Mártires en el Día de la Pascua (una vez más)

Al menos 156 personas han muerto y más de 400 más han resultado heridas este domingo en un atentado contra centros religiosos en Sri Lanka. En un día clave como es el Domingo de Resurrección, han atacado dos iglesias y tres hoteles en el país asiático.

Los artefactos explotaron alrededor de las 8.45 horas, hora local, en tres hoteles de lujo de Colombo. También tuvo lugar a esa misma hora en la capital una explosión en una iglesia y otra en otro templo católico de Katana, al oeste del país, según ha informado un portavoz de la policía de Sri Lanka. Posteriormente se produjo una sexta explosión en la ciudad de Batticaloa, al este del país.

En el Hospital Nacional de Colombo hay 42 cuerpos sin vida, entre ellos 9 extranjeros, y al menos 243 heridos; mientras que otros centros hospitalarios próximos a la capital recibieron 69 muertos y 134 heridos, y en Batticaloa, en el este de la isla, hay 27 muertos y 67 heridos.

La Policía ha pedido calma a los ciudadanos. «Por favor, permaneced en calma y dentro de las casas. Hay muchas víctimas, incluidos extranjeros», aseguró en Twitter el ministro de Sri Lanka para las Reformas Económicas y la Distribución Pública, Harsha de Silva, tras visitar varios de los lugares atacados.

De Silva comunicó que se había convocado un gabinete de crisis y habló emocionado tras las «escenas horribles» que había visto. «He visto miembros amputados esparcidos por todos lados. Equipos de emergencia están desplegados en su totalidad en todos los puntos. (…) Hemos llevado muchas víctimas al hospital, esperamos haber salvado muchas vidas», relata a través de su perfil de Twitter.

Las imágenes transmitidas por televisión dan prueba de la magnitud de la explosión. Una de las iglesias ha sido completamente destruida, con escombros y cuerpos esparcidos por el suelo mientras la gente trata de socorrerlos y de buscar supervivientes.

El atentado se produce en un día clave para el catolicismo, en el día más importante de la Semana Santa. Los ataques contra minorías religiosas en Sri Lanka se han venido repitiendo en el pasado e incluso el Gobierno tuvo que declarar el estado de emergencia después de se produjeran enfrentamientos entre musulmanes y cingaleses budistas con dos muertos y decenas de detenidos. La población cristiana en el país representa el 7%.

Tomado de www.abc.es

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: