DEBATE 182: Una mujer de 83 años se suicida tras la negativa de los médicos a tramitar su eutanasia (2º de la 2ª)

Una mujer de 83 años se suicidó el pasado sábado en Zaragoza tirándose al vacío desde su casa tras reclamar en varias ocasiones su derecho a la eutanasia y no recibir respuesta, según publica ‘El periódico de Aragón’ en base a una denuncia de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD). Desde este colectivo critican el «silencio total» tanto de su médico como de su centro de salud, que ni siquiera tramitaron su solicitud para tener una muerte digna cuando la mujer «cumplía los requisitos para pedirla».

Según publica este medio, la mujer, llamada Emilia, tenía una luxación de cadera congénita que con el paso de los años le había ocasionado un grave deterioro físico. No tenía solución ni posibilidad de mejora y desde hace tres años no podía bajar a la calle ya que estaba postrada en una cama y atendida por su familia mientras sufría dolores constantes.

Desde la asociación DMD aseguran que Emilia se había informado en varias ocasiones sobre la eutanasia con su trabajadora social y ya «había intentado suicidarse dos veces», pero cuando se aprobó la Ley de Regulación de la Eutanasia empezó los trámites para llevarla a cabo sin imaginar que sería tan complicado.

Fue a principios de julio cuando la mujer presentó por primera vez la solicitud a su médico de cabecera, que no quiso tramitarla. A este intento le siguieron otros, pero nunca consiguió que en el centro de salud le hicieran caso. Su familia llegó incluso a ponerse en contacto con gerencia, donde le dijeron que iban a conseguir «un comité evaluador» que tampoco se puso en contacto con ellos.

Desde la asociación reconocen que cualquier médico tiene derecho a la objeción de conciencia, pero en ese caso, otro médico tendría que hacerse cargo del caso, algo que no ocurrió.

Tomado de www.elmundo.es

También te podría gustar...

18 Respuestas

  1. Nabila Apaza dice:

    Este tipo de textos hace pensar a uno cuan seguro es el hospital y todo lo que conlleva, ya sea las decisiones que toma el paciente o el médico.
    En este caso el médico hizo caso omiso a las reiteradas ocasiones en que su paciente le dijo que quería morir, ya sea porque el médico se niega a eso por sus ideales o religión este mismo no tiene derecho a quitar una decisión así de las manos de una persona y más cuando esta había intentado quitarse la vida reiteradas veces.
    Aún teniendo una objeción por parte del médico, el hospital o la gerencia debieron hacerse cargo pero como esto no sucedió la familia de la paciente podría demandarlos ya que esto es negligencia medica.
    En todo caso, y por terminar, este tema es uno que no es tan frecuente, ya que al ser legal no había problema, al menos con el paciente y el hospital, ya que el hospital y el médico tienen la obligación de cumplir con lo que desea el paciente en el ámbito de salud y/o de se vida.

  2. Guillermo dice:

    Me parece una vergüenza el vacío hecho por tanto médicos como la misma gerencia hacia una mujer que reclama un derecho tan profundo, que es el tener una muerte digna. Seguramente no sea ni el primer caso ni el último caso.

    Entiendo que haya varias personas que no les guste la nueva ley, pero lo que considero inadmisible es que no respeten las opiniones de los demás y que intenten suprimir un derecho tan importante como es la muerte digna.

    Desde un punto de vista médico, comprendo que tengan unas normas al estilo de los 10 mandamientos. Sin embargo, los médicos también deben respetar los códigos éticos y leyes, cosa que al parecer estos médicos se lo han pasado por el arco del triunfo.

    Después, la falta de acción de gerencia es una vergüenza debido a que es un tema de la muerte que puede terminar muy mal y no son capaces de conseguir un comité evaluador o es que ni se han molestado.

    Por último, opino que la eutanasia es un derecho más a los que todo el mundo debe tener acceso porque si tengo derecho a vivir, tengo derecho a morir apropiadamente. Al final, es más ético ayudar a morir que dejar morir,

  3. Asier Díez dice:

    Después de leer este artículo y ver el triste final de esta anciana, está claro que las administraciones no están poniendo al alcance de los profesionales sanitarios los recursos y refuerzos necesarios para cumplir la ley de eutanasia, de lo contrario, esta señora habría tenido un final digno en su enfermedad.
    El tema de la legalización de la eutanasia ha sido muy polémico en nuestro país (como era de esperar) y es que aprobar una ley que ayude a morir a las personas dependiendo de las distintas ideologías no es algo sencillo de llevar a la práctica. En mi opinión toda persona tiene derecho a un final digno sin sufrimiento, si se cumplen los requisitos que ampara la ley y la persona así lo desea y solicita, yo creo que no tendría que haber ningún problema.
    Por otra parte me parece muy importante el papel que desempeña la familia en esta situación ya ellos mismos también reclaman esa ayuda. Además, teniendo en cuenta que era una persona que ya se había intentado quitar la vida veo aún más grave el silencio administrativo que se le ha hecho ya que han provocado un final muy diferente al esperado.

  4. JONE dice:

    A pesar del increíble avance de la sociedad, hay muchos aspectos en los que debemos seguir trabajando. Es normal que una decisión en algunos casos tarde en ser aceptada. No obstante, si no estas de acuerdo simplemente pasa del tema, pero no le impidas a otra persona llevarla a cabo.

    Estos casos, como el mostrado en el texto a comentar, son muy habituales en la eutanasia y el aborto. Aun hay mucha gente a la que estos derechos no les parecen correctos, con sus motivos claro. Por otro lado, los que lo aceptan tienen total derecho a poder acceder a ellos, y me parece muy poco profesional por parte de los médicos y de las instituciones negarlos.

    Poco a poco debemos ir dejando ciertos pensamientos anticuados, ya que los derechos de las personas se deben respetar, como el derecho a una muerte digna o de abortar. Son decisiones propias que uno toma, por lo que no deben ser judgadas por los demás.

  5. Eider dice:

    Este texto es una invitación a la empatía y la reflexión. Me parece denigrante la falta de profesionalidad de los médicos en este tipo de casos ya que no es el primer suicidio por no haber podido recurrir a la eutanasia, y como sigan así tampoco será el último. El ser humano tiene la facultad para decidir cuanto tiempo esta dispuesto a aguantar bajo condiciones de sufrimiento, esta mujer llevaba mucho tiempo sufriendo sin poder hacer nada, tansiquiera moverse de la cama para tomar un poco el aire y tenía muy claro que prefería morir a seguir soportando ese dolor más tiempo. Ante estas situaciones con la eutanasia LEGALIZADA está en su derecho de pasar a una vida mejor de una forma digna y no ha podido ser porque no recibió respuesta de sus médicos aún habiéndola solicitado en repetidas ocasiones.

    Desde mi punto de vista se deberían tomar medidas legales contra aquellos que hayan impedido cumplir sus derechos. Es cierto que éticamente no todos los sanitarios van a estar de acuerdo en realizar este tipo de procesos, cualquier médico tiene derecho a la objeción de conciencia, pero otro médico tendría que hacerse cargo del caso. Las personas que solicitan la eutanasia están cansadas de vivir, es tal su sufrimiento que están renunciando a su derecho de vivir, de estar con su familia… para poder descansar en paz. Y no deberían de llegar al expremo de terminar ellos mismos con su vida pudiendolo hacer de una forma digna.

    Si bien es cierto que mucha gente desearía poder comprar o disponer de más tiempo del que tiene, hay personas que por sí mismas adelantan su final antes de que suceda de forma natural. Nos referimos al suicidio, un acto que causa gran conmoción en el entorno del suicida. Es importante también recapacitar y pensar en el dolor de la familia, pensar que no han podido hacer nada para que pueda irse en paz debe haberles causado mucho sufrimiento.

  6. Elena Curras dice:

    Esto podría ser perfectamente una muestra de la falta de empatía que hay actualmente en la sociedad.
    Es cierto que la nueva ley de la eutanasia ha traído mucha controversia en la sociedad, pero está aprobada por lo tanto partiendo de esta base los médicos deberían hacer caso a las peticiones de sus pacientes. Entiendo que no se de la eutanasia tan fácilmente, pero en el caso de esta mujer creo que era más que evidente que si era lo que ella deseaba era la mejor opción y un derecho.
    Bajo mi punto de vista nadie es quién para decidir sobre el futuro de otra persona, y si esta mujer lo que quería era morir desde hace años se le tendría que haber dado el derecho para morir dignamente en vez de morir suicidándose. Por tanto, considero que se deberían tomar medidas legales contra aquellos que no hayan llevado a cabo la petición de esta mujer. Ya que de esta manera no solo ha sido una muerte violenta para la mujer, sino que es un acto doloroso para todo el entorno.
    Por último, considero que la eutanasia es un derecho al que todo el mundo debe optar, ya que si una persona quiere morir es mejor ayudarla a morir de esta manera que no suicidándose, como en muchos casos.

  7. Alba Doctor dice:

    No cabe duda que en este caso hay un cúmulo de errores. Teniendo en cuenta que el médico tiene derecho a la objeción de conciencia y la señora tiene derecho a que la atienda otro médico, fue un fallo de coordinación.

    Si la señora tenía dolores, podían tratarla la unidad del dolor. Si además, psicológicamente, no tenía claridad de ideas podía tratarla un psicólogo o un psiquiatra.
    O si legalmente tenía derecho a acabar con su vida, un abogado que defienda sus derechos y así no se vea obligada a actuar de una manera desesperada.

    Esta visto que aunque existan leyes, no hay claridad de ideas. La mujer habrá descansado, ¿o podría seguir viviendo de una forma llevadera?

    Lo cierto es que su caso llama atención y da que pensar a todos para que saquen sus conclusiones:
    ¿Cómo lo llevaríamos si estuviésemos en su lugar? Aunque no nos toque, hay que ponernos de acuerdo para que un supuesto ocurra.

  8. Laura Fajardo dice:

    Desde mi punto de vista este testimonio nos demuestra una vez más el derecho que tiene un paciente de acceder a una eutanasia para morir dignamente, cuando su condición médica no le permite llevar una vida decente y llevadera.
    En adición, este caso especifico nos confirma que aún cuando la ley de eutanasia esta legalizada, el paciente cumple con los requisitos (muy específicos y difíciles de cumplir) e incluso cuente con un historial de intentos de suicidios previos, es muy difícil que acceda a la eutanasia, porque el médico de cabecera-centro médico no lleva a cabo el procedimiento necesario, incluso cuando la misma paciente y sus familiares lo habían intentado varias veces por medio de distintos medios.
    Como consecuencia de todo esto, la paciente no soporto más el sufrimiento (que llevaba sufriendo ya varios años) y la única solución que vio en su alcance fue acabar con su propia vida, para así poder por fin descansar, ya que no conto con la ayuda legal y sanitaria que le hubieran ayudado a acabar su sufrimiento dignamente, beneficiándola no solo a ella, sino también a sus seres queridos, quienes fueron testigos en primera persona del casi imposible acceso a la eutanasia y del terrible dolor que sufrió la paciente.
    Por último, todo esto nos muestra la realidad que se esta presentando en nuestra sociedad y la nefasta consecuencia que deja en familias enteras por lo que es necesario tomar nuevas medidas legales no solo a nivel jurídico sino también en los centros de salud para hacer más accesible el acceso a la eutanasia a las personas que cumplan los requisitos, para limitar al máximo el sufrimiento y dolor, y permitirles descansar muriendo dignamente

  9. Irune dice:

    Una vez leído este artículo y ver lo que sucedió con la señora, nos damos cuenta de que a pesar de los avances que hay en nuestra sociedad todavía hay cosas que son inaceptables.
    Esta ley tuvo mucha polémica a la hora de ponerla en vigor, pero ha sido aprobada entonces esto no debe ser objeto de disputa ya que los médicos por mucho que estén en contra lo tienen que hacer.
    Los médicos no aceptaron las reiteradas veces que la señora pidió la eutanasia, podemos entender que no se de la eutanasia tan fácilmente porque es una decisión difícil, pero en el caso de esta señora era evidente que eso era lo que ella deseaba ya que no aguantaba más.
    Desde mi punto de vista, nadie podría privar a ninguna persona sobre sus derechos y menos en una situación tan delicada, ya que era una señora mayor y había pedido varias veces esto y además intento quitarse la vida varias veces.
    Considero que la eutanasia es una ley aprobada de la que todo el mundo puede optar, ya que es mejor ayudar a morir que dejar morir a alguien.

  10. Elvira Iglesias dice:

    Imaginad que os obligan a vivir. Imaginad que en vez de poco tiempo para realizar todas vuestras ambicciones y cumplir vuestros proyectos tenéis demasiado tiempo, tanto que os angustia, os hastía. Ahora imaginad que durante ese tiempo vuestra mente no genera ideas, deseos, energía para hacer vuestras aficciones, estar con vuestros seres queridos… Imaginad que lo único que genera vuestra mente es incesante dolor y pensamientos fatalistas. Imaginad ahora que no existirá un mañana en el que despertéis y eso haya acabado, que no es una pesadilla, es para siempre y es real. Y a demás sabes que es real porque toda tu familia se lamenta a tu alrededor y sufre tanto con tu situación que preferirían no volver a verte jamás pero saber que por fin descansas. Tu existencia es denigrante y cada segundo es mas desmoralizador y melancólico que el anterior.
    Tú única solución es la muerte. Y puedes conseguirla, está a tu alcance. Es facil y legal, o eso dicen. Pero al igual que durante toda tu tediosa vida, hasta las cosas mas sencillas, tiene que haber alguien que las complique. Y por culpa de sus negligencias, ahora tu única solución es, levantarte a pesar de tus horribles dolores y lanzaerte al vacío, con todas tus dudas, sabiendo que tus familiares tendran que verte en posturas grotescas y sangrientas, en vez de ver como caes en el dulce sueño que provoca la eutanasia.
    Creo que no hacen falta mas detalles. Esta claro que estas personas merecen un castigo igual de indigno que el suicidio de esta anciana.

  11. Unai Beltrán Narváez dice:

    Después de leer el artículo puedo observar un problemas cada vez más común en los médicos actuales. Este problema surge debido a que los médicos se preparan excelentemento en cuanto a conocimientos e investigación pero dejan a un lado la faceta emocional originando problemas como estos. Un buen médico no solo tiene que curar las heridas o enfermedades de un cuerpo sino también el aspecto psicológico o emocional de una persona (o al menos intentarlo). No puedo ni imaginar por lo que habrá tenido que pasar la pobre mujer, debido a que, ya no es solo la lucha que tuvo que mantener con su familia y seres queridos para que aceptaran su petición sino que los médicos ni tuvieron en cuenta su petición. Un ejemplo más de algunas injusticias que nos rodean y esperemos que sea la última.

  12. Olatz Martínez dice:

    En mi opinión, creo que ha sido una clara negligencia por parte de los médicos, pero teniendo en cuenta como está la situación de la atención primaria (que está completamente colapsada) es hasta comprensible.
    Yo personalmente estoy a favor de la eutanasia, creo que cada uno tiene el derecho de terminar con su vida si así lo desea, pero no creo que esta labor tenga que ser realizada por los médicos de la atención primaria, cuya labor es curar al paciente. Hay médicos especializados en cuidados paliativos que podrían llevar estos problemas de una forma mucho más efectiva y sin vacilar.

  13. Asier Gálvez dice:

    Por parte de los médicos es un gran error ya que la señora ya intentó contactar con ellos para realizar la eutanasia y no consiguió respuesta, que se suicidara dice mucho del dolor que debería de estar pasando.
    En mi opinión creo que es una fallo enorme de los médicos porque si alguien decide hacerse la eutanasia porque ha decidido dejar de vivir ami me parece correcto pero no estoy deacuerdo con que la eutanasia la deban de hacer los médicos ya que el rabajo de los médicos es sanar a las personas, aunque ahora en estos tiempos entiendo que no haya recibido repsuesta por parte de los médicos ya que ahora todos los centros de salud estan hasta arriba de gente y de llamdas.
    Para la eutanasia deberían hacerlo otras personas formadas y con experiencia para así poder recibir la eutanasia de una manera mas segura.

  14. Gisele Marie dice:

    A mi parecer, hoy en día hay más gente para organizar la información en los despachos que alguien que realmente trabaje.

    Principalmente, el ser humano es dado a abusar de aquellos hábitos que hacen la vida más sencilla. Es decir, cuantas más posibilidades tiene de evadir sus responsabilidades, más vago será. Al igual que si puede hacer que otro haga todo el trabajo pudiendo cobrar lo mismo lo hará.

    Por otro lado, nuestra desdichada protagonista es víctima de esta ineptitud de la que sufren gran mayoría de las administraciones. Solo debemos fijarnos en la tardanza para conseguir una cita médica en la entrada de un ambulatorio teniendo al alcance la velocidad digital. Ella como tantos muchos solo quería tener una muerte digna para acabar con su sufrimiento, la cual le arrebataron por dejar su caso en el olvido.

    En conclusión, deberíamos plantearnos poner quejas a esa administración para que abran los ojos de una vez y no dejen atrás a nadie que realmente necesite su ayuda.

    -Gisele Marie-

  15. Jorge Miranda dice:

    Creo, que nadie aparte de mi puede decidir si debo morir o vivir, por lo que me parece injusto tener que estar pidiendo permiso para poder terminar mi vida de una buena forma ya sea por una enfermedad que no se puede parar, ya sea por lo ocurrido en el texto o por cualquier modo que no sea por cualquier cosa. Lo que si que me molesta es no poder elegir una muerte limpia para mi muerte, sino que me obligan a tirarme de algun lugar, envenenarme o mil maneras distintas las cuales sufro yo y mi familia, por lo que me parece algo injusto que otros decidad de como debo vivir mi vida o como debo terminarla.

  16. Xabier Ramiro dice:

    Noticias como esta son las que uno siempre no quiere leer y desea evitar.
    El debate de la eutanasia me mosquea un poco, si en vida no paramos de sufrir y optamos por poner punto y final, ningún político ni nadie tendría que tener derecho a impedirlo. Creo que deberia estudiarse seriamente el poder implantarla para no leer mas casos así, se deben imponer unos procedimientos para que los que los cumplan puedan decidir tener una muerte digna. Me parece lamentable que a día de hoy sigamos teniendo estos casos. Somos muy rápidos para avanzar y evolucionar con lo que queremos, si todavía la eutanasia no es legal, me hace dudar que sea por motivos sociales y no por motivos políticos o económicos.
    En un futuro espero que se ahorren los sufrimientos de tantas personas y tantas familias como en este caso, todos debemos ser libres de poner punto y final a nuestra vida teniendo en cuenta las circustancias que nos rodean.

  17. Asier Santolaya dice:

    Este ejemplo es un claro reflejo de la falta de la empatía que hay hoy en día en las personas. Cada uno es libre y tiene el derecho de morir dignamente y no se les puede quitar este derecho a las personas. Además pone en manifiesto tanto la falta de recursos como de formación de los propios servivios sanitarios para hacer cumplir la ley de eutanasia.
    Aunque haya sido muy polémica la aprobación de esta ley durante estos últimos años, una vez implantada debe respetarse y cumplirse para aquellos que lo soliciten, ya que sino se les estaría pasanso por encima sus derechos. De esta manera tendrían una muerte digna y no llegarían hasta el punto de esta pobre anciana que acabaría con su vida de una de las peores formas.
    Este hecho nos tiene que hacer reflexionar sobre los límites a la hora de cumplir la ley. Porque al principio todos nos llenamos la boca diciendo que vamos a cumplir todo, que vamos a respetar a todos y que hay que denunciar las injusticias, pero cuando llega la hora todos nos hacemos los locos o incluso somos los que dejamos de respetar a las personas o la ley.

  18. Ainhize Suárez dice:

    Este artículo nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre la eutanasia y de empatizar con todo aquel que la reclama.
    La legalización de la eutanasia ha sido un tema muy polémico en nuestro país, lo cual es lógico ya que la ley aprobada ayuda a morir a las personas y dependiendo de las distintas ideologías de cada uno resulta difícil para los sanitarios llevarla a cabo. No obstante, creo que no debería de haber ningún problema en la práctica, ya que aquellos sanitarios que no estén de acuerdo en realizar este tipo de procesos tienen derecho a la objeción de conciencia, aunque en ese caso otro médico debería de haberse hecho cargo.
    La forma de actuar ha ido muy inapropiada porque en mi opinión toda persona tiene derecho a un final digno sin sufrimiento, si se cumplen los requisitos que ampara la ley y si la persona así lo desea y lo solicita no debería de haber ningún problema. Además creo que este caso en concreto tiene el agravante de que la paciente ya se había intentado quitar la vida y por lo tanto esta forma de actuar es aún más grave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: