PARA MEJORAR TU ESTUDIO: Comenzando el Estudio

  1. asdOrdena tu habitación o zona de estudio. Si ordenas tu entorno, se ordenarán también tus ideas internas y tus esquemas cognitivos.
  2. Despeja la zona de estudio de objetos susceptibles a la distracción, el teléfono móvil principalmente.
  3. Prepara todo el material necesario durante el estudio para que no existan posibles distracciones al tener que ir en busca de algo que hayas olvidado.
  4. Muestra buena actitud. Tu postura, tus gestos, tu forma de estudiar… todo influye para rendir más o menos. Si, por ejemplo, tienes una postura de desgana te costará más, si te sientas correctamente, con energí­a y dispuesto a aprender, tu rendimiento será más eficaz y lograrás más en menos tiempo.
  5. Toma el mismo hábito todos los dí­as. Acostumbra a establecer siempre un mismo horario y lugar de estudio. Si tu organismo se acostumbra a una rutina, la percibirá cómo necesaria.
  6. Planifí­cate diariamente de modo que repartas un tiempo conveniente para el estudio y otro para tu ocio y descanso.
  7. Procura organizarte para llevar el estudio al dí­a. No te des atracones de ultima hora, solo servirán para saturarte y agobiarte, te harán sentir mal, perderás confianza en ti, la energí­a se debilitará antes de lo previsto y es probable que ocasione espacios en blanco en tu mente que te pueden llegar a traicionar en el momento del examen.
  8. Controla el tiempo de estudio para aprovecharlo al máximo. Puedes ayudarte de un cronómetro, reloj de arena, etc. siempre y cuando no te suponga una nueva distracción.
  9. Motivación ante todo. Busca algo que te motive al estudio, ya sea una satisfacción o premio al finalizarla o la propia autorrealización al conseguir lo que te propones.
  10. Papel y boli siempre en mano. Si tus manos están ocupadas y además están activas escribiendo, evitarás distraerte mirando al techo o pensando en las musarañas. Además la información te llegará doblemente y obligarás a tu cerebro a procesarla para poder escribirla. Ya tienes parte del estudio ganado.
  11. Primera lectura y acercamiento al tema a estudiar. Antes de comenzar a estudiar como tal, familiarí­zate con la materia. Basta con releerlo para que la mente se vaya poniendo en funcionamiento y lo vaya asociando a otras ideas.
  12. Si estás solo y no molestas a nadie, convendrí­a hacer una lectura en alto de los puntos clave para escuchar la información además de leerla: doble entrada de información por vista y oí­do, y ordenamiento de ideas.
  13. Plantéate pequeños objetivos a corto plazo. No pretendas conseguir todo a la vez. Es mejor ir dando pequeños pasos pero firmes e irte sintiendo realizado progresivamente, que querer conseguir demasiado al mismo tiempo y no lograrlo.

Tomado de http://psicocode.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: