abr 032010
 

La industria lítica o tecnología lítica es la producción de herramientas de piedra y minerales. Un conjunto de utensilios derivados de la actividad humana, aunque existen hipótesis que otros animales también han desarrollado cierta industria lítica o al menos han utilizado o utilizan, piedras como herramientas. Se utilizaban en la época anterior a los metales y comprendían los siguientes estadios en referencia a la periodización occidental:

– el Paleolítico (1.200.000 años) con industria lítica de cantos rodados y objetos de sílex.

– el Mesolítico (10.000 – 5.000), se fabrican herramientas para horadar (perforados, calados), con puntas de saeta (puntas con pedúnculo y aletas), con puntas de microlíticos geométricos (segmentos de círculo, trapecios, triángulos) y, sobre todo, la producción de láminas pequeñas que quedaban fijadas con resinas a las hoces primitivas hechas con caña, hueso o madera.

– el Neolítico (5.000 – 2.000) con la utilización del sílex, el oro, la plata y el cobre, que iban perfeccionando a medida que su inteligencia y destreza manual mejoraban.

Es, por tanto, la industria más antigua que se conoce. Los humanos han usado este tipo de herramientas desde hace, por lo menos 2.600.000 años. Se puede decir que es una de las principales diferencias que existían entre los primeros seres humanos y sus antecesores “no humanos”; la fabricación y utilización de herramientas, la creación de una tecnología que suplía las deficiencias que su constitución física tenía para la adaptación al medio constituyendo una más de las formas de sobrevivir como fueron otras como la organización social, de la comunicación, de la bipedestación… Las herramientas líticas constituyeron una adaptación importante en el desarrollo de nuestra especie en sus orígenes en África.

La capacidad de producción de herramientas se ha desarrollado desde las primeras piedras talladas por una cara, hasta los complejos ordenadores y máquinas de la actualidad, pasando por toda una serie de técnicas muy diversas, pero tratando siempre de aprovechar sus cualidades y fenómenos para la consecución de unos objetivos concretos en la tarea: primero, para adaptarse al medio y después para adaptar el medio a nosotros.

Tipos de técnicas en la industria lítica

Se distinguen varios tipos diferentes de técnicas que se fueron desarrollando a través del tiempo. Estas técnicas, que en la actualidad nos sirven para datar los yacimientos, supusieron grandes avances en la capacidad de dominio del medio, su desarrollo fue muy lento y modificó los hábitos de sus usuarios. Atendiendo a la tecnología que utilizaron en su ejecución se distinguen los siguientes períodos:

Olduvayense

Desarrollada en África por los primeros hombres, son herramientas muy sencillas que requieren un pequeño gasto energético para su elaboración, por lo que se supone serían fabricadas según sus necesidades y abandonadas después de su uso. Se trata de piedras, normalmente cantos rodados, sílex o similares, que eran tallados para la obtención del filo por uno de sus lados. Consistían en machacadores, que se utilizaban para extraer el tuétano de los huesos, o finas lascas con filo que servían para cortar. Su fecha se sitúa en África a más de 2.600.000 años y en Europa en un 1.000.000 años, como las encontradas en el yacimiento de la Sima del Elefante y, con una datación más reciente, en Gran Dolina en la Sierra de Atapuerca.

Achelense

En tierras africanas se encontraron herramientas más elaboradas fechadas en 1.700.000 años. Estas herramientas tenían la característica de estar talladas por ambas caras y de ser, unas universales y otras especializadas.

La pieza más característica es la llamada bifaz, o hacha de mano, que tenía usos muy diversos sirviendo para multitud de tareas pesadas, cortar, raspar, perforar… tanto es así que, coloquialmente, se las llama la navaja suiza del paleolítico. Se trata de una piedra de gran dureza, generalmente sílex, que es tallada por ambas caras hasta conseguir una forma triangular con una base semicircular. También se elaboraban herramientas para usos específicos como: picos triédricos, hendidores, raederas, denticulados

Esta tecnología requería un gran gasto energético, había que buscar la materia prima precisa y conveniente, tallándola con sumo cuidado y habilidad, por lo que su uso era duradero, se mantenía en poder del individuo para su quehacer diario. También eran objeto de comercio, tanto la propia materia prima como las herramientas ya elaboradas.

Esta industria perduró por más de un millón de años, en los yacimientos de la Galería de Sílex y Sima de los huesos de la Atapuerca, en España, se han encontrado en un período de tiempo comprendido entre 600.000 y 300.000 años.

Musteriense

Se caracteriza por una nueva forma de tallar la piedra en la que se utilizan otros elementos para su trabajo. Hasta entonces las piedras se tallaban golpeándolas con otras piedras, con esta nueva técnica, conocida como Técnica Levallois, se usan golpeadores de madera o huesos y se realiza sobre un núcleo de piedra previamente tratado.

El núcleo original de piedra tiene forma de tronco troncopiramidal y se golpea para obtener lascas que luego se utilizarán para la elaboración de instrumentos especializados. Esto permite la obtención de elementos más pequeños y diversos. Esta fue la técnica que utilizaron los Neandertales durante casi toda su existencia.

Paleolítico superior

Destaca por la elaboración de los mangos para los instrumentos. Éstos ya son pequeños y de uso muy concreto y se fabrican, especialmente, para su cometido.

En la europa occidental destacan la cultura Chatelperroniense, Auriñacense, Gravetiense, Solutrense y Magdaleniense.

Neolítico

El descubrimiento de la agricultura cambia el modo de vida de las tribus humanas que deben elaborar otros instrumentos para las nuevas necesidades. Molinos de mano (metates), hachas, azuelas pulimentadas, dientes de hoz, etc. Los dientes de hoz son pequeñas esquirlas cortantes dispuestas en un mango de madera formando una hoz para segar los campos cultivados.

Utilización de los metales

La utilización de los metales daría paso a otra tecnología diferente a la lítica pero, básicamente, se puede decir que forma parte de ella ya que se trata de utilizar el mineral, tipos especiales de piedras, que había que procesar mediante “complejos” procedimientos. Esta nueva forma de industria daría nombre a tres importantes períodos prehistóricos, la Edad del Cobre o Calcolítico, la Edad del Bronce y la Edad del Hierro.

No por el desarrollo de las tecnologías metalúrgicas la industria lítica decayó. El período Calcolítico es la fase de la Prehistoria en la que la talla de la piedra adquiere mayor sofisticación y maestría.

El trabajo de la piedra ha venido manteniéndose hasta nuestros días, pero la importancia que adquirió en épocas prehistóricas para el desarrollo del hombre nunca ha sido igualada. Al abrirse el conocimiento técnico al dominio de otras tecnologías la dependencia del desarrollo humano del trabajo de la piedra fue mitigándose llagando a quedar como una técnica menor.

 Publicado por en 2:58 am

 Deja un comentario

(required)

(required)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>