Transparencia en la Iglesia Católica: así son sus cuentas

Cuatro años después de que la Conferencia Episcopal Española (CEE) pusiera en marcha su Plan de Transparencia las cuentas están claras y visibles. La adhesión a los estándares internacionales de transparencia ha resultado una oportunidad única para la Iglesia Católica de informar a la población ante la posible confusión sobre sus fuentes de financiación. ¿Cómo y de dónde recibe la Iglesia el dinero que destina a conservar sus instalaciones y atender a los necesitados? La respuesta está en internet, al alcance de cualquiera, con un solo click en su Portal de Transparencia.

Dicha web refuerza y pone de manifiesto el compromiso de transparencia de la Iglesia y su voluntad por rendir cuentas. Tal y como se refleja en los datos almacenados en dicho portal, que complementa la labor de la Oficina de transparencia y rendición de cuentas de entidades canónicas de la Conferencia Episcopal –creada en junio de 2016, la Iglesia en España cuenta con varias fuentes de financiación para sostener sus actividades.

Ahora que la Iglesia ya no recibe cantidades con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para su sostenimiento básico, las principales vías de financiación son: las aportaciones directas que realizan los fieles (donativos, suscripciones y otros); la colaboración de las administraciones públicas (en virtud del artículo 16 de la Constitución Española); y la gestión de sus propios recursos (patrimonio, prestación de servicios, etc.)

Las aportaciones voluntarias de los fieles son la principal fuente de financiación de la Iglesia, llegando a suponer más de un tercio de los recursos disponibles de las diócesis. En el año 2014 representaron el 37% de sus recursos. Respecto a las vías de colaboración de las administraciones públicas, una de ellas es la asignación tributaria. La Iglesia Católica recibe del Estado el 0,7% de los impuestos de los ciudadanos que marcan libremente la casilla correspondiente en la declaración del IRPF. Una casilla compatible con la de ‘Fines Sociales’ en donde se encuentran ONGs de diversa índole, incluida Cáritas. Es así desde que en diciembre de 2006 se firmara la modificación del sistema de asignación.

24% recursos: de las diócesis españolas procede de la X de la Declaración de la Renta.

1,38: euros: es la inversión que hace la Iglesia en la sociedad por cada euro ingresado a través de la asignación tributaria.

2,8: millones: de personas ha recibido atención a través de centro dedicados a la erradicación de la pobreza gestionados por la Iglesia Católica.

57,81: millones: de euros fueron destinados en 2015 a actividades asistenciales en diócesis españolas.

Una década después, en 2016, el dinero recibido por la Iglesia alcanzó los 256,7 millones de euros. Un 2,82% más que el ejercicio anterior recaudado gracias a nueve millones de contribuyentes que marcaron esa opción – aproximadamente 900.000 más de los que lo hacían en 2006–. Con la X de la Declaración de la Renta, llega a las diócesis españolas el 24% de sus recursos. Así lo recoge la Memoria de Actividades del año 2016, presentada recientemente por la institución, que ha sido auditada por la consultora PriceWaterhouseCoopers y enviada al Gobierno para mostrar el destino de sus fondos.

Un patrimonio que se reparte entre las 70 diócesis españolas, que la destinan al sostenimiento de sus actividades celebrativas, pastorales, evangelizadoras, educativas, caritativas y asistenciales.

Casi cinco millones de personas han hallado el apoyo que necesitaban en los más de 9.000 centros sociales y asistenciales de la Iglesia

La Iglesia Católica española tiene presencia y acción en más de 23.000 parroquias, más de 800 monasterios, más de 100.000 catequistas, más de 18.000 sacerdotes y más de 12.000 asociaciones de fieles. Alrededor de 2,8 millones de personas han recibido atención a través de centros dedicados a la erradicación de la pobreza gestionados por la Iglesia Católica. Cerca de 160.000 inmigrantes y 18.000 drogodependientes han sido asistidos. Un total de 78 centros para la mujer y víctimas de la violencia realizan su labor cada día. En total, casi cinco millones de personas han hallado el apoyo que necesitaban en los más de 9.000 centros sociales y asistenciales de la Iglesia Católica. En 2015, las diócesis españolas dedicaron más de 57,81 millones de euros a actividades asistenciales en 2015 (importe un 10% superior al año anterior).

Para llevar a cabo esa labor y justificar su transparencia, cerca de la totalidad de las diócesis españolas, el 80%, cuentan ya con su propio portal de transparencia; ofrecen información más clara y actualizada, hablando no solo de recursos económicos, sino explicando a qué y adónde se destinan. Aportan también información de las distintas actividades que realizan, reflejando así la realidad de una Iglesia viva, presente en cada rincón de España.

Así, son públicos y manifiestos datos como que la inversión que realiza en la sociedad la Iglesia Católica equivale a más del 138% de lo que recibe por la Renta. Es decir, por cada euro ingresado a través de la Asignación Tributaria la Iglesia invierte 1,38 euros en la sociedad, según un estudio reciente encargado por la Conferencia Episcopal Española a KPMG.

O que, para el 53% de las diócesis, los gastos en conservación de edificios y gastos de funcionamiento han supuesto más de un tercio de sus gastos ordinarios. El importe destinado por las diócesis a programas de rehabilitación durante el año 2015 ha alcanzado más de 42 millones de € (42.108.541 €) y en nuevos templos 13 millones (13.387.197 €).

Tomado de www.elcorreo.com

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: