DEBATE 97: “¿El alcohol te hace más tonto?” (I)

asdLos efectos neurocognitivos del alcohol son preocupantes, incide este experto: problemas de memoria, de reconocimiento de caras, de atención, estructurales… “Tengo que decir, que sí­. Que es cierto. Pero el mensaje que lanza [el eslogan] es el mensaje grueso”. En su opinión hay que desenmascarar los efectos insidiosos del alcohol, que actuarí­an como el colesterol o la hipertensión, minando la salud. “El alcohol hace que tu cerebro sufra. En ese sentido podrí­a decirse que te hace más tonto”.
Sobre la posibilidad de aumentar la edad de consumo legal, antes de hablar de eso Cadaveria asegura que se conformarí­a con que se cumpliera la legislación. Es ilegal antes de los 18 años, pero los jóvenes pueden reunirse sin dificultad en la calle y obtener bebidas alcohólicas. Y lo hacen cinco años antes de lo permitido, con 13,7. “Y hay que asumirlo, en primer lugar los padres. Ahora hay una tolerancia social que lo favorece. Me conformo con que lleguemos a los 18 y después hablamos de los 21. Es un desafí­o importante. Los estudios que comparan los efectos en animales y humanos muestran claramente las diferencias entre los 13 y los 18 años, las mismas cantidades tienen efectos menos perjudiciales al aumentar la edad”.
Tomado de www.abac.es

También te podría gustar...

21 Respuestas

  1. Sara Martín Cajide dice:

    Creo que todos tenemos claros los problemas que podemos tener al consumir alcohol. Hoy en dí­a tenemos más información sobre esos problemas, mucha más que antes, y a pesar de ello la edad media en la que los jóvenes empiezan a consumir alcohol sigue disminuyendo.
    Son los tutores los que deberí­an impedir que sus hijos de apenas 14 años tomen bebidas alcohólicas. Se deberí­a impedir también que en caso de que lo hagan, no venderles bebidas y que los policí­as no dejen que estos jóvenes, todos menores de edad, se concentren en la calle para hacer “botellón” con tanta facilidad.
    Es un problema grave, que como dice el texto, produce problemas de salud, y por eso debemos tomar conciencia de ello y que entre todos consigamos subir la edad media de los jóvenes que empiezan a consumir bebidas alcohólicas.

  2. Alazne Verdeal dice:

    Personalmente, no creo que el alcohol nos haga tont@s, porque si tuviésemos que empezar a crear una lista de cosas que nos “vuelven tontos”, dicha lista serí­a interminable (TV, Internet, redes sociales…).
    Es verdad que el alcohol y cualquier droga perjudican a nuestra salud mental y fí­sica, y en casos extremos, se puede llegar a desarrollar dependencia. Pero, ¿hacernos tont@s?
    Por otra parte, estoy de acuerdo con el doctor en cuanto incrementar las medidas para el consumo ilegal del alcohol entre menores para que estos no comiencen a consumir a los trece. A sí­ mismo, muchas veces reforzar la ley sólo provoca en los jóvenes un acto de rebeldí­a que acaba con el consumo de cualquier droga a temprana edad.
    Por esa misma razón, se deberí­a concienciar más a los jóvenes de lo que les puede suceder si consumen desde tan jóvenes ciertas drogas y del mismo modo se debe actuar con los padres, teniendo en cuenta el ámbito social de los menores (ya que muchas veces son los factores externos, como los amigos, quienes les tientan a beber antes de tiempo).

  3. Alexander Moreno Lobato dice:

    En mi opinión, es cierto que cada vez la edad media en la que los jóvenes comienzan a tomar bebidas alcohólicas va disminuyendo, lo que me hace pensar en que consecuencias podrá acarrearles a las próximas generaciones. Pienso que es un tema muy importante que puede llegar a ser un grave problema en un futuro, y todo el mundo deberí­a concienciarse de ello para intentar evitar que vaya a peor.

    Como se dice en el texto, deberí­an incrementarse la medidas para tener controlados a los menores de edad y así­ evitar los tí­picos “botellones” en los que muchas veces los jóvenes no controlan y se pasan de la raya bebiendo. Esto trae unas consecuencias muy negativas para la salud de estos jóvenes, e incluso pueden estar en peligro de muerte si beben una cantidad excesiva de alcohol de golpe.
    Por todo esto, la policí­a deberí­a tener mas control en las calles para evitar que menores de edad consigan alcohol, y los padres de los jóvenes deberí­an concienciar o enseñarles desde mas pequeños que no deben beber alcohol hasta los 18 años porque lo único que consiguen es perjudicar su salud haciendo que el cerebro sufra, por lo que se podrí­a decir que te hace mas tonto, tal y como dice en el texto.

  4. Arrate Caballero dice:

    Los problemas que tiene el alcohol cada dí­a están más claros en la sociedad, porque a parte de haber más información sobre ellos, la gente (como bien dice el texto) empieza antes,y lo peor es que cada año que pasa empiezan antes…
    Yo pienso, y no sé cómo padres pueden permitir que sus hijos con apenas 15 años ya estén borrachos por las calles o entrando en coma etí­licos, pues a mí­ se me caerí­a la cara de vergüenza si yo fuera ellos, la verdad…
    Ahora, además, he leí­do en el periódico que se puede beber en la calle sin que la policí­a te quite la bebida.. a mí­ por ejemplo me viene de lujo, porque tener 18 años y que por beber en la calle te pongan una multa o te manden hacer un trabajo social.. me da rabia; pero ahora hay que pensar que los jóvenes estarán bebiendo por la calle sin que nadie les pueda decir nada, y eso a mi me da pena…
    No creo que el beber alcohol nos haga tontos, en eso estoy de acuerdo con Alazne, porque entonces el móvil, las redes sociales, el ordenador, la televisión… ¡casi que ya vendrí­amos tontos de serie!.
    Aún así­, creo que se nos ha dicho (y me incluyo) tantas veces las consecuencias del alcohol, tantas charlas… tanto todo, que por mucho que se nos diga, no vamos a hacer caso y vamos a hacer lo que queramos… pero cada uno, allá con sus consecuencias..

  5. Andrea Fernández dice:

    En mi opinión, todos somos conscientes de los daños que hace el alcohol, aunque si es cierto que mentirí­amos si dijésemos que la gran mayorí­a de nosotros lo consumimos sin ser mayores de edad. No sé si la solución a que la gente beba menos y a edades tan tempranas es aumentar la mayorí­a de edad para consumir esta droga, puesto que queda más que reflejado que quien quiere, puede, a cualquier edad y prácticamente en cualquier situación. Yo pienso que la clave está en los padres y también de una manera u otra, en la mente de cada uno. Si una persona con 13 años por ejemplo no quiere beber, no beberá, solo tiene que ser alguien que no se deje influenciar fácilmente por lo que dice o hace la mayorí­a, y los padres en estos casos deberí­an aconsejar y hacer ver a sus hijos que a esas edades es muy perjudicial consumir alcohol. Al final todos echamos las culpas a los padres, pero por muchos consejos que nos den, si nosotros no queremos cogerlos, no lo haremos, y eso no es culpa de nadie mas que nuestra.

  6. Eduardo Del Corral dice:

    Es cierto que el alcohol puede causar diversos problemas de salud si se consume en exceso y reiteradamente; pero decir que nos vuelve tontos es llevarlo al extremo. Es cierto tal y como dice el texto: “El alcohol hace que tu cerebro sufra” sin embargo estos daños hacia el cuerpo están más relacionados con el hí­gado, el estómago o el esófago más que con el cerebro.
    Aún así­, pienso que la cultura del alcohol está demasiado arraigada en nuestra sociedad (cosa que se ve reflejado en los jóvenes). Por tanto, pienso que deberí­an incrementarse la medidas para tener controlados a los menores de edad y así­ disminuir el porcentaje tan alto de menores que consumen alchol ya que este puede ser mucho más perjudicial en cuerpos menos desarrollados.

  7. Mitxel dice:

    Hablar de ciencia hoy dí­a es citar a la divinidad. Sin embargo, cuando este nuevo gurú nos toca las pelotas o los ovarios lo echamos a la papelera. Digo esto porque la neurociencia afirma lo que afirma (que el alcohol nos hace más tontos) y, sin embargo, buscmos mil disculpas para justificar lo contrario… ¡Explicadlo!

  8. Ibon Martínez dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con el tí­tulo del artí­culo. Como decí­a Forrest Gump, tonto es el que hace tonterí­as. Vamos, que el consumo de alcohol es directamente proporcional al nivel de tonterí­a. El problema es que no solo debemos considerar el daño que nos hacemos a nosotros mismos, porque en eso no voy a entrar, cada uno toma sus decisiones, sino que obviamos las muertes, enfermedades, agresiones, etc. que desencadena un consumo excesivo de alcohol en ví­ctimas inocentes. En nuestro paí­s el consumo de alcohol podrí­amos decir que está bien visto, es un modo de relacionarse socialmente, que tiene un gran nivel de aceptación. Por eso, ¿con qué autoridad van a decir algunos padres a sus hijos que no beban si ellos mismos beben? No olvidemos que el control de los menores es responsabilidad de los adultos. Tendrí­a mucho de qué hablar…, y no está socialmente bien visto.

  9. Marina Escribano dice:

    Uno de los deseos cuando somos niños es crecer, ser mayores, y por ello, imitar muchas de las conductas que vemos hacer a los adultos. Ver a nuestros padres, familiares , conocidos o desconocidos en un bar tomando alguna bebida que contiene alcohol es algo común que vemos desde edades muy tempranas, he aquí­ una posible causa del inicio precoz con el alcohol. Se prohibe consumir alcohol y se prohibe venderlo a todas aquellas personas menores de 18 años y sin embargo, personas adultas son quienes se lo proporcionan es, por tanto, culpa de los ¿menores o mayores de edad? He aquí­ la primera cuestión.
    Un vez probado, al ser una droga, se repite pues conocemos parte de sus consecuencias, las primeras buenas ya que da sensación de felicidad y acabamos relacionando fiesta con alcohol, divertirse con alcohol, y olvidamos lo real. Pero siguiendo con las consecuencias ¿conocemos todas?¿todas son reales? no lo sé, pero en cuanto a que nos hace más tontos lo dudo mucho conozco gente de 10 con afición al alcohol, o ¿quizás sus efectos vendrán en el futuro? Confiando en el texto que dice que la neurociencia afirma que nos hace más tontos, las disculpas para justificar lo contrario son muy diversas y muy utilizadas pues no queremos creernos que por un cubata podrí­amos ser más tontos, ya que de nadie es el deseo de serlo.

  10. Ainhoa Ozamiz dice:

    Evidentemente, las cosas en exceso son siempre malas, y esto se aplica también al alcohol. Numerosos estudios cientí­ficos demuestran que no es que el alcohol sea malo en sí­, ya que puede ser incluso bueno para la salud, pero lo que es malo es emborracharse en exceso, ya que tanta cantidad de alcohol puede provocar daños a largo plazo en el cerebro, en el hí­gado…, por no hablar de la dependencia que causa, que en caso extremos puede llegar al alcoholismo. Si se empieza a beber alcohol poco a poco y siendo un poco más mayor es menos probable que desarrollemos tanta dependencia, pero sin duda, si alguien empieza a beber alcohol con 13 años se va a acostumbrar mucho más desde una temprana edad, y va a necesitar mucha más cantidad para notar sus efectos. El problema es que los chavales de 13 años que empiezan a beber no lo hacen con moderación, sino con intención de emborracharse, por lo que esos efectos a largo plazo tan dañinos van a ser mucho más evidentes y van a dar lugar a muchas más complicaciones.

  11. Janire Martínez dice:

    De todas las opiniones de mis compañeros, creo sin duda que la que mejor concuerda con mi opinión es la de Ainhoa, ya que el resto (sin ofender a nadie) culpa a los niños de consumir alcohol desde una muy temprana edad, sin tener en cuenta que también nosotros comenzamos a beber o a probar el alcohol siendo menores de edad. Por lo tanto, ¿no nos estamos convirtiendo en unos hipócritas al criticar algo que nosotros mismos hemos hecho en algún momento?
    Con esto no aplaudo estas decisiones, que no se me malinterprete, estoy en contra del consumo de alcohol a edades tan tempranas y creo que habrí­a que tomar medidas para evitar que se den situaciones de comas etí­licos entre niños de 14 años. Pero del mismo modo creo que no debemos condenar “a la hoguera” a los crí­os que hacen esto. Porque seamos sinceros, son crí­os y la mayorí­a hacen lo que sea por ser “aceptados”. Lo que me lleva a mi principal pregunta: ¿El problema no será en realidad de una sociedad que hace creer a adolescentes de 13-14 años que tienen que beber para ser “aceptados”?

  12. Mitxel dice:

    Me llama la atención la expresión “emborrachase en exceso” (que utiliza Ainhoa). Lo digo porque “emborracharse” ya supone beber en exceso. “Emborracharse en exceso” debe ser coger una melopea que te dura una semana en el hospital…. Posiblemente sólo sea un exceso verbal….

  13. Claudia Sueiro dice:

    Todos somos conscientes de los daños producidos por el alcohol, pero aun así­ la edad media de empezar a beber bebidas alcohólicas disminuye, hasta tal punto de que la edad media sea trece años, cuando la edad mí­nima es la mayorí­a de edad, los dieciocho años. En mi opinión, hay muchas personas que se dejan influenciar por otras, pero porque en una cuadrilla haya gente que bebe alcohol no deberí­an hacerlo todos, no se deberí­a dejar influenciar por lo demás.

    Se les culpa a los padres de que sen den casos de este tipo,pero ellos no tienen toda la culpa, ellos hace su labor que es aconsejar, protegernos y hacernos conscientes de los daños del alcohol como otras cosas, pero muchas veces no es culpa de ellos. Hay veces que si, por supuesto, pero muchas otras no. Muchas veces los padres no entienden que si ellos hacen algo, los hijos a medida que crecen tomaran las mismas o muy parecidas costumbres a ellos, y con esto me refiero al tema del consumo del alcohol y del tabaco, que parece que no pero también se ve influenciado por ellos.

    Por una parte si que estoy de acuerdo con el titulo de que el alcohola nos haga tont@s , porque como ha dicho Ibon, tonto es aquel que hace tonterí­as, y el consumo de alcohol a tan temprana edad es una tonterí­a, que cada vez parece estar más ligada con la sociedad y se ve reflejado en los jóvenes.

  14. Ainhoa Ozamiz dice:

    Con “emborracharse en exceso” me referí­a a emborracharse todas las semanas, porque en mi opinión, es evidente que si alguien se emborracha una vez no se va a volver tonto por eso, pero si se convierte en un hábito y se emborracha habitualmente, eso puede llevar a las malas consecuencias de las que he hablado en mi anterior comentario.

  15. Andrea Díez dice:

    Es cierto que los menores tienen facilidad para acceder al alcohol aunque la ley prohiba su consumo hasta la mayorí­a de edad, pero tenemos que ser conscientes que el alcohol perjudica seriamente nuestra salud, no nos hace ni más simpáticos, ni más lí­deres, ni mejores personas ni, por supuesto, más inteligentes. No sé si cientí­ficamente estará comprobado que su uso y abuso incide negativamente en el desarrollo intelectual, pero muy lista no puede ser una persona que hace del consumo de la bebida un hábito o una forma de vida.

  16. Ainhoa Pesado dice:

    Como muchos habéis mencionado en vuestros comentarios el fin de consumir alcohol suele ser conseguir mayor diversión, perder la vergüenza o en conclusión : noche de fiesta = alcohol. Como dice el artí­culo, es cierto que cada vez la edad en la que se empieza a ingerir alcohol es más temprana, como pueden ser los 13 años, y hoy en dí­a, a pesar de las prohibiciones, no es demasiado difí­cil para un menor el obtener alcohol. Debido a esto, los menores sienten el deseo de probar o experimentar, sin saber que normalmente, el probar se convertirá en un consumo habitual desde los 13 hasta la mayorí­a de edad, haciendo así­, como alguno ha mencionado, necesitar más cantidad de alcohol para obtener los resultados que se buscan. En conclusión, ¿el alcohol garantiza la diversión? y si no, ¿por que bebemos? Estoy 100% segura que la diversión no depende de la cantidad de alcohol ingerida, ya que de diversión puede pasar a una mala experiencia si llegamos al coma etí­lico. Pero entonces… ¿por qué es para la mayorí­a de los jóvenes imprescindible el alcohol en una noche de fiesta?

  17. Andrea Sánchez dice:

    Como bien todos sabemos, el alcohol es una droga que hoy en dí­a es la más consumida de nuestro paí­s y nos produce una depresión del Sistema Nervioso Central, o como bien dice en el artí­culo , nos hace más tontos. Ahora bien, el principal problema está en las personas que consumen alcohol. Hoy en dí­a , cualquier menor de edad de entre 13 y 17 años puede conseguir una botella de alcohol fácilmente, y lo peor es que como dice en el artí­culo ,esa tolerancia social que se lo permite. El consumo de alcohol no se debe ver como algo normal en los menores de edad principalmente. Y en cuanto a los mayores de edad, deben de moderar su consumo lo máximo posible ya que los problemas que puede acarrear a largo plazo son perjudiciales para el organismo.

  18. Idoia Izquierdo dice:

    Desde mi punto de vista, es un poco vergonzoso saber que la edad media de las personas que empiezan a beber bebidas alcohólicas sea 13,7 ya que eso implica que hay personas que han empezado mucho antes de esta cantidad. Uno de los motivos por los cuales yo creo que ocurre esto es la facilidad que tienen a la hora de conseguir las bebidas y las pocas dificultades que tienen para hacer “botellón”. “Es ilegal beber alcohol siendo menores” o “está prohibida la venta de bebidas alcohólicas a personas menores de dieciocho años”, cuantí­simas veces hemos oí­do esas palabras, pero más aun hemos visto como la policí­a no hace mucho al respecto, lo cual es otra facilidad más para que estos jóvenes se reúnan en las calles los fines de semana. No solo la policí­a sino que los padres de estos adolescentes, mayormente, asumen o dan por hecho que sus hijos son unos de ese 74% de los adolescentes que se emborrachan con bastante frecuencia.
    Como han dicho anteriormente, sí­ que es verdad que el alcohol nos hace más tontos y nos afecta a la salud, pero como una de las tantas cosas que nos afectan diariamente, así­ como los móviles, la televisión… quizá no a la misma escala pero si nos hacen daño a la salud. Lo peor de todo esto es que cuatro de cada cinco jóvenes en España creen que beber los fines de semana no afecta tanto como de verdad afecta a la salud. El alcohol en exceso no es algo bueno y los puede llevar sin darse cuenta en un camino hacia la adicción que empieza como un juego o diversión y se termina convirtiendo en un problema mayor.
    En mi opinión el motivo por el cual ingieren estas bebidas es porque por unos segundos se olvidan de la realidad, pierden la vergüenza y de esta manera se socializan más y se divierten. Pero también están por nombrar las personas que aun siendo jóvenes se divierten y se lo pasan bien sin tener la necesidad de tomar estas bebidas.

  19. Lydia Setien dice:

    Todos sabemos que alcohol es malo, es una droga, ´nos deja tontos´o como queramos describirlo, sin embargo a mi me llaman la atención dos hechos. El primero es la necesidad de poner un mí­nimo de edad. No veo gran diferencia en los daños que nos puede causar teniendo 18 o teniendo 21 años. Sin embargo, ¿por qué prohibido a menores de 18 y permitido para más adultos? ¿No es perjudicial cumpliendo la mayorí­a de edad? Obviamente sigue siendo dañino, pero entonces ¿por qué nos permiten tomar algo que es dañino? Todos nos hemos tomado alguna copita de champán, vino… en alguna comida familiar, todos hemos salido a tomar alguna cerveza o algunos de cubatas un sábado noche. No sirve de nada hacer hincapié en los daños de las bebidas alcohólicas cuando nos están permitiendo tomarlo a partir de cierta edad, y son conductas habituales en nuestra sociedad (siempre hablando de estas conductas, no de los botellones, ni los coma etí­licos, ni las ¨borracheras en exceso¨ etc.). El segundo hecho que me llama la atención es que con el paso del tiempo el consumo en menores empieza cada vez antes, y realmente me parece escalofriante la media de edad a la que se comienza a consumir alcohol. Miedo me dan las siguientes generaciones, que en mi opinión, terminarán por saltarse su infancia.

  20. Mayra dice:

    Si que es verdad que consumir algo en grandes cantidades nos vuelve tontos tanto cuando estamos borrachos ya que podemos liar algún problema e incluso cuando estamos conscientes pero después de haber consumido alcohol semana tras semana. El alcohol afecta a nuestro sistema nervioso, lo que puede provocar con el paso del tiempo alguna otra enfermedad grave. Pero también tenemos que ser conscientes , como comenta Alazne Verdeal, que el alcohol no es la única cosa que nos puede volver tontos, ya que creo que estamos rodeados de influencias cada vez más malas.
    El hecho de que la edad de inicio en el alcohol se debe a muchos aspectos: la facilidad de conseguirlo y a la rapidez que crecen las nuevas generaciones (ya que empiezan en todo antes de lo que empezamos nosotros). Esto puede provocar problemas más serios a los que existen hoy en dí­a. La culpa no se la podemos echar exclusivamente a los padres, sino que creo que es de la sociedad, porque influencia, claramente, a los más jóvenes.

  21. Alain Miranda dice:

    Para empezar, no creo que la edad para consumo legal se deba basar en ser mayor de edad o no (Cosa que luego cada uno hace lo que quiere) , sino en el nivel de madurez de cada uno a la hora de beber alcohol.
    Muchas veces está claro el porque de beber alcohol entre los jóvenes, y que ellos son conscientes de sus actos hasta cierto nivel de alcohol. ¿Por qué? Por todos esos daños que nos produce el alcohol, y ya no solo hablo de no ser consciente de tus actos,estar agresivo y olvidar cosas al dí­a siguiente, sino lo que está mas relacionado con la salud.
    Son muchos los riesgos que desconocemos de consumir alcohol, entre ellos el sangrado del esófago, inflamación de páncreas, y cáncer de hí­gado, cabeza, colon… entre otras.
    El problema está en que parece que hasta que no se llega a ese punto, no se para, e incluso unos al llegar, en caso de recuperarse, vuelven a sus hazañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: