DEBATE 157: ¿Realmente, un piropo es un acto machista? (II de la 3ª)

Todo comenzó cuando leí un par de artículos (escritos por respetadísimas feministas) en el que comparaban los piropos con el acoso sexual. Lo cierto es que nunca me había parado a verlo desde ese ángulo y de primeras lo di por válido. Hasta que comencé a recordar situaciones en las que había sido piropeada y, ¡sorpresa!, me había gustado. Es verdad que no conocía de nada a ese chico que se cruzó conmigo por la calle y que giró su cuello al pasar por mi lado al grito de “¡guapa!”, pero me encantó igualmente. Me dio un subidón de adrenalina y llegué con una sonrisa de oreja a oreja a mi casa.

El problema está en que, según los artículos que había leído, mi actitud no había sido la esperada para una mujer que quiere ser considerada feminista. Tenía que haberme sentido atacada, acosada, sucia… Tendría que haberle gritado al chico que se fuese a la mierda y haberlo denunciado en redes sociales. Ajá. Pues no, queridas y queridos. A mí, me gustó. Y claro, yo me pregunto, ¿puedo seguir siendo feminista si no me molesta que un hombre me diga que le parezco atractiva?

Recuerdo un verano en la playa, cuando yo tenía unos 18 años, que me fui de vacaciones a la playa con mis padres. Estaba con mi madre debajo de la sombrilla cuando un chico de unos veintipocos se acercó a ella y le dijo: “Señora, tiene usted una hija muy guapa”.

En ese momento me puse roja como un tomate, mi progenitora le dio las gracias y mi apuesto pretendiente desapareció entre las olas. A día de hoy, mi madre a veces recuerda aquella anécdota y creo que en sus palabras está la clave de todo este embrollo con los piropos ‘machistas’: “Antes las personas tenían educación”. Exacto.

En mi humilde opinión, no creo que los piropos en sí sean machistas. Creo que depende del tono, la situación y la persona que hace uso de ellos. También he tenido experiencias negativas al respecto. Más de una vez he tenido que aguantar al típico baboso que se te queda mirando el escote al tiempo que balbucea: “Menudo par de tetas, guapa”.

Claro está que esto ni me gusta ni lo tolero. Pero no porque el piropo en sí sea machista, repito, (más que nada porque es verdad que gasto una talla bastante considerable de sujetador y que la gravedad aún no ha hecho mella en ellas), si no por lo poco educado del comentario y lo fuera de tono que está. Además, no es lo mismo que te digan “guapa” que alaben el tamaño de tus pechos con un claro matiz sexual que da bastante grima.

Pero repito, ¿son en sí mismos machistas los piropos? Sigo creyendo que no y eso que hasta la RAE me lo pone complicado: “Dícese del dicho breve con que se pondera alguna cualidad de alguien, especialmente la belleza de una mujer”. Vaya, pues va a ser que lingüísticamente hablando lo mismo lo son un poco. Me da igual, creo firmemente que el piropo no es machista, lo es la actitud del ‘piropeador’. Dicho queda.

Tomado de www.lasexta.com

También te podría gustar...

21 Respuestas

  1. Sofia Mena dice:

    Aunque estoy de acuerdo con lo que dice el texto respecto a la diferencia entre ciertos piropos, no comparto la idea de que los piropos callejeros no sean machistas. Es verdad que hay distinción entre los ejemplos propuestos por la autora, pero hasta donde llega el límite de lo apropiado. Cada persona puede reaccionar a un comentario de distuntas maneras. La misma situación que hizo que la autora se sintiera alagada puede que a mi me incomode. Teniendo en cuenta que nadie tiene la necesidas de piropear a otros,  que todos tenemos el derecho de ir por la calle sin que nadie nos de su opinion sobre nosotros y que queda demostrado que a muchas personas les desagradan estas situaciones , se consideren machistas o no (repito a mi si me lo parecen), queda bastante claro que nos para nada apropiados.

  2. Iker Domínguez Hernández dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con la redactora porque la connotación de un piropo depende del tono con el que se haga. Si tiene una connotación sexual está bastante claro. En los otros casos en los que se piropea a alguien (en este caso chicas) el objetivo puede ser el de expresar sus sentimientos de manera sincera y abierta.
    Respecto a que los piropos sean machistas diría que depende, como he subrayado antes. Lo que me irrita es que hoy en día cualquier actitud se considere machista, al igual que mucha gente utiliza la excusa de los “derechos” (muchos de los cuales e inventan) para defenderse de algo o atacar a alguien. Yo tengo el derecho de libertad de expresión y de decir lo que quiera a quien quiera. Aquí entra más la decencia de cada uno.
    Además, la visibilidad que se da de estas situaciones es curiosa porque parece que solo les ocurre a las chicas cuando nosotros (en menor medida) también nos sentimos incómodos ante estos “halagos”.

  3. Nerea Orobio dice:

    Como se menciona en el texto, la interpretación de los piropos depende de varios factores. Por un lado, es de gran importancia el tono con el que se dice, ya que, si se expresa desde el respeto y educación no tiene nada que ver con esos piropos que acaban molestando más que otra cosa. Por otro lado, también depende de la persona que lo diga. Es decir, que lo diga una persona cercana a ti siempre va a ser mejor recibido que lo diga una persona que no conoces, puesto que al fin y al cabo con una hay confianza y con la otra no. Sin embargo, a pesar de todo esto, también consideró que depende mucho de la persona, ya que hay quienes se sienten halagados con este tipo de comentarios y quienes, por otro lado, tan solo se sienten incomodados. Es por ello que hay que tener en cuenta estos factores y pensar en cómo se podría sentir esa persona al escuchar estos piropos.

  4. maitane llanos dice:

    por lo que veo, el verdadero problema de los piropos es que se falta el respeto a las mujeres ya que ninguna persona sea del sexo que sea tiene derecho a interrumpir la tranquilidad de otro individuo. Además, es interesante el hecho de que solo se piropea a la mujer cuando está sola, pero cuando va de la mano de un hombre no se escucha una palabra. Es por esto que lo considero machista, por que si no se atreven cuando hay hombres delante es porque son conscientes de que es una falta de respeto.

  5. Naia Maqueda dice:

    Estoy completamente de acuerdo con Sofía y Maitane al considerar dichos piropos machistas. No hay ninguna necesidad de gritarle a alguien que no conoces (tanto hombres como mujeres!!) por la calle “guapx” u otra serie de comentarios sexuales (o no) porque no sabes qué reacción vas a provocar en ellxs. Y que muchas de las veces que ocurra eso sea por parte de hombres a mujeres es innegable, sobre todo si las mujeres no van acompañadas de hombres. Me gustaría saber a cuántos chicos que se quejan de que solo se da visibilidad cuando se trata de piropos a las mujeres les ha ocurrido esto cuando iban solos, porque estoy segura de que la respuesta es muy pocas veces comparado con nosotras. Y ya ni hablar de cuando van con compañía masculina, que a diferencia de las mujeres que van con compañía femenina, a ellos apenas les ocurre una situación como la mencionada en el texto. Y yo (al igual que muchas amigAs) he experimentado esos casos y más de una vez por lo que sé de lo que hablo.

  6. Xabier Fernández Sánchez dice:

    Estoy bastante de acuerdo con el texto. Creo que denominar a todos los piropos como machistas es generalizar demasiado, al igual que calificarlos a todos de no machistas, puesto que depende casi por completo de la persona, el tono, el comentario, el contexto… Tengo mis dudas a la hora de calificarles de un lado o del otro, o incluso de si realmente merece la pena hacerlo y acabar generalizando. Un comentario hacia la belleza de una persona puede tener connotación sexual e incluso ser intimidatorio, pero no por ello deberíamos tachar de machista el hecho de comentar la belleza de alguien en todos y cada uno de los casos.
    El machismo es un asunto realmente serio, pero aquellos colectivos que se toman el movimiento feminista de manera excesivamente radical, a menudo envueltos con polémicas en los medios de comunicación, acaban manchando y dando una mala imagen al movimiento (fruto de la ya mencionada generalización), y resulta, a mi juicio, decepcionante que algo que debería ser tan universal como la igualdad al margen de aspectos como el sexo sea mal visto por este motivo.

  7. Mitxel dice:

    Excelentes reflexiones. Me quedo con la de Mikel…

  8. ANDONI GÁLVEZ MONTERO dice:

    Estoy bastante de acuerdo con el texto en varios puntos pero en desacuerdo con otros. En primer lugar creo, al igual que algunos de mis compañeros, que los piropos pueden resultar agradables o desagradables dependiendo del tono con el que se digan. Si, por ejemplo, el piropo se hace gritando no creo que sea apropiado ya que si quieres expresar tus sentimientos u opinión sobre esa persona la mejor manera sería acercarte a esa persona y decírselo amablemente.
    En muchas ocasiones las personas (mayormente las mujeres) tienen que soportar numerosos «halagos» mientras van por la calle que pueden resultar un tanto molestos y encima la mayor parte de las veces no se hacen desde el respeto si no con otras intenciones. Por eso, si un grupo de hombres empieza a gritar a una mujer mientras va tranquilamente andando por la calle yo sí que lo considero un acto machista porque cuando van acompañadas de un hombre esto nunca ocurre.
    Por último, al igual que mi compañero Xabier quiero recalcar que el machismo es un tema muy serio y que también creo que algunas personas que llevan este movimiento a lo radical, que lo ensucian por completo.

  9. Sheila Gonzalez dice:

    Estoy completamente de acuerdo con el texto, con que depende de la persona se puede considerar un piropo machista o no. Hay que tener un cierto tacto a la hora de soltar un piropo por la calle, y parar a pensar en lo mal que puede llegar a sentar a una persona. Son varios los factores que nos dan una interpretación sobre estos piropos, como pueden ser el tono en el que se digan, la confianza hacia esa persona… Es importante no añadir ningún matiz sexual, porque eso lo único que da es grima hacia esa persona.

  10. Ane Sanz dice:

    En mi opinión, como dice el texto, un piropo se puede considerar machista dependiendo del tono, situación, a quien y como va dirigido…. muchas veces, las chicas nos sentimos intimidadas cuando vamos por la calle por las miradas y piropos que sueltan los chicos y de ahí ese miedo a salir solas por la calle (especialmente de noche) y ese miedo a ir un poco escasa de ropa aunque se quiera ya que aunque te digan un piropo sin ninguna mala intención, la realidad es que nadie sabe las intenciones de cada uno. Hablo del miedo de las chicas porque aunque también existan casos de chicas que piropean a chicos no es ni comparable el número de casos que existen.
    A todas las chicas nos gusta sentirnos guapas y sentir que gustamos al resto. Por eso, a todas nos gusta que nos digan lo guapas que estamos pero siempre con respeto y en la situación y tono adecuado. La cantidad de ropa que llevamos puesta no determina la cantidad de respeto que merecemos.

  11. Nora Marina Fernández dice:

    Al igual que mis compañeros opino que los piropos dependiendo del tono se pueden tomar de una forma u otra, sin embargo a me parecen innecesarios y en la mayoría de ocasiones repulsivos. Cuando vas por la calle tranquila/o y de repente escuchas un silbido hacia tu persona, un comentario o un alago lo que sientes inmediatamente es desconfianza e intimidación, independientemente de que sea un piropo, el simple hecho de que una persona que no te conozca de nada es decir, un desconocido/a se crea con el derecho de poder gritarte muestra la superioridad que siente hacía ti.
    Creo que en el año en el que estamos debería estar claro que a nadie le gusta que le griten por la calle sea mujer sea hombre.

  12. Ander Arias dice:

    Estoy de acuerdo con gran parte de las cosas que dice el texto. Como menciona la autora, el piropo puede ser positivo o negativo dependiendo del tono en que se diga y de la confianza que haya con la otra persona. Si la otra persona te dice un piropo de manera educada y sabiendo que no te va a resultar desagradable, no lo veo como algo malo, todo lo contrario.
    Últimamente puede que haya más gente que ‘halague’ de manera ofensiva, y como bien cita la autora, creo que se debe a la falta de educación.

  13. Leire Vázquez dice:

    Al igual que han mencionado varias de mis compañeras anteriormente, aunque bien es cierto que en ocasiones los piropos puedan no resultar tan ofensivos como en otras circunstancias, siempre van a ser indeseados. Personalmente, no me gustaría recibir un «halago» por mi aspecto por parte de un desconocido. Me parece y siempre me parecerá algo totalmente fuera de lugar, que nadie debería usar sin el consentimiento del otro individuo. Ya basta de tratar de suavizar lo que nos hace incomodar a la gran mayoría de las personas. Y más cuando estos nos cosifican o humillan.

  14. Adrián Gordo Martínez dice:

    En mi opinión creo que se está exagerando al considerar el piropo como machismo, habría que analizar la situación de cuándo se dice y cómo se dice. Creo que si a una mujer se le dice que tiene unos ojos bonitos, qué es guapa, etc., no se tendría que tomar como una ofensa, como si el hombre quisiera demostrar algún tipo de fuerza o poder, siempre y cuando se diga en un tono cordial, de la misma manera que la mujer puede decírselo a un hombre.
    Debido a los extremismos, al feminismo como al machismo, hace que se regulen tanto el comportamiento de todas las personas que al final seremos androides, iremos por la calle mirando hacia delante sin poder mirarnos, sin poder hablar ni opinar, porqué siempre habrá alguién que se sienta ofendida/o, cualquier gesto puede ser mal interpretado y considerarse machista, el ejemplo lo tenemos en que el piropo pueda llegar a ser por ley un delito, me parece exagerado, creo que el objetivo de estos movimientos tan rádicales es salir solo en los medios de comunicación, y se está consiguiendo dañar mucho a las futuras relaciones sociales, algo como guiñar un ojo para saludar o sonreir, serán también considerados como machistas.

  15. irati bartolome (2Bach) dice:

    En mi opinión como varias compañeras han dicho ya anteriormente, no veo la necesidad de gritarle a alguien que es desconocido ( de ambos sexos) algo como guap@ o algún tipo de piropo, son innecesarios esos tipos de comentarios. En el caso de las mujeres, muchas veces nos sentimos intimidadas por esos comentarios, ya que en mi opinion vienen de gente desconocida y el tono normalmente no suele ser el adecuado. Porque en mi opinion no es lo mismo decir que guapa/ guapo es esta persona que ha pasado o gritar desde un coche con las ventanillas bajadas guapa y silbar. Normalmente la reacción a estos tipos de actos suelen ser sentirte intimidad@ o desconfiad@, por tanto en el siglo en el que estamos creo que deberíamos de tener todos mas conciencia de los comentarios que podemos decir y como pueden afectar a las personas.

  16. Andrea Villanueva Santibáñez dice:

    En desacuerdo con la autora de este texto, diré que para mí un piropo es un acto machista. Ningún desconocido tiene que alabar mi belleza por la calle si yo no se lo he pedido. Y recalco, desconocido. Porque que mi abuelo o mi padre me llamen guapa, obviamente no me molesta.
    En cambio, en los referente a los piropos callejeros no es solamente el tono lo que nos causa cierta repulsa, sino el sentirnos como un objeto al que se le puede decir lo que sea. Y sí, puede que algún hombre haya vivido la misma situación, por lo que se sentirá identificado en que es muy incómodo. También me apuesto lo que sea a que la cantidad de hombres que han experimentado el ser gritados cualquier piropo por la calle es menos de un cuarto que el número de mujeres que han vivido lo mismo.
    Yo es que realmente no entiendo el fin de decirle a una mujer por la calle lo que piensas de su belleza o de su cuerpo, realmente no hace falta y puedes ahorrártelo o pensarlo para ti mismo.
    En conclusión, cada mujer puede pensar lo que quiera, pero a mí un piropo no me halaga, así que creo que los hombres que tengan pensado soltar lo primero que se les pase por la cabeza al ver a una mujer por la calle, deberían pensar dos veces y mantenerse callados.

  17. Rubén Moreno García dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice la redactora de este articulo, ya que un piropo no tiene porque ser siempre un acto machista, puesto que depende casi por completo de la persona, el tono, el comentario y el contexto en el que se dice. Si la otra persona te dice un piropo de manera educada, sin ninguna intención de que resulte ofensivo y sabiendo que no te va a resultar desagradable, yo no lo vería como algo malo.
    Últimamente puede que haya más gente que ‘halague’ de manera ofensiva, y como bien cita la autora, creo que se debe a la falta de educación.

  18. IGOR FERNÁNDEZ DÍEZ dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con la redactora porque la connotación de un piropo depende del tono con el que se haga. Si tiene una connotación sexual está bastante claro. En los otros casos en los que se piropea a alguien (en este caso chicas) el objetivo puede ser el de expresar sus sentimientos de manera sincera y abierta.
    También considero que depende mucho de la persona, ya que hay quienes se sienten halagados con este tipo de comentarios y quienes, por otro lado, tan solo se sienten incomodados. Es por ello que hay que tener en cuenta estos factores y pensar en cómo se podría sentir esa persona al escuchar estos piropos.

  19. Josué Ruiz Rodríguez 2ºBACH-A dice:

    Estoy en desacuerdo con la autora del texto ya que no creo que ningún hombre tengamos el derecho de gritarle «guapa» o cosas semejantes por la calle a una mujer. Basándome en lo dicho por mis compañeras (teniendo en cuenta que posiblemente pocos compañeros hayan vivido algo semejante), y teniendo en cuenta que nunca me he visto en tal situación, debe sentirse muy incómodo el que te griten por la calle lo que opinan de tu aspecto físico, ya seas mujer u hombre, no necesitas que te «halaguen» por la calle, y menos gente desconocida de la que no conoces sus intenciones a la hora de lazar ese piropo.
    Por otro lado, confieso que yo soy de esos que expresan su opinión frente al aspecto físico de las personas, pero única y exclusivamente de las personas que conozco y con las que tengo relación y siempre de una manera respetuosa.

  20. ANDONI CALVO ACEBEDO (2B) dice:

    Como se dice en el texto y también han comentado algunos de mis compañeros y compañeras, la delgada línea que separa a un piropo y el «piropeador» de un babosos y su comentario fuera de tono reside en eso mismo, en el tono con el que quieres hacer llegar tu opinión sobre el aspecto físico de la otra persona. Dicho esto, algo básico y que por ello todos y todas deberíamos saber es que cualquier tipo de comentario que se hace sobre otra persona y más si es sobre su físico debe ser hecho desde el más absoluto de los respetos. A pesar de que la entonación del piropo sea decisiva para determinar si resulta machista o no, también puede depender de otros factores como lo es la persona que recibe el piropo. Como nos ha comentado esta chica en el texto puede resultar que para alguien el piropo sea un tanto atrevido y fuera de lugar mientras que a otra persona le puede servir para ensalzar su ego.

  21. Iker García dice:

    En mi opinión hay distintos tipos de piropos, decirle a una chica que qué guapa va o qué guapa es no creo que sea machista. Por otro lado, gritar a una chica que va por la calle que no conoces de nada algo cómo «Qué buena estás» sí me parece machista y es un acto que puede asustar a la chica, ya que los piropos dependen del tono y situación en el que sean dichos. Por lo que, en mi opinión, para que un piropo no sea machista debe de ser dicho desde el respeto y sabiendo que a la chica no le va a ofender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: