DEBATE 158: ¿Por qué los adolescentes empiezan a beber? (III de la 3ª)

En las etapas inicial y media de la adolescencia (desde los 11 a los 17 años), los jóvenes desarrollan una imagen propia, un rol que buscan proyectar y potenciar ante los demás. El desarrollo de la personalidad provoca en el adolescente la necesidad de independencia frente al núcleo familiar y la búsqueda de integración en grupos sociales. Esta necesidad de pertenecer a un grupo puede llevar a los jóvenes a desarrollar comportamientos de riesgo, como el consumo de alcohol. Los hábitos llevados a cabo dentro del entorno de familia y amigos son cruciales a la hora de prevenir o fomentar el consumo de alcohol.

El adolescente también desarrolla en este tiempo una sensación de fortaleza e invulnerabilidad, lo que puede acarrear que el joven desarrolle comportamientos de riesgo y comience a consumir alcohol y drogas.

Tomado de https://cuidateplus.marca.com

 

También te podría gustar...

36 Respuestas

  1. NAIA MAQUEDA dice:

    Muchas veces son las ganas de ser «guay» lo que lleva a los jóvenes a consumir sustancias alcohólicas, y otras son las llamadas influencias. Es decir, los jóvenes cuyos amigos consumen alcohol y quedan para hacer botellones, se sienten apartados y como que no encajan en su propio grupo, la mayoría de las veces (no todas) y sobre todo si se trata de los más jóvenes. Aún así, muchas veces las malas experiencias en este ámbito te hacen aprender a controlarte o te hacen decidir no beber más, y te das cuenta o te arrepientes de lo hecho con anterioridad. Pero, cada uno es libre para hacer lo que quiera, aunque no vendría nada mal charlas, experiencias de otros o incluso un pequeño susto para darse cuenta de las posibles consecuencias del consumo de alcohol, sobre todo cuando se empieza desde muy joven.

  2. Nora Marina dice:

    Al igual que mi compañera creo que normalmente los adolescentes comenzamos a consumir alcohol debido a que queremos sentirnos integrados en nuestro grupo de amistades ya que si no lo haces te calificarán de aburrido/a, sin embargo creo que hoy en día está más normalizado dentro de los grupos el no beber alcohol ( con esto no quiero decir que ya no se consuma ) simplemente que si alguien no quiere se le respeta lo cual debería ser algo normal. También se da el caso de muchos adolescentes los cuales comienzan a consumir pars evadirse de los típicos agobios y problemas que se tienen a esta edad.

  3. Mitxel dice:

    Se ve que ésto de la «botella» no es exclusivo de nadie. Cosa curiosa son las dos primeras intervenciones… Sobre todo por la hora… ¡Trabajando tan temprano!… Espero que la acumulación de «abstinencia alcohólica» no sirva para el desfogue postcoronavirus. Yo tengo apalabrados, de momento, dos inmensos chuletones… Me saldrá a uno por semana. Ante todo: responsabilidad y personalidad y ésto, en ocasiones exige renuncias.

  4. Nerea Orobio dice:

    Como han comentado mis compañeras, el hecho de beber alcohol suele dar un sentimiento de superioridad o una apariencia de ‘ser mayor’. Por ello, es muy común que cada vez más pronto se empece a beber alcohol, puesto que de esta manera ‘somos mayores’. Sin embargo, algo que alarma es el hecho de que aquellas personas que deciden no beber suelen estar mal vistos por los demás y, de hecho, estos últimos intentan animar a la persona que decide no beber por diferentes razones a que lo haga.

  5. Iker García dice:

    Yo creo que la mayoría los adolescentes empiezan a beber alcohol porque quieren probar nuevas experiencias. Siguiendo por el hilo de querer probar experiencias nuevas, yo creo que la influencia de tus padres tiene algo que ver, cuando, por ejemplo, con 13 años ves a tu padre tomándose una cerveza, tienes la curiosidad de cómo sabrá y te dan ganas de probarla. Otro de los motivos más comunes es seguir las modas, es decir, si tus amigos han empezado a beber, tú empiezas simplemente para ser igual al resto. En mi opinión se deberían dar charlas en los colegios sobre lo perjudicial que puede ser el alcohol en le sociedad y, sobre todo, en los adolescentes porque, creo, que hay momentos para todo y el momento de empezar a beber cuanto más tarde sea mejor.

  6. ANDONI GALVEZ MONTERO dice:

    Al igual que mis compañeros creo que la mayoría de adolescentes beben alcohol por «probar» y para intentar integrarse en un grupo. Yo creo que la edad con la que se empieza a beber alcohol cada vez es menor y como es evidente esto puede conllevar situaciones un tanto escandalosas.
    Como bien han mencionado en otros comentarios, hay mucha gente que intenta animar a sus «amigos» a beber y en ocasiones este decide hacerlo tras sentirse presionado por los demás. Yo creo que no se debería presionar a nadie ya que cada uno debe ponerse sus propios límites.

  7. IGOR FERNANDEZ DIEZ dice:

    Yo creo que la ingesta de alcohol en adolescentes, si bien es un punto más, no depende solamente de las compañías. También hay que tener en cuenta las ganas de descubrir nuevas sensaciones y pasárselo bien, por decirlo de alguna manera, que les impulsan a hacer esto. En todo grupo hay alguien, un pionero, que es el primero en probar cosas nuevas y el resto del grupo no quieren ser menos, así que al final todo el grupo cae en la tentación.
    En sí, esto no me preocuparía por que siempre ha pasado que los jóvenes hayan bebido alcohol. Lo preocupante es ver cuadrillas de niños de 12 años haciendo botellón en el parque de debajo de mi casa, y no puedo evitar pensar que mi primo pequeño tiene esa edad y no me gustaría verle en esa situación.
    Para acabar, independientemente de la edad, cada uno tiene un límite a la hora de beber, límite que ha de encontrar, experimentar, establecer y respetar él solo.

  8. Ander Arias dice:

    Yo creo que los dos motivos principales del consumo de alcohol por parte de los jóvenes son los siguientes: la necesidad de experimentar nuevas sensaciones y la influencia recibida del resto de amigos. Al principio, creen que es un simple momento en el que te descuidas pero puede ir a más y acarrear grandes consecuencias. Al igual que algunos de mis compañeros, veo necesario implementar charlas sobre este tema en los colegios para que vean la realidad gracias a experiencias ajenas y no propias.

  9. Sofía dice:

    Aunque hay excepciones, está claro que los adolescentes entran en el amplio colectivo de los consumidores de alcohol cuando todavía son mas jóvenes de lo recomendado. En mi no experta opinión esto se debe a que relacionamos el alcohol con diversión, aunque en la realidad está más relacionado con el peligro que con otra cosa.

  10. Judith Cid dice:

    Considero que los adolescentes relacionan el alcohol con diversión y con una mayor facilidad para integrarse en un grupo de amigos. En cuanto a adolescentes, consumir alcohol no siempre es una elección completamente voluntaria, ya que si en un grupo de amigos la mayoría bebe cuando hay una fiesta, aquellas personas que no lo hagan pueden sentirse presionadas para poder encajar mejor. El problema de empezar a consumir alcohol a edades cada vez más tempranas es que cuando somos pequeños es cuando más nos dejamos influenciar por el resto y menos capaces somos de tomar nuestras propias decisiones.

  11. Xabier Fernández Sánchez dice:

    Estoy bastante de acuerdo con lo que se dice en el texto. Uno de los principales motivos por los que los jóvenes se plantean el consumo de alcohol, o incluso drogas de otros tipos, es el deseo de integrarse en grupos, donde no se tiene muy en cuenta las consecuencias de lo que esto vaya a implicar. Sin embargo, otro factor importante es el querer buscar nuevas experiencias, donde tampoco se suele tener en cuenta sus consecuencias.
    Comenzar a consumir este tipo de sustancias es potencialmente peligroso para adolescentes, pues la falta de experiencia o de prudencia puede acabar en sustos o, a la larga, en adicciones, por no mencionar la cantidad de problemas que un consumo imprudente puede causar a nuestro cuerpo. Sea cuando sea, ir con prudencia es algo imprescindible cuando probamos algo nuevo, y, en este caso en particular, es de vital importancia.

  12. Andrea Villanueva Santibáñez dice:

    En mi opinión, los jóvenes que empiezan a tomar alcohol lo hacen por experimentar nuevas sensaciones y por dar un paso más hacia el desarrollo de su propio «yo». Además de que las compañías influyen notoriamente en este aspecto debido a las presiones que puedan sufrir los adolescentes por su grupo como bien han apuntado mis compañeros. Estas presiones hacen que se quieran sentir integrados en el grupo y, por tanto, prueben bebidas alcohólicas. Además todos sabemos la adicción que causan por lo que para la próxima vez que estos chicos salgan de fiesta, serán más los que se atrevan a no solo probar, sino también a beber alcohol durante toda la noche.
    Yo creo que cada uno es el responsable de sí mismo, de aceptar lo que quiera aceptar porque quiera aceptarlo y no por imposición. Ser prudente con nuestras consumiciones es responsabilidad de cada uno.

  13. Ane Sanz dice:

    Creo que los adolescentes empezamos a consumir alcohol por que durante la etapa de la adolescencia es cuando empiezas a querer hacer «cosas de mayores» por decirlo de alguna manera. Es decir, durante la adolescencia empiezas a querer probar todo para ver como se siente y además de eso, hay que tener en cuenta la gente con la que te relacionas ya que como han dicho mis compañeros, muchas veces se bebe para no sentirte apartado del grupo… Una vez que los jóvenes prueban el alcohol para la gran mayoría se vuelve «rutina» consumirlo especialmente en las fiestas y al ser principiantes, la gran mayoría no saben controlarse. Por lo que, hasta que no se llevan un susto grande o no pasan una mala experiencia con el alcohol, no aprenden a controlar el consumo de a bebida. Luego, aunque se siga bebiendo, la gran mayoría (no todos) empezamos a saber controlarnos y saber hasta donde puede llegar cada uno para saber cuando tiene que parar.

  14. Mitxel dice:

    Buenas las última palabras de Ane: «Luego, aunque se siga bebiendo, la gran mayoría (no todos) empezamos a saber controlarnos y saber hasta donde puede llegar cada uno para saber cuando tiene que parar». Esto del «saber controlarse» ¿se consique a los 17-18 años? Entonces ¿cuál es la edad del descontrol?

  15. Marina Calleja Heredia dice:

    La mayoría de las veces los adolescentes beben para sentirse integrados en el grupo en el que estan ya que piensan que si no lo hacen seran los raros. Deberíamos conseguir que esto fuese un error y que no nos viesemos influenciados por nuestros amigos. Tenemos que ser capaces de saber tomar nuestras propias decisiones.

    Es necesario saber que a estas edades es peligroso beber por lo que veo necesarias más charlas por parte de expertos y medicos sobre todo a partir de los 13 años.

  16. Mitxel dice:

    ¿Hay alguno de vosotros que no sepa las consecuencias que trae el alcohol?

  17. Josué Ruiz Rodríguez 2º A dice:

    Como mis compañeros han comentado, muchos de los jóvenes comienzan a beber por el hecho de sentirse superior o más «guay», o por presión de sus propios amigos haciendo sentir aburrido o aguafiestas a aquel que no bebe en las fiestas.
    Es cierto que los adolescentes comenzamos a beber a una edad más temprana, presionados por sus amigos, y esto puede traerles diversos problemas porque cada uno debe conocer sus límites y no se debe forzar al resto a hacer cosas que no son capaces de «controlar».

  18. ANDONI CALVO ACEBEDO (2B) dice:

    Al igual que han comentado mis compañeros y compañeras, la iniciación en el mundo del alcohol, y en algunos casos de las drogas, por parte de los menores se debe principalmente a la necesidad de integrarse en el grupo. Lo curioso de esta situación es que, en la mayoría de los casos, esta necesidad de verse integrado no corresponde únicamente a tu grupo de amigos o amigas sino también con la sociedad en general. Ir a una fiesta o evento y ver que todo o casi todo el mundo esta tomándose sus copas con el añadido de esa valentía y alegría que produce el consumo de alcohol, te incita de alguna manera a adentrarte en ese mundillo. Porque, como te suelen decir los de tu alrededor, «Anímate!, que por probar no pasa nada!», hasta que al final te animas tanto que se acaba convirtiendo en una tradición de fin de semana. Otro aspecto que me gustaría comentar son los gustos con el alcohol. En la mayoría de los casos, y digo en la mayoría porque siempre hay excepciones, lo que nos suele gustar del alcohol no es tanto su sabor, (dado que las mezclas que solemos hacer no guardan una proporción razonable entre alcohol y refresco) sino los efectos que este nos produce. De echo, estoy completamente seguro de que si antes de comenzar a beber, nos comentaran el estado en el que nos vamos a encontrar al día siguiente, de no levantarse de la cama hasta las 5 de la tarde y no ser persona hasta la hora de la cena, muchos y muchas se replantearían su consumo. Yo no es que sea partidario de una ley seca ni mucho menos, simplemente quiero decir que la clave de todo esto esta en saber controlarse y esto va tanto para mayores como para jóvenes. El secreto siempre está en la dosis.

  19. Irati Bartolome dice:

    Como ya han dicho mis compañeros anteriormente, la mayoría de adolescentes empiezan a consumir bebidas alcohólicas con el objetivo de mostrar una apariencia de ser mayor o simplemente por estar influenciados por su alrededor. Los adolescentes deberían de ser capaces de saber decidir lo que quieren hacer y no empezar a emborracharse simplemente por miedo al rechazo de la sociedad o de su grupo de amigos.

  20. Mitxel dice:

    ¿Tanto hace que habéis dejado la adolescencia?… Me da qué pensar tanto hablar en pasado…

  21. Sheila Gonzalez dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con mis compañeros, creo que hoy en día cada vez son mas los adolescentes que actúan según las influencias por creerse superiores, aunque no es así. Se creen que consumiendo bebidas alcohólicas pueden aparentar ser mas mayores o incluso en los peores casos lo hacen para ser aceptados en un grupo. Por ello, creo que deberían de implantarse mas charlas, para que vean la realidad y sepan que todo esto a aparte de ser una diversión, también puede acarrear problemas mayores.

  22. RUBEN MORENO GARCIA dice:

    Estoy de acuerdo con lo que se comenta en el texto, ya que en muchas ocasiones gran parte de los jóvenes se mete en el mundo del alcohol y de las drogas debido a que se quieren integrar en diferentes grupos sociales. Y la otra parte de los adolescentes generalmente lo que buscan es probar nuevas experiencias. Pero generalmente los jóvenes cuando se meten en este tipo de mundos no suelen mirar las consecuencias que esto conlleva. Por lo tanto, en mi opinión para solventar este tipo de problemas seria conveniente implantar charlas no solo sobre drogar sino que también sobre el alcohol.

  23. Izaskun Fidalgo dice:

    Como en los otros comentarios , creo que los adolescentes nos metemos en el mundo de la bebida para no ser considerados unos cobardes por el resto del grupo y no ser excluidos de las actividades del mismo, también lo hacemos por probar nuevas experiencias y ese ser parte del grupo y probar cosas nos puede acabar llevando a pasarnos con el consumo de alcohol y que se convierta en una fijación y en que sea nuestra única forma de disfrutar de una salida con nuestros amigos.

  24. Leire Vázquez dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con las ideas propuestas por mi compañeros. En muchas ocasiones, los adolescentes comienzan a beber para encajar entre sus amigos, o porque se sienten superiores a aquellos que no lo hacen. Bien es cierto que, aunque la mayoría de las veces estos sean los motivos principales por los que los jóvenes empiezan a beber, en muchas ocasiones también se debe a la curiosidad y al deseo de experimentar cosas nuevas. El problema es que al empezar tan jóvenes, no saben controlarse y las consecuencias pueden llegara ser catastróficas.

  25. Adrián Gordo Martínez dice:

    En mi opinión, beber les hace sentirse más mayores, pues creen que consiguen ser más sociables, les hace ser más “guay”, tienen miedo al rechazo por decir un “no bebo” y que les consideren como el “rar@” del grupo, creo que damos mucha importancia a la opinión que tienen los demás de nosotros, para que no te excluyan, porque así eres aceptad@ en el grupo.
    Pienso que información sobre estos temas (alcohol, drogas) tenemos mucha, salimos de fiesta y vemos cómo es el comportamiento de la gente cuando pierde el control, el tema es si queremos hacer eso, si tenemos realmente personalidad y lo demostramos (no haciendo cosas que en el fondo no queremos hacer), si queremos aceptarnos tal cómo somos, aunque no coincidamos con los demás (cómo pienso, mi aspecto, mis gustos…)

  26. Julen Sevilla Méndez dice:

    Yo creo que los niños que empiezan a beber, lo hacen normalmente para creerse los «guays» del grupo de amigos. Esto suele traer consecuencias, y más tarde empiezan a probar otros niños de ese grupo. Normalmente hacen esto porque se creen mas sociables y como en esta sociedad nos fijamos en la opinión de los demás, y entonces si alguien ve que no bebes pensarán que eres el raro del grupo. Aún así yo creo que deberían cambiar esos pensamientos.

  27. erlantz negueruela ortega dice:

    En mi opinión, solo hay una razón por la que los adolescentes empiezan a beber en tempranas edades y es para sentirse los más «guays». Estos niños piensan que si hacen cosas de mayores serán tratados con superioridad, es decir, para que hablen de él como si fuera el más guay. Sin embargo, lo único que hacen es perjudicar su salud y su estilo de vida porque si empiezas a beber con 12 años no quiero imaginarme que harán con 20. Una parte del culpa creo que la tienen las tiendas que venden a estos niños las bebidas alcohólicas

  28. SANDRA ANTÚNEZ MARTÍN dice:

    Cada vez más gente comienza a probar alcohol a una temprana edad. En nuestra sociedad esta super normalizado y por ello casi nadie lo considera una droga, simplemente es algo normal que todo el mundo consume. Estaría muy bien que se dieran charlas informativas a los niños pequeños, en colegios, ya que conocer la realidad y los efectos secundarios del alcohol a tan temprana edad sería muy importante.

  29. Natalia Lanza González dice:

    Cada vez se empieza a beber a una edad más temprana, pero, realmente, ¿quién pone el límite? Porque no somos nosotros mismos, sino las sociedad de nuestro alrededor. Vemos a la gente de nuestro entorno bebiendo y sentimos que es lo que necesitamos, que así lo pasaremos mejor; pero lo cierto que cada vez es más común beber con el fin de acabar mal. Los adolescentes ya no beben por tomar algo, o por encajar (que también), sino para acabar por los suelos. Y ahí está el problema, en el descontrol, pero ¿en que momento se pasa a ser conscientes de lo que realmente estamos haciendo? Normalmente cuando ya has acabado mal, ahí es cunado aprendemos.

  30. Iria Carro Lopez dice:

    Hoy en día los adolescentes empiezan a consumir alcohol a una edad más temprana. Todo esto empieza siendo un juego de tus amigos cuando te dicen «por probar no pasa nada». En ese momento es cuando nos sentimos presionados por nuestros amigos y sentimos que tenemos que hacerlo. Los adolescentes de hoy en día nos sentimos influenciados por la gente de nuestro alrededor e intentamos «copiar» lo que los demás hacen. El problema de empezar a beber es que no tenemos control, no sabemos donde está el límite y siempre queremos más. Hasta que un día acabas mal y empiezas a ser consciente de las consecuencias que puede tener el alcohol.

  31. Claudia Carreira Seijas 2ºB dice:

    En mi opinión, creo que entre los adolescentes está muy normalizado que a cierta edad cualquier persona tiene que haber probado el alcohol. Entonces, existe una cierta presión social, que añadida a problemas de inseguridad o aceptación en un grupo, hace que seamos más susceptibles a probarlo. Una vez que lo pruebas, la mayoría de la gente empieza a pasárselo mejor y, a pesar de saber las consecuencias, tratamos de ver sólo las ventajas.
    Aunque se puedan hacer cosas para evitar el fácil acceso de los adolescentes a las bebidas alcohólicas, creo que la solución debe de nacer de un cambio en la sociedad. Por una parte, sería conveniente que el alcohol no estuviera tan aceptado. Por otra parte, los adolescentes nos deberíamos demostrar que somos capaces de disfrutar y sentirnos bien con nosotros mismos sin consumir estas sustancias.

  32. June García Valmaseda dice:

    La mayoría de veces en las que los adolescentes comienzan a consumir alcohol a edades tempranas es debido a que buscan integrarse en un grupo de amigos en el que no hay otra manera de encajar y para aparentar ser «guay». Por otro lado cada vez esta mas normalizado entre los jóvenes el consumo de alcohol y en algunas ocasiones las drogas, y a la persona que no lo hace se la tacha de aburrida, rara… cuando en realidad lo normal seria no consumirlo debido a sus efectos dañinos. En resumen, existe una presión social que junto con las inseguridades que se sufren durante esta etapa y el ansia por probar cosas nuevas provoca que los jóvenes comiencen a beber mas temprano. En mi opinión se deberían de organizar charlas para los adolescentes en los colegios o centros juveniles con el fin de informarles sobre los efectos que el alcohol puede tener en ellos y lo peligroso que puede ser si no se sabe controlar y para hacerles reflexionar.

  33. Iker Domínguez Hernández dice:

    En mi opinión el hecho de que los adolescentes sean propensos a beber alcohol es porque están en un proceso de transición entre la infancia a la madurez. Desde pequeños asociamos el alcohol con los adultos porque a los menores se les está prohibido hacerlo. Entonces cuando empiezan a beber alcohol es como si estuvieran pasando esa puerta que separa la vida. Yo diría que es un intento de pasar de una parte a la otra de la manera más rápida posible y como si fuera cosa de levantarnos un día y decir que somos adultos.
    Cuando los adolescentes empiezan a beber a los 14 años dicen que es para sentirse los “guays”, que más que esta palabra yo lo llamaría “intento fallido de aparentar madurez”. Si empiezan en los 16 esa tontería de ser “guay” se acaba, ya que serías otro más en tu clase que lo hace y es algo normal. Obviamente, si todos tus amigos se van de fiesta y acaban borrachos pues tu al final intentarás hacer lo mismo para sentirte más incluido en el grupo.

  34. Iraide Erkiaga dice:

    Yo creo que los adolescentes (y no tan adolescentes) empiezan a beber alcohol a muy temprana edad debido a las influencias con las que se junten en esa época de su vida. Estas pueden influir notoriamente en su decisión de darle su primer trago a un vaso.
    Además, en caso de no hacerlo, muchos de los integrantes del grupo pensarán que eres raro y empezarán a tener bromas o chistes que solo entienden ellos (se dieron en algún botellón), que tú no entenderás y te comenzarás a seguir fuera de lugar. Por eso, elegir nuestras compañías con madurez y no por estatus social es una importante decisión que se tiene que hacer con cabeza y enfrío, una vez haber pensado mucho las cosas.

  35. Janire Varela García dice:

    La mayoría de nosotros ha probado el alcohol a una temprana edad, sobre los 14 años, o incluso siendo más jóvenes. En mi opinión, el problema no radica en el hecho de haberlo probado; sino en el porqué lo hemos hecho. Generalmente, a estas edades somos más vulnerables, inseguros e impresionables ya que, nuestra personalidad no está completamente desarrollada. Debido a esto, cuando a esas edades vemos a personas mayores que nosotros o de nuestra misma edad consumiendo alcohol lo asociamos con una actividad que todos debemos realizar para disfrutar y sentirnos bien. De esta forma, normalizamos la ingesta de alcohol, dejando a un lado sus peligros. A su vez, otro gran riesgo es el desconocimiento; puesto que con 14 años la reacción de nuestro cuerpo al alcohol es diferente, y generalmente, no sabemos como actuar en caso de que a alguno de nuestros compañeros o a nosotros mismos nos siente mal. Por todo ello, considero que es esencial informar a los jóvenes de los peligros del consumo de alcohol sin control.

  36. MAITANE LLANOS LORENZO dice:

    Recuerdo que en mi clase se empezó a hablar de beber en primero o segundo de la ESO, y en su momento no entendí esas ganas por probar el alcohol. Ahora lo pienso y creo que tiene que ver que a esa edad ansiábamos crecer, y veíamos a los adolescentes hacerlo así que nosotros no íbamos a ser menos. También es algo bastante normalizado en nuestro entorno (en las bodas, Navidades, cumpleaños, quedadas… es costumbre beber) por lo que no teníamos miedo de las consecuencias que podían acarrearnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: