TÉCNICAS: ELABORANDO UN MAPA CONCEPTUAL

El mapa conceptual es una técnica usada para la representación gráfica del conocimiento. Un mapa conceptual es una red de conceptos. En la red, los nodos representan los conceptos, y los enlaces representan las relaciones entre los conceptos.

Elementos de un Mapa Conceptual

Según Novak un mapa conceptual debe estar conformado por:

  1. Los conceptos: estos se refieren a eventos, objetos, situaciones o hechos y se suelen representarse dentro de cí­rculos o figuras geométricas que reciben el nombre de nodos.Cada concepto representado en el mapa es relevante para el significado del concepto de mayor jerarquí­a, que en ocasiones puede ser el tí­tulo o tema central.Los conceptos deben ser presentados de forma organizada, de forma que existan relaciones solo entre los conceptos más significativos, puesto que si relacionan todos ellos entre sí­, resultarí­a en una red de conexiones incomprensible. Además, los conceptos no deben tener verbos ni deben formar oraciones completas, ni tampoco repetirse dentro del mapa.
  1. Las palabras de enlace: normalmente están conformadas por verbos y expresan la relación que existe entre dos o varios conceptos para que sean los más explí­cito posibles, estos se representan mediante lí­neas conectoras.Las lí­neas conectoras no son suficientes para determinar la relación existente entre los conceptos, por esto suelen acompañarse de palabras de enlace que determinan la jerarquí­a conceptual y especifican la relación entre los conceptos.Algunas palabras de enlace pueden ser: “Es parte de”, “se clasifican en”, “es”, “depende de”, “para”, “contribuyen a”, “son”, entre otras.
  1. Las proposiciones: están compuestas por la unión de uno o varios conceptos o términos que se relacionan entre sí­, a través de una palabra de enlace. Estas deben formar oraciones con sentido propio y no deben necesitar de otras proposiciones para tener coherencia.
  2. Lí­neas conectoras o de unión: se utilizan para unir los conceptos y para acompañar las palabras de enlace. Las lí­neas conectoras ayudan a dar mejor significado a los conceptos uniéndolos entre sí­.

Cómo Elaborar un Mapa Conceptual

1) Identifica el tema y la pregunta de enfoque que quieres desarrollar. Por ejemplo, si el tema se trata de “Los alimentos”, una pregunta de enfoque resultarí­a: ¿qué tipos de alimentos causan mayor daño a la salud? De esta forma, tu mapa conceptual estarí­a enfocado en detallar los tipos de alimentos y las razones por las cuales podrí­an afectar el bienestar.

2) Busca suficiente información sobre el tópico y destaca las ideas principales.

3) Ahora identifica varios conceptos acerca del tema que consideres más importantes y necesarios para explicar tu idea, resumiéndolos en su idea principal o palabras claves.

4) Comienza encerrando el tí­tulo en un recuadro en la parte superior de la hoja.

5) Conecta el tí­tulo con el concepto principal a través de una lí­nea recta y una palabra de enlace que permita explicar de qué forma se relacionan, creando así­ una proposición. Estas palabras generalmente son verbos y deben ser muy especí­ficas para entender claramente la correspondencia.

6) Comienza a plantear los conceptos más importantes en la parte superior de la hoja hasta reflejar los conceptos menos importantes en la parte inferior.

7) Puedes relacionar conceptos de distintos segmentos del mapa a través de enlaces cruzados y su respectiva palabra de enlace.

8) Cuando finalices, lee de principio a fin tu trabajo para que te asegures que todas las relaciones son correctas y que la pregunta de enfoque fue respondida. Con ello podrás realizar las correcciones que convengan.

 

PASO PRIMERO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PASO SEGUNDO

 

 

 

 

 

 

 

PASO TERCERO

 

 

 

 

 

 

 

PASO íšLTIMO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: