DICHO POPULAR: “hacer el agosto”

1250200807_850215_0000000000_sumario_normalTanto la frase “˜hacer el agosto’, como su variante “˜hacer su agosto’, es la tí­pica expresión utilizada comúnmente para referirnos al hecho de que alguien ha realizado un negocio rápida y fácilmente obteniendo unos pingí¼es beneficios e incluso para señalar a aquellos que lo hacen sin costarle un gran esfuerzo o de forma algo dudosa.

Muchos son los que piensan que el origen de esta expresión proviene de las ganancias que obtienen los empresarios que se dedican al sector turí­stico y otras personas afines al ramo, gracias a la masiva presencia de turistas durante el verano.

Pero en realidad el origen de este modismo lo encontramos en una actividad que nada tiene que ver con las vacaciones sino con la agricultura.

Desde siempre, el verano ha sido el momento idóneo para realizar la cosecha de la mayorí­a de los cereales sembrados y el posterior almacenaje del grano tras el trillado, siendo el mes de agosto el de mayor actividad.

Una buena cosecha era sinónimo de abundante materia prima, buenas ganancias y dinero para el resto del año (o al menos para los meses de invierno en los que la actividad agrí­cola descendí­a a causa de las bajas temperaturas).

Los que también se beneficiaban de esto eran los temporeros, quienes trabajaban duramente a lo largo del verano acudiendo a las diferentes vendimias y recolecciones y sacaban suficiente dinero para el resto del año (o buena parte de él).

Con el tiempo las expresiones “˜hacer el agosto’ o “˜hacer su agosto’ se convirtieron en sinónimo de buen negocio y ganancias abundantes de casi cualquier actividad, sin importar en qué época del año se lleve a cabo y de qué modo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: