DEBATE 112: ¿Hay que dar la paga a los niños? (I)

14736733587296La paga empieza a estar en desuso. Pero los psicólogos insisten en que es una herramienta magnífica para empezar a trabajar la responsabilidad, la frustración… y para que los chavales sepan que el dinero no cae del cielo ni se estira como un chicle. Tres psicólogos orientan a los padres sobre la asignación a dar a los niños: desde un 1 euro, como defienden algunos profesionales, a una paga un poco más generosa como apuntan otros, pero en todo caso, una suma modesta. Paga con condiciones claro. ¿A quién le toca ahora comprar las chuches?

Guillermo Fouce. Psicólogos sin Fronteras

¿Es partidario de dar la paga a los niños?

Sí, es un instrumento educativo. Aprenden a hacerse responsables de dinero, se dan cuenta de que las cosas cuestan, de que el dinero tiene un límite y de que no todo está a su alcance, que sin compran una cosa no pueden comprar otra ni gastar todo en un día. Pero no sirve de nada si se les da la paga y luego los adultos les compran los caprichos o les dan dinero extra.

¿A qué edad debe empezar a recibir paga?

En torno a los 6 o 7 años, en cuanto aprenden a sumar. Es algo que hay que ir introduciendo poco a poco. Además, les ayuda a gestionar la frustración, les hace entender que no vale decir: ‘Quiere esto, quiero lo otro…’.

¿Cuánta paga y cada cuánto tiempo?

Depende de lo que se acuerde que cubra la paga. ¿Las chuches las compran ellos o los padres? Lo ideal es irles dando responsabilidad poco a poco, una paga para que vayan al cine o a la bolera, pero que elijan una actividad… Con 6 años no debería dárseles más de 2 o 3 euros a la semana, incluso condicionado a que saquen buenas notas, recojan el cuarto… y después se puede ir aumentando. Lo ideal es empezar con un paga semanal cuando son pequeños porque a esa edad no van más allá del ahora. A partir de los 10 años ya piensan en el concepto del ahorro, puede dárseles una asignación mensual para que se aproxime a lo que es un sueldo y se den cuenta de que hay que organizarse, que si se gastan todo el primer día no van a tener más para el resto del mes.

«Con 8 años no deberíamos darles más de un euro a la semana»

Silvia Álava. Psicóloga

¿Es partidaria de dar la paga a los niños?

Sí porque tiene beneficios, aprenden el valor del dinero y a administrarlo. Es bueno que tengan dinero para sus propios caprichos, no vale eso de que ‘cuando quiera algo que me lo pida’. Que aprendan a ahorrar si quieren comprar algo grande, porque hay niños que dicen: ‘Ah, si los cromos los tengo que comprar con mi dinero, entonces ya no los quiero’.

¿A qué edad deben empezar a recibir paga?

A partir de los 8 años estaría bien, aunque no hay una edad fija, depende del grado de madurez. Eso sí, si les damos la paga es para que con ella se paguen las golosinas, los cromos… para que aprendan a demorar ese ‘refuerzo’, ese premio de algo que les gusta y entiendan que no es ‘quiero esto y lo quiero ya’.

¿Cuánta paga y cada cuánto tiempo?

Depende de la edad y las características de la familia, pero nunca grandes cantidades. Con 8 años 1 euro sería bastante, un dinero que les llegue para comprarse algún cromo, pero poco más. Es mejor dársela a la semana porque es más fácil que se administren así y no al mes. Con 12 ó 13 años se puede subir la cuantía a 3 ó 4 euros. A esa edad empiezan a salir con amigos, quieren ir al cine… pero deben aprender que todos los fines de semana no pueden ser cine y palomitas. Y que no siempre hay que ligar el ocio al dinero. La paga debe mantenerse hasta que empiecen a ganar su propio dinero. Pero nunca debe ser muy alta porque cuando vayan teniendo edad es mejor que busquen algún trabajillo como hacer de canguro, dar clases particulares, acudir a eventos como azafato…

Mariola Bonillo. Psicóloga

¿Es partidaria de dar la paga a los niños?

La paga es un buen incentivo, siendo importante que se enseñe de manera razonada el valor que tiene el dinero y aprendan a tomar decisiones sobre cómo y en qué gastarla. La paga fomenta la autonomía, favorece adquirir responsabilidad a la hora de elegir qué hacer con ella y posibilita el ocio individual y social, dando lugar a que afloren emociones agradables.

¿A qué edad debe empezar a recibir paga?

Según las etapas evolutivas de Piaget, con 6-7 años se accede al estadio de las operaciones concretas. En esta etapa ya cuentan con nociones concretas de tipo lógico-matemático, aprenden a sumar y restar. Es el momento para comenzar a asignar una paga. Antes de esa edad, se puede ir enseñando que existe un objeto llamado ‘dinero’ que se intercambia, o que es necesario si queremos comprar cosas…

¿Cuánta paga y cada cuánto tiempo?

Que no sea excesiva sino que cubra los gastos que consideramos que debe cubrir. El adulto se encarga de darla y no es demanda, sino que es un hábito fijado con una cantidad que podamos pagar adecuadamente un día estipulado semanal o mensualmente. Hay que analizar los gastos que desean que el hijo asuma con su paga (por ejemplo para comprar juegos, libros, revistas, música, ropa o realizar actividades de ocio como ir al cine, etc.), y decidir una paga ajustada que pueda cubrirlos e incluso permitir que ahorren. Antes de los 11 años podemos ofrecer la paga para compras y alguna actividad de ocio de manera semanal ya que por la etapa evolutiva aún tienen que adquirir lo que supone el concepto mensual. A partir de los 12 años, las cosas cambian coincidiendo con el inicio de la adolescencia. Según Piaget, a los 12 años se inicia la fase de operaciones formales donde el desarrollo cognitivo es similar al del adulto, la autonomía comienza a ser mayor, se empiezan a relacionar más con iguales. A partir de esta edad podemos valorar la entrega de la paga mensual, teniendo en cuenta que tendrán que aprender a gestionar sus gastos mensuales en vez semanales, y que es una forma de ayudarles a que se vayan entrenando así para la vida adulta.

Tomado de www.elcorreo.com

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Janire Tudanca dice:

    Me parece excesivo el pensar que niños de 6 o 7 años ya tengan una paga, por mínima que sea. Estoy de acuerdo en que la paga nos ayuda a todos a valorar más el dinero y a saber administrarlo de la mejor manera posible, pero no con 7 ni con 10 años.En mi caso, a los 7 u 8 años iba a todos lados con mis padres y eran ellos quien decidían comprarme unas gominolas dependiendo de muchos factores (si me había portado bien, si había comida alguna chuce más, etc.). Es verdad que a todos nos ha hecho ilusión, de pequeños, tener un monedero donde íbamos guardando nuestras preciadas monedas (aunque no supiéramos ni el valor que tenían) pero no tener una paga semanal como si esos niños de 7 años fueran adolescentes con algún que otro gasto más. Si los padres quieren enseñar el valor del dinero se lo irán demostrando desde que tengan conciencia, mostrando que todo esfuerzo tiene su recompensa y no creo que solo se les debería de premiar de manera económica, ya que unos niños que están en los primeros cursos de Primaria no tienen muchas necesidades que satisfacer.

  2. Aida Lera dice:

    Creo que la paga es una buena manera de que los niños sepan cómo manejar el dinero y sepan el valor de las cosas y no anden pidiendo todo el rato dinero a sus padres. En mi opinión la edad a la que se debería empezar a dar la paga es a los 9 o 10 años. De 6 a 7 años, como dice en el texto, me parece una edad muy temprana aunque sea una cantidad pequeña, ya que a esa edad todavía no tienen ninguna necesidad que satisfacer.
    La cantidad que para mí es considerable, es 1 o 2 euros de paga a la semana y según más mayor se hagan cambiar de una paga semanal a mensual para que se administren mejor el dinero y que la cantidad vaya subiendo de poco en poco. Pero siempre hay que poner unos condicionantes, por ejemplo si les das la paga no puedes darles dinero extra o si no recogen el cuarto hay que bajar la paga. Para que así aprendan que para conseguir la paga se tienen que esforzar.

  3. Nerea Alvear dice:

    Estoy de acuerdo en que dar la paga es una buena herramienta para inculcar a los hijos valores como la organización, la responsabilidad, el trabajo duro… y reducir las actitudes egoístas y los malos comportamientos. Yo soy partidaria de ir enseñando al niño desde pequeño el valor de las cosas, que nada material es gratis y que para conseguirlo se necesita trabajo. Por ello, darles la paga, ya sea 2 o 3 euros a la semana para un niño de 8 años, es una buena forma para que ellos maduren y se vayan familiarizando con la palabra ahorrar. Puesto que lo que se gasten hoy en chucherías no lo tendrán mañana. A veces la cantidad de dinero que dan los padres a los hijos se ve influenciada por su comportamiento en casa; un adolescente dependiendo de lo que ayude en las labores del hogar le dan más o menos paga o dependiendo de sus notas académicas. Yo pienso que , en algunos casos los padres utilizan la paga como una forma de amenaza al niño para que haga una labor doméstica. En estos casos no estoy de acuerdo,siempre y cuando su economía se lo permita los padres deberían dar la paga semanalmente sin irregularidades; en caso de que los niños se comporten mal en casa vería más adecuado un castigo o una reducción de la paga.

  4. ANE MARTINEZ DIAZ dice:

    Estoy de acuerdo con los tres psicólogos, en que a cierta edad hay que empezar a dar y suministrar cierta cantidad de dinero a lo hijos, ya que de ese modo comienzan a valorar el esfuerzo que necesita hacer cada uno para conseguir aquello que desea. En torno a la cuestión de la edad, pienso que no se puede establecer una edad exacta para suministrar el dinero; todo ello depende de la madurez de el/la niñ@ y la educación que haya recibido previamente. No es lo mismo que un niñ@ de 6 años reciba una paga, al cual anteriormente sus padres han estado consintiendo todo tipo de caprichos; a que lo reciba un niñ@ al que un “No” claro y conciso le bastaba para saber que el insistir solo lograría empeorar el humor de sus padres. Como ya he dicho, todo viene de casa. La educación que recibimos por parte de nuestros padres es un factor muy importante a la hora de independizarnos en nuestros pensamientos y decisiones, pero no es el único. El entorno, a mi modo de ver, es otro foco de influencia muy importante. Vivimos en una sociedad consumista, en una sociedad que no sabe prevalecer los gasto sobre una cosa u otra. Si ya de por sí los adultos no sabemos invertir el dinero en las cosas esenciales (pongamos de ejemplo, aquel/aquella que se queja de que los tomates hayan subido de precio y sin embargo se gasta cinco euros en tabaco) ¿cómo pretendemos enseñar a nuestros hijos a invertir y ahorrar el dinero de buena manera?

  5. Unai Pérez dice:

    Yo estoy de acuerdo en darles una paga, pero no tendría un precio fijado variaria según su esfuerzo. Es decir, si hacen la cama, recogen el cuarto, pasan la aspiradora…etc, tendrían mas o menos dinero valoraría el esfuerzo diario, obviamente teniendo en cuenta la edad del niñ@. Dar la paga semanalmente sin que haya echo ningun esfuerzo no tiene merito, de la otra forma valoraría que si no hay esfuerzo no hay recompensa, ayudar a que madure y se de cuenta que el dinero no viene estando sentado.

  6. Álvaro Narváez dice:

    Creo que dar una paga a los hijos nunca va a estar demás, ya que veo clave el poder disponer de una pequeña cantidad de dinero para poder comprar algún que otro capricho para el consumo propio.
    El debate de la cantidad a dar en la paga, es merecedor de ser analizado de manera que no se dé la situación del derroche de dicho dinero o el malgasto o gasto excesivo en compras innecesarias.

  7. Iker Cedrún dice:

    En mi opinión, sí que es conveniente dar una pequeña cantidad de dinero a nuestros hijos para que sepan darle valor y aprendan a no malgastarlo. De este manera, se fomenta el buen uso del mismo, haciendo ver a los niños que es un bien limitado y que no es algo que sale por arte de magia.

    Por ello, dar una pequeña cantidad de dinero a los niños y aumentar esa cantidad en cuanto a méritos y en función de la edad es esencial para el aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *