DEBATE 159: Los adolescentes se inician en el «sexting» a los 14 años (IV de la 3ª Ev)

«Send nudes» o «sexting» son términos que hacen referencia al hecho de enviar o recibir fotos, vídeos o mensajes con contenido sexual o erótico a través de cualquier medio tecnológico. Una práctica que cada vez comienza a una edad más temprana y es que, aproximadamente, 1 de cada 3 jóvenes españoles de 17 años ha intercambiado este tipo de contenidos, según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid. De hecho, el mismo informe asegura que el 15% de los menores entre 12 y 16 años admiten haber hecho «sexting».

Pero eso no es todo. Un informe de «Save the Children» afirma que la edad a la que se iniciaron por primera vez en este tipo de prácticas es similar a la que comenzaron a sufrir sextorsión, en torno a los 14 años de media.

Compartir contenido explícito en Internet con otras personas es una actividad que implica un gran riesgo y aunque se presupone confidencialidad y confianza entre las dos partes, esto no siempre se cumple. Con el objetivo de concienciar a las familias sobre esta situación tan extendida entre los menores, desde Qustodio -plataforma líder en seguridad y bienestar digital para familias-, destacan 5 riesgos que los menores pueden sufrir al enviar o compartir este tipo de contenidos:

  1. Sufrir sextorsión. Este tipo de chantaje sucede cuando una persona amenaza a otra con difundir material explícito suyo para conseguir algo a cambio. Se suele dar cuando la persona ya ha compartido previamente este contenido a su interlocutor, por lo que se trata de una situación más común en parejas. De hecho, el 35% de los menores víctimas de sextorsión afirman que la persona que el chantaje lo llevó a cabo la que era su pareja o expareja, según «Save the Children«.
  2. Ser víctima de «grooming». Una de las consecuencias más graves de que los menores realicen «sexting» por chat o redes sociales con desconocidos es que acaben hablando con un adulto que se hace pasar un niño con el objetivo de acosarles sexualmente. Se trata de una situación que ha crecido un 410% en España en los últimos años, según cifras de la Fundación Anar, convirtiéndose en la mayor preocupación de las familias españolas en Internet, tal y como reveló el estudio realizado por Qustodio sobre «Menores e Internet: la asignatura pendiente de los padres españoles».
  3. Problemas de salud. Según un metaanálisis de 23 estudios con 42.000 menores de edad realizado por la Universidad de Calgary, existe relación entre practicar «sexting» y sufrir trastornos como ansiedad y depresión. De hecho, los adolescentes que sextean tienen 1,79 posibilidades más que el resto de padecer estas patologías.
  4. Pérdida de control. Cuando alguien sube o comparte contenido a Internet o a las redes sociales, nunca se sabe en qué sitio web se va a alojar o desde que pantalla se va a ver. No existe manera de controlar esta difusión una vez se ha dado el botón de «enviar», por lo que antes de subir contenido sensible a cualquier red social o web lo mejor es seguir la regla del 10 haciéndose preguntas como: ¿me sentiré orgulloso de esta foto cuando la vuelva a ver dentro de 10 horas? ¿10 días? ¿10 años? Si en ninguno de los casos siente vergüenza de ello, no habría problema.
  5. Responsabilidad penal. Difundir material explícito de menores vulnera el artículo 189 del Código Penal al considerarse difusión de pornografía infantil, incluso, cuando la persona que lo envía también es un menor. Pero no solo eso, ya que difundir material personal de alguien sin su permiso también vulnera el artículo 197. Por lo que estarían cometiendo un delito no solo por enviar, sino también por reenviar. Aunque no conozcan de nada a la persona y aunque la víctima diera en su día su consentimiento a la grabación.

Tomado de www.abc.es

También te podría gustar...

32 Respuestas

  1. Nerea dice:

    No tenía ni idea de los datos que nos muestra este texto sobre la edad con la que muchas personas empiezan a hacer ‘sexting’ y la verdad es que me ha sorprendido. Además, como dice el texto el ‘sexting’ tiene más consecuencias de las que podríamos imaginar desde estar hablando con una persona que no es a sufrir enfermedades y, probablemente, esas personas no tienen ni idea de ello. En mi opinión, una buena manera de que todos los jóvenes sean conscientes de lo que todo esto implica (y una vez serlo, tomen la decisión que quieran, pero sabiendo las consecuencias) es impartiendo charlas sobre este tema en colegios. De esta manera, se podría evitar muchos problemas que radican en el desconocimiento sobre este tema.

  2. Ane Sanz dice:

    Enviar «nudes» tiene muchas más consecuencias de las que nos imaginamos y hay gente que no es consciente de todo lo que puede pasar simplemente por enviar una foto comprometida a tu pareja u otra persona. En el momento en que se envia la persona lo que piensa es que luego esa foto será borrada y que no pasará nada pero el lío viene cuando esa foto no es borrada.
    Muchos adolescentes de 14 a 16 años envian «nudes» ya que creo que todavía a esa edad la gran mayoría no son conscientes de lo que puede pasar. Creo que es un tema del cual deberían recibir más información la gente de esa edad para que no se diesen esos casos. Además es una edad, en la que se empieza a experimentar en este mundo y una edad en la que las hormonas están revolucionadas y el problema de todo esto creo que es que la gran mayoría de jóvenes no tienen toda la información que se debería saber ya que son principiantes, sin experiencia, y sin las suficientes charlas que deberían recibir tanto en el colegio como en casa.

  3. Sofia Mena dice:

    No conocía ninguno de los datos de los que el texto hablaba y me han sorprendido bastante. Yo creo que la solución a esta situación podría ser la educación. Si desde pequeños se habla a los niños sobre este tema y se les informa correctamente creo que sería posible reducir el problema.

  4. ANDONI GÁLVEZ MONTERO dice:

    Al igual que a mis compañeros, a mí también me han sorprendido mucho los datos que nos ha dado el texto ya que me parece muy elevada la cantidad de adolescentes que llevan a cabo la práctica del «sexting». Yo creo que estos datos se deben a la inconsciencia por parte de estos sobre las terribles consecuencias que esto puede provocar.
    Muchos casos de cyberbuylling están muy relacionados con el envío de este tipo de fotos y por esto creo que se debería de evitar esta práctica y sobre todo controlar a los menores para que no lo hagan. Al fin y al cabo en un adulto debería ser lo suficientemente maduro para saber lo que hace pero un menor o adolescente no y por esto creo que una buena idea sería impartir charlas en los institutos para concienciar sobre este tema.

  5. ANDONI CALVO ACEBEDO (2B) dice:

    Sinceramente, lo que más me ha llamado la atención del texto que acabo de leer, más allá del nombre que adquiere la divulgación de fotos comprometidas, ha sido el rango de edades en los que se mueven aquellos que se inician en el <>. A pesar de que me han sorprendido los datos mostrados en el texto, ya conocía de haber visto en la tele esta tendencia de enviar tus fotos comprometidas no solo a tu pareja sentimental sino también a extorsionadores que hay en la red. Desde mi punto de vista, considero que es un tema difícil de tratar debido a que para ello se necesitaría de una tercera persona, más allá del emisor y receptor del mensaje, que controlase aquellos documentos gráficos que se envían. Pero como ya he dicho, eso resulta imposible ya que el padre o madre o quien se preste no puede estar las 24 horas del día controlando los mensajes que envía dicha persona. Lo más efectivo es tomar conciencia de los casos que ya han padecido algunas personas debido a esto y ser conscientes siempre de con quien estamos tratando en la red, a pesar de que, como se cita en el texto, te pueda traicionar hasta la persona que más quieres…

  6. NAIA MAQUEDA dice:

    Al igual que a mis compañeros, me han sorprendido mucho los datos del texto, ya que no me esperaba que se mandasen ese tipo de fotos a tan temprana edad (a partir de los 12 años) ni que tanta gente se haya sumado a ello. Al igual que con el asunto del alcohol o drogas, creo que es la desinformación lo que hace que los jóvenes no sean conscientes de las consecuencias que pueden acarrear ese tipo de fotos (no solo mandarlas, sino también reenviarlas y compartirlas con otros aunque sea solo por hacer gracia). La mejor solución sería concienciar a los jóvenes de los peligros que pueden existir en el mundo del «sexting» y de las medidas legales que se pueden tomar contra ellos, desde la persona que se saca la foto, a la persona que se la pasa a sus colegas por las risas.

  7. Xabier Fernández Sánchez dice:

    Aunque ya era consciente de la mayoría de las consecuencias del «sexting», los datos sobre menores que se citan en el texto me han dejado bastante asombrado, ya que no me esperaba que fuese un problema tan presente en menores.
    Como ya se explica en el texto, muchos menores no son conscientes de lo que hacer este tipo de cosas implica y de sus peligrosas consecuencias, y varios de ellos lo acabarán pasando muy mal por estos motivos, incluso llegando a casos más serios, como el «grooming» que se menciona en el texto. Por si esto fuera poco, enviar este tipo de contenido es ilegal, por lo que se debería de evitar a toda costa al margen de todas las demás posibles consecuencias.
    Como ya han comentado algunos de mis compañeros, la educación es, en mi opinión, la clave para remediar esas sorprendentes cifras, ya que el código penal ya está dotado de leyes en lo que respecta a esto. Una adecuada educación, tanto familiar como escolar, y tanto sexual como de los peligros del mundo digital, es la clave para evitar que menores se planteen compartir este tipo de contenido.

  8. Irati Bartolome dice:

    La verdad que los datos que se especifican en el texto al igual que a mis compañeros a mi también me han sorprendido bastante, no sabia que los adolescentes o niños iniciaban el «sexting» al rededor de los 12 años. El echo de mandar «nudes» como dice mi compañera Ane, tiene mucho peligro y mas a esas edades que no sabes ni que hacer con tu vida, no sabrás donde podrá acabar eso y que consecuencias tendrás en el futuro. Yo creo que al igual que en los colegios, se imparten charlas sobre el alcohol o las drogas, también se deberían de impartir charlas sobre el peligro que tiene esto.

  9. Sheila Gonzalez dice:

    Había oído alguna vez hablar del «sexting» pero no sabia que había unas cifras tan elevadas a una edad tan temprana. Aunque, la mayoría de estos niñ@s lo hacen sin ningún tipo de conocimiento y sin pensar que esto puede traer consecuencias graves que se darán en un futuro. Por ello, también estoy de acuerdo con que deberían de hacer mas charlas para prevenir estos casos.

  10. Ander Arias dice:

    Los datos de este texto me han sorprendido bastante y creo que la mayoría de los jóvenes que hacen <> no son conscientes de todas las graves consecuencias que puede acarrear. Si ellos mismos fuesen capaces de concienciarse y no volver a hacerlo, o por otro lado, si gracias al colegio se les explicara la gravedad del asunto, el número de jóvenes que realiza este acto disminuiría notablemente.

  11. Izaskun Fidalgo dice:

    Los datos que nos dan en el texto son algo que desconocía y que me han sorprendido bastante por la cantidad de menores que practican «sexting» a edades tan tempranas, y sobre todo por las consecuencias que puede llegar a implicar tal practica y que son mayores de lo que suponía por mi conocimiento del tema. La única solución para este problema es la formación de los menores, la que se puede ofrecer en los centros educativos y la que tienen que dar los respectivos padres para, en conjunto, lograr una reducción en los riesgos que pueden acabar sufriendo esos menores por el desconocimiento de esos riesgos.

  12. Leire Vázquez dice:

    Los datos del texto me sorprenden enormemente. Conocía obviamente el “sexting”, pero no sabía que adolescente tan jóvenes se dedicasen a enviar dichas fotos. Es algo que puede conllevar unas consecuencias catastróficas, pero entiendo que en tan tempranas edades, no sean conscientes de estas. La única solución que se me ocurre, como han dicho mis compañeros, es una buena educación sexual desde muy temprana edad, para poder conocer en profundidad las consecuencias de estos actos.

  13. Adrián Gordo Martínez dice:

    La información del texto es sorprendente, la verdad es que los niñ@s cada vez tienen antes dispositivos, tienen cuentas en WhatsApp, en Instagram, etc., cuelgan fotos de su vida personal, normalizándolo en la vida diaria, sin enseñar el padre o la madre al hijo en que consiste la privacidad (para que sirve, qué problemas conlleva el no tenerla), por lo que está educado para que haga lo que está de moda, pensando que es lo divertido, que es eso lo que hay que hacer para no sentirse excluido, sin ver el peligro. Las charlas es una opción, una buena información siempre está bien, pero creo que la educación desde pequeños en casa es la mejor para evitarnos problemas a nosotros mismos con fotos o videos enviados, o los problemas que podamos causar a otra persona si lo reenviamos, por no pensar antes en las consecuencias que conlleva eso (los problemas de salud, acoso, chantaje…)

  14. Nora Marina dice:

    Al igual que a mis compañeros, me han sorprendido mucho los datos del texto, ya que no me esperaba que se mandasen ese tipo de fotos a tan temprana edad, tampoco era consciente de que tanta gente lo realizase. Hoy en día es frecuente que ha temprana edad un niño/a adquiera un dispositivo electrónico con el cual pueda ponerse en contacto con las demás personas, al ser pequeños no son conscientes del uso que le pueden dar al dispositivo y pueden realizar cosas tales como la mencionada en el texto.
    En mi opinión la única solución sería dar una mayor formación respecto a la educación sexual y el buen uso de los dispositivos o la tecnología tanto por parte del centro escolar como de los padres.

  15. Josué Ruiz Rodríguez 2º A dice:

    Al igual que al resto de mis compañeros, los datos del texto me han impactado bastante. A pesar de conocer el denominado «sexting», desconocía los datos del texto y me han sorprendido bastante ya que no me esperaba que adolescentes tan jóvenes como los de 14 años enviaran este tipo de imágenes.
    Está claro que esto debería cambiar ya que, como se menciona en el texto, los casos de «sextorsión» aumentan y estos casos pueden poner a los adolescentes en situaciones muy extremas.

  16. Julen Sevilla Méndez dice:

    Yo creo que los porcentajes dichos en el texto acerca del «sexting» son bastantes elevados y creo que esto es por el desconocimiento de dicho tema. Por otro lado, creo que uno de los factores mas elevados del «bullying» vienen de este tipo de situaciones ya que las parejas después de dejar la relación, si han terminado mal suelen haber problemas con el la sextorsión.

  17. erlantz negueruela ortega dice:

    En mi opinión, hay que tener muy pocas luces o muchisima confianza con la otra persona para enviarle una foto de este estilo. No veo la necesidad de hacerlo porque ahora puedes estar muy bien con una persona pero dentro de 1 año no lo sabes y a causa de eso, la persona puede enviar la foto a cientos de personas. Como dice el texto, una de las grandes razones por las que existe el bullyng es por el «sexting».

  18. Igor fernández dice:

    A pesar de que me han sorprendido los datos mostrados en el texto, ya conocía de haber visto en la tele esta tendencia de enviar tus fotos comprometidas no solo a tu pareja sentimental sino también a extorsionadores que hay en la red. Desde mi punto de vista, considero que es un tema difícil de tratar debido a que para ello se necesitaría de una tercera persona, más allá del emisor y receptor del mensaje, que controlase aquellos documentos gráficos que se envían. Pero como ya he dicho, eso resulta imposible ya que el padre o madre o quien se preste no puede estar las 24 horas del día controlando los mensajes que envía dicha persona. Lo más efectivo es tomar conciencia de los casos que ya han padecido algunas personas debido a esto y ser conscientes siempre de con quien estamos tratando en la red, a pesar de que, como se cita en el texto, te pueda traicionar hasta la persona que más quieres…

  19. SANDRA ANTÚNEZ MARTÍN dice:

    Me ha chocado bastante los datos que se mencionan en el texto, ya que no pensaba que a tan temprana edad la gente comenzara a mandar fotos íntimas por redes sociales, lo que a día de hoy se conoce como «nudes». En mi opinión, es un poco arriesgado enviar ese tipo de imágenes ya que nunca sabes si la otra persona te puede traicionar.

  20. Iker García dice:

    Al igual que a mis compañeros me ha llamado la atención el porcentaje de jóvenes que manda nudes a su pareja o amigos. Pero, en mi opinión, esto no es culpa de que no se den las suficientes charlas porque sí se dan desde pequeño. Además, yo creo que por muy inmaduro que seas tienes que ser conscente de que al enviar una foto compromtida a una persona le puede llegar a millones.
    Yo sí había oído hablar de los adultos que se hacen pasar por adolescentes para recibir fotos, por eso, yo creo que hay que tener mucho cuidado a la hora de mandar algo por una red social.

  21. Natalia Lanza González dice:

    Como a mis compañeros, me ha llamado mucho la atención la temprana edad con la que se empieza esta práctica del «sexting». Con 12 años yo seguía jugando al pilla-pilla, no podía imaginarme ni esto. Pero esto no depende solo de los niños, porque sí, son niños, sino de la educación que se les da. A esas edades aún no son conscientes de la gravedad del asunto y de los problemas que puede acarrearles todo esto en el futuro. Sin embargo, no se los puede vigilar las 24 horas del día, por lo que depende de cuánto se les haya machacado con el tema del peligro de las redes sociales y de la conciencia de cada uno.

  22. Andrea Villanueva Santibáñez dice:

    Al fin y al cabo, siempre que nos hablan de este tema tenemos unas consecuencias claras sobre él: sextorsión, grooming o descontrol. Pero, lo que me ha llamado mucho la atención ha sido que otra de las consecuencias son los problemas de salud mental. El desencadenante de esto me parecen las otras consecuencias, me refiero a todos los problemas que acarrea el enviar vídeo y fotos sexuales. Al sufrir sextorsión o grooming la víctima desarrolla unas enfermedades mentales de las que solo se sale con tratamiento psicológico.
    En resumen, me asombra mucho la edad con la que se empieza a hacer sexting y esto debería cambiar, y los jóvenes deberían estar concienciados aunque no creo que las charlas en colegios sean la manera de concienciarlos.

  23. Iraide Erkiaga dice:

    Considero que el sexting no se debería realizar a ninguna edad, porque las inconveniencias pueden ser muy graves. Los niños de hoy en día no son conscientes de que hay que mantener la privacidad. podría llegar a ser un poco más flexible, pero con relaciones más estables y mayores.

  24. Iria Carro Lopez dice:

    Al igual que mis compañeros, no conocía los datos de los que el texto habla. En mi opinión, la solución que creo que puede tener es la educación en el colegio, es decir, hacer más charlas en los colegios a una temprana edad para que desde pequeños se trate el tema con normalidad y se les informe correctamente para no tener ningún problema en un futuro. Con ello, los niñ@s de hoy en día podrán ser conscientes de la gravedad que tiene el «sexting».

  25. Claudia Carreira Seijas 2ºB dice:

    Me sorprende ver la cantidad de adolescentes que tienen la suficiente confianza y seguridad (e inconsciencia) para enviar este tipo de mensajes. En mi opinión, no veo la necesidad de arriesgar tanto tu salud, tu imagen y tu persona difundiendo estas imágenes, y creo que es algo para lo que se debería de empezar a tomar medidas. Quizá haya que comenzar a dar charlas concienciando a la gente para no hacerlo, y a los que las reciban para que no las sigan difundiendo. Otra solución podría ser la limitación o el control del uso de internet por los adolescentes.

  26. June García Valmaseda dice:

    Aunque tenía conocimiento sobre esta practica los datos que se mencionan en el texto me han sorprendido bastante, no me imaginaba que fuesen tan altos y que ademas los jóvenes se inicien a tan temprana edad en esta practica. Me sorprende ver como una persona puede llegar a tener tanta confianza en alguien para enviarle unas fotos tan comprometedoras (incluso si es tu pareja) porque por mucho que hoy estemos perfectamente con esa persona, si en un futuro esa relación cambia esas imágenes o vídeos pueden ser utilizados en nuestra contra para chantajearnos. Me parece innecesario compartir este tipo de contenidos y creo que la mejor manera de parar el crecimiento de esta practica es realizar charla que informen a los adolescentes y les conciencien sobre los peligros que el sexting conlleva. Ademas creo que los padres deberían presta atención a la actividad de sus hijos en Internet.

  27. Iker Domínguez Hernández dice:

    Este tema es un poco peliagudo de tratar, pero es algo que se debe hablar abiertamente. Como el texto está orientado principalmente a las personas de unos 17 años que han realizado o sufrido estas prácticas solo me voy a referir a ellas. Muchas veces cuando una persona intercambia fotos íntimas a través de una aplicación o red social con su pareja es porque es la única manera de mostrarle su sexualidad. Algunas veces los padres se niegan a que sus hijos tengan novios/as por alguna razón que ni ellos entienden. En las relaciones cuando hay un grado de confianza se llega a un punto de mostrar aquello más íntimo que tenemos, y si nuestros padres no nos dejan tener pareja la única manera de hacer esto “a escondidas” es mediante internet. Claro, si esa relación acaba mal seguramente se quieran hacer daño entre ellos y un arma muy poderosa podrían ser esas fotos.
    Yo creo que la única manera de que este acoso cese es dejando que los niños desarrollen su sexualidad abiertamente explicándoles las cosas cuando lo pidan y advirtiendo de los peligros que pueden acarrear ciertas conductas impulsivas, ya que todavía este tema es tabú en la sociedad del siglo XXI en el que vivimos.

  28. Janire Varela García dice:

    En primer lugar, me han sorprendido mucho los datos del texto. No pensaba que personas tan jóvenes se habían sumado a esta nueva tendencia, ni que tanta gente fuera partícipe. En segundo lugar, creo que esta situación se debe a la falta de información entre los menores; y es que, hoy en día, el tema de la sexualidad sigue siendo tabú. Generalmente, se intentan evitar las conversaciones sobre relaciones sexuales o relaciones sentimentales y esto provoca que los jóvenes se inicien en este tipo de prácticas sin ser conscientes de las consecuencias. Por último, creo que para solucionar este problema se debería informar correctamente a los más jóvenes del peligro del mal uso de las nuevas tecnologías. Así mismo, realizar charlas sobre relaciones sexuales también podría ser beneficioso.

  29. Judith Cid dice:

    Lo que más me ha sorprendido del texto ha sido sin duda la franja de edades en la que se encuentran aquellos que se inician en el «sexting», ya que me parece que con dichas edades se toma todo lo relacionado con la red como un juego y esto es un asunto más serio. En mi opinión, esto es una consecuencia de la falta de información que tienen muchos menores, la cual también da lugar a que estos se inicien en el consumo de alcohol, tabaco u otras drogas a una edad muy temprana.

  30. RUBÉN MORENO GARCÍA dice:

    Me ha parecido bastante impactante las edades con las que los adolescentes se inician en el «sexting», ya que a mi juicio los menores no están para nada informados de los peligros que esto conlleva, ya que puedes pasarle una foto de esas características a una persona y luego ella traicione tu confianza y la haga publica. Por tanto, yo lo que haría para que los menores estuviesen mas informados seria darles ciertas charlas relacionadas con las redes sociales.

  31. Marina Calleja Heredia dice:

    Me ha sorprendido mucho que adolescentes tan jovenes comiencen a mandar este tipo de fotos desde tan temprana edad. La mayoría de éstos no son conscientes de lo peligroso que es y de las graves consecuencias que puede provocar.
    Cuando se envía una foto así, a pesar de que se considere que la persona que la recibe es de confianza, nunca puede saberse finalmente donde puede terminar.
    Es necesario concienciar a los jovenes de lo peligroso que es. Una solución a esto podría ser las charlas en colegios sobre la importancia de la privacidad.

  32. MAITANE LLANOS LORENZO dice:

    Considero que no hay una buena educación sexual entre los adolescentes, por lo que ocurre este tipo de cosas. Los <>, como se llaman así ahora, no debería ser más que otra forma de expresividad corporal, sin embargo muchos no se dan cuenta de que siguen siendo algo privado y deciden jugar con ello. En vez de buscar medidas para erradicar estos desnudos se debería inculcar el valor del respeto y la privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: