DEBATE 154: La educación digital en el aula es una realidad pero… (3º de la 2ª Eva.)

¿Es posible una educación sin libros de texto? «Absolutamente sí», responde María Zabala, experta en educación digital, miembro de The Digital Citizenship Institute y autora del blog Iwomanish. «Existe, y se desarrolla con normalidad cuando está bien diseñada y aplicada, pero también es posible una enseñanza solo con libros de texto. Y, desde luego, lo que no sirve para nada es simplemente volcar un libro de texto en un dispositivo a modo de PDF escaneado y puesto a disposición del alumno. La gran diferencia es que hoy en día cualquier docente y cualquier alumno pueden complementar el libro de texto o una experiencia de aprendizaje con contenidos o herramientas disponibles a través de la tecnología. Si solo ponemos el foco en el libro o en el dispositivo, estaremos dejando a los estudiantes y al profesor en un injusto segundo plano». Para José María Alvira, secretario general de Escuelas Católicas, es factible una enseñanza sin libros, «si responde a un planteamiento que sitúa cada elemento en su lugar: lo importante es contar con una programación bien hecha en donde los medios puedan responder adecuada y proporcionalmente a los objetivos que se persiguen. Los recursos pedagógicos a utilizar no pueden venir determinados por la mayor o menor impresión llamativa que producen. La supresión total de herramientas tradicionales no puede estar dictada por una moda que recurre a soluciones extremas o excluyentes. Por ello, no debemos prescindir en principio de un elemento que aporta tanta riqueza educativa como es el libro de texto».

Tomado de www.abc.es

También te podría gustar...

24 Respuestas

  1. NAIA MAQUEDA dice:

    Estoy completamente de acuerdo con que los libros de textos son imprescindibles en cuanto a lo que nos aportan. Pero hoy en día la tecnología va ocupando cada vez un lugar mayor ya que nos brinda mayor oportunidades y beneficios para agilizar el proceso educativo. Muchas veces los profesores nos dan todo hecho en las plataformas digitales y eso no siempre nos beneficia. Es cierto que tener los ejercicios resueltos nos viene muy bien a los alumnos ya que cuando alguna cosa no nos sale podemos mirar dichos ejercicios y entender las cosas sin la necesidad de preguntar constantemente a los profesores por lo mismo. Pero, también es cierto que de esta manera, muchos de nosotros nos dedicaremos a copiarlos directamente en vez de pensar en su resolución y por tanto, no aprenderemos a resolver las cosas por nosotros mismos y además no atenderemos tanto en las clases.
    Con esto no quiero decir que no se deban usar las nuevas tecnologías, si no que sería una buena opción usarlas como materiales de apoyo y de refuerzo (para hacer algún test, ver vídeos explicativos etc) para que tanto alumnos como profesores se involucren más en las materias.

  2. Nerea Orobio dice:

    Tenemos la costumbre de comparar las cosas que nos rodean, eligiendo cuál de ellas mejor y cuál peor. Sin embargo, podríamos optar por pensar en una mezcla entre dichas opciones. Es decir, si bien los libros de texto nos aportan cosas positivas en unos aspectos y la tecnología nos lo aporta en otros… ¿por qué, en vez de elegir uno de ellos, no nos centramos en hacer una mezcla y sacar los mejores ‘puntos’ de ambos? Es obvio que los libros son importantes en la educación y siempre lo han sido, puesto que años atrás era el único modo de estudiar. Por otro lado, también está claro que el uso de la tecnología en el ámbito académico supone un plus y muchas ventajas. Por ello, opino que un buen sistema educativo podría basarse en una mezcla de ambos, logrando así obtener un mayor rendimiento de ambas opciones.

  3. Yeray Miranda Lopez 2A dice:

    La tecnología ya le ha adelantado a los libros, y por ello es normal ver hoy en día en las aulas ordenadores en lugar de libros o apuntes, pero la perfección yo creo que se encontraría en un término medio como ha dicho Nerea. Es decir, tal y como estamos haciendo este año en el colegio, de manera que en algunas asignaturas utilizamos ordenador y en otra libros o apuntes hechos por el profesor.
    Hay alumnos que hacen un mal uso de las tecnologías, pero no por ello deberiíamos cerrar las puertas a un buen método, aunque yo personalmente prefiero tenerlo presente en físico en manera de libro o folios, esto es porque estoy acostumbrado y me parece mas cómodo sin tener que depender de fallos tecnológicos, esperar a que se encienda y otros cientos de problemas que ocurren.

  4. maitane llanos dice:

    personalmente opino que una educación con la tecnología es el avance que necesitamos para el creciente desarrollo tecnológico al que nos estamos habituando, eso sí, con mesura. una mezcla de libros de texto y ordenadores es en mi opinión la opción más viable, en la que la tecnología se habitue a la asignatura correspondiente, cosa que ya estamos experimentando en mi instituto.

  5. ANDER ARIAS HUEBRA dice:

    Es cierto que la tecnología cada vez está sirviendo más para mejorar en distintas actividades, por ejemplo el colegio. Sin embargo, un objeto tan simple y a la vez tan útil como un libro no pueden ser eliminados totalmente.
    Es habitual ver una clase donde estén explicando la materia en una pantalla digital pero siempre hay algún alumno que toma apuntes a mano ya que resulta más visual y fácil a la hora de estudiar. El tema económico también es un factor a tener en cuenta porque comprar los libros de todas las asginaturas cada año es una barbaridad; un ordenador o tablet, por otro lado, cuesta menos y te puede durar varios años. Por tanto, las familias suelen apoyar el uso de ordenadores en clase para no tener que gastarse tanto dinero en la compra de libros.

  6. Andrea Villanueva Santibáñez dice:

    Estoy de acuerdo con lo que dicen algunos de mis compañeros, deberíamos ser capaces de juntar las mejores cualidades de cada campo para beneficiarnos y poder hacer un buen uso de los materiales que tenemos para el aprendizaje.
    Es cierto que la tecnología, en muchos centros, le está ganando terreno a los libros físicos, pero esto no supone un atraso como muchos adultos sugieren. Realmente, ha surgido el tema entre los adultos de que las nuevas tecnologías solamente nos perjudican, lo que pasa es que ellos ven el mal uso que hacemos de ellas y lo relacionan con algo malo o extraño ya que en su época no era muy común. Sin embargo, las nuevas tecnologías nos pueden ser muy útiles para muchos casos, por ejemplo, buscar información útil para nuestros trabajos o consultar ciertas dudas que tengamos.
    Personalmente, hablando sobre el tema estudio, yo opto más por los libros físicos o apuntes ya que el mirar mucho rato a la pantalla daña mis ojos y estoy más acostumbrada a estudiar de esa manera. Por el contrario, a clase prefiero llevar todo en un ordenador ya que mi espalda lo agradecerá después.
    Sí, lo ideal sería juntar los aspectos buenos de ambos casos y crear así una situación idónea para el aprendizaje.

  7. Nora Marina Fernández dice:

    Las nuevas tecnologías han logrado un avance en la sociedad,como por ejemplo en el ámbito escolar, pero al igual que algunos de mis compañeros no creo que los libros deban ser remplazados.
    El uso de los diferentes aparatos electrónicos podemos utilizarlo a modo de una ayuda extra, sin embargo no creo que el método de los libros de texto deba ser eliminado.
    Muchos de los alumnos prefieren tomar apuntes o simplemente les resulta más fácil estudiar desde libros de texto que desde ordenadores. Pero también creo que el uso de las tecnologías nos puede ayudar y facilitar en el aprendizaje.

  8. Leire Vázquez dice:

    Al igual que han mencionado mis compañeros anteriormente, estoy de acuerdo con que la tecnología se ha convertido en algo imprescindible en todos los ámbitos de la sociedad, y el ámbito escolar, por tanto, no se queda atrás.

    Son innumerables todas las ventajas y facilidades que nos aporta, pero no deberían sustituir por completo a los libros, si no alcanzar un equilibrio entre ambos, ya que en muchas ocasiones, con los dispositivos electrónicos a nuestro alcance, le restamos importancia a entender y aprender y nos centramos en buscar las respuestas online, mientras que el usar un libro conlleva necesariamente un proceso de entendimiento, necesario para nuestro desarrollo académico.

    En conclusión, aunque la tecnología sí que podría sustituir por completo todo lo tradicional, debería alcanzarse una convivencia entre ambos, que es lo que más podría beneficiar al alumnado.

  9. Mitxel dice:

    Siento estar en la Edad Media… Las nuevas tecnologías, a nivel de aprendizajes, no han aportadoa aún NADA de NADA… Tendremos que esperar… Sólo anoto dos ventajas: rapidez en la información (que no en la selección) e imagen (quien no tiene un dispositivo no es nadie)… ¡Pasémonos a la Edad Media!

  10. ANDONI GÁLVEZ MONTERO dice:

    Al igual que la mayoría de mis compañeros creo que los libros no son para nada reemplazables por las nuevas tecnologías. Aunque estas nos puedan llegar a resultar muy útiles no considero que sean del todo eficientes para usarlas a diario y en todo momento. Sí que es verdad que pueden ser de gran utilidad en algunas clases pero a modo de ampliación del trabajo dado en clase,.No creo que puedan llegar más allá, de momento. La mayoría de estudiantes estamos acostumbrados a leer de un libro y a trabajar sus apuntes en él y además las nuevas tecnologías pueden ser una distracción para nosotros.
    Yo personalmente creo que el uso de estas debería de estar limitado a trabajos de ampliación o de investigación pero no deberían ser utilizadas muy habitualmente en el aula ya que estas rompen el ritmo del alumnado y del profesor.

  11. ANDONI CALVO ACEBEDO (2B) dice:

    Desde mi punto de vista, y coincidiendo con muchos de mis compañeros, el libro de texto es un material educativo que jamás debería desaparecer de la enseñanza. Si es verdad que el frenético desarrollo de la tecnología en estos últimos años nos ha aportado innumerables beneficios a nuestra vida cotidiana, haciendo a esta mucho más liviana y cómoda. Sin embargo, intentar aplicar estas nuevas comodidades a la educación lo considero, francamente, un error. Debido a que principalmente más que apoyarnos y hacernos más fácil el estudio nos está convirtiendo en «estudiantes sin raciocinio» me explico, hoy en día cuando nos surge un problema al cual no le podemos dar solución así de primeras, en vez de pararnos a sopesar diferentes soluciones, leer la idea que se nos presenta en el libro, comparar diferentes puntos de vista… recurrimos directamente a Internet en donde con simplemente poner nuestra duda o pregunta así tal y como se nos ha planteado en un inicio, obtenemos nuestra respuesta inmediata y, en la mayoría de los casos, ni los molestamos en leerla y comprobar a ver si responde a lo que estamos buscando o no, simplemente la copiamos y pegamos y la entregamos como si fuese una idea desarrollada por nosotros mismos. Es por eso que considero que el libro de texto es el utensilio o elemento cumbre de la educación ya que este nos obliga a pensar por nosotros mismos, a sacar nuestras propias conclusiones y sobre todo lo más importante a leer leer y volver a leer diferentes textos hasta encontrar aquel que más se adecua a aquello que estamos buscando.

  12. Mitxel dice:

    Excelente, a mi modo de ver, la reflexión de Andoni. «Nos estamos convirtiendo en estudiantes sin raciocionio»…

  13. Xabier Fernández Sánchez dice:

    Personalmente, creo que la tecnología va a representar el futuro en muchos aspectos de la vida, entre ellos la enseñanza, pero su uso en la misma está aún dando sus primeros pasos.
    Y es que, por muchos problemas que la tecnología pueda dar, sus ventajas son capaces de revolucionar el mundo de la educación. Ya sea el tener cientos de libros, apuntes y explicaciones en un dispositivo incluso más pequeño que un sólo libro, o la colosal cantidad de información que uno puede encontrar en Internet… hace que combinar los métodos actuales de enseñanza con las nuevas tecnologías sea algo muy prometedor.
    Sin embargo, no podemos olvidar los aspectos negativos: la información puede de ser de fuentes de dudosa reputación, la batería de un dispositivo inteligente puede no ser suficiente para poder ser usado en todas las clases, posibles problemas de vista por mirar demasiado a una pantalla, la posibilidad de distraerse de la clase, la facilidad de copiar…
    Aun así, soy optimista en este aspecto, y creo que, aunque nos lleve varios años, varios de estos defectos se podrán solucionar, como ya se ha hecho en el pasado. Puede que aún sea pronto para dejar de lado los métodos de estudio actuales de golpe, pero en un futuro posiblemente será posible y ventajoso.

  14. Sheila Gonzalez dice:

    En mi opinión, cada vez son menos imprescindibles los libros en las aulas debido a los nuevos avances tecnológicos que se están dando. Definitivamente, es lo que nos espera en un futuro, ya que poco a poco están desapareciendo los libros en todos los diferentes centros educativos. Aunque, a decir verdad yo siempre he dicho y diré que me parece mucho mas practico estudiar de un libro que de un aparato electrónico . También, hay que tener en cuenta, lo rápido que podemos obtener información de cualquier tipo de fuente para hacer diferentes trabajos, y por ello es una gran ventaja. Por ello, depende desde que punto de vista lo miremos, podemos ver que existen diferentes ventajas y desventajas.

  15. Iker Domínguez Hernández dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que se comenta en el texto. Las clases son mucho mejores cuando se utilizan otros medios además del libro de texto tradicional, es decir, vídeos en la pantalla digital o fotos sobre el tema que se está tratando. La materia puede hacerse mucho más comprensible e incluso entretenida. También es verdad que tanto eliminar el libro de texto (o los apuntes que nos dan los profesores) como hacer un copia-pega del libro y ponerlo en la pantalla no es correcto. Lo idóneo es trabajar con la teoría en mano y que los profesores la vayan complementando con fotos, vídeos, etc. Además, los recursos digitales se pueden aplicar para hacer tests de repaso entre otras cosas.

  16. Iker garcia dice:

    Las nuevas tecnologías pueden ser de gran ayuda hoy en día ya que a la hora de explicar o aprender algo imágenes o vídeos explicativos son imprescindibles. Por otro lado aprender de un libro es más cómodo además de que puedes hacer anotaciones con mayor facilidad. Por otro lado, a hora de estudiar con un ordenador o con un móvil es más fácil despistarse ya que te están llegando mensajes o notificaciones que hacen que no estés 100% centrado en el estudio.
    Para lo que los móviles u ordenadores es innegable que son mejores es para la búsqueda de información que se hace más corta qué buscando una en una enciclopedia o un libro.

  17. MIKEL FERNANDEZ ARROYO dice:

    ¿Es necesario el uso del libro texto? En algunas fases del proceso de enseñanza-aprendizaje son necesarios pero la actividad docente no puede quedarse reducida a usar libros de textos. El libro de texto es un material, podríamos catalogar de consulta, al que el alumno acude a consultar y leer aquella información relevante y relativa al contenido a aprender. Sin embargo, hoy en día cualquier docente puede crear documentos teóricos de manera muy sencilla acerca de los contenidos a explicar y proporcionárselos a sus alumnos de diferentes formas (email, web, fotocopias…).

    El debate, a mi juicio, se reduce a quién le interesan los libros. Las familias necesitan un material de apoyo para poder ayudar a los alumnos. Sin los libros de texto se hace más necesario una coordinación y un vínculo más estrecho con el docente. A las editoriales de libros les interesa mantener su cuota de mercado como empresa que factura y con su objetivo mercantil de ganar dinero. Las administraciones públicas usan el libro de texto y su gratuidad como arma electoral y de inversión en mejora de la educación. Hay docente que se sienten muy cómodos siguiendo una ruta marcada por los libros y sin que ellos tengan que ampliar nuevos horizontes educativos.

    Con todo este caldo de cultivo y todas estas visiones, aparece el debate. Creo que los libros de texto son necesarios en ciertos momentos, sobre todo los fungibles de infantil y primer ciclo de educación primaria, pero que la importancia de los mismos va decayendo conforme el alumnado adquiere autonomía y desarrolla las competencias. Lo que no se puede usar es el debate objetivo de la utilidad de los libros de textos con fines partidistas y económicos, usando así una demagogia educativa.

  18. MIKEL FERNANDEZ ARROYO dice:

    En algunas fases del proceso de enseñanza-aprendizaje son necesarios pero la actividad docente no puede quedarse reducida a usar libros de textos. El libro de texto es un material, podríamos catalogar de consulta, al que el alumno acude a consultar y leer aquella información relevante y relativa al contenido a aprender. Sin embargo, hoy en día cualquier docente puede crear documentos teóricos de manera muy sencilla acerca de los contenidos a explicar y proporcionárselos a sus alumnos de diferentes formas (email, web, fotocopias…).

    El debate, a mi juicio, se reduce a quién le interesan los libros. Las familias necesitan un material de apoyo para poder ayudar a los alumnos. Sin los libros de texto se hace más necesario una coordinación y un vínculo más estrecho con el docente. A las editoriales de libros les interesa mantener su cuota de mercado como empresa que factura y con su objetivo mercantil de ganar dinero. Las administraciones públicas usan el libro de texto y su gratuidad como arma electoral y de inversión en mejora de la educación. Hay docente que se sienten muy cómodos siguiendo una ruta marcada por los libros y sin que ellos tengan que ampliar nuevos horizontes educativos.

    Con todo este caldo de cultivo y todas estas visiones, aparece el debate. Creo que los libros de texto son necesarios en ciertos momentos, sobre todo los fungibles de infantil y primer ciclo de educación primaria, pero que la importancia de los mismos va decayendo conforme el alumnado adquiere autonomía y desarrolla las competencias. Lo que no se puede usar es el debate objetivo de la utilidad de los libros de textos con fines partidistas y económicos, usando así una demagogia educativa.

  19. Marina Calleja Heredia dice:

    Es muy difícil pensar que el libro de texto pueda ser destronado por cualquier tipo de medio digital ya que el libro de texto aporta una facilidad de lectura, de manejo y de compresión a la que creo que no llega una pantalla por el mero hecho de que es mas difícil de manejar. Eso no quiere decir por supuesto que no se vayan a usar estas ultimas y cualquier aparato que la técnica nos vaya proporcionando pero debería ser usado según la posibilidades que tenga, veo muy difícil estudiar de la pantalla de una tablet u ordenador si bien son medios utilísimos para otras tareas, por ejemplo la búsqueda y comparación de información para trabajos, el acceso ilimitado prácticamente a fuentes de información que antes solo eran accesibles para expertos, etc. Pero para todo ello debemos tener una base o una estructura central a la que recurrir continuamente y ahora mismo no veo otra alternativa al libro porque para que se va a cambiar algo que esta funcionando muy bien.

  20. Claudia Carreira Seijas 2B dice:

    Desde mi punto de vista, no existen mejores elementos de aprendizaje que un libro y un buen profesor. Estos nos proporcionan información precisa y adecuada a nuestro nivel, que nos facilitará la comprensión. El intento de uso de las nuevas tecnologías como sustitutas del libro de texto creo que no es lo más acertado debido a que, aunque sí es cierto que en Internet hay más información de todo tipo, gran parte de esta no tiene veracidad o está escrita de tal modo que escapa de nuestra comprensión, por lo que nos dedicamos únicamente a copiarla literalmente sin cuestionarnos nada. Sin embargo, estas herramientas pueden servir de gran ayuda como complemento a un libro de texto, siempre y cuando seamos capaces de seleccionar la información adecuada y que realmente nos interesa.

  21. Josué Ruiz Rodríguez 2º A dice:

    Como otros compañeros han dicho, creo que aún a día de hoy, la mejor opción para estudiar son los libros físicos. Aunque muchos vean el uso de libros de texto como un «atraso» tecnológico, creo que son más útiles, pueden durar más años, …
    Por otra parte, posiblemente el uso de ordenadores en el colegio traerá consigo grandes problemas en la vista de muchos. Aunque tal vez sean más incómodos a la hora de llevarlos todos al colegio, son más cómodos para tomar apuntes, porque con el ordenador u otros dispositivos, se debería tener un cuaderno aparte donde tomar pequeñas anotaciones.
    Finalmente, creo que el medio más útil y beneficioso es el uso de los apuntes que proporcionan los profesores subiéndolos a las plataformas del colegio, porque así los alumnos pueden decidir si llevarlos impresos o llevar el ordenador al colegio.

  22. Erlantz Negueruela dice:

    En mi opinión, los libros digitales perjudican el trabajo de los alumnos. Solo hay que mirar las clases en las que los profesores nos permiten utilizar cualquier aparato electrónico, la mayoría de los alumnos están jugando a algún juego, viendo videos… es decir hacen de todo menos atender en clase. También creo que llevar y traer todo el rato un ordenador de casa al colegio puede llegar a ser cansino y para acabar, los problemas de vista que conlleva estar todo el rato usando un ordenador.
    Por eso, estoy a favor de la utilización de libros físicos y no, digitales

  23. Judith Cid dice:

    Como todos sabemos, cada vez es más frecuente la sustitución de los libros de texto por las nuevas tecnologías en las aulas. Si bien es verdad que este nuevo método de enseñanza es más práctico (ya que los alumnos cargan menos peso al reducir considerablemente el número de libros) y más completo (pues tenemos a nuestro alcance infinita información en cualquier momento), en mi opinión la tecnología nunca superará al papel. Creo que los libros de texto son la mejor opción a la hora de estudiar o leer un temario, y aunque el sistema educativo este fallando, el incremento del uso de las nuevas tecnologías no será una solución.

  24. Iria Carro dice:

    Es verdad que hoy en día los institutos están intentando cambiar los libros de texto por las nuevas tecnologías, pero en mi opinión, los libros de texto no tendrían que ser sustituidos, ya que, pienso que es más fácil a la hora de estudiar o incluso a la hora de leer el temario.
    Por otro lado, a la hora de usar los aparatos electrónicos, los alumnos en la mayoría de las clases están jugando, haciendo algún deber que tenía para el mismo día…, en definitiva, el uso de las nuevas tecnologías en los institutos perjudica la atención de los alumnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: