LECTURA: Coronavirus: La supergripe que ya afectó a “Mortadelo y Filemón”

A pesar de que no tiene ningún sentido hablar de escritores futurólogos, existen extrañas coincidencias que hacen pensar en una especie de clarividencia en ciertos autores. ¿Alguien ha pensado en el historietista Francisco Ibañez como una especie de vidente? Por supuesto que no, pero hace diez años sí escribió un número dedicado a un extraño virus y los paralelismos que encontramos con la actualidad son asombrosos. Claro que llevamos 200 álbumes de “Mortadelo y Filemón”, así que puede decirse que han hablado de todos los temas posibles.

EN 2010 se publicaba “La gripe U”, una desternillante aventura en que los agentes de la T.I.A. tenían que salir a investigar qué era y cuáles eran los orígenes de una misteriosa mutación del virus de la gripe que estaba asolando a la agencia y que se había empezado a contagiarse por todas partes. La editorial Random House ha querido recuperar la aventura con la idea de que si Ibáñez encontró el humor en la epidemia, nosotros también podemos y así sobrellevar mejor estos meses ya de encierro.

Dentro de las aventuras del número 134 de “Magos del humor” nos encontramos con coincidencias prácticamente vúdicas, La sinopsis es la siguiente: “Una virulenta gripe está afectando a varios miembros de la T.I.A., por lo que Mortadelo y Filemón deberán averiguar cuál es el foco de infección. Tras investigar en un hospital, unos grandes almacenes y un restaurante finalmente descubren que el culpable es el kamikaze Regúlez que quiere vender la cura de la gripe «U» para tener dinero con el que pagarse la cirugía estética”.

En el número vemos cómo las teorías conspiranoicas salen por todas partes, como ha sucedido con el Coronavirus, con los chinos acusando a Estados Unidos su creación para desestabilizar al país rojo. Aquí sí que aciertan, y eso es lo más delirante de todo.

En la historia vemos viñecas que ya reflejan cómo en China la enfermedad tiene un foco de contagios desalmado; que Italia y ROma serían uno de los primero países en caer en la pandemia; que el virus no entendería de clases sociales ojerarquías y afectaría a todo el mundo sin remisión; también hablaría que lo mejor para no extender el contagio sería tomar medidas de confinamiento y que la gente se quedara en casa; y que la demanda de mascarillas sería universal y sería una buena forma de minimizar los riesgos de contagio si tenías que salir a la calle.

Por último, en el número también se habla de cómo se dispararía la venta de papel higiénico, que los hospitales se colapsarían, que habría una urgente necesidad de más respiradores y que de lo único que hablaba todo el mundo es cuándo aparecería la famosa vacuna que nos libraría de la pandemia. En definitiva, una historia de humor que repasaba, diez años antes, todo lo que nos está pasando en la actualidad y que, por tanto, era del todo previsible. SI lo sabía Ibáñez, ¿por que los gobernantes del mundo parecían tan poco preparados para esta crisis?

Tomado de www-larazon.es

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: