Un colegio de los Paúles desconocido en Elizondo (Navarra)

La Comunidad de los Padres Paúles tuvo en Elizondo y en el último cuarto del siglo XIX un colegio-seminario del que se desconocía su existencia, y no figuraba en ninguna referencia publicada sobre la localidad. En fecha reciente, un trabajo del sacerdote Paúl y doctor en Historia, Mitxel Olabuenaga (Orduña, Bizkaia), especialista en los avatares de la congregación, ha dado a conocer el hecho que permanecía en el olvido de los baztandarras.

Este colegio-seminario de los PP. Paúles, del que consta muy escasa información estuvo en el palacio de Cabo de Armería de Datue, en unas circunstancias ciertamente curiosas. El noble edificio, hoy en peligro de ruina, pertenecía en 1874 (año de llegada a Elizondo de la comunidad) a Dámaso Echeverria e Iturralde (Burdeos, 1834-Elizondo, 1886).

Este personaje era hijo del general carlista Martín Luis de Echeverría, del que heredó el palacio. Don Dámaso perteneció a la Junta Carlista de Navarra, fue alcalde de Baztan y propietario de Datue que los liberales quemaron en represalia en la primera guerra carlista con lo que desapareció la mayor parte del archivo familiar.

El caso es que la comunidad se traslada a Elizondo, donde «será generosamente acogida» (¡y tanto!) por don Dámaso «en su hermoso y amplio palacio de Datue». El Baztan estaba a la sazón dominada por Carlos María Isidro de Borbón y Dámaso Echeverria «dejó su palacio (…) a plena y absoluta disposición de los Misioneros Paúles, ocupando él, como vivienda, otra casa o palacio de su propiedad en el centro de Elizondo». Realmente llamativa la generosa acogida del propietario del palacio de Datue.

Volvamos atrás. En septiembre de 1868 estalla la revolución llamada La Gloriosa, se derriba del trono a Isabel II y se persigue a la iglesia, y la congregación de los Paúles busca refugio en Francia. Pero con la guerra francoprusiana (1870), los misioneros tienen otra vez que huir, esta vez de París y regresan a España en tres grupos, y es así como uno de ellos llegará a Elizondo.

En el Catálogo de la Congregación publicado en París en 1875, consta la casa de Elizondo (así se la llama), «con el número 25 de la province d’Espagne». Como ministerios de la casa figuran los «retraités (retirados, jubilados) et college», y la comunidad cuenta ese año con los siguientes miembros: Eladio Arnáiz (el superior), Luis Chozas, Cipriano Rojas, Santiago Lladó y Francisco Robles, y con ellos seis hermanos coadjutores, quince estudiantes y nueve seminaristas.

Al palacio de Datue, explica el historiador Mitxel Olabuenaga, «con amplios salones, locales y habitaciones y con capilla de hermosas tallas y capacidad suficiente, capilla con privilegio de puerta al exterior y abierta a las personas que a ella desearan acudir, llegó la comunidad» desde Burgos, en abril de 1874, «y allí (en Elizondo) permaneció tranquilamente hasta principios de 1876, casi dos años». En 1874 tiene lugar el pronunciamiento del general Martínez Campos, en 1875 restaura la monarquía borbónica y los Paúles pueden volver a Madrid. En 1876 la comunidad de Datue se marcha, y «así acaba la peripecia de la estancia (…) en Elizondo».

Tomado de www.noticiasdenavarra.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: