La adicción al móvil en los menores aumenta y provoca fracaso escolar, fobias e intentos de suicidio

La Sociedad Española de Pediatrí­a Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap) advierte del aumento de casos de adicción a los dispositivos móviles, de la saturación de las urgencias por visitas innecesarias y de los trastornos de sueño en menores por la falta de atención de sus progenitores.

En una entrevista con EFE, el pediatra valenciano y nuevo presidente de la Sepeap, Fernando Garcí­a-Sala, reclama la inclusión en el calendario español de vacunación de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) para niños, y de las que se aplican contra el rotavirus y la meningitis B.

Garcí­a-Sala asegura que una de las principales reivindicaciones de la Sepeap es que la atención pediátrica de los niños se prolongue hasta que cumplan los 18 y no como hasta ahora, a los 15, edad en la que pasan a ser tratados en atención primaria por un médico de familia.

“Los adolescentes de 15 a 18 años están en tierra de nadie”, advierte para añadir que muchos menores van menos al médico al pasar del pediatra al médico de familia, “al que no conocen”, y a estos últimos “les viene un poco grande” la atención de este grupo de edad.

Defiende una “pediatrí­a integral” donde el pediatra sea un “referente dentro del cuidado del niño”, tanto si está enfermo como si no, para prevenir las enfermedades que pueda tener o hacerles recomendaciones sobre Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) o para evitar embarazos no deseados.

Obesidad y adicción a dispositivos

Otro de los “graves problemas” pediátricos actuales es la obesidad en los menores, debido a la falta de ejercicio, la comida rápida y el sedentarismo que llevan al estar “enganchados” a dispositivos móviles, ordenadores y televisión, y que les puede ocasionar problemas cardiovasculares, de diabetes o de hipertensión.

Esta adicción a los dispositivos móviles y a las redes sociales está incrementando el número de “casos de fracaso escolar y de acoso escolar”, así­ como “hiperactividad, fobias e intentos de suicidio que antes no veí­amos”, alerta.

“Estamos preparándonos para eso, porque son unas patologí­as prevalentes de salud mental que están creciendo, son complicadas y requieren la atención del psicólogo o el psiquiatra”, añade a EFE para lanzar la idea de un inhibidor doméstico de dispositivos móviles con el fin de que los padres puedan controlarlos.

“A un niño o niña de 15 años no le puedes quitar a la fuerza un móvil cuando se lo has consentido desde los 9”, afirma Garcí­a-Sala, quien también es partidario de que se prohí­ba usarlo en el colegio.

Más trastornos del sueño

También se está detectando un aumento de los trastornos del sueño en menores debido al poco tiempo que pasan con ellos sus padres, que cuando llegan a casa intentan suplir esa carencia de tiempo y, o bien los despiertan, o son los propios hijos los que esperan su llegada con juguetes electrónicos o viendo la televisión.

“Esto produce una alteración importante del sistema nervioso, porque antes de dormir tienen que estar relajados y no haciendo una actividad que les exija una sobrecarga neuronal”, afirma el experto, que añade que los padres que dejan a sus hijos con cuidadores o abuelos “son más permisivos”.

Calendario de vacunación

Asegura que España es uno de los paí­ses con el mejor calendario vacunal y un tasa de vacunación de casi el 93 %, critica que los “antivacunas” quieran destruir esto “cuando no tienen ningún motivo” y afirma que desde la Sepeap se persigue la inclusión de tres vacunas en el calendario nacional.

Dos de ellas son la del rotavirus, que puede llegar a ser una enfermedad grave y producir una deshidratación en el menor; y la de la meningitis B, Bexsero, que evita la enfermedad invasiva por esta bacteria que tiene una carga brutal en cuanto a mortalidad y morbilidad y deja graves secuelas.

También quieren incluir la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) en niños, ya que actualmente solo se administra a niñas a partir de los 12 años y los varones también pueden sufrir cáncer de lengua, pene o testí­culos, tumores relacionados con el papiloma.

“Los pediatras no queremos que haya vacunas de ricos y vacunas de pobres. Queremos un calendario para todos”, afirma para criticar, también, la saturación de las urgencias pediátricas por la frecuencia con la que padres y madres demandan atención médica para sus hijos por problemas leves.

Para Garcí­a-Sala, en España faltan pediatras y muchos de ellos emigran porque las condiciones económicas son mejores en el extranjero, y reclama a las aseguradoras privadas baremos más proporcionados, porque lo que pagan por visita “es irrisorio, una miseria”.

Tomado de www.elpais.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: