Los siete pueblos con los nombres más graciosos de España

Los pueblos son una parte esencial de España. Repartidos por toda la geografía española estos pequeños municipios esconden todo tipo de historias que suponen un pedazo muy importante del país. Muchos fueron los que abandonaron, en ocasiones obligados, estos lugares en busca de empleo a las ciudades cambiando así la estructura económica de España.
Nombres graciosos
Existen muchos gustos diferentes y cada uno es único en aquello que le provoca admiración como puede ser el nombre del lugar donde va a vivir. Por este motivo hemos seleccionado los siete pueblos que cuentan con nomenclaturas graciosas y que pueden resultar lugares maravillosos en la geografía española.
Brazatortas (Ciudad Real): este municipio de Castilla y la Mancha cuenta con un nombre muy peculiar. Su denominación deriva de Abrazatortas que según los expertos podría proceder de dos partes con pasado prerromano en el que haría referencia a un valle y las curvas de un río (tortas). Su población es de unos 1.000 habitantes cuya fiesta principal es la de San Isidro Labrador, el 15 de mayo.
El mojón (Alicante): localidad muy cercana al mar Mediterráneo cuenta con la peculiaridad de pertenecer a dos comunidades autónomas a la vez, Valencia y Murcia. Además de este dato su nombre no pasa desapercibido debido a que recuerda a la denominación que en algunos lugares de España se usa como insulto o referencia a heces.
Torrelapaja (Zaragoza): con una población de apenas 35 habitantes este peculiar pueblo colindante a la provincia de Soria cuenta con menos de 16 km cuadrados de superficie. Los pocos torrelapajinos que todavía resisten cuentan con el honor de pertenecer al pueblo donde se cree que nació San Millán.
Calamocos (León): Este pueblo muy cercano a las localidades de San Miguel de las Dueñas, Molinaseca y Castropodame en Castilla y León cuenta con uno de los nombres más curiosos del país. Su denominación es explicita con los esputos que genera el cuerpo, hecho que provoca risas en aquellos que lo conocen.
Meadero de la Reina (Cádiz): aunque no se trata de un pueblo exactamente, esta barriada rural cuenta con un curioso origen en su nombre. Perteneciente a Puerto Real entre los términos de Chiclana de la Frontera y San Fernando la leyenda cuenta que su nombre se debe a una parada de emergencia de la reina Isabel II. Su carruaje se detuvo en la zona para que esta pudiese hacer de vientre entre los arbustos, algo que dotó al lugar de esta denominación.
Adiós (Navarra): este municipio nos saluda aunque para despedirse en todo momento. Con cerca de 150 habitantes, el pueblo cercano a Pamplona cuenta con uno de los nombres más desconcertantes de toda España debido al saludo para despedirse que usamos en castellano.
Pepino (Toledo): el último pueblo de la lista es un municipio español de Castilla – La Mancha. Con alrededor de 3.000 habitantes la leyenda cuenta que su nombre no procede de la verdura si no de Alonso Pepino, un antiguo labrador que vivió en la localidad.
Tomado de www.larazon.es

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: