DEBATE 23: a vueltas con Dios

«No obstante, en mi opinión, el mayor obstáculo para su aceptación (de Darwin) no se encuentra en la existencia de dificultad cientí­­fica alguna, sino más bien en el radical contenido filosófico del mensaje de Darwin, en su desafí­o a toda una serie de actitudes occidentales muy enraizadas que no estamos todaví­a dispuestos a abandonar. En primer lugar, Darwin argumenta que la evolu­ción carece de propósito. Cada individuo lucha por incrementar la representación de sus genes en generaciones futuras, y eso es todo. Si el mundo exhibe orden y armoní­a no es más que el resultado incidental de la persecución por parte de cada indivi­duo de su propio beneficio, la teorí­a económica de Adam Smith trasplantada a la naturaleza. En segundo lugar, Darwin mante­ní­a que la evolución carece de dirección; no lleva inevitablemen­te a organismos superiores. Los organismos se limitan a adap­tarse mejor a su entorno local y eso es todo. La ‘degeneración’ de un parásito es tan perfecta como los andares de una gacela. En tercer lugar, Darwin aplicó una consistente filosofí­a mate­rialista a su interpretación de la naturaleza. La materia es la base de toda existencia; la mente, el espí­ritu, e incluso Dios no son más que palabras que expresan los maravillosos resultados de la complejidad neuronal».

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Asier Rodríguez González dice:

    Ciertamente, las teorí­as evolucionistas y las teorí­as religiosas son opuestas pero, a mi juicio, complementarias para aquellos que tengamos fe.
    La única traba en todo esto es que la religión muchas veces quiere abarcar todos los campos de la vida y no puede ser. La esencia de la religión es un conjunto de valores que nos hacen vivir de manera armoniosa, los cuales están reflejado en Jesús como modelo de conducta (como decí­a Kant).
    Por tanto, al igual que decí­a Kant, “Caesar non est supra grammaticos” es decir, que cada uno tiene que cumplir su función. El monarca gobernante de un determinado paí­s por ser la máxima autoridad no significa que sepa el que más de gramática.
    Con ello, lo que quiero decir es que la religión tiene mucha importancia para aquellos que somos creyentes pero cuidado cumple su función y no puede abarcar todos los campos. Por ello, la ciencia es cosa de cientí­ficos como Darwin y no de Jesús.

  2. Jonatan Ruiz dice:

    Asier, estoy de acuerdo contigo pero creo que al igual que la religión ha intentado abarcar todo como tu dices, también la ciencia lo ha intentado muchas veces llegando al punto de decir que Dios no tiene sentido y que por tanto no exite, ya que hoy en dia tenemos formulas y explicaciones para todo tipo de cosas. El famoso fí­sico Stephen Hawkings afirmó el año pasado que Dios no existe en un libro sobre el origen del universo.
    Me pregunto: ¿Está bien que se despache la posibilidad de que Dios exista porque podemos explicar las cosas a traves de la ciencia?
    Todo esto en un libro que, como he indicado anteriormente, era sobre el origen del universo, origen del cual solo se tienen un grupo de hipotesis y teorias sin pruebas.
    Es cierto que la religion a lo largo de la historia ha despreciado la ciencia en demasí­a pero no por ello habrí­a que hacer lo mismo ahora con la religión.
    Como has dicho la ciencia y la religión son complementarias, pero creo que la religión se puede aplicar en todos los campos, no de un modo autoritario, sino de un modo indirecto. ¿Porque una persona no puede tener la presencia de Dios en su vida para todo? Los estudios, el trabajo, la familia, los amigos… Es decir, ¿Solo tenemos que reducir la religion a la iglesia? ¿A la misa dominical o a los templos y cultos que cada uno tenga? ¿Podemos llamar fe a ese estilo de vida?

  3. Asier Rodríguez González dice:

    Joni, estoy de acuerdo contigo en que la religión a lo largo de la historia haya querido eliminar la ciencia y que la ciencia ahora quiera hacer lo propio con la religión sea lamentable.
    Pero lo que yo querí­a decir con lo de que la religión tiene que dedicarse a lo suyo es que si realmente el universo se ha creado por una determinada reacción fí­sico-quí­mica, pues se admite y ya está.
    ¿Qué pasa que si no ha sido Dios el creador del universo ya no tiene ningún sentido la existencia de Dios? PARA NADA.
    Y la religión evidentemente es aplicable a todos los ámbitos en el sentido de tener fe y querer actuar siguiendo las pautas que marcaba Jesús, pero no es aplicable para fundamentar y argumentar todo en Dios. Dios puso la primera piedra y a partir de ahí­ se ha ido creando todo como un efecto dominó. Es decir, que aunque Dios no lo crea todo directamente sí­ lo hace indirectamente. Se admite y ya está.
    Pero lo que no es admisible es que se utilice a Jesús para crear un grupo selecto de personas que tienen la poca vergüenza de hacerse creer que son representantes de Dios en el mundo y chorradas de esas e incluso con ánimo de lucro crean una serie de normas a sus anchas por las que dificultan como les viene en gana la posibilidad de pertenecer a esta ESPECTACULAR y MARAVILLOSA FAMILIA que es la IGLESIA.
    Porque Jesús lo único que “legisló” (por decirlo de algún modo) fueron los 10 MANDAMIENTOS. A partir de ahí­ todo lo que quieran sumarle algunos sinvergüenzas es polí­tica totalmente supérflua.

  4. mitxel dice:

    ¡Qué interesante serí­a leer más opiniones! Dos detalles, amigo Asier: importante diferenciar “creación” y “origen” (aplicados al mundo)… Importante tener claro que el profeta de Nazaret fue más allá de los 10 Mandamientos (código Hammurábico, por otra parte): “si quieres ser perfecto deja lo que tienes, dalo a los pobres y ven y sí­gueme”.

  5. Asier Rodríguez González dice:

    De acuerdo, Mitxel, muchas gracias por el matiz. Entonces aclarado esto, lo que está claro es que Dios es el origen de todo pero que la creación no ha sido fruto directo del mismo (pero sí­ posiblemente indirecto). Jaja te lo comento por alusiones a la clase de Geografí­a aparcerí­a y arrendamiento; buen paralelismo. (Sé que te ha gustado el paralelismo, Mitxel, jaja).
    En cuanto a lo segundo, decirte pues que eso era lo que yo querí­a decir. Nuestra religión se basa en LA FE, y la fe es seguir lo que dijo Jesús, seguir los 10 mandamientos y seguirlo a él (lo cual hoy dí­a fí­sicamente es imposible hacer, y por ello lo hacemos con el corazón porque Jesús se encuentra en el corazón de todos y cada uno de los creyentes). Por ello, no hay que someterse a muchas normas que “algunos” han querido ir anexionando sin sentido alguno y que impiden en muchas ocasiones poder gozar de la libertad de la que estoy seguro Jesús desea para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: