DEBATE 119: “El balón o la tablet, ¿qué prefieren los niños?” (III de la 1ª Evaluación)

Sonia y Laura son hermanas, tienen 4 y 2 años y una habitación llena de juguetes: peluches, balones, puzzles, una casita de muñecas, hasta una piscina de bolas… ¡Y se aburren! La solución se la dio a sus padres una psicóloga: retirad todos los juguetes, que además no permiten ni andar por la habitación, y dejad a la vista solo tres. Al día siguiente, guardad esos tres y sacad otros diferentes… y funcionó. Porque el problema venía precisamente del exceso. «Tenían tantas cosas que las niñas no sabían a qué atender». El diagnóstico (y la receta) es de Silvia Álava, del gabinete psicológico Álava y Reyes y especializada en menores. A propósito de la quiebra de la cadena Toys ‘R’ Us Álava repasa los beneficios de los juguetes en el desarrollo de los niños.

Pero, ¿juguete tradicional o moderno artilugio tecnológico? «Un videojuego entretiene más a los niños porque proporciona estímulos constantes: colores, sonidos, imágenes que se suceden deprisa… pero una muñeca de las de siempre favorece más la creatividad y la imaginación porque al ser menor el estímulo obliga al niño a inventarse historias. Por eso no hay que arrinconar de ninguna manera los juguetes tradicionales», defiende la psicóloga.

Y eso mismo le van a decir detrás del mostrador de cualquier juguetería: «Las cocinitas de muñecas, los maletines de médicos, los disfraces… son los juguetes que mejor funcionan y nunca pasan de moda. Porque a los niños les gusta imaginar, imitar roles…», explica María Nalda, responsable de Marketing de Europa Sur de Imaginarium, cadena que lleva 25 años vendiendo juguetes -tiene 118 tiendas en España, 7 de ellas en Euskadi-. Y añade un dato que confirma la teoría: «Los juegos clásicos de construcción fueron los que mayor crecimiento experimentaron el año pasado».

 

 

También te podría gustar...

30 Respuestas

  1. Maite Justa dice:

    Yo personalmente considero que la infancia de los niños está empeorando a raíz de los dispositivos electrónicos. Deberíamos comparar los parques ahora o como eran hace 10-15 años. Con que un solo niño tenga una tablet, el resto ya se va a poner a su al rededor. Sólo para ver como juega. Antes cualquiera lleva un juguete y podían jugar todos con él, inventándose historias y jugando en equipo, conociendo mejor al resto. ¿De que sirve que los niños estén continuamente viendo programas prediseñados? ¿NO será mejor que sigan siendo ellos los que decidan en que historias y juegos deciden sumergirse?

  2. Andrea Díaz dice:

    Si alguna conclusión sacamos clara de todo esto, es que el uso de los juguetes tradicionales está disminuyendo de una manera muy notable. Sólo tenemos que fijarnos en los niños de nuestro alrededor. La mayor parte de los preadolescentes ya disponen de un “smartphone”, pasan la tarde enganchados constantemente… Ya no se interesan por conocer al resto de los niños que juegan en el parque o por mantener una conversación dejando de lado el mundo virtual. Creo que aunque la tecnología nos pueda servir de gran ayuda, en este aspecto está haciendo mucho daño a nuestra sociedad.

  3. Naiara Becares Garcia dice:

    Cierto es que últimamente los niños están colapsados por la tecnología. Cada vez vemos a más hijos con la tablet, el móvil o demás artilugios y desgraciadamente, los padres no son conscientes de lo que está ocurriendo. Poco a poco están dejando de utilizarse las buenas tradiciones como jugar a la petanca, a las muñecas o a cocinitas. Es verdad que los nuevos juegos aportan muchos beneficios, pero tampoco deben dejarse a un lado los juguetes del pasado ya que les daban la oportunidad de poder imaginar, y creo que esto último no se debe perder por nada del mundo.

  4. Jokine Laforga dice:

    Los niños de hoy en día nacen y crecen rodeados de las nuevas tecnológicas. En mi opinión los niños no se divierten como nos divertíamos nosotros, no sabrán lo que es jugar con las muñecas, a cocinitas y los típicos juegos, es más, ahora cuando un niño llora los padres les dan sus móviles para tranquilizarles o cuando están en casa les dan las tablet para que jueguen o vean los dibujos.
    En mi opinión creo que últimamente estamos rodeados de la tecnología y es lo que en un futuro nos van a remplazar, ya que todo lo que ahora lo hace una persona dentro de un tiempo lo va hacer una maquina.

  5. YAIZA VEGA GUTIERREZ dice:

    Vivimos en una sociedad en la que nada nos parece suficiente. Antes los niños querían más y más juguetes, como es el caso del primer ejemplo, y nunca les parecían demasiados. Ahora, con la aparición de las nuevas tecnologías, los jóvenes se centran más en los dispositivos electrónicos que en los juguetes de toda la vida. En muchos casos, los niños pueden pasarse horas y horas absortos delante de una pantalla cuando antes se solía jugar con muñecos y otro tipo de juguetes que estimulaban la imaginación y la creatividad.

  6. Ander Verdeal dice:

    Como bien dicen mis compañeros, el uso de los juguetes tradicionales está desapareciendo poco a poco por las nuevas tecnologías. En mi opinión no es necesario reemplazar el uno por el otro, ya que ambos pueden estar en la diversión de los niños. Los juguetes y juegos tradicionales, como las canicas, las cartas, el esconderíte, hacen que los niños estén más tiempo en la calle y se relacionen entre ellos, y desarrollar más la imaginación. Sin embargo las nuevas tecnologías, aunque puedan crear adicciones, a algunos niños les viene bien para estar más concentrados. Hay que saber repartir el tiempo libre entre ambos.

  7. Álvaro Narváez dice:

    Es innegable la adicción existente a los aparatos electrónicos por parte de los niños, cosa que tiene sus partes beneficiosas y sus contras. Lo óptimo sería sin duda alguna el poder encontrar ese equilibrio entre lo tradicional y lo más novedoso, pero, muy a nuestro pesar, parece ser una situación utópica que difícilmente se va dar.
    La realidad es que hoy en día los más jóvenes se decantan por las nuevas tecnologías, dejando de lado los juguetes típicos de generaciones anteriores que fueron protagonistas en las infancias de sus progenitores.

  8. Jorge Pereira dice:

    Cada vez vemos a más niños pequeños utilizando móviles y otros dispositivos son mucha soltura, y influye en los juguetes que emplean. Yo, y casi todos los de mi edad, hemos disfrutado de una infancia tradicionales, de toda la vida, y yo personalmente no lo cambiaríamos por nada. Cierto es que las nuevas tecnologías pueden ayudar a los niños a formarse y a aprender nuevas cosas, pero creo que deberían disfrutar de su infancia sin aparatos electrónicos y de esa forma desarrollar su imaginación sin impedimentos. Cuando sean más mayores, tendrán suficiente tiempo para descubrir y utilizar las nuevas tecnologías, sin necesidad engancharse a estas desde pequeños.

  9. Carlos Oyanguren Romero dice:

    Todos hemos querido un juguete que otra persona tenia, pero claro hoy en día, ha variado los niños ya no quieren un coche tele dirigido sino que prefieren la ultima consola o el ultimo juego de realidad virtual. Esto es debido al avance de los tiempo. Todo cambia incluido el tipo de diversión que hay en la infancia de los mas jovenes

  10. iker gómez dice:

    Desde mi punto de vista, los videojuegos pueden ser tan beneficiosos para el desarrollo de un niño como los juguetes tradicionales. La diferencia la marcan el modo de uso, el control parental, y el tiempo dedicado a cada tipo de juguete. Me explico, un niño que juega tanto como quiere a videojuegos se olvida del mundo exterior, pero un niño que nunca ha probado una tablet o algún aparato similar puede tener problemas para utilizarlos mas adelante, además se está perdiendo los múltiples beneficios que el buen uso de las nuevas tecnologías pueden reportar a su desarrollo.

  11. Claudia Sueiro dice:

    Ya nada nos parece suficiente. Por desgracia, si comparamos la infancia de los niños de hoy en día con, sin ir más lejos, nuestra infancia, nos damos cuenta de que a pesar de tener más posibilidades son más infelices. Los niños viven aburridos y dependen demasiado de las nuevas tecnologías. Un niño no debe estra sometido a tal dependencia, pero desgraciadamente muchos padres consideran que es mejor que esten entretenidos aunque sea con un dispositivo electrónico antes de no hacer nada. Pues realmente, es preferible que un niño no tenga nada con lo que jugar y si adapte a lo que tenga. El problema está en que les damos de todo. Los niños de hoy en día no tienen la infancia que se merecen (jugar con los demás, echar imaginación…) por culpa del exceso de influencia tecnológica.

  12. Andrea Pérez Pérez dice:

    Yo creo que los niños dependen de aquellos que tienen a su alrededor. Si las personas que les rodean prefieren deshacerse de ellos suelen entregarles aparatos electrónicos para que jueguen ellos solos. Sin embargo, si a un niño que está con su Tablet o con el móvil le ofreces salir al parque o jugar a cualquier tipo de juego de roll, como papas y mamas o las cocinitas, suelen acceder encantados. Suelen incluso preferir jugar sin ningún objeto o con las cosas más mundanas. Creo que casi todos habremos jugado con un palo o una piedra incluso y no tenemos tan mal recuerdo de nuestra infancia.

  13. Andrea Gallén dice:

    Hoy en día la mayor parte de los juguetes que usan los niños son artilugios tecnológicos, ya no quieren tener muñecos, prefieren un móvil o una “tablet” en donde tienen la oportunidad de encontrar una mayor variedad de juegos. Esto se debe a que la mayor parte de la sociedad hace uso de aparatos como móviles en su día a día, por lo tanto, los más pequeños también sienten la necesidad de hacer uso de alguno de estos dispositivos.
    Que los más jóvenes den tanta importancia al uso de estos artilugios más que a los juguetes tradicionales conlleva la falta del uso de su imaginación, ya que en los juegos de los móviles está ya todo creado.

  14. Aida Lera dice:

    Hoy en día, los niños están rodeados de tecnología desde que nacen, y debido a ello están perdiendo la imaginación y la felicidad de comprar un juguete nuevo y enseñárselo a sus amigos. Ahora los niños entre 7 y 13 quieren tener los mejores móviles y estar todo el día usandolos.
    Por lo que en mi opinión creo que los padres son en parte culpables de este problema ya que son los que les han comprado los móviles que tienen sus hijos. Y la sociedad también tiene la culpa ya que estamos yendo hacia un mundo en el que es imposible salir de casa sin el móvil o ir por la calle y no chocarte con alguien porque está mirando al móvil. Por lo que deberíamos cambiar nuestros hábitos y así los niños verán que la tecnología no es todo.

  15. Naiara Villarías dice:

    Antes los niños usaban mucho más la imaginación que ahora, podían estar perfectamente en un campo abierto sin nada ni nadie alrededor y algo se imaginaban para pasar el rato. Ahora, en cambio, están tan unidos a las nuevas tecnologías que podemos ver a niños que “acaban de aprender a andar” usando los móviles de los padres a la perfección, imitando cómo ellos les ponen los juegos o los vídeos. Incluso en el colegio están empezando a aprender antes a utilizar estas tecnologías que a escribir a mano o a leer. Creo que estamos perdiendo muchas de las cosas básicas de antes.

  16. Idoia Izquierdo García dice:

    No estoy de acuerdo con Andrea Pérez cuando afirma que los niños juegan con dispositivos electrónicos porque sus padres o personas cercanas se deshagan de ellos. ¿Desde cuándo una madre o un padre se deshace o se despreocupa de su hijo?
    Por otro lado sí que estoy de acuerdo con que dependen de quien les rodean y como se ha dicho anteriormente nosotros jugábamos a “papas y mamas”, con cochecitos y a “cocinitas” pero porque eso era lo que veíamos que los adultos o nuestros modelos de persona a seguir era lo que hacían. Si un niño/a hoy en día pide un teléfono o una “tablet” es porque lo ven diariamente en su entorno bien por ocio o por trabajo, pero a día de hoy parece que un ordenador es indispensable para un adulto y como consecuencia para la diversión de los más pequeños.

  17. Kepa Llanos dice:

    Cada vez se ven más niños que en vez de jugar con los típicos juguetes, juegan con dispositivos electrónicos. En mi opinión, esto no debe ocurrir. Los juguetes “de toda la vida”, desarrollan más facultades que los aparatos electrónicos. Además, mediante estos juguetes es más fácil relacionarse con otros niños de una manera más directa. Si empleamos más tiempo jugando con aparatos electrónicos, saldremos menos de casa e impedirá las relaciones sociales. En mi opinión, lo mejor sería alternar juguetes tradicionales y modernos. De este modo, optimizaríamos las cualidades de los niños.

  18. Raquel Carrasco dice:

    Es innegable que los niños de ahora prefieren jugar con una Tablet antes que con un juguete tradicional, pero en parte, la sociedad tiene la culpa de esta situación. Los niños están rodeados de tecnología y se les incentiva a saber usar cuanto antes las nuevas tecnologías para después poder utilizarlas en el futuro. Sin embargo, los juegos tradicionales son muy importantes en el desarrollo de un niño y no se les puede relegar a un segundo plano. Con estos los niños desarrollan muchas aptitudes como la imaginación. Pueden con un solo juguete crear cualquier cosa que se les pase por la cabeza. Además, aprenden que no es necesario lo mejor o lo último, pues con un solo juguete pueden crear lo que quieran.

  19. Lorena Saldaña dice:

    Después de haber leído el texto saco en claro que los niños de hoy en día no aprenden a disfrutar de su infancia como lo hacíamos nosotros cuando éramos pequeños. Saliamos al parque a jugar con los otros niños columpiándonos en los columpios, haciendo carreras, compartiendo nuestras muñecas o coches de juguete… miles de cosas que han quedado reducidas a un dispositivo electrónico. Sin embargo, la culpa de esa situación la tenemos todos. Los jóvenes perdemos la costumbre de conocer gente en cualquier bar, discoteca o cine. En vez de eso conocemos gente por internet y estando con nuestros amigos alguna gente se pasa la tarde con el móvil. Supongo que los niños son la versión en pequeño de lo que hacemos los mayores.

  20. LORENA GIL dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con la psicóloga. Hoy en día es muy frecuente encontrarte a un grupo de niños con móviles en las manos en un parque. Cuando antes, lo más normal era verles corriendo, saltando y gritándose entre ellos. Da pena saber que la cosa va a peor, y que en parte son los padres los que por su propia comodidad les dan a sus hijos un teléfono móvil con la idea de que les va a aportar lo necesario y lo mismo que lo harían 18 juguetes juntos. Pero no es así, los niños necesitan desarrollar su mente y por ello debería tener de todo. No solo un móvil que les tenga absorbidos, por mucho que desarrolle sus sentidos, sigo sin verlo como la mejor opción.

  21. Ainhoa Caldera dice:

    Esta claro que hoy en día los niños/as, a ciertas edades, prefieren una tablet, ordenador o móvil antes que un juguete tradicional y educativo. Este problema ha surgido por culpa de la sociedad (publicidad) y sobre todo de los padres y madres, si no utilizasen tantos dispositivos electrónicos en su día a día y sobre todo a la vista de los niños ellos no tendrían la curiosidad y necesidad de utilizar un aparato de ese tipo. En mi opinión los juguetes tradicionales son más educativos y ayudan a favorecer la creatividad y la imaginación de los niños/as porque de este modo les obliga a inventarse historias y relacionarse con otras personas. Esto no quiere decir que los aparatos electrónicos sean malos, sino que lo perjudicial es el mal uso que se hace de ellos.

  22. Hemos nacido con las nuevas tecnologías y cada vez mas los niños cogen y saben manejar un móvil, tablet… Es cierto que estas tecnologías nos mejoran la vida, pero no nos paramos a pensar en los años en que no existían estas nuevas tecnologías y los niños jugaban y aprendían jugando con sus muñecas, coches…Hoy en día los niños se llegan aburrir aunque tengan los últimos juguetes, eres “el raro” si no tienes un movil, una consola… No sabemos apreciar las pequeñas cosas de las que hemos aprendido grandes cosas.

  23. Unai López dice:

    Hoy en día los niños ya no sueñan con tener el último juguete o el balón de la liga. El impacto de la tecnología ha sido tal en nuestra sociedad que los solo piden teléfonos tabletas u ordenadores. Los pequeños siempre se fijan en sus familiares mas cercanos ya pueden ser padres como hermanos y en mi opinión el problema viene de ahí. La adicción a los móviles no es un fenómeno que solo se de en adolescentes sino que ocurre a nivel mundial por lo que los mas pequeños quieren usar lo que usa la mayor parte de la sociedad de hoy en día es decir los móviles o tabletas.

  24. Zuriñe Díaz dice:

    Los niños de hoy en día, nacen y crecen rodeados de las nuevas tecnologías. Es triste pensar que niños tan pequeños en vez de pedir juguetes piden videoconsolas móviles… a edades tan tempranas. La revolución digital ha cambiado la forma en la que los niños se comunican, piensan e interactúan a causa de estas tecnologías que tienen a su alcance. Es muy frecuente encontrar a un grupo de niños mirando horas y horas pantallas en vez de estar jugando entre ellos y hablando como pasaba antes. Creo que esto es algo que se va a ver cada vez más con el paso de los años porque el mundo digital va evolucionando y a los niños ya no les hace ilusión la misma ilusión un juguete que tener su propio móvil, ya que actualmente es la novedad.

  25. Héctor del Corral dice:

    Desde mi punto de vista un niño simplemente se adapta al juguete que le proporciones. El hecho de que se empujen las nuevas tecnologías por delante de los juguetes tradicionales no debe suponer una desventaja en su desarrollo intelectual, sencillamente deberíamos ver este cambio como un síntoma de la evolución de nuestra sociedad. Que un niño prefiera una tablet antes que un muñeco no tendría que suponer ningún problema ni rechazo.

  26. Oihane Lopez dice:

    Yo creo que es verdad que la mayoría hemos tenido exceso de juguetes, quizás para que no nos falte de nada, como a nuestros padres cuando fueron pequeños, pero las nuevas tecnologías como la tablet y los teléfonos móviles han hecho que dejen de reunirse los niños con amigos, a jugar a las muñecas, canicas…. Yo opino como la psicóloga, este tipo de juegos no se debe perder porque nos ayudan a establecer amistades y unir lazos que nos ayudan a formarnos como personas.

  27. Sandra Vargas dice:

    En mi caso, yo puedo hablar desde la experiencia dado que tengo una hermana de 6 años y afirmar que los niños de hoy en día tienen demasiados juguetes. También es cierto que cuando yo era pequeña utilizaba más los juguetes, las muñecas, los coches… y no tanto las videoconsolas como se puede ver a día de hoy, o al menos ese es el recuerdo que tengo. Y aunque sea cierto que las consolas pueden ser más entretenidas, creo que los juguetes son necesarios para estimular la creatividad, como muy bien pone en el texto.

  28. Alba Valero dice:

    Hoy en día con el desarrollo de la tecnología es muy habitual ver a niños jugando con videoconsolas. No creo que sea malo en absoluto que las utilicen, siempre y cuando no abusen de ellas. Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que pueden generar adicción. Como se menciona en el texto, los juguetes son importantes para desarrollar la creatividad de los niños, por lo que deberíamos comprarles algunos juguetes y no solo videoconsolas para que estén entretenidos.

  29. ITSASO KUMI dice:

    En mi opinión, la infancia de los niños está empeorando debido a la variedad de aparatos electrónicos. Ahora ya nadie quiere comprarse muñecos o juegos, solo queremos tablets u ordenadores que puedan facilitar nuestro nivel de vida y sustituir los juguetes. Creo que los niños no deberían obtener éstos aparatos hasta una edad determinada en la que sean conscientes del uso que le dan a los aparatos electrónicos y valoren la importancia de los juguetes simples.

  30. Laura Ruiz dice:

    La infancia está cambiando con el paso de los años, en cuanto a la forma de divertirse. Los avances tecnológicos (ordenadores, tablets o móviles) están desplazando a los juguetes clásicos. Desde mi punto de vista, no me parece mal el uso moderado de las nuevas tecnologías pero sin olvidar el juguete clásico como el balón, evitando así no perder el contacto directo con los demás niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *