DEBATE 188: El 70% de la juventud vasca no cree en la religión (3º de la 3ª)

En 2020, el 69,6 % de la juventud vasca de entre 15 y 29 años se autodefine en materia religiosa como no creyente, atea, agnóstica o indiferente. Es el dato registrado más alto desde 2000, cuando el número de jóvenes no creyentes era del 38.8%.

Si contrastamos este dato con el de la población general, vemos que el porcentaje de jóvenes que se declaran no creyentes o indiferentes casi duplica el registrado en el conjunto de la ciudadanía de Euskadi de 18 y más años (69,6 % y 37,0 %, respectivamente).

El volumen de jóvenes no creyentes o indiferentes ha seguido una tendencia continua al alza en los últimos 20 años, pero el incremento acaecido entre 2016 y 2020 es especialmente destacado.

Además, a lo largo de toda la serie, se aprecia que entre los hombres jóvenes el porcentaje de personas no creyentes, ateas, agnósticas o indiferentes es superior al de las mujeres jóvenes.

 

También te podría gustar...

26 Respuestas

  1. Nabila Apaza dice:

    A medida que pasa el tiempo las personas han ido cambiando sus costumbres y su ideología, tal y como dice el artículo.
    La mayoría no se convierte en ateos o anticlericales, simplemente son indiferentes a la Iglesia. Los jóvenes se alejan porque ésta les dice u ofrece nada a sus vidas; sus propios entornos familiares, poco a poco, abandonan las costumbres religiosas y se mundanizan.
    Esto lo considero como un cambio radical que hubo en la humanidad, ya que estas personas considerarán que la religión no es fundamental en la vida de una persona, y tienen tanta razón como una persona que cree en Dios.
    Ya que cada persona ha vivido diferentes situaciones y las ha sobrellevado de una manera diferente, unos buscaron ayuda de la religión y de Dios y otros simplemente salieron adelante. No considero que sea malo más que para la Iglesia.

  2. Elena Curras dice:

    Como refleja este artículo cada vez son menos los jóvenes que siguen la religión cristiana, lo que contrasta bastante con el pensamiento de la iglesia que se tenía años atras, en el que la mayoría de la ciudadanía era religiosa.Esto se puede deber a varias razones entre ellas están:
    1 – En muchas ocasiones la religión cristiana ha sido impuesta por la cultura del país, o la sociedad de dicha época.
    2 – Los adolescentes a día de hoy no se ven atraídos y ni siquiera creen y piensan como el pensamiento cristiano.
    3 – Además a muchos de estos jóvenes les han llegado informaciones sobre malas acciones de la iglesia lo que tampoco llama a interesarse sobre esta.
    En mi opinión, no lo considero para nada malo o preocupante que los adolescentes se vayan desligando cada vez más de la religión, pues estos están evolucionando de una manera diferente y se están forjando otras ideas diferentes que no tienen mucho que ver con la existencia De Dios. Siempre y cuando se respete tanto a las personas agnósticas, ateas y a las creyentes todos los pensamientos son válidos.

  3. Eider dice:

    Pese al sinfín de elementos culturales, demográficos, sociales y económicos que les separan, los jóvenes de todo el planeta parecen tener algo en común: están dejando de lado a la religión. Creer, ir a misa o formar parte de una congregación cualquiera comienza a ser, poco a poco, cosa de pasado.

    Desde mi punto de vista, los jóvenes se fueron alejando en cuanto abandonaron las catequesis porque las misas no nos decían nada, solo escuchamos un montón de frases viejas que no llegan a nadie, y menos cuando lo que necesitamos son más testimonios, no un lenguaje que nadie comprende. Lo que uno va buscando es ser mejor persona, y eso no se consigue escuchando ni repitiendo algo que un niño no entiende.

    La familia, en su opinión, juega un papel fundamental. Muchos de ellos dejaron de participar en la misa de los domingos porque sus padres, en cuanto ellos hicieron la primera comunión y dejaron de ir a catequesis, también la abandonaron.

    En resumen, para ellos, la Iglesia necesita un giro total, porque no se trata de ir a recibir un sermón y a que nos juzguen, sino transmitir unos valores, que es lo que realmente vas buscando cuando entras en una comunidad. De lo que se trata es de ser mejor persona.

  4. Mitxel dice:

    La noticia hace referencia a la «juventud vasca»; por tanto, no es conveniente extrapolar los datos. Tampoco conviene confundir «religión» con «religiosidad», ni «valores» con «moral», ni «Iglesia» con «misa», ni «reflexión» con «sermón»… No estaría nada mal que leyéramos de ves en cuando el Evangelio… Nos ahorraríamos «sermones»…

  5. Alba Doctor dice:

    Está claro que en unas cuatro generaciones ha habido un bajón a nivel de creyentes.

    No creo que sea por las situaciones que se han vivido a nivel mundial, sino por la falta de interés de padres a hijos.

    En la educación de nuestros abuelos (si la hubo), era primordial ser creyente. Sin embargo en la actualidad no entra en la lista de prioridades.

    La Iglesia debería renovarse desde la base porque tal vez los jóvenes lo ven como antigüedad.

    Si hay una gran historia y no se habla mucho, es que los locutores igual se han hecho «cómodos» y no despiertan interés en los oyentes.

  6. Laura Fajardo dice:

    En la actualidad hay muchos menos creyentes en comparación del pasado, parece ser que en cuanto más pasa el tiempo menos creyentes hay, especialmente jóvenes.

    Por un lado pienso que se debe a al pasar de la historia nuestra sociedad esta en constante cambio y desarrollamos nuevas actitudes ante situaciones de nuestra vida cotidiana, estamos en constante cambio. Puede ser que la religión se esta convirtiendo en uno de esos elementos que cambiara nuestra actitud al pasar del tiempo.

    Además también puede ser por nuestra cultura y estilo de vida actual donde la religión no es el centro de donde se desarrolla la vida social y espiritual. En la actualidad contamos con diferentes alternativas que pueden llegar a suplir parte de estas necesidades que tenemos como humanos. Antes era un lugar donde las personas iban desde pequeños y crecían como personas, cada vez la religión pierde menos presencia en nuestros desarrollo como personas por las nuevas costumbres que estamos desarrollando.

    Por último y más importante pienso que la razón por la que los jóvenes en la actualidad no son creyentes es porque desde la generación de nuestros padres ha bajado poco a poco la importancia de la religión y sus costumbres sociales, por el estilo de vida que tenemos en la actualidad. Esto causa que los padres no transfieran su creencia y costumbres a sus hijos, sin un ejemplo sólido somos menos probables a adquirir costumbres y creencias religiosas.

  7. Asier Santolaya dice:

    Está a la vista que cada vez son menos los jóvenes que se consideran creyentes y esto se puede demostrar en las personas de entre 15 y 24 años que van a misa normalmente. En la sociedad actual se está produciendo un cambio de mentalidad en la que se está dejando a un lado a la Iglesia y se la está quitando importancia.

    Sin embargo el hecho de que la mayoría de los jóvenes no se consideren creyentes no significa que estos sean malas personas ni que no conozcan como hacer el bien. Estas personas tienen una serie de valores, normalmente inculcados por sus padres que les hacen que sepan como actuar y como hacer el bien.

    En conclusión, comparado con otras épocas como la de nuestros abuelos, sin ir más lejos, es evidente que la religión ha sufrido un bajón en cuanto a personas que la siguen. Hoy en día, en las misas unicamente hay personas con una cierta edad y solo en días contados o situaciones especiales podemos encontrar a jóvenes en ellas.

  8. Elvira Iglesias dice:

    Esta disminución de la población joven y religiosa tiene mucho que ver con el simple hecho de que la religión ya no se impone. Ya no está mal visto socialmente ser ateo ni nadie recibe ninguna sanción por no practicar la religión, esto hace que nuestras familias dejen de lado las practicas religiosas y nos transmitan que no son importantes. A demás, si aun niño o adolescente no lo obligan a creer, no va a creer por si mismo: no le va a resultar atractivo ir la Iglesia y memorizar frases o escuchar misas que ni entiende, y luego de adultos ya no tendrán esa costumbre. Como mucho, de abuelos quizás se planteen creer, cuando sientan que les queda poco tiempo.
    Las personas por si mismas pueden llegar a imaginar una entidad, a creer que hay una fuerza que organiza el universo, pero no un Dios tal y como lo pinta la religión. Creo que, la religión cristiana, si no se impone o si no evoluciona, se perderá, porque, tal y como es hoy en día, resulta lejana y surrealista para los jóvenes.

  9. Asier Díez dice:

    Es evidente que en la actualidad son pocos los jóvenes que se consideran creyentes. Esta situación puede estar motivada por diferentes razones: las cosas materiales tienen cada vez más importancia en nuestra vida y las personas no buscan su realización o felicidad en este aspecto más espiritual (la religión), en los últimos años, la imagen de la Iglesia se ha visto muy tocada por distintos escándalos y esto ha podido provocar que cada vez se crea menos en ella, o simplemente, la evolución de la propia sociedad, que ha pasado de ser estrictamente religiosa a todo lo contrario.
    Ante esta realidad yo creo que la Iglesia debiera de adaptarse y estar más cercana a los jóvenes que somos al fin al cabo la futura sociedad. No obstante, si esto no se hiciera realidad, no creo que por no ser creyente o practicante, se vayan a perder todos los valores fundamentales que desde la religión se intentan inculcar.

  10. Asier Gálvez dice:

    Hoy en día el tema de las religiones no es tan famoso como era antes. Hoy en dia mucha gente y la gran mayoría jovenes no les importan estos temas ya que lo ven como algo innecesario y que no les aporta nada, muy pocos son los jovenes creyentes. Hoy en dia lo mas normal es que en un grupo de amigos la gran mayoría sea atea o que no cree.
    En mi opinión creo que esto se debe por la desinformación de los jovenes sobre estos temas y para solucionarlo yo creo que la iglesia debería de tener una mayor cercanía con los jovenes y explicarles estos temas de las religiones, creo que con esto muchos de los jovenes se informaría y se interesarían.

  11. Jorge Miranda dice:

    Hoy en dia, la gente no le presta la misma atención a la religión. En estas ultimas generaciones, la religión entre los jovenes sobre todo a descendido mucho, ya que los jovenes lo ven como algo que no les va a dar nada a cambio ya que al no «recivir» nada a la hora de ser cristiano mucha gente prefiere no meterse en temas de la religión y ser ateos, sobre todo entre los jovenes de las ultimas generaciones los hombres. Hoy, en un grupo de amigos o en cualquier ligar el cual tenga un grupo de jovenes, es muy facil y no se hace extraño, escuchar que alguien o la mayoria son ateos, cuando eso, en otra erpoca, era algo que rara vez se escuchaba y que incluso estaba mal visto.
    Creo que si la religión se pudiera comunicar de otra forma, mas parte de los jovenes se unirian a la creencia de la religión.

  12. Gisele Marie dice:

    Buenos días a tod@s. Tras leer este articulo sobre la decadencia de creencia religiosa entre personas de minoría de edad todo se resume ha unas simples razones. La primera, cada vez vivimos en un mundo mas avanzado por la tecnología, es decir el ámbito científico. Este, como ya sabemos, se basa en el concepto de creer todo aquello que se pueda demostrar. Los jóvenes de hoy en día aplican esté método hacia la religión sin darse cuenta que la fe no es algo material u calculable. La segunda razón, sería la moda como suele pasar la gran mayoría de veces. Esto es, si alguien dice que la religión no mola y esa persona es de gran influencia juvenil, la gran mayoría estarán de acuerdo pensando que de esa manera lograrán parecerse más al que tanto admiran. El problema ocurre cuando esas personas dejan de respetar a aquellas que si creen y a reírse de ellas porque «no es lo que mola». Desde mi punto de vista, el problema no está en la religión ni en ningún otro ámbito, sino en seguir al listo de turno por encajar, quedar bien o no acabar como la persona de la que abusan por no ser un borrego fiel. Parece ser que cada vez este mundo se rige mas por el miedo y la supervivencia de cada uno, que por la madurez personal y la solidaridad de conocimientos diferentes e variados, donde el inteligente calla por no molestar al ignorante.

    -GISELE MARIE-

  13. Nadine Sánchez dice:

    El texto nos muestra algunos de los datos que enseñan como la población joven creyente disminuye con los años. Creo que esto es algo que todos podemos percibir, si miramos generaciones anteriores veremos que la mayoría eran todos creyentes, nuestros padres, abuelos… Unos mas que otros, pero en su mayoría si no eras creyente, eras el raro. Ahora creo que esta ocurriendo casi lo contrario, a nuestro alrededor cada vez menos gente cree en las religiones o es practicante.
    Esto se puede deber a que en otras épocas la libertad de expresión era menor y existían menos conocimientos sobre la historia o ciencia, por lo que la gente se limitaba a creer lo que los demás creían y se basan solo en la religión.
    Seguían mas estrictamente leyes morales y tradicionales que venían de la religión cristiana normalmente, por lo que todos se veían obligados a tomar actitud de rebaño y no salirse de ahí. Hoy en día cada uno es mas libre de expresarse y tener sus ideales sin importar si eres agnóstico, creyente o ateo.

  14. JONE dice:

    Es evidente que la disminución de la población joven religiosa se debe a que la religión ya no se impone y por tanto ya no tiene tanta importancia. Anteriormente la religión estaba muy presente tanto en los estudios como en las costumbres, sin embargo, ahora en las familias se practica mucho menos y en los colegios ya no es obligatoria (y en los que lo es no se ha de creer si o si para ingresar).

    Hay que tener en cuenta que los niños de por si por ellos mismo no creerían en la religión (solo aquellos a los que se les haya impuesto lo harán)

    El hecho del que se habla en el texto me parece completamente normal y creo que en un futuro, en una civilización mas avanzada la religión desaparecerá, no obstante, cada cual seguirá teniendo algo a lo que aferrarse firmemente y creer

  15. Irune dice:

    A lo largo de las nuevas generaciones ha disminuido el número de creyentes. Esto ha sido por la educación, ya que antes si era primordial inculcarles la religión a los jóvenes, sin embargo hoy en día no es algo primordial, ya que no hay interés.
    Además, los jóvenes no se ven atraídos por la religión porque lo ven como algo de mayores y algo aburrido, la Iglesia podría hacer cambios.

  16. Saioa Soba Herrero dice:

    Creo que es bastante normal que cada vez haya menos personas creyentes tanto en el País Vasco como en todo el mundo ya que hoy en día se nos da mas libertad para que nosotros podamos elegir en lo que creemos o lo que no creemos. También hace unos años era impensable que un Vasco fuera musulmán por ejemplo ya que todos eran cristianos y hoy en día no es tan raro que una persona deje de creer en una religión y comience a creer en otra o que pase de ser ateo a ser creyente y viceversa. Desde mi punto de vista que hoy en día tengamos acceso a mas información de la que se podía tener antes es lo ha hecho que haya esta reducción de la cantidad de jóvenes creyentes ya que ahora no es una imposición como lo era antes, si no que es una elección. También creo (y esto lo digo desde mi punto de vista que si que soy creyente) que hoy en día la iglesia no hace nada por llamar la atención de los jóvenes y que estos se vean atraídos a ser creyentes. En todo caso también creo que se tiene un pensamiento muy equivocado de lo que supone ser creyente porque no es solo ir a misa los domingos y rezar de vez en cuando (seas de la religión que seas), eso se tiene que demostrar en las acciones diarias y en tu forma de ser con el resto del mundo ya que una de las principales cosas que te enseña cualquier religión es que debes de respetar a todos por igual.

  17. Guillermo dice:

    La religión o la creencia de un ser superior siempre ha estado desde un primer momento en la vida del ser humano. Sin embargo, desde la llegada de la era de la información y los avances científicos, muchos han intentado demostrar la inexistencia de Dios, cosa que no comprendo en absoluto, y creo que es en parte un porqué de la disminución de creyentes.

    La vida del creyente ha cambiado a lo largo de la historia y muchos todavía piensan que serlo es, dentro del cristianismo, ir siempre a misa, rezar todos los días, mandar a los niños a un colegio cristiano… Muchos se equivocan. Habrá gente que hará alguna de esas actividades y otras que no y son igual de creyentes.

    Además, creo que los ateos somos los que menos respetan al creyente y se ve con los típicos comentarios de «como puedes creer en algo que no existe». Todo se basa en una cuestión de fe y en respetar. El que haya más o menos creyentes no va a cambiar nada.

  18. Ainhize Suárez dice:

    Hoy en día el número de creyentes va disminuyendo cada vez más, sobre todo en los jóvenes, porque ya no se le presta la misma atención a la religión que antes.
    En mi opinión, esto se debe a que antiguamente la religión se imponía y ahora ya no, además de ser impuesta estaba socialmente mal visto el no recibir prácticas religiosas e incluso el no recibirlas era sancionable. Este cambio es la consecuencia de que la religión haya ido perdiendo importancia.
    Es por todo ello que creo que si la religión evolucionara, es decir, si se intentara comunicar de otra forma o si se intentara acercar más a los jóvenes (qué son el futuro) igual más de ellos se unirían a esta creencia

  19. Maialen Monasterio dice:

    Como se menciona en el texto, el número de jóvenes creyentes con el paso de los años ha ido disminuyendo. En mi opinión, la causa principal de esto no es que la religión ya no se imponga, como se hacía hace unos pocos años, sino que ahora los jóvenes, y no tan jóvenes, intentan buscar la felicidad en las cosas materiales y ven lo espiritual como algo inservible. Por otra parte, me gustaría mencionar que ser creyente no implica sólo ir a misa y escuchar lo que se dice, sino que todo lo que se escucha allí debería intentar aplicarse en la vida diaria, porque si no, de nada sirve.
    A parte de esto he de decir que igual la manera que tiene, por ejemplo, la Iglesia de llegar a los jóvenes no es la correcta, porque yo creo que les ayudaría más y les sería más atractivo escuchar testimonios de otros que oír la homilía de un cura, o como dicen algunos: «sermones».
    Desde mi punto de vista este descenso no es un problema, porque al final cada uno es libre de elegir en lo que cree y en lo que no. Al fin y al cabo ser creyente o no no te hace mejor persona, mientras nos respetemos los unos a los otros no hay problema.

  20. Olatz Martínez dice:

    Creo que hoy en día, por lo general, seguir una religión se ha convertido en una práctica más cultural transmitida por la familia, que un acto espontaneo que surge de manera individual.

    Con el cambio social y cultural de las últimas décadas, en el que la familia ya no es el centro de nuestra sociedad y no se inculcan ningún tipo de tradiciones en los niños, la religión ha salido mal parada.

    El cambio de pensamiento también ha afectado a este cambio de actitud, ya que los jóvenes de hoy en día no están tan involucrados en los pensamientos existencialistas ni en lo que nos deparará después de la muerte, sino que están centrados en vivir el momento y disfrutar lo máximo posible de sus años de juventud.

  21. Unai Beltrán Narváez dice:

    En mi opinión, el problema no se debe a la religión católica sino a un cambio en la ideología generacional. Junto con la aceptación de diferentes colectivos, la lucha contra la situación de la mujer y otras distintas ideas, la iglesia católica no siempre ha aceptado estos ideales. Claro está que hoy en día muchos de estos problemas han sido hablados y solucionados pero, en mi opinión, el problema de la religión es el gran sacrificio que requiere la vida cristiana. Con esto no quiero desestimar a la Iglesia, al contrario, admiro la labor que hace con los más necesitados y demás problemas que atienden, pero en su estilo de vida te limita a realizar ciertas acciones que se pueden oponer a la ideología de una persona.

  22. Jon Fernández dice:

    Se puede observar que cada vez son más los jóvenes que deciden ser no creyentes por elección propia. Por ello, en la actual sociedad se está dejando de lado la creencia en algún Dios, perdiendo mucha importancia.

    Sin embargo, esta elección no es incorrecta ya que cada persona es libre y tiene el derecho de elegir su creencia y de decidir sus actos. Por ello, aunque siga habiendo jóvenes que deciden no ser creyentes por diversos motivos no deben ser juzgados ya que sus decisiones deben ser respetadas.

    Por el contrario, si se quiere aumentar el porcentaje de los jóvenes creyentes, considero que la mayor parte del trabajo y decisión es de la Iglesia y los colegios religiosos, para así inculcarles las creencias y sus religiones.

    Pero con esto no quiero decir que sea obligatorio ser creyente, por lo que como ya he comentado cada persona es libre de elegir sus decisiones.

  23. Álvaro González dice:

    En la actualidad la cantidad de jóvenes creyentes ha disminuido, bajo mi punto de vista por diferentes motivos, donde podríamos destacar:

    La sociedad ha cambiado y ha evolucionado mucho en las últimas décadas. Nuestros padres en cierto modo seguían las costumbres y los hábitos que aprendieron de sus padres, y la forma de comunicarse y de tener unos valores eran comunes a casi toda la población. Aunque ya se veía en diversos estudios, que había una gran población, que se definía creyente pero no practicante, en el sentido de acudir a la iglesia como habían hecho antaño con sus padres, ha conducido irremediablemente a una nueva generación que al no acudir a la iglesia en un principio no se identifica con esos valores, que han sido sustituidos por unos valores más mundanos y materiales, sin buscar una solución que no sea material a los problemas existentes, en la mayoría de los casos.

    La educación. Actualmente todas las personas tenemos derecho a recibir una educación y en muchos casos nos enseñan conceptos chocantes con algunas ideas de la Iglesia.
    Todo esto influye en la decisión de los jóvenes de hoy en día, que han abandonado las ideas individuales y nadie quiere quedarse fuera del grupo juvenil. El pensamiento suele ser generalista y poco dado a creer en temas religiosos o de la fé

  24. Irati Llorente dice:

    Como bien dice el texto, cada vez son menos los jóvenes creyentes. A pesar de que antiguamente prácticamente toda nuestra sociedad creía en la existencia de Dios, hoy en día existente más variedad de ideas y más libertades que provocan la disminución de creyentes.
    Considero que el dato de personas no creyentes puede verse elevado por diferentes motivos:
    -En primer lugar, a día de hoy se conocen muchos de los malos actos de la Iglesia.
    -La Iglesia tiene muchos pensamientos cerrados, y antiguos.
    -Hoy en día existen muchos ideales que la religión no acoge.
    -Ahora no hay problema a la hora de manifestar que no crees en la existencia de Dios.
    En conclusión, creo que lo importante es respetar tanto a las personas agnósticas, ateas y a las creyentes

  25. Ane Marcos dice:

    Como bien dice el texto, el porcentaje de jóvenes vascos no creyentes ha aumentado con respecto a años anteriores. Esto puede deberse a la falta de identificación hacia la religión, muchos jóvenes no se sienten identificados con ella o algunos pueden sentirse identificados pero desearían que se adaptara a la juventud. Otro de los motivos puede ser que la religión no se impone o se enseña a los niños de la misma manera o con la misma costumbre que antes, así como antes muchas de las costumbres derivaban de la religión y los niños crecían ligados a ella. En otros lugares celebraciones singulares de la propia localidad surgen de la religión y hacen que la gente joven y la no tan joven, se sienta identificada y sienta realmente la necesidad de festejar su sentimiento hacia la religión. Es por eso que los jóvenes vascos no sientan la necesidad de creer en algo con lo que no siente afinidad.

  26. Carolina Cintia Ovono Efiri dice:

    Es evidente que el texto muestra que las creencias hacia las religiones se va decayendo cada vez y sin control.
    Eso puede ser por que las costumbres a día de hoy han cambiado muchísimo a lo largo de los siglos. En tiempos pasados el nivel de creencias era más alto, es obvio tambien que las personas no tenían opiniones propias, en pocas palabras estaban obligados a creer lo que creían los otros, es decir qur no había libertad de expresión.
    Con la disminución de las crencias religiosas se muestra el cambio tan grande que ha ocurrido en el mundo ya que las personas piensan más por si mismos sin necesidad de ocultarse por miedos, aún que hay que destacar que no en todos los lugares es así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: