando hacemos algo siempre queremos que nos salga bien pero a menudo esto no es así lo que nos puede llevar a hacia un sentimiento de culpabilidad dependiendo de determinadas circunstancias. El sentimiento de culpa suele influir en nuestro día a día negativamente y fastidiarnos el día. Tenemos que aprender de nuestros errores y hacer de nuestra mala experiencia algo útil y productivo para el futuro.

  19. Eric Escalante (2.BACH.B) dice:

    Este tema es profundamente filosófico, por este motivo me parece importatante resaltar la importancia que tiene biológicamente la genética y filosóficamente la moral. Las personas normales tras cometer un error tenemos esa sensación que a veces nos lleva a disculparnos, admitir las consecuencias o incluso cambiar algo dependiendo de la situación. Sin embargo este tema me parece más significante hablando de las personas que carecen de moral, autenticos psicópatas que nos son capaces de sentir estas experiencias y que por ello, les hace potencialmente peligrosos y me parece que habria que buscar una solución clínica para estos “enfermos”

  20. Gorka Acha dice:

    Cada vez que hacemos algo estamos expuestos a hacerlo mal o bien, no solo eso sino que lo que para unos esta bien para otros puede estar mal. Esto puede desencadenar en un sentimiento de culpa el cual nos hará sentir mal. No podemos jugarnos por todo, ya que aunque se pretenda no e puede contentar a todo el mundo, por ello debemos ser críticos con nuestras acciones y determinar si hemos hecho algo bien o mal.

  21. Joel Bra dice:

    La culpabilidad es un sentimiento que nos puede afectar mucho anímicamente. Es de suma importancia que no nos dejemos llevar por las secuelas que nos pueda causar. Además, el perdón siempre es una buena medicina para combatir la culpabilidad. Sin embargo, Dios no debería ser el camino para lograr calmar nuestra culpa, y probablemente, si nos afecta mucho, deberíamos ir a un psiquiatra. Aun así, yo no creo que, en el fondo, no hay culpables, sino responsables de haber realizado ciertas acciones.

  22. Sandra Antunez dice:

    Desde mi punto de vista, el ser humano siempre tiende a echarse la culpa de todo aquello que le sale mal, somos muy perfeccionistas y por eso siempre queremos más y más. Sea la persona creyente o no, sentimos ese malestar cargado en nuestra espalda y por eso es bueno desahogarse. Para el ser humano es muy importante perdonarse a sí mismo, pero también lo es el sentirse perdonado por los demás. Por eso intentamos borrar nuestro pasado, para poder sentirnos perdonados del todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: