España, el país del mundo donde más creció el lujo

España no es la cuna del lujo, donde los franceses se han ganado a pulso el mérito gracias al liderazgo de empresas como LVMH o Hermès. Tampoco somos Italia, patria de marcas tan emblemáticas como Prada, Dolce & Gabbana o Gucci. Sin embargo, sí tenemos el honor de ser el país donde más crecen la ventas de productos de lujo.

Éstas aumentaron un 6,2%, una tasa que está por encima de la de países como Francia (donde la facturación avanzó un 5,8%), que hasta ahora había sido el mercado con más crecimiento. En otro país referente del sector, como es Italia, las ventas avanzaron un 1%. EN otros mercados como China o Alemania, éstas incluso cedieron un 9,4% y un 4,3%, respectivamente.

Estos son los datos que arroja el último informe sobre el sector elaborado por la consultora Deloitte. En la precedente edición del Global Powers of Luxury Goods (que analiza las cifras del último año fiscal, 2016), nuestro país ya había sido el segundo mercado, después de Francia, con un mayor aumento en la facturación de este sector del lujo.

«El turismo ha sido el que ha sostenido este incremento en ventas en países como España y Francia», señala el citado informe.

Se trata de un mercado enorme, que facturó cerca de 217.000 millones de dólares (183.000 millones de euros) el año pasado (un 1% más) y que se prevé que crezca de manera constante en los próximos años. Las 100 principales compañías de productos lujo facturaron de manera conjunta de 2.200 millones de dólares (1.864 millones de euros). Estas 100 marcas concentran el 47% de la facturación de todo el mercado mundial de este tipo de artículos, según las cifras del estudio.

Se trata de empresas como LVMH Möet Hennessy-Louis Vuitton (el grupo francés dueño de Louis Vuitton o Christian Dior), Ralph Laurent, Hermès, Rolex, Swatch, Dolce & Gabbana, la división de lujo de L’Óreal o Estée Lauder Companies.

También hay empresas españolas, aunque más pequeñas que las citadas. Entre ellas se encuentran la marca de perfumería Puig, la de de joyería Tous, la de relojes Festina Lotus y el grupo Textil Lonia, dueño de marcas como Purificación García y Carolina Herrera.

Estas son las empresas patrias que tienen el honor de formar parte de este ranking de los 100 gigantes elaborado por Deloitte. En conjunto, facturan una media de 741 millones de dólares (627 millones de euros). Están, eso sí, a años luz de otras como la francesa LVMH, que tiene la hegemonía y que vendió productos por un valor de 41.593 millones de dólares (35.244 millones de euros) el año anterior, de los cuales más de la mitad son artículos de lujo.

Por sectores, es el sector de joyería y relojes el que concentra la mayor parte de las ventas, con el 25%. El textil tiene el 19% de las ventas y la cosmética y la perfumería, el 15,8%. Este es el sector que experimentó un mayor crecimiento en ventas el pasado ejercicio.

Tomado de www.elmundo.es

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: