DEBATE 172: ser cristiano indiferente (2º de la 3ª evaluación)

“Crece hoy día, cada vez más, el número de cristianos que dicen ser cristianos porque han sido bautizados, pero que, prácticamente, son indiferentes ante el contenido de la fe cristiana, de la moral cristiana y, evidentemente, de la práctica en liturgia y sacramentos. Tal vez, si se casan, lo hagan por la iglesia, pero más bien, pensando en incrementar la festividad del día, o en satisfacer a sus padres que son cristianos practicantes y que han colaborado en los gastos del día. Se pueden considerar aquí todos los matices que gusten y hacer las valoraciones que se deseen. En el fondo, es indiferencia. Tal vez, ellos no hayan decidido ser indiferentes, sino que se han dejado llevar espontáneamente por el ambiente generalizado de la sociedad, que, respecto de la religión, también es indiferente, y no les señala ni les apunta con el dedo. Siguen la indiferencia ambiental que se respira”.

Juan Luis Cancelo

También te podría gustar...

25 Respuestas

  1. Iñigo Dueñas dice:

    Este es un tema del que no se habla mucho. La verdad es que, los niños son bautizados por costumbre y no por convicción. Cada vez hay menos creyentes y aún menor es la cantidad de practicantes, por lo menos en España. Lo mismo ocurre con la Primera Comunión, que los niños disfrutan por la fiesta y sobre todo, los regalos. La religión es una vela que se está quedando sin cera y creo que en los próximos cien años terminará apagándose. Aunque bueno, quién sabe. Quizás la tendencia da un vuelco y el cristianismo recupera su popularidad.

  2. Xabier Salas dice:

    En mi opinión hoy en día, mucha gente se bautiza y hace la comunión por obligación de sus padres no porque el niño o la niña se han creyentes. Esto puede suponer que los niños y niñas cuando sean jóvenes no sean creyentes, ya que, al haber sido obligados hacerlo no se consideran creyentes.

  3. Iñigo García Juárez dice:

    Cada vez hay más personas que son «creyentes indiferentes», muchos niños son bautizados y hacen la comunión porque sus padres lo deciden, realmente un niño no puede decidir si hacerlo o no (más aún si es un recién nacido), muchos niños hacen la comunión con el objetivo de obtener regalos. Otros dejan de ser creyentes, ya sea porque no les gusta ser cristianos o incluso porque ya no creen en la religión. De hecho, cada vez hay menos creyentes fieles, por esto la religión cristiana está perdiendo popularidad entre los jóvenes. ¿Qué se debería hacer para que la religión cristiana no caiga en el olvido?

  4. Iker Alonso dice:

    Este tema del que pocas veces se habla y que en mi opinión es por que no es un tema muy importante. Esto se debe a que el hacer o no la comunión o bautizarte mas haya de ser una excusa para poder estar en familia y montar una fiesta no te cambia en nada la vida terrenal. Pero no por no ser tan importante como otros asuntos habría que pasarla por alto, ya que el practicar una religión casi por obligación sin que sea algo que te ayude a sentirte mejor o te aporte algo, en mi opinión, es una perdida de tiempo.
    Puesto que, si no compartes los valores y solo vas a ciertas celebraciones mas por obligación que por gusto es algo muy desagradable.
    Pero muchas veces se prefiere ir algunos domingos a misa (en el caso del cristianismo) y no quedar mal, que no ir y que alguien se pueda sentir ofendido por que no compartes sus ideas o por que no sigues la religión dada por tus padres.

  5. Mario López dice:

    El tema de la indiferencia hoy en día en nuestra sociedad esta en muchos ámbitos de la vida y uno de ellos es en la religión. Es cierto, que muchas veces te dejas llevar por lo que hace el grupo (bautizos, comuniones, bodas etc) disfrutando de los regalos y de la celebración de ese día sin pensar en lo que estas celebrando. Cada vez más se nota esa falta de fe pero por otro lado
    también creo que hay personas creyentes que aunque no practiquen tienen fe.

  6. Mitxel dice:

    No coincido con el argumento de que «como los padres» me bautizaron o me llevaron a hacer la comunión»…luego «yo no sigo»…. Por el mismo motivo «porque mis padres me inscribieron en un centro escolar»… luego «yo no sigo»…; «poruue mis padres me obligaron a comer»… luego «yo no sigo»…

  7. Juan Camilo Aguado Peláez dice:

    Muchas personas cristianas pertenecen a la religión por decisión de sus padres desde la infancia. Empiezan siendo bautizados desde edades muy tempranas y, posteriormente, son comulgados por la ilusión de recibir regalos o, directamente, porque así han querido sus padres. Ya para cuando entran en la adolescencia o incluso a una edad un poco más tardía, los jóvenes deciden o dejar el cristianismo o seguir siendo cristianos, pero no creyentes. El cristianismo a este paso escaseará de creyentes fieles a este.

  8. Mitxel dice:

    Amigo Juan Camilo: si 2500 millones de personas cristianas van a desaparecer… ¿qué será del resto?… A vesce conviene no mirar únicamente nuestro entorno…

  9. yago dice:

    Estoy de acuerdo con el texto en que hoy en día cada vez va a menos el número de creyentes, ya que mucha gente no es educada desde joven en el cristianismo y por lo tanto no se acostumbran a seguir la religión. Creo que esto se debe a que hoy en día la gente se centra en cosas distintas, como las fiestas paganas en las que, a lo mejor, disfrutan más que en celebraciones religiosas ya que ignoran la importancia de estas segundas.

  10. Karla Villaverde dice:

    Yo no pienso que la mayoría de la gente que ha sido cristiana en un momento ahora lo hagan con indiferencia. Los gustos cambian, las personas crecemos e igual lo que antes pensábamos que para nosotros era verdad, luego sentir que ya no lo es más. Me explico. Yo crecí aquí en paules, mis padres me bautizaron e hice la comunión. Yo de pequeña si me consideraba cristiana y me gustaba ir a misa, pero ahora ha cambiado y ya no me siento cristiana. He crecido y ya no lo veo de la misma manera que antes. Se puede decir que al final mi entorno escolar, es decir, el científico, me ha podido hacer ver que creo más en los hechos científicos a los hechos cristianos. Pero este es un tema muy delicado y me parece que al final cada persona deja de seguir algo por motivos diferentes y que eso se debería respetar.

  11. Mitxel dice:

    Amiga Karla: ¿de verdad crees que la Ciencia y la Creencia son elementos contradictorios?…Tu misma afirmas que «crees» en los hechos científicos… Quizá cada uno de esos elementos nos ayude a acercarnos a las realidades desde «perspectivas» diferentes. ¿Puede explicarse el amor o la amistas desde la perspectiva científica?…¡A pensar!

  12. Amaia Gil Sastre dice:

    En mi opinión, la pérdida de la fe y el contraste con generaciones anteriores en este aspecto está relacionado con la larga etapa franquista, en la que el catolicismo se impuso y eliminó cualquier atisbo de pensamiento crítico sobre creencias y espiritualidad a la vez que se establecía la obligatoriedad de practicar. Esto justifica en parte la reacción de los españoles y, en concreto, de los jóvenes. El cambio en las tendencias juveniles se explica por un contexto de normalidad democrática y de libertad de conciencia y creencia.
    Actualmente, la Iglesia y los jóvenes no hablan el mismo idioma, por lo que es muy difícil entenderse. Ha transcurrido demasiado tiempo en el que no ha existido un diálogo abierto en cuanto a cuestiones que nos preocupan (moral sexual, identidad de género, etc.), y se ha tendido a darles respuesta siguiendo unos principios un tanto anticuados con los que gran parte de la juventud no se siente identificada. No obstante, esta «indiferencia» no se presenta únicamente en jóvenes. De hecho, según varios estudios sociológicos, la edad, el sexo, y el nivel educativo son factores que guardan una asociación directa con la religiosidad. A mayor nivel educativo y de ingresos, las creencias religiosas tienden a disminuir.
    Considero que la Iglesia realiza una excelente labor social muy poco reconocida, pero en mi opinión aún falta “marketing” y “actualización” a la sociedad del siglo XXI, que va más allá de que el Papa Francisco tenga Twitter. 

  13. Izaro Alonso dice:

    Debido al nivel educativo, a toda la información que disponemos hoy en día sobre diferentes aspectos de la sociedad creo que no es indiferencia lo que existe, sino que somos más críticos con los datos que recibimos y por ello es necesario creer en aspectos que estén demostrados.

    Con respecto al comentario de que la ciencia y la religión no son elementos contradictorios tengo que decir que para hacer ciencia, el primer paso que hay que hacer es creer. Pero no es el mismo tipo de creencia que hay en la religión ya que lo que la ciencia siempre hace es intentar demostrar si esa creencia es cierta o no, mientras que la religión cree a ciegas.

    A pesar de ello pienso que la gente es libre de creer en lo que quiera siempre y cuando no intenten imponer su modo de pensar al resto de la humanidad.

  14. Jon Bardezi dice:

    Este tema del que habla el texto es muy curioso, ya que es un tema que aunque pasa bastante desapercibido no deja por ello de ser menos importante.
    En España, hoy en día, gran parte de los niños son bautizados, luego hacen la comunión e incluso van a colegios religiosos sin saber si el día de mañana van a ser creyentes o no.
    En mi opinión, deberían esperar a que esos niños creciesen y decidisen por ellos mismos el día de mañana cuando tuviesen sufiente información de cada una de las religiones a qué religión pertenecer si es que considerasen profesar alguna.

  15. Olatz Martínez dice:

    En mi opinión el sacramento del bautismo representa, además de una práctica religiosa, un ejemplo de tradición cultural. La tradición cristiana de recibir a los recién nacidos en el seno de la familia y de la iglesia se ha trasmitido a través de generaciones y forma la base de un modelo familiar cristiano en el que muchos de nosotros nos hemos educado. Por eso, no es de extrañar que buena parte de los niños sean bautizados con independencia de si sus padres son cristianos practicantes o no.
    Ahora bien, otro tema es el sacramento de la Primera Comunión, que en mi opinión es tratado en muchos casos como un acto más festivo que religioso. Los niños deberían ser conscientes del sacramento en el que están participando y darle la importancia debida, y no valorarlo sólo como una oportunidad de recibir regalos. Opino que animar a los niños a recibir la Primera Comunión bajo la promesa de este tipo de recompensas es un acto de hipocresía de los padres, que a la larga no acarreará más que indiferencia hacia la religión por parte de los niños.
    Algo parecido sucede en el sacramento de la boda religiosa. Mucha gente se casa en la iglesia porque el entorno y la ceremonia resultan más atractivas. En este caso la hipocresía recae en los contrayentes, que repiten el mismo modelo que mostraron sus padres en los sacramentos previos. Este tipo de actitud, además de indiferencia, refleja una falta de respeto hacia la religión cristiana, y una utilización de la misma en beneficio propio.

  16. GORKA ETXEBARRIA NÚÑEZ dice:

    Hoy en día muchas de las tradiciones y costumbres que se iban haciendo de padres a hijos se están dejando de lado, entre ellas en lo que se refiere al cristianismo en seguir las practicas comunes como ir a misa o seguir las fiestas cristianas. Todo lo relacionado con celebraciones religiosas, prácticamente se reduce a bautizos, comuniones y bodas, y en lo que se hace importancia es en la fiesta y no en el acto religioso en sí. También hay como una moda de que todo lo relacionado con el cristianismo está pasado de moda. Y de alguna manera veo que también la religión se tiene que modernizar en sus formas porque sino no va a poder llegar a nosotros los jóvenes, que yo creo que vamos por una realidad distinta y sus mensajes parece que no van con nosotros. Y además nuestros padres en general también han dejado de lado todo lo relacionado con la iglesia, porque están ocupados en sus trabajos, o en otras actividades y al final si ellos no practican , pues de la misma manera los hijos siguen el mismo camino. Porque no hay nada por otro lado que te llame o atraiga a seguir la religión. Es verdad en mi opinión que en la sociedad hay como una indiferencia hacia lo que significa ser cristiano, se ve como un trámite más.

  17. Rubén Martínez dice:

    Hoy en día podemos observar que la religión ha pasado a un plano secundario, en comparación con las anteriores generaciones. Esto se ve claramente en los jóvenes, pero no son los únicos que comparten este desdén por la religión. En la actualidad son muchos los que deciden casarse por la Iglesia, pero no tanto por fe sino por costumbre familiar. Lo mismo ocurre con el bautizo y la comunión, muchos niños son educados en base al cristianismo, pero de mayores deciden alejarse de él. A mí parecer, la desvinculación de los jóvenes con la religión ocurre por un desinterés por la misma. Muchas personas se han dejado llevar por el ambiente generalizado de la sociedad, en el que hay una total apatía respecto a la religión.

  18. Mikel Molinos dice:

    Lo queramos o no, en la mayoría de países desarrollados predomina el agnosticismo como modo modo de respuesta a las grandes preguntas existenciales. A este agnosticismo va unida una desvinculación de cualquier compromiso moral o religioso, generalmente cuando dicho principio entraña una molestia de algún tipo.
    El objetivo de la religión es permitirle a cada uno a darle sentido a su vida y, en menor medida, ayudarle a dirigir su conducta de manera adecuada. El fanatismo y el fundamentalismo nunca son una opción, pero cuando la indiferencia y la falta de decisión se apoderan de la conciencia de cada uno, entonces la vida pierde su sentido y, por consiguiente, su valor.

  19. Leire Ruiz dice:

    Normalmente los padres creyentes bautizan a sus hijos al nacer, tratando así de inculcarles una religión que, de forma directa o indirecta, a ellos les hace sentirse completos, y por tanto, lo quieren así para sus hijos. Lógicamente, este acto no puede ser juzgado, ni rechazado por el hijo.
    Yo creo que la religión no es algo a lo que se le pueda forzar a alguien una vez tenga uso de razón, ya que puede decidir por sí mismo.
    También es verdad, que muchas parejas a la hora de casarse deciden hacerlo por la iglesia, por el simple hecho de contentar a sus padres, al igual que algunos niños no hacen la comunión por creencia.
    Estos actos que carecen de fe serán ejecutados dependiendo de la voluntad y del respeto de cada uno. Yo creo que teniendo en cuenta que es tu propia vida, no deberías hacer nada para contentar a nadie, sino que deberías hacer aquello que realmente te llene y te haga feliz.

  20. Maria Garay dice:

    Ser cristiano o religioso en general es cada vez algo menos frecuente. La importancia que tenía la iglesia católica hace años no es la misma que la que tiene hoy en día.Se siguen practicando ritos religiosos como el bautizo y la comunión, pero realmente no lo hacemos por importancia religiosa, sino más bien como costumbre.
    Cada familia y cada persona es libre de escoger su religión o ser ateo, y ninguna opción es menos válida o respetable que la otra.

  21. Carla Mato Herrero dice:

    Sí que es cierto que cada vez más la gente, aunque se confiese cristiana es menos practicante. Y si pensamos y nos fijamos un poco, nos damos cuenta de lo que comenta el texto, las bodas, bautizos y comuniones muchas veces se celebran por motivos sociales en vez de realizarlos por el motivo correcto que es el religioso, ser consecuente con la creencia cristiana que confiesan que tienen. Parece que a la gente no le importa la religión y simplemente se deja llevar por considerarlo un acto social.

    Considero que esto es muy triste porque si realmente uno se considera cristiano, debería hacerlo por convicción y su práctica de la religión no debería limitarse sólo a estos acontecimientos.

  22. Ane Bengoa Alonso dice:

    Esta claro y es evidente que la fe cristiana es decadente entre los jóvenes de hoy en día y las nuevas generaciones. Los niños son bautizados por costumbre y no por convicción. Hacer la comunión era algo prácticamente obligatorio a los 10 años, pero ¿sabemos que es la fe cristiana tan solo con 10 años? Los niños hoy en día ven la comunión como un día para recibir regalos y dinero.
    Si es cierto que somos bautizados con tan solo meses de vida para tratar de inculcarnos la religión desde pequeños, pero la religión debe ser un camino que elige cada uno, no por obligación, pero si creo que muchos valores que trata la religión son esenciales para crecer como persona.

  23. Irati Olmedo dice:

    Yo he sido bautizada. Esto no lo elegí yo y me parece mal, pero en realidad mis padres no son católicos, simplemente hizieron mi bautizo como excusa de juntar a la familia y hacer una comida. Cuando crecí me apuntaron a la catequesis y sinceramente a mí también me apetecía ir, supongo que por probar. Más tarde hize la comunión por lo mismo que el bautizo, por los regalos y porque al final me lo pase bien en la catequesis y le quería dar un final a esa etapa. Ahora mismo yo soy atea, pero me parece que antes era indiferente en cuanto al tema de la religión, como la mayoría. Me parece que la religión ha estado durante tantos años imponiendo que se practicara que al final ahora que ha perdido poder se han mantenido esas costumbres por simplemente eso, costumbre.

  24. Irune Mendiola dice:

    La mayoría de nuestros padres han sido criados con una educación religiosa y en su adultez han seguido siendo cristianos. Pero hoy en día los jóvenes a pesar de vivir en un entorno cristianos cada vez son menos cristianos.
    Esto también es gracias que la sociedad cada vez a evolucionado más. Desmintiendo muchas de las hipótesis de las religiones.
    A pesar de estar casi todos los jóvenes bautizados y con la comunión hecha, estos no son cristianos. Muchos de mis amigos y yo incluida hicimos la comunión únicamente por los regalos y no por la fe.
    Y eso da tristeza ya que aunque yo no crea en ninguna religión, muchas personas le encuentran sentido a su vida gracias a la religión. Entonces sería bueno seguir con la tradición de las religiones para así que los que lo deseen puedan seguirlas y encontrar sentido a sus vidas.

  25. Naroa Hernández dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con el texto. En mi opinión es cierto que la religión para muchos ha pasado a un segundo plano, pero lo que también es cierto es que hay una gran cantidad de creyentes que siguen siendo fieles a su religión. El hecho de comparar la ciencia con la religión me parece que no tiene ningún sentido la verdad. Las personas pueden decidir libremente si creen o no y por ello deberían ser respetadas en todo momento. Es cierto que hay muchas personas que dicen ser creyentes y luego no lo son pero al final creo que es todo cuestión de la familia porque son los que más nos influyen en nuestro día a día. Por mi parte creo que para poder disfrutar de la vida tenemos que hacer las cosas sin pensar en los demás y por lo tanto si a tí la religión te produce felicidad debes seguir siendo fiel a ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: