DEBATE 82: Si él sale con muchas chicas es «exitoso», al revés es «una prostituta» (1)

asdPese a que España ha avanzado mucho en la igualdad entre hombres y mujeres, los estereotipos sexistas tradicionales parecen haber permanecido inmutables entre las nuevas generaciones. Uno de cada tres adolescentes entre 12 y 29 años cree que está bien que los chicos salgan con muchas chicas. Es más, lo califican como de «éxito envidiable», sin embargo, cuando son ellas las que mantienen relaciones sexuales con diversos chicos el calificativo que reciben es de «prostitutas».

Esta es una de las conclusiones del estudio «Jóvenes y género. El estado de la cuestión», presentado ayer por el Centro Reina Sofí­a sobre Adolescencia y Juventud de la FAD. «A pesar de todos los cambios que advertimos en actitudes y comportamientos de las generaciones más jóvenes sigue funcionando entre ellos la creencia de que mucha actividad sexual favorece al chico y desvaloriza a la chica. Esta idea tiene elementos de machismo y parece más propia de la sociedad española de hace varias décadas que de la actual», asegura Inés Alberti, catedrática de Sociologí­a de la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Comité Asesor del Centro Reina Sofí­a.

El informe, que recopila estudios y estadí­sticas propias y de otras fuentes como el INE, el Injuve o la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, señala además que el sexismo y la violencia de género cuentan con menos rechazo entre los hombres que entre las mujeres. Así­, mientras el 84,1% de las chicas no está «nada de acuerdo» con que «si una mujer maltratada no abandona a su compañero es porque no le disgusta del todo esa situación», solo lo rechaza el 74,6% de los chicos.

«Un caldo de cultivo»

A la hora de reflexionar sobre la violencia doméstica, los chicos justifican más frases como «cuando una mujer es agredida por su marido, algo habrá hecho ella para provocarlo» o «un buen padre debe hacer saber al resto de la su familia quién es el que manda». En ambos casos solo un 68 y un 70% de los jóvenes no están «nada de acuerdo» con estas afirmaciones frente al 88% de las chicas.

Para Eusebio Megí­as, director técnico de la FAD, estos estereotipos de género que persisten entre los jóvenes son «peligrosos» pues «subyacen en la violencia de género». En este sentido, el estudio también apunta que el mayor número de episodios de violencia del hombre hacia la mujer se acumula entre los 25 y los 34 años. «Esto tiene que ver con que todaví­a estamos trasladando una serie de estereotipos que son un caldo de cultivo para la violencia de género», indicó.

El estudio también destaca la persistencia de estos estereotipos tradicionales en las cualidades que más aprecian hombres y mujeres en su pareja ideal. Las mujeres valoran en el hombre la capacidad de mando y dirección mientras que ellos se fijan en su capacidad de sumisión y abnegación, además del atractivo fí­sico. Para más del 30% de las jóvenes españolas entre 12 y 24 años, la principal cualidad de su pareja ideal es la sinceridad, seguida de la simpatí­a (19,4%) y la bondad (14,7%). Para los jóvenes, en cambio, las cualidades fundamentales de su pareja serí­an el atractivo fí­sico (24,4%), la simpatí­a (21,9%) y la sinceridad (19,9%).

«Estos datos demuestran que a pesar del esfuerzo de toda la sociedad sigue habiendo elementos sexistas que están anclados y siguen siendo transmitidos a las nuevas generaciones. Hay un sustrato social que es difí­cil de cambiar. Eso se cambia solo a base de educación y leyes que fuercen la equiparación», señaló Megí­as.

De hecho el informe subraya que casi la mitad de los hombres y las mujeres coinciden en que los hijos suponen un obstáculo para la vida profesional de ella. Pero solo el 23% de los varones y el 11% de las chicas creen que pueden ser un escollo para el trabajo de él.

Laura Daniele.Tomado de www.abc.es

 

También te podría gustar...

19 Respuestas

  1. Unai Martínez Carou dice:

    Esta misma mañana he tenido que tratar este mismo tema con compañeros de mi academia, y es completamente cierto que las mujeres presentan una postura mucho más madura e inteligente respecto a esta situación. Bien sea por “hacer la gracia” o simplemente porque no han desarrollado lo suficiente sus capacidades cerebrales como para asumir que la violencia de género o los estereotipos citados en el texto son ideas que hay que erradicar mediante cualquier medio de la sociedad actual.

    Respecto al estereotipo inicial del texto, que afirma que un gran porcentaje de los jóvenes opina que mantener relaciones sexuales con varias mujeres es honorable en un hombre y su contrario en mujeres, en mi opinión, el adjetivo que se les atribuye a estas mujeres (prostituta) es aplicable en ambos sentidos. Tanto un hombre como una mujer que mantienen relaciones sexuales con una gran cantidad de personas son seres que se dejan llevar por sus instintos carnales, lo cual muestra que no sacan gran provecho a su capacidad de razonamiento.

    Finalmente, creo que es peligroso utilizar porcentajes en estos casos, ya que puede llegarse a juzgar a una persona fuera de la mayorí­a simplemente por pertenecer al sexo que demuestra que es francamente estúpido en su mayorí­a.

  2. Gaizka Luis Morán dice:

    Me gustarí­a comentar brevemente el tema de los porcentajes que aparecen en este texto, ya que coincido con mi compañero Unai. Además,creo que serí­a oportuno que la autora aportase el dato de a cuantos jovenes ha sido realizada la encuesta. En muchos casos me da la sensación que se intenta apoyar demasiado en unos datos (que a mi modo de ver a veces son demasiado “estirados”) que no sabemos a ciencia cierta ni la cantidad de jovenes encuestados ni la zona en la que se realiza dicha encuesta. Por otro lado, coincido con la idea fundamental del texto ya que la idea que trata subyace en nuestra sociedad sin darnos cuenta.

    En estos casos la estadí­stica me parece fundamental pero considero que este tipo de porcentajes deben ser trabajados con muchos sujetos (si este fuese el caso no tendrí­a nada que objetar) antes de señalar a uno y otro sexo (como me da la sensación que se hace de una manera indirecta).

  3. Alba Marlaca dice:

    Desde mi punto de vista, el machismo sigue estando patente en nuestra sociedad. Como mujer me indigna totalmente que los hombres encuentren atractivo la capacidad de ser sumisas, al igual que veo lamentable que no son pocas las chicas que buscan un chico que las ‘guí­e’ o ‘cuide’. Me parece que este tipo de aspectos pasan muchas veces inadvertidos y no les damos mayor importancia, pero muestran claramente ese machismo intrí­nseco de nuestra cultura.

    Siento gran impotencia ante el hecho de que a una chica se la puede insultar diciendo ‘prostituta’, pero jamas he escuchado que se le descalifique a un hombre diciendo ‘gigolo’. Sin olvidar que en la sociedad moderna, de la que presumimos vivir, sigue importando tanto cómo son y la cantidad de relaciones sexuales que tenemos.

    ¿Por qué las chicas no somos exitosas si estamos con muchos chicos? Tras haber reflexionado sobre ello, he llegado a la conclusión que a los hombres les da miedo que una mujer pueda hacer lo mismo que ellos, por por que no sabrí­an como reaccionar. Estamos acostumbrados a etiquetar y clasificar, y lo que se sale de los esquemas no siempre nos agrada.

    Finalmente, lo que encuentro más triste es que en muchas ocasiones entre las propias mujeres nos llamamos con estos calificativos sin tener en cuenta el daño que estamos ejerciendo, tanto a esas chica como al conjunto de mujeres, ¿por quién determina el cupo de hombres que hacen convertirte en una ‘prostituta’?

  4. Eder González Olmo dice:

    La distinción entre las mujeres y los hombres a la hora de tener varias relaciones tiene que ver con la dicotomí­a <> que de alguna manera <> al hombre que tiene muchas parejas sexuales y estigmatiza a la mujer.

    El mundo ha evolucionado pero lamentablemente seguimos teniendo una mentalidad como hace millones de años. Machista a tope. En injusto, pero sabemos que a la mujer se le juzga de una manera muy drástica e implacable, se le llama con nombres despectivos, mientras tanto al hombre se le pone adjetivos haciendo referencia a su masculinidad, más “macho”.

    Los hombres y las mujeres somos iguales, tenemos los mismos derechos y deberes. Para que así­ lo sea, la igualdad debe traducirse en oportunidades reales y efectivas para ir a la escuela, acceder a un trabajo, competir por puestos o cargos, gozar de libertades para elegir pareja, etc.

    Es inconcebible que en pleno Siglo XXI se considere a las mujeres diferentes e inferiores a los hombres.

    Por último, quisiera decir que no es justo lo que le ocurrió a un familiar mí­o hace poco, que en una entrevista de trabajo, le preguntaron, al ser mujer, si pensaba tener hijos pronto y si tení­a novio. ¿Por qué no se lo preguntan a su pareja?

  5. Miguel Ángel Ruiz dice:

    Para empezar a comentar este texto quiero decir que estoy de acuerdo pero que se nota que está escrito por una mujer, concretamente por Laura Daniele, tal y como aparece a pie de texto. He escuchado tantas veces que el hombre es el “puto amo” por ligarse a cierto número de mujeres y que, sin embargo, la mujer es una “prostituta” en una situación idéntica a la del sexo masculino. Evidentemente, esto es fruto de una corriente machista que perdura en nuestra sociedad a pesar del enorme progreso acontecido en los últimos años.

    Esto último se manifiesta mayoritariamente entre los más jóvenes. En el mismo texto se menciona lo preocupante que es esto puesto que puede derivar en un futuro no tan lejano en violencia de género, ese tipo de violencia que nadie desea salvo los más cobardes de la sociedad, esos que para manifestar su superioridad recurren a agredir a una mujer.

    Las justificaciones que ofrecen los chicos en muchos casos carecen de lógica y de base. Recientemente en el Villamarí­n, campo de fútbol del Real Betis, se han producido cánticos de este estilo para defender la agresión de un futbolista a su mujer: “¡Rubén Castro alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien!” Vergonzoso, ¿verdad? No es difí­cil deducir el enorme revuelo que ha traí­do este cántico.

    Parece ser que aunque hombre y mujer hagan la misma acción la mujer es la mala. Hay una cosa con la que no comparto opinión. En el texto habla de que las mujeres no se fijan principalmente en el fí­sico y los hombres sí­. Error. Las mujeres sí­ se fijan en el fí­sico como uno de los aspectos principales, y no hablo desde la ignorancia, hablo desde el conocimiento.

  6. Iker Abadía dice:

    Parece mentira que estos estereotipos machistas perduren en la sociedad. Calificar de prostituta a una mujer con cierto éxito con los hombres y alabar al hombre por lo mismo es algo que todos hemos oí­do. Hay que destacar que, aparte de por los hombres, este calificativo es frecuentemente usado por las propias mujeres, lo que en mi opinión significa que acaban despreciando a su género.

    Lo alarmante del texto no es esto, sino el grado de aceptación que llega a tener la violencia de género entre algunas personas. Creo que no hace falta decir mucho más, me resulta entre ridí­culo y lamentable que algo injustificable en todos los casos no sea rechazado por algunos jóvenes; esto no hace más que aumentar el peligro de que aparezcan casos así­.

    Por último, me gustarí­a añadir que el estudio sobre lo que más valoran hombres y mujeres en una pareja no me parece demasiado fiable, puesto que no creo que ambos sexos seamos tan diferentes en los aspectos que más valoremos.

  7. Eder González Olmo dice:

    *CORREGIDOS LOS ERRORES DEL COMENTARIO ANTERIOR

    La distinción entre las mujeres y los hombres a la hora de tener varias relaciones tiene que ver con la dicotomí­a “macho/ligera” que de alguna manera “premia” al hombre que tiene muchas parejas sexuales y estigmatiza a la mujer.

    El mundo ha evolucionado pero lamentablemente seguimos teniendo una mentalidad como hace millones de años. Machista a tope. En injusto, pero sabemos que a la mujer se le juzga de una manera muy drástica e implacable, se le llama con nombres despectivos, mientras tanto al hombre se le pone adjetivos haciendo referencia a su masculinidad, más “macho”.

    Los hombres y las mujeres somos iguales, tenemos los mismos derechos y deberes. Para que así­ lo sea, la igualdad debe traducirse en oportunidades reales y efectivas para ir a la escuela, acceder a un trabajo, competir por puestos o cargos, gozar de libertades para elegir pareja, etc.

    Es inconcebible que en pleno Siglo XXI se considere a las mujeres diferentes e inferiores a los hombres.

    Por último, quisiera decir que no es justo lo que le ocurrió a un familiar mí­o hace poco, que en una entrevista de trabajo, le preguntaron, al ser mujer, si pensaba tener hijos pronto y si tení­a novio. ¿Por qué no se lo preguntan a su pareja?

  8. Eneko Cajigas Ordóñez dice:

    Calificar a una mujer de “prostituta” por mantener relaciones sexuales con muchos chicos y calificar a un hombre de “exitoso” por por mantener relaciones sexuales con muchas chicas es algo muy común y que seguramente todos hayamos oí­do. Como dice Inés Alberti, ese pensamiento es más propio de una sociedad de hace unas cuantas décadas que del actual, ya que parece mentira que con todos los adelantos y mejoras que ha habido en la mentalidad de las personas respecto a la violencia de genero y el sexismo, se siga pensando de esta manera.
    Aunque se haya mejorado mucho en el tema del sexismo y del machismo, siguen habiendo muchas personas que piensan que el género masculino es superior al femenino, y como bien dice el texto, no son solo hombres los que infravaloran el sexo femenino, muchas mujeres se infravaloran a ellas mismas. Prueba de ello está en pensamientos como ” las mujeres no pueden jugar o practicar determinados deportes ya que eso es cosa de hombres” , “las mujeres deben quedarse en casa cocinando y limpiando y el hombre tiene que ir a trabajar” o que las mujeres cobren menos que los hombres por realizar el mismo trabajo. Todo este tipo de comportamientos y mentalidades me parecen injustos y vergonzosos.
    Aún queda mucho camino por recorrer y está en cada uno de nosotros luchar y hacer todo lo posible por que ese pensamiento cambie, hay que conseguir que nuestras madres, hermanas, nuestras futuras hijas y cualquier mujer del planeta se sienta a gusto consigo misma y no infravalorada por un machismo absurdo que no deberí­a de existir.

  9. Mikel. Rodeño. Casado. dice:

    Como bien dice el texto, aunque la sociedad hace numerosos esfuerzos por conseguir la igualdad total entre hombre y mujeres este éxito no acaba de materializarse. Sin embargo, los datos que nos aporta la autora creo que también revelan algo positivo en cuento a este asunto. Mientras hace unos 20 años la sociedad al completo era machista, hoy en dí­a hemos conseguido que ya un 80% de los españoles, aproximadamente, considere que la igualdad de sexos es completamente necesaria para poder educar a las nuevas generaciones.
    En mi opinión, la igualdad de sexos en una sociedad pone a la luz el nivel de desarrollo de dicha sociedad, es decir, el machismo y la diferencia de sexos así­ como la subordinación de las mujeres es algo del pasado, algo que se debe dejar atrás en aras de conseguir una convivencia mejor.
    Hoy en dí­a, por el contrario, lo que se encuentra al orden del dí­a es la igualdad, la repartición de tareas.

    Por otra parte me gustarí­a decir que estoy en completo desacuerdo con que se denomine “prostituta” a una mujer que mantiene relaciones con muchos hombres y por el contrario, se sobrevalore a los hombres por “estar” con muchas mujeres. Creo que este no es sino un ejemplo más del machismo que debemos y creo que poco a poco estamos consiguiendo superar.

  10. Itoiz Almaraz dice:

    Este texto es otro claro ejemplo del machismo que sufrimos en nuestra sociedad en pleno siglo XXI.
    Calificar como “prostituta” a una mujer por mantener relaciones amistosas con otros seres humanos de sexo contrario, deja en evidencia la falta de madurez.
    Está claro que el papel de la mujer a lo largo de toda la historia, con lo poco que se de ella, ha sido secundario en todos los aspectos, tanto en el ámbito religioso como cí­vico.
    Hoy en dí­a, se sigue luchando y haciendo campañas para lograr que la mujer se iguale al hombre en todos los aspectos de la sociedad, pero bajo mi punto de vista ese nivel de equilibrio de ambos sexos lamentablemente nunca se va a alcanzar, ya que en mayor o menor medida todos somos machistas o feministas y uno de los dos sexos siempre va a quedar favorecido.

  11. Alazne Verdeal dice:

    Es una vergüenza que hoy en dí­a y a estas alturas la forma de pensar de la sociedad española no haya cambiado nada, o al menos, el cambio ha sido tan pequeño que es imperceptible.
    El machsimo sigue presente en nuestros dí­as. Pongamos el ejemplo ya citado en el texto. Si una mujer tiene relaciones co un hombre, es tachada como “prostituta”; mientras que el hombre es vitoreado por su “gran azaña”. Por favor, a estas alturas, ¿qué nos deberí­a importar la vida de los demás? ¿No somos acaso seres libres con derecho a tener relaciones con quienes queramos? Las mujeres y los hombres somos iguales ante todo, ya que tenemos los mismos derechos y obligaciones. Tenemos derecho a opinar sobre su comportamiento, pero jamás menosdespreciar a los demás.

  12. Janire Martínez dice:

    A mi modo de ver, el machismo es una lacra de la que parece que nuestra sociedad no se consigue desahacer. Es indignante la opinión y diferenciación que se hace de géneros en función de la actividad de su vida sexual… Una mujer es una “puta” si se acuesta con muchos y un hombre un “máquina” ??
    Pero lo peor de esto es que las cifras demuestran, que esta diferenciación y calificación no solo la realizan los hombres, sino un gran número de mujeres también.

    Pasando al terma de la violencia de género, me es impensable creer que a estas alturas, todaví­a haya un número tan elevado de personas, que opinen que hay cualquier tipo de justificación para la violencia de género.

    ¿Acaso no hemos evolucionado desde la época de nuestros abuelos?

  13. Sandra Sainz dice:

    En mi opinion, la mujer siempre ha dependido del hombre para absolutamente todo, aunque cada vez menos. Aún allí­ muchas mujeres sufren maltratos y ellas creen que eso está bien. La discriminación que sufre la mujer es muy elevada, ya que por ejemplo, como decí­a el texto está bien que un hombre tenga muchas mujeres pero en cambio, una mujer con muchos hombres no está para nada bien.
    Lo más deplorable de la violencia de género es que la gran parte de las mujeres están deacuerdo con ella.

  14. Andrea Fernández Antúnez dice:

    Personalmente este es uno de los temas que peor llevo, ya que me ha parecido, me parece y me parecerá siempre una injusticia. Cuando un chico sale de fiesta una noche y se acuesta o se besa con muchas chicas es un triunfador, el mejor de todos. Sin embargo como una chica haga exactamente lo mismo con varios chicos, se la considera prostituta o que ha hecho algo impropio de una mujer, denigrante para nosotras o algo por el estilo. Muchos de los que están en contra de esta desigualdad son los primeros que despúes cuando en su entorno hay un caso parecido insultan o están de acuerdo con ello.

  15. Sandra Doctor dice:

    Una vez leí­do el texto, pienso que actualmente sigue habiendo casos de machismo aun estando en el siglo XXI. Estoy en desacuerdo con que se denomine “prostituta” a una mujer que mantiene relaciones con muchos hombres, y a los hombres se les sobrevalore por estar con muchas chicas. Yo opino que a los niños desde pequeños se les debe inculcar una actitud contra el machismo entre sexos. Parece ser que aunque hombre y mujer hagan la misma acción la mujer es la mala. Hay una cosa con la que no comparto opinión. No estoy de acuerdo con que las mujeres se fijen solo en el fí­sico y los hombres sí­. Ellas se fijan más en la actitud a parte del fí­sico. Los hombres comentan más sobre el fí­sico de la chica que les gusta mas que de su simpatí­a.

  16. Amaia Sánchez dice:

    Penosa es la palabra que pondria para definir a esas personas que se creen superiores solo por ser hombres. Tanto como hombres y mujeres tienen los mismos derechos, y nadie tiene porque pasar por encima de nadie para hacerle daño y sentirse superior. Este tema ha invadido muchos canales de television, periódicos, frecuencias de radio, incluso se da hasta en colegios, para advertir y hacer entender a los jóvenes y no tan jovenes que sus ganas de ser “héroes” se pueden saciar de otras formas y no dejando a la mujer como una cualquiera cuando ella quiere hacer su vida, o quiere divertirse, o simplemente por que le apetece estar con el hombre que quiera, como los hombres también hacen lo que creen correcto.

  17. Marina Escribano dice:

    Pese a que digan que en España se ha avanzado mucho en la igualdad entre hombres y mujeres, en mi opinión avanzar es ir hací­a un camino mejor, y la desigualdad entre hombres y mujeres sigue aquí­.
    ¿Cómo en pleno siglo XXI donde se supone que la sociedad ha mejorado puede tener la gente ese tipo de ideas? Tanto chicas como chicos somos iguales en una situacion de parejas.
    Las situaciones y los conceptos machistas son repulsivos. Aquí­ ni el hombre es mejor, ni la mujer lo es. Nadie está por encima de nadie.
    La pena es que muchas mujeres tienen tambien el concepto de que los chicos son mejores por estar con más chicas y las chicas en ese casos son unas guarras. Creo que no hay nada peor que una mujer tenga ideas machistas, en su contra.Siempre habrá gente con esas ideas y por ello pese a todo el esfuerzo de avace en la sociedad no es suficiente.

  18. Javier Pérez Mato dice:

    No tengo mucho que opinar ante esto. Simplemente decir que la sociedad no cambia radicalmente en un pequeño puñado de años algo tan intrí­nseco como eso. Poco a poco vamos progresando, y parece que estas nuevas generaciones se acercan mas a esa igualdad de genero que pedimos. Poco a poco, vamos en el buen camino, eduquemos a nuestros hijos en la igualdad de genero y vivirán en la igualdad de genero.

    Muchos aqui utilizan el Siglo XXI como argumento para sostener que estas maneras de pensar son inconcebibles. Pero no olvidemos, que Siglo XXI es solo una cifra de medida de tiempo, que estar en uno u otro siglo no hace que por arte de magia todo cambie. Solo hemos vivido quince años de Siglo y parece que estamos en una sociedad completamente distinta a la que viví­a en 1999. No concibo pensar en Siglo XXI como una nueva sociedad super liberal y que respeta a todo ser humano sea cual sea su modo de actuar cuando dí­a tras dí­a se ven tantas cosas que impugnan por completo esta idea.

    Algún dia, seremos iguales ante los ojos de los humanos, cada uno con sus hermosas diferencias, respetadas sean cuales fueren, algún dia el diferente paseará por la calle con la seguridad de ser respetado, confí­o en el ser humano, pero hasta entonces, no vivamos engañados, esta sociedad todaví­a se burla y juzga al distinto, que establece diferencias entre hombres y mujeres por mucho Siglo XXI que vivamos.

  19. Arrate Caballero dice:

    Pese a que digan que en España se ha avanzado mucho en la igualdad entre hombres y mujeres, en mi opinión avanzar es ir hací­a un camino mejor, y la desigualdad entre hombres y mujeres sigue. Desde siempre la mujer ha dependido más del hombre y, eso, en ciertos aspectos, sigue sucediendo.
    Aún así­, no entiendo por qué una chica no puede estar con muchos chicos sin que la juzguen o la llamen incorrectamente, y los chicos son muy “guays” por hacer eso. ¿Igualdad? Dónde? Todaví­a estoy por escuchar que a un chico se le insulte por esytar con muchas chicas.. Por favor, que estamos en el siglo XXI…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: