DEBATE 181: La negación de las Humanidades (1º de la 2ª Ev.)

Leo (en los medios) que retiran las clases de Filosofía de la ESO, y que se diluyen asignaturas como Latín y Griego. Y no puedo evitar sentir que vamos sin rumbo. Luego nos extrañamos y nos quejamos de las cosas que vemos, de la deshumanización, de la violencia, de la falta de empatía. Nos llevamos las manos a la cabeza por las reacciones de algunos jóvenes… ¿Qué queremos si no les damos herramientas en su formación? ¿Qué sociedad vamos a crear sin Humanidades? ¿Robots?

No todo en los estudios es crear futuros profesionales que rindan en las empresas y hacer caja. La educación es también crear personas. Crear su interior, hacerse preguntas de por qué estamos aquí, asumir que no somos individuos aislados, pensar qué quiero hacer con mi vida, por qué somos unos pobres y otros ricos, por qué del odio, de la misoginia, la homofobia o el racismo, qué es la muerte o qué es el amor… Con tal de destrozar a las Humanidades siempre me han dicho que estas preguntas son ridículas, pero no es cierto. De esas preguntas justo están llenas las consultas de terapeutas hoy día.

Si no nos enseñan a obligarnos a preguntarnos y pensar sobre nosotros y nosotras mismas, cómo afrontar el menor problema que nos venga encima. Luego decimos que la juventud hoy día es muy débil o no sabe expresarse bien. ¿Cómo lo van a hacer si les privamos de aquellas materias que desarrollan sus emociones, que articulan el pensamiento o que les plantean los dilemas de la vida que tendrán que resolver?

 

También te podría gustar...

13 Respuestas

  1. Jone dice:

    Por lo que a mi respecta, por un lado esto en desacuerdo con que retiren filosofía y diluyan griego y latín, ya que al fin y al cabo son clases que nos enriquecen no solo culturalmente, sino que intelectualmente también. Tal vez en la mayoría de los casos no nos ayudan a la hora de encontrar trabajo, pero sin duda, son útiles a su manera.

    Por otro lado, siempre he pensado que esas asignaturas debería ser sustituidas por otras que nos puedan servir por ejemplo en la vida cotidiana. Aunque en mi escuela no demos cocina, pienso que en vez de dar filosofía (nos enriquece y nos ayuda), sería más útil dar cocina o mismamente que nos enseñen temas relacionados con cómo manejar financias, cómo comprar pisos etc…

  2. Asier Díez dice:

    En mi opinión, las asignaturas de la rama de humanidades no deberían ni desaparecer ni diluirse en los centros educativos ya que como dice el artículo construyen una base fundamental del ser humano y ayudan en la construcción del pensamiento crítico. Además, contribuyen en el proceso de madurez de cada persona y son indispensables para comprender mejor tanto el mundo como la sociedad que nos rodea. También creo que asignaturas como filosofía resultan interesantes para plantearse otras formas de pensamiento y comprender la forma de pensar de la gente que vivó en épocas distintas a la nuestra.
    No obstante, me parece un poco exagerado que como se indica en el texto esta pueda ser una causa de situaciones de violencia, racismo, xenofobia, etc ya que creo que esto depende, en parte, de la falta de valores y sentido común en las personas.

  3. Eider dice:

    Como estudiante de humanidades (que cursa latín) me parece una injusticia total que se retiren el latín, griego o la filosofía de los institutos. Sigue habiendo alumnnos con ganas de culturizarse sobre algo más que no sean finanzas, biología, química… para poder reflexionar sobre el por qué de la vida o simplemente que necesitan el latín / griego para sus respectivas carreras, como en el caso de las filologías, traducciónes de textos, lenguas clásicas…

    Es un hecho que, se ha comenzado a terminar con las humanidades en general y de las lenguas clásicas en particular. Muchos creen que solo se deben enseñen cosas prácticas, que no se piense, ni se estudie, ni se reflexione.

    Pretenden terminar con estas asignaturas con el único argumento de: ¿y para qué sirven? sin caer en la cuenta de que las actuales lenguas tienen sus ancestros. El griego y el latín nos ayudan a conocer nuestra propia lengua, no solo a nivel léxico, sino también sintáctico, fonético-fonológico, morfológico y gramatical en general. Ya que, para conocer nuestro presente, hemos de conocer nuestro pasado. Además, el estudio de estas lenguas nos facilita aprender otra lenguas romances: italiano, francés, catalán, gallego, rumano…

    En el caso de la filosofía es más de lo mismo, nos ayuda a culturizarnos más haya de las cosas prácticas. La filosofía es la base fundamental de diversas ciencias, teorías y metodologías. La búsqueda del saber es continua y es lo que nos ha permitido avanzar en el desarrollo científico, social y humano en el que vivimos. Nos ayuda a reflexionar sobre la vida, nos obliga a pensar y hacernos preguntas a nosotros mismos. De esta forma aprendemos a expresarnos y a razones sin convertirnos en robots que solo saben apretar tuercas, sin conocer la vida, su historia y sus incertidumbres.

    Es evidente que hay asignaturas que puedas ser «más prácticas», como aprender a pagar impuestos, a comprar un piso… pero no es necesario despreciar estas asignaturas para poder imponer las otras.

  4. Elena Curras dice:

    En mi opinión las asignaturas citadas (filosofía, latín y griego) no deberían ni desaparecer ni diluirse, ya que son esenciales para el desarrollo personal de las personas.
    En cuanto al latín y el griego son asignaturas que dan pie a entender de dónde salen las palabras que utilizamos a día de hoy, es decir, su etimología y me parece algo curioso e interesante que se debería seguir aprendiendo.
    Por otra parte, en cuanto a la filosofía me parece fundamental ya que a los alumnos de estas edades (de la ESO) en su mayoría tendrán muchas preguntas sin respuesta y la filosofía puede ayudar dando respuesta a estas, y en el caso de que no las tuvieran se las empezarían a plantear.
    Con esto quiero decir las asignaturas de humanidades son imprescindibles, ya que son las que forman el pensamiento y por tanto la sociedad en la que vivimos.

  5. Alba Doctor dice:

    A mi parecer, no todo es matemática pura. Si es verdad que dos más dos son cuatro pero hay que saber el porqué se ha llegado a eso.
    No todo nos tiene que venir con la solución. Tenemos herramientas en la mente para llegar a esas conclusiones, a veces acertadas y otras no. Pero las personas no somos ordenadores que cuando funcionan bien son muy eficaces y que cuando pasa un tiempo funcionan mal o se quedan obsoletos.
    La vida sería muy aburrida si antes de empezar la película supiésemos el final, entonces…¿No sería más interesante aportar ideas, debates u opiniones? Sería mucho más entretenido y más fértil para las personalidades y seguro que nos aportarían muchas más ventajas para empatizar y ser mejores personas.

  6. Elvira Iglesias dice:

    En mi opinión, deberían darse asignaturas de humanidades pero de forma mas útil o práctica. Por ejemplo, a la hora de enseñar una lengua, se debería enseñar una lengua que nos facilitase el encontrar una salida en el mundo laboral o que nos ayude en la vida, es decir, una lengua no muerta. Muchos argumentan que aprender lenguas muertas como latín ayuda al aprendizaje posterior de otros idiomas que tengan sus raices en esa lengua madre, pero, ¿no tendría mas sentido aprender directamente ese otro idioma que buscarle lados buenos a la impartición de una lengua que no se usa?

    En cuanto a la filosofía, no se me ocurriría borrarla del sistema educativo, ya que mi experiencia con ella ha sido muy buena y ha cambiado mis perspectivas en algunos casos, y en otros, ha hecho que me plantee posibilidades que no se me hubieran ocurrido.
    A pesar de ello, hay personas que no valoran esta asignatura y es entendible, porque no todas las personas tenemos los mismos objetivos y deseamos formarnos en los mismos ambitos.

    Aun que no nos demos cuenta, la filosofía está en todas partes y se puede filosofar con cualquier situación de la vida, pero para esto hace falta una iniciaiva, un impulso que nos incite a plantearnos las cosas. Si ni nuestros padres, ni nuestros amigos, ni el sistema educativo hace un esfuerzo por que expandamos nuestra mente en las diferentes direcciones posibles, a muchos de nosotros no se nos ocurriría por nosotros mismos.

    No podemos ver el mundo que nos rodea como estable e inmutable, no podemos percibir la realidad como algo a lo que debemos adaptarnos sumisamente, y aun que nuestros caminos alternativos solo sean para soñarlos, es enriuecedor poseer la llave para crearlos.

  7. Irune Almaraz dice:

    En mi opinión, no sería justo que nos privasen de las asignaturas citadas (filosofía, latín y griego) ya que son asignaturas que nos aportan conocimientos fundamentales para nuestras vidas.
    Por una parte, la filosofía nos aporta cosas que ayudan al pensamiento del ser humano, y son indispensables a base que vamos creciendo.
    Por otra parte, tanto el latín como el griego son asignaturas que nos ayudan a comprender de donde proceden las palabras que hoy en día usamos, es decir, su etimología.
    Sin embargo, pienso que a partir de un curso estas asignaturas no deberían ser obligatorias, ya que una vez obtenida la base si no quieres seguir por la rama de Humanidades no es necesario seguir con ello.

  8. Laura Fajardo dice:

    Desde mi punto de vista, que se cambie la clase de filosofía por griego o latín puede tener sus ventajas o desventajas dependiendo del método de enseñanza que se utilice.

    Por ejemplo, si la clase es sólo teórica y consiste en memorizar hechos del autor para sólo presentar en un examen, sin ninguna actividad práctica de análisis y cuestionamiento, no aporta en la formación del estudiante como persona o para entender el origen del pensamiento que nos rodea, pues los estudiantes se enfocarán en sólo memorizar la información para el examen y no se interiorizará.

    Por otro lado, si la clase tiene un enfoque más práctico, dinámico y participativo, como debates, si tendrá un buen impacto en el estudiante, ya que se entenderá de verdad los pensamientos de los filósofos, y que permitirá la libre expresión, que hace que tome aprendizajes, reflexione sobre ellos y le ayude en el presente para comenzar a formarse como persona, y en un futuro cuando sea un adulto en la sociedad.

  9. Martín Sánchez dice:

    Como alumno que estudia humanidades, no me parece nada bien que dejen de lado asignaturas tan importantes para nuestro conocimiento como lo es latín o filosofía. Sin latín no entenderíamos de dónde viene nuestra lengua y aunque no parezca tan importante, si que lo es, conocer nuestros orígenes y cómo ha ido evolucionando a partir de la historia. En filosofía también aprendimos bastantes cosas como por ejemplo que se pensaba antiguamente cuando no había internet ni nada parecido para buscar la información, practicamente por que no había ningún tipo de información.
    En mi opinión personal, he de decir que no todo son matemáticas o ciencia hoy en dia, tambien debemos aprender a pensar que es algo que cada vez más carece en la sociedad. Además los jóvenes están casi obligados a estudiar matemáticas o ciencias porque tiene más salidas laborales y eso no es cierto, solo ellos pueden decidir que estudiar sin recortes o sin obligaciones de nadie más, ni de sus padres porque es su futuro y no el de nadie más.

  10. Mitxel dice:

    No tenemos que salvar a la filosofía. Es la filosofía la que nos debe salvar a nosotros. Es falso que esta disciplina esté en peligro de extinción: aunque le espere, a tenor de lo que se escribe, una nueva Edad Media, seguirá avanzando enmascarada hasta volver a renacer. Pero para ello necesita aire fresco, no respiración artificial.

  11. Guillermo dice:

    En mi opinión, esta nueva medida de retirar filosofía y diluir latín y griego me parece que desfavorece a aquellas personas que quieran estudiar algo relacionado con esa asignatura. Quizás no son las mejores herramientas para acceder a puestos de trabajo (hablo desde la ignorancia), pero para nuestro día a día, es una herramienta bastante útil que nos aporta conocimientos y cultura. Es por esto, que yo pondría latín como asignatura en 4º de ESO.

    Sin embargo, vería mas factible que se pusieran asignaturas relacionadas a la vivienda (cocina, como pagar impuestos o pedir un crédito…) porque no en todas las casas hay suficiente motivación para aprender enseñanzas que son realmente importantes de cara a un futuro incierto. Es por esto, que yo me posiciono hacía algunas cualidades de la enseñanza japonesa por ciertas asignaturas o responsabilidades que se les obliga a cumplir.

  12. Nabila Apaza dice:

    Estoy de acuerdo en que la filosofía es muy importante en nuestros días ya que siempre, en especial a los adolescentes, les surgen muchas preguntas sobre quienes son y como deben seguir el rumbo de su vida, pero también considero que la mayoría del desinterés por parte del alumnado es por la enseñanza que se les da.
    Como estudiante de humanidades, me interesa mucho la filosofía y los distintos pensadores que han dado un cambio al pensamiento humano, pero también hay muchos estudiantes a los que les interesa, ya sea por curiosidad o por querer pasar la materia.
    Por lo que me parece injusto que solo se quiera implantar el latín o el griego y hacer a un lado a la filosofía; como también sería injusto quitar latín o griego para sobresalir la filosofía.
    En lugar de quitar materias que son de vital importancia para la formación profesional de las personas deberían poner materias que sean para todos los alumnos sobre financiamiento, o como pedir crédito para un departamento…

  13. Ander Tudanca dice:

    En mi opinión, retirar las Humanidades del sistema educativo sería un gran error debido a que hay algunos jóvenes, aunque no sean la mayoría, que quieren estudiar latín, griego… o que simplemente las necesitan a la hora de escoger una carrera.
    Este tipo de estudios son claves para la evolución de los propios jóvenes, porque son parte fundamental para la madurez de cada uno.
    Al no ser estudiante de este tipo de asignaturas, no conozco profundamente el trabajo que se hace en cada una de ellas, sin embargo por lo que tengo entendido, se hace una gran labor para entender nuevas lenguas y sobre todo el origen de nuestras lenguas principales.
    A pesar de ello, está bien el sistema de hoy en día, que se pueda elegir entre esa rama o la de ciencias, porque cada uno tiene que ser consciente de lo que quiere o necesita y no por ello se debe eliminar una de las posibilidades de estudio. Al igual que la filosofía, que nos permite conocer el pasado y toda la evolución que hemos sufrido desde la creación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: