DEBATE 85: El castigo ejemplar de un padre a su hijo abusón (4)

asdSon muchos los testimonios de padres, cuyos hijos sufren bullying, que han salido a la luz durante años. Sin embargo, hay pocos progenitores de adolescentes abusones que han dado la cara ante el acoso que sus propios hijos someten a los demás. Aunque también hay excepciones. Es el caso de Timothy Robenhorst, que decidió dar un buen escarmiento a su hijo cuando descubrió que abusaba de otros jóvenes en su colegio.

El padre de este niño le hizo escribir en un cartel su confesión y su castigo, e hizo que la fotografí­a circulara por Internet para avergonzar a su propio hijo. El cartel decí­a lo siguiente: “Mi nombre es Kayden Robenhorst. Soy culpable de ser un abusón en la Escuela Media Puiaski. Mi castigo es el siguiente: 1) 50 flexiones con los puños, 2) 50 flexiones inclinadas, 3) correr durante 1 kilómetro (todo a las 4:30 de la mañana), 4) Me disculparé con el chico del que abusé en la escuela delante de toda la clase hoy, 18-3-15.”

Junto a él aparece el padre, que pedí­a que no atacasen a su hijo, pero que hicieran circular la fotografí­a para darle un escarmiento.

Tomothy Robenhorst castigaba de esta forma a su hijo Kayden con la intención de poner su granito de arena en la lucha contra el acoso escolar, aún cuando es su propio hijo es quien lo practica.

Tomado de www.elcorreo.com

También te podría gustar...

21 Respuestas

  1. Janire Martínez dice:

    Me parece una gran decisión por parte del padre… enseña una lección de humildad sin utilizar la violencia. es mas, creo que es la OBLIGACIí“N de los padres educar a los hijos, y como tal, son ellos los mas indicados para corregir las acciones ( o incluso las actitudes) erróneas de sus hijos.

  2. Alazne Verdeal dice:

    Es un caso peculiar. Normalmente sabemos de las ví­ctimas pero no de los malhechores. El buyillng es un problema grave de hoy en dí­a y es agradable saber que todos ponemos un grano de arena. Los padres son quienes influyen mayoritariamente en la educación de los hijos, aunque en este caso, el castigo no me parece el más acertado. Si que es verdad que hasta el propio malhechor recibe de lo suyo, pero una disculpa y servicios a la comunidad hubieran bastado. De la otra forma, creo que el propio niño podrí­a ser ví­ctima de su propio bulling.

  3. Iker Abadía dice:

    En mi opinión, es una forma sencilla de darle un escarmiento al abusón, de modo que aprenda que con el acoso no llega a nada y, ante la posible vergüenza de circular su caso por internet, es probable que el chaval cambie radicalmente de actitud.

    Bien es cierto que, a pesar de que su propio padre pida que no lo ataquen por haber sido un acosador, haya alguien que sí­ que lo haga. No obstante, me sigue pareciendo un buen método para poner su granito de arena ante el acoso.

  4. Miguel Ángel Ruiz dice:

    El bullying es un tema que por desgracia tiene bastante presencia en nuestra sociedad actual. Son muchos los casos que escuchamos dí­a tras dí­a en la televisión, radio… es muy fautoridadescuente que un grupo de chavales acose tanto moral como fí­sicamente. Sin duda es algo que no agrada a nadie con dos dedos de frente.

    El castigo impuesto por Robenhorst a su hijo me parece totalmente oportuno y que seguro que a nivel de educación, deduzco, repercutirá en Kayden Robenhorst. Ojo por ojo dirí­an los más literarios. Y es que no hay mejor castigo que humillar y hacer pedir perdón públicamente a un niño que ha abatido delante de todos a otra persona, ya sea por las diferencias de cultura, peso, estatura, edad etc. La disciplina y el respeto son dos valores muy importantes que hay que enseñar a los más jóvenes.

    Es necesaria la implicación de toda la sociedad en conjunto. Muchas veces se observa a gente que nota un posible acoso y no hace nada por erradicarlo, ni siquiera dar parte a las autoridades o, en este caso, profesores. Habrí­a una mejor imagen en nuestro dí­a a dí­a.

    En definitiva, el bullying es un tema bastante preocupante del que se deberí­a dejar de hablar en un par de años, ya que serí­a un claro sí­ntoma de su desaparición.

  5. Miguel Ángel Ruiz dice:

    CORRECIí“N LíNEA DOS.

    Fautoridadescuente=frecuente.

  6. Unai Martínez Carou dice:

    El acoso escolar es muy frecuente estos dí­as y lo ha sido siempre. Hace años los padres tomaban medidas para evitar que su hijo atacara a sus compañeros, pero esto se ha ido perdiendo con los años. Hoy en dí­a los progenitores únicamente están con sus hijos cuando se les debe felicitar o para defender a los mismos si sufren algún problema.

    Es por ello por lo que resulta en cierta manera gratificante ser consciente de que aún existen muchos padres responsables que toman represalias ante el acto de acoso por parte de sus hijos. Las medidas que tomó el padre de este joven americano son una manera ideal de que éste aprenda qué se siente cuando eres humillado en público, además de una forma no violenta y sin problemas judiciales.

    En mi opinión, más padres deberí­an tomar ejemplo de Tomothy Robenhorst, abrir los ojos y reconocer que no todo lo que sus hijos hacen es correcto, y que puede causar serios problemas a otras personas. Estamos acostumbrados a escuchar casos de acoso que acaban en tragedia, como en el caso de Jokin Hondarribia o de Amanda Todd, sienta bien oí­r casos en los que el acosador es castigado de forma no violenta antes de lo peor.

  7. Eder González Olmo dice:

    La intimidación o bullying es un comportamiento violento e intencional de un individuo o un grupo para hacerle daño a otro, que es recurrente e implica un desequilibrio de poder.

    En la actualidad el problema de la violencia entre niños y jóvenes es muy grave. Los padres suelen quitarle importancia y no creer que su hijo pueda llegar a hacer ciertas cosas, o creer que son “cosas de niños”. Sin lugar a dudas, el acoso, el maltrato intimidatorio, hace sentir dolor, angustia y miedo al que lo sufre, hasta tal punto que, en algunos casos, puede llevarle a consecuencias devastadoras como el suicidio.

    En España, se estima que un 1,6 por ciento de los niños y jóvenes estudiantes sufren por este fenómeno de manera constante y que un 5,7 por ciento lo vive esporádicamente. Frente a estos datos pidamos a los padres que no tengan ese grado de permisividad desmedido frente a conductas agresivas que manifiestan algunos hijos.

    Por último, quisiera decir que el castigo y escarmiento que Timothy Robenhorst decidió dar a su hijo, aunque seguramente le dolió mucho hacerlo, a la larga será un bien para el chaval y algún dí­a le agradecerá que le enseñara a respetar a los demás.

  8. Mikel. Rodeño. Casado. dice:

    Desgraciadamente, hoy en dí­a nos encontramos en medio de una sociedad en la que el bullying se impone en la mayor parte de los centros escolares. Visto esto, numerosas son las asociaciones o grupos de profesores y personal docente que hacen frente a este problema.

    Sin embargo, nunca habí­amos visto algo como lo que cuenta este artí­culo. Se trata de un padre que impone un castigo tremendamente peculiar a su hijo, a el cual le va a hacer reflexionar profundamente sobre el tema. Me parece un ejemplo de humildad excepcional. Mientras la mayor parte de los padres y madres exculpan a sus hijo@s cuando éstos se ven envueltos en algún problema, este hombre da un paso más: trata de defender los derechos de las personas por encima de todo.

    Personalmente pienso que si hubiese más personas como esta, muchos de los problemas que sufre nuestra sociedad serí­an mucho más fáciles de solventar. Se trata de un caso excepcional, como he dicho antes, del que muchos deberí­amos aprender.

  9. Borja González dice:

    En mi opinión el padre le da una gran lección a su hijo y a todo el mundo, por muy dura que pueda ser la consecuencia que le ha puesto, ni comparación con lo que habrán sufrido las victimas del bullying.
    Creo que es una gran decisión tomada por el padre que le ayudara bastante a su hijo para un futuro.

  10. Maitane Fernández dice:

    Hoy en dí­a el bullyng es un tema muy conocido, y desgraciadamente, sufrido por muchos. Personalmente pienso que el castigo impuesto no va a hacer efectivo. Si además de darle un escarmiento al hijo, lo que el padre pretende es acabar con el abuso escolar está haciendo todo lo contrario, ya que podrí­a estar provocando que su hijo fuera esta vez la ví­ctima ridiculizándole públicamente. Y desde mi punto de vista hubiera bastado con mantener privado el castigo.

  11. Marina Escribano dice:

    El bulling, hoy en dí­a es un acto cada vez más frecuentE. Con bullyng se refieren al acoso escolar y a toda forma de maltrato fí­sico, verbal o psicológico que se produce entre escolares, de forma reiterada y a lo largo del tiempo.Por lo tanto en mi opinión ha sido una gran ‘castigo’ por parte del padre, una forma de enseñarle para que sea un poco más humilde y así­ aprenda que al igual que él avergonzaba a otros niños sintiéndose superior, su padre o cualquiera puede avergonzarle.

  12. Amaia Sánchez dice:

    Es una gran idea. Los castigos suelen ser de desprenderles de sus aparatos electrónicos,y eso no ayuda. Un castigo de verdad para una situación tan grave como esta. Nadie tiene derecho de opinar de la vida de los demas y mucho menos judgarles y atacarles de forma violenta, solo por sentirse un héro delante de sus compañeros que seguramente harán lo mismo que el para parecerse a él, algo que claramente vemos que no es bueno.

  13. Miriam Lodeiro dice:

    El padre, que conoce a su hijo y sabe lo que realmente le hará aprender mejor que nadie, intenta ayudar a su hijo, pero también a todas las personas que han sufrido sus abusos y los de otros muchos jóvenes. A diferencia de los demás progenitores él si da la cara e intenta ponerle fin a algo tan común. En mi opinión en una lección para todos los padres, pero sobre todo para aquellos que saben que sus hijos son abusó es y no hacen nada al respecto.

  14. Sheyla Pérez dice:

    Sin ninguna duda, los mayores responsables de la educacion de los niños son sus propios padres, sin contar el ambito escolar, relaciones con amigos.. Ha sido una gran decision la del padre, inculcar valores a su hijo por los que actualmente no nos preocupamos tanto, pero no dejan de perder su importancia por ello.

  15. Luis Angel Nieto dice:

    En mi opinión, lo que el padre del chaval hace es muy correcto, puesto que en ese momento es el hijo el que lo pasa mal. A parte de lo que el hijo ha escrito en el cartel, mandado por el padre, el castigo que el le ha puesto lo considero apropiado para la salvajada que ha cometido el niño.
    Una decisión muy correcta por parte del padre, puesto que otros chavales, si algún dí­a hacen bullying, quizá se lo piensen dos veces.

  16. Andrea Fernández Antúnez dice:

    Me parece correcta la actuación del padre, ya que el niño ha podido hacer daño fí­sico a un compañero del colegio o de la calle pero no olvidemos que el daño psicológico a veces duele mucho más que el fí­sico. No deja de ser un niño al que probablemente un escarmiento con palabras le sirva más que un golpe. A veces dejar en ridí­culo a una persona por cometer un acto impropio puede llegar a ser mucho más efectivo que recurrir a la violencia fí­sica.

  17. Iker Pastor dice:

    En mi opinión pienso que la forma de actuar es totalmente acertada, ya que un padre al igual que no puede permitir que hagan bulling a su hijo, tampoco puede permitir que el abusón sea el y de esta manera, por consecuencia de la verguenza de dicha foto, el hijo seguramente se diera cuenta de que estaba comentiendo un gran error actuando así­ con sus compañeros de clase.

  18. Sandra Sainz dice:

    Hoy en dí­a el bullyng es un tema muy conocido ya que muchos jovenes lo sufren o lo practican. El escarmiento que le hizo el padre al hijo me parece muy adecuado, ya que el hijo se puso en los zapatos del otro joven y pudo ver cuanto sufrí­a. Todos los pradres cuyos hijos practican bullyng a otra persona dberí­an tomar medidas al respecto ya que esas personas sufren mucho.

  19. Javier Pérez Mato dice:

    Muy bien por el padre, que en esta ocasión creo que está de 10. El bullying es una lacra muy dificil de eliminar. Nadie puede hacer nada en contra del bullying mas que la educación que los propios padres dan a los hijos.

  20. Itoiz Almaraz dice:

    Se trata de un claro ejemplo de que a pesar de que hoy en dí­a la mayorí­a de padres y madres que suelen aparecer es porque sus hij@s sufren acoso escolar, menos mal que todaví­a hay padres que pretenden dar ejemplo y luchar por el progreso de la sociedad, empezando por mejorar la educación de sus propios hijos y escarmentandoles cuando van por mal camino.

    Sin duda una gran acción.

  21. Arrate Caballero dice:

    Ole por el padre, que le da un escarmiento a su hijo, y sin usar la violencia. Es obligación de todos los padres educar a sus hijos, de la forma que sea. Ejemplo de lucha por esta sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: