LECTURA: La explotación forestal en España

España se presenta en la actualidad como un paí­s con escasos bosques  a pesar de la importancia que tuvieron en el pasado. La extensión ocupada por los bosques  representa el 28% de la  superficie total  y su producción es insuficiente puesto que el autoabastecimiento de madera y leña se sitúa en un 75%, por lo tanto importamos parte  de nuestro consumo. Las principales partidas corresponden a las coní­feras de latitudes frí­as y a árboles tropicales. La producción  forestal aporta el 4%  del valor total de la producción agraria debido a:

–  La escasez de bosques

– La deforestación del paí­s  generada por las talas abusivas que se han practicado a lo  largo de la historia

–  La sobreexplotación ganadera

–  Los incendios forestales

 En cuanto a la localización mas significativa de los espacios forestales hay que destacar:

La masa forestal arbórea es más importante en la España húmeda  y en las zonas montañosas. Desde el punto de vista de la localización de las especies  se pueden distinguir:

El encinar es la formación forestal mas extendida en los ambientes secos

El alcornoque  se encuentra en el Levante, Submeseta Sur y Andalucí­a

–   Los hayedos se localizan en la España húmeda donde destaca Navarra

Los bosques de coní­feras se localizan en las áreas montañosas destacan  Galicia    (pino pinaster ) y en las zonas del   Mediterráneo ( pino carrasco)

 Como queda indicado la aportación total del  sector forestal a la producción agraria es del 4% del que 2,5% corresponde a la madera y sus derivados       ( producción de  papel), y el resto a una gran variedad de productos como la resina ( obtenida del pino pinaster) , el corcho ( del alcornoque) , el esparto, la caza y diversos frutos ( bellota, castaña..). Las regiones con mayor importancia  en la explotación forestal son Galicia y seguidas  con mucha distancia Castilla -León y Andalucí­a.

 La función de los bosques es mas importante que la meramente económica, tienen  también una valoración  paisají­stica y es un elemento clave en el equilibrio ecológico.  Su conservación y recuperación es un objetivo de los diversos programas llevados acabo para la protección y defensa del medio natural. Los principales programas se  han centrado en la repoblación forestal  cuyos objetivos  son:

1. Mejorar el régimen hidrológico

2. Defensa del suelo ante la erosión

3. Frenar el proceso de desertificación

4. Recuperación de las masas forestales.

 Las repoblaciones hasta el momento no han sido  muy adecuadas ya que se han centrado en especies de rápido crecimiento para la explotación de madera  con coní­feras y eucaliptos, en  lugar de repoblar con especies autóctonas más adecuadas. Actualmente  se ha cambiado esta polí­tica productivista  por una claramente proteccionista que está dando mejores resultados.

La silvicultura es la explotación racional de los bosques.

 Factores históricos que  han  influido en la disminución de los espacios forestales:

Utilización de la madera hasta bien entrado el s. XX como fuente de energí­a: el carbón vegetal

Los privilegios concedidos por los Reyes Católicos a la Mesta dando lugar a la roturación de grandes masas forestales para destinarlas al pastoreo

La desamortización del  S. XIX  subastó extensas áreas forestales, que en muchos casos fueron taladas  en beneficio de la agricultura Por otra parte esta polí­tica significó la pérdida  de espacios forestales de propiedad estatal

El desarrollo industrial, la expansión del ferrocarril, la explotación minera, el desarrollo urbano…  también han sido actuaciones económicas, polí­ticas y/o sociales que han  influido considerablemente en el retroceso del bosque.

Finalmente hay que destacar la gran cantidad de incendios  que han determinado en gran parte la  desaparición y degradación de los bosques españoles

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: