TEXTOS: El Decreto de Unificación (1937)

20 abril de 1937

Llegada la guerra a punto muy avanzado y próxima la hora victoriosa urge ya acometer la gran tarea de la paz, cristalizando en el Estado nuevo el pensamiento y el estilo de nuestra Revolución Nacional. Unidos por un pensamiento y una disciplina común los españoles todos han de ocupar su puesto en la gran tarea:

Esta unificación (…) precisa tener en cuenta que (…) Falange Española y Requetés han sido los dos exponentes auténticos del espí­ritu del alzamiento nacional iniciado por nuestro glorioso Ejército el diecisiete de julio.

Como en otros paí­ses de régimen totalitario, la fuerza tradicional viene ahora en España a integrarse en la fuerza nueva. Falange Española aportó con su programa masas juveniles, (…) los Requetés [aportaron] junto a su í­mpetu guerrero, el sagrado depósito de la tradición española (…)

 

Por todo lo expuesto,

DISPONGO:

Artí­culo 1°. Falange Española y Requetés, con sus actuales servicios y elementos, se integran bajo Mi Jefatura, en una sola entidad polí­tica de carácter nacional, que de momento se denominara Falange Española Tradicionalista y de las JONíS.

Esta organización, intermedia entre la Sociedad y el Estado, tiene la misión principal de comunicar a Estado el aliento del pueblo y de llevar a este el pensamiento de aquél a través de las virtudes polí­tico-morales, de servicio, jerarquí­a y hermandad (…)

Quedan disueltas las demás organizaciones y partidos polí­ticos.

Artí­culo 2°. Serán órganos rectores de la nueva entidad polí­tica nacional el Jefe del Estado, un Secretariado o Junta Polí­tica y el Consejo Nacional (…).

Artí­culo 3°. Quedan fundidas en una sola Milicia Nacional las de Falange Española y de Requetés conservando sus emblemas y signos exteriores. (…)

La Milicia Nacional es auxiliar del Ejército.

El Jefe del Estado es Jefe Supremo de la Milicia. (…)

Dado en Salamanca a diecinueve de abril de mil novecientos treinta y siete. FRANCISCO FRANCO

Boletí­n Oficial del Estado (Burgos), 20 abril de 1937“.

ANíLISIS DEL TEXTO

1. Clasifique el texto explicando: tipo de texto, circunstancias concretas en las que fue escrito, destino y propósitos por los que se escribió.

Estamos ante un texto legislativo realizado en plena Guerra Civil. Es una fuente histórica. Aunque en el decreto se afirma que la guerra está a punto de terminar, esto está muy alejado de la realidad. Las tropas de Franco, después de un victorioso avance por el SO. Peninsular, no han triunfado en su intento de tomar Madrid. Los fracasos del Jarama y Guadalajara convencen al “caudillo” de que la ciudad no estaba madura para caer, así­ que dispone el grueso de sus tropas para la “campaña del Norte”, en la que espera apoderarse de la franja cantábrica republicana, que se encuentra aislada del resto del territorio lealista. La guerra se plantea larga y hay que preparar la retaguardia para ello. Entre las medidas que se disponen está este texto.

El autor del mismo es Francisco Franco Bahamonde, general español con mando en las islas Canarias, que participa en la conspiración contra la democracia republicana. Su experiencia militar en la guerra de Marruecos le hací­a e) hombre idóneo para ponerse al frente del ejército que vigilaba el protectorado. Así­ lo hizo el 18 de Julio, pasando a la Pení­nsula gracias al apoyo fascista italo-alemán. Su fuerza militar, la más importante de España, se dirigió hací­a Madrid aplastando toda oposición. Sus éxitos y los movimientos de su cuñado, el falangista Serrano Suñer, le alzaron a la jefatura del bando sublevado, huérfano por la muerte accidental de Sanjurjo, siendo nombrado el 1 de octubre de 1936 generalí­simo de los ejércitos y jefe de gobierno, cargos a los que sumará el titulo de “caudillo'”. Su victoria en la guerra le dará la jefatura de estado vitalicia, detentando este cargo hasta su muerte en 1975.

El destino del texto es público, pero va dirigido especialmente a falangistas y carlistas, que son los grupos polí­ticos más activos y organizados tras la sublevación. El propósito es el de ir preparando el organigrama polí­tico para el nuevo régimen que se quiere instalar.

2. Indique y explique las ideas que aparecen en el texto y resuma su contenido

 

La ley se emite para unificar las distintas fuerzas polí­ticas que han participado en la sublevación contra la República Española. Por ello, después de hacer un preámbulo en donde se alaban las caracterí­sticas de unas y otras, en el articulado se establece la fusión de estas fuerzas en una sola organización con mando único. Esta unificación también incluirí­a a las milicias de ambas fuerzas. La idea es clara, siguiendo la lógica fascista y militarista: hay que agrupar a todas las fuerzas polí­ticas bajo una única jerarquí­a. Es la idea del partido único que ya habí­a establecido Mussolini en Italia y Hitler en Alemania. Dicha organización debí­a servir de mediadora entre el pueblo y las elites dirigentes, teniendo como objetivo encuadrar y organizar a las masas para la consecución de los objetivos propuestos. Dichos propósitos aparecen recogidos en el decreto en la justificación del artí­culo primero.

En el texto se plantea la necesidad de iniciar la construcción de un nuevo régimen en cuanto se alcance la victoria: dicho proceso aparece definido en el texto como “Revolución Nacional””˜. El nuevo estado parece construirse sobre la fusión de los valores más tradicionales de la sociedad española, encarnados por los carlistas (el tradicionalismo), y los nuevos conceptos ideológicos creados en la época de entreguerras y que se aglutinan bajo la denominación de fascismo, conceptos defendidos y recogidos por falange española, grupo polí­tico dirigido por José Antonio Primo de Rivera, que trataba de realizar un fascismo “a la española” y al que se sumaron especialmente jóvenes. Los carlistas habí­an protagonizado a lo largo del siglo XIX la oposición al sistema liberal, defendiendo posturas ultracatólicas y antiliberales, desde el autodenominado “tradicionalismo'”. A la hora de realizar acciones bélicas se organizaban en unidades llamadas “requetés”, que serán una importante ayuda para los militares sublevados en julio en el llamado “alzamiento nacional””˜, especialmente en Navarra.

Siguiendo el proceso de unificación de mando y concentración de poder que se habí­a iniciado en el otoño del 36, Franco pone bajo su autoridad directa el nuevo partido, FET de las JONS, a( que preferirá referirse como “movimiento nacional””˜, creando la jerarquí­a organizativa que lo estructurará en los siguientes cuarenta años. Esta fusión no fue bien aceptada por todos los componentes de estos grupos. Franco tuvo que expulsar a Portugal al carlista Manuel Fal Conde y meter en la cárcel al falangista Miguel Hedilla. Las milicias armadas de ambas organizaciones también se englobaron en una sola organización, aunque se les permitió mantener su personalidad y sus sí­mbolos. Estas agrupaciones cumplieron un importante papel en la represión de la zona controlada por Franco, realizando el trabajo sucio al que los militares poní­an reparos.

3. Responda a las siguientes cuestiones (No lo incluyo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: