La población vasca crece gracias a los emigrantes

poblacion-575x323En el País Vasco, al igual que ocurre en el conjunto de España, mueren más personas de las que nacen. Esto significa que el pequeño, casi imperceptible, aumento de población registrado en 2015, es fruto de la llegada de personas de otros países o de otras comunidades autónomas. Así lo pone de manifiesto el último estudio de movimientos migratorios realizado por el Instituto Vasco de Estadística (Eustat) publicado ayer.

En Euskadi viven 2.173.210 personas. De ellas, 35.917 son nuevos residentes llegados de otras tierras que contribuyen a fijar el censo, ya que 32.555 hicieron las maletas el año pasado para irse a vivir a otros destinos. Esto da como resultado un saldo migratorio positivo en 3.362 habitantes. Martín González es sociólogo en el Eustat. La interpretación que hace de este balance es doble. «Se gana población a través de la emigración dado que el saldo vegetativo –diferencia entre muertes y nacimientos– es negativo», resalta. Este resultado favorable también se dio al finalizar 2014, mientras que en los dos años anteriores salió más gente de la que entró. Por tanto, la segunda reflexión es que el País Vasco «es de nuevo un polo de atracción para personas de otros lugares».

De los tres territorios, Gipuzkoa es el que acogió más habitantes nuevos venidos de fuera: un total de 1.782. Le sigue Bizkaia con 941 personas, mientras que el censo de Álava ganó 639 personas por causa del fenómeno migratorio. Si se atiende a las tres capitales, el balance positivo de Bilbao fue de 1.090 habitantes, frente a los 766 de Vitoria y los 547 de San Sebastián.

Castilla y León y Madrid

El informe del Eustat señala asimismo que de los 35.917 nuevos vascos, cuatro de cada diez llegaron del extranjero. De los 21.512 procedentes de otras regiones, Castilla y León fue la que más personas aportó (3.080), seguida de Madrid (2.485). En el fenómeno migratorio contrario, el 36% de las personas que se fueron de Euskadi lo hicieron a otros países. De los 20.565 que optaron por quedarse en España, Madrid fue el destino preferido por 3.222 personas, seguido de Castilla y León, en donde se asentaron 2.536.

La edad media de las personas que se marcharon era de 36,4 años, ligeramente superior a la de los inmigrantes, que se situó en 33,5. En cuanto al sexo, el 51% de quienes llegan son hombres, frente al 54% de varones que se van.

Tomado del www.elcorreo.com

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *