La Policía Nacional detiene a nueve menores por acosar a una compañera de clase en Alicante

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante a nueve menores de edad por su presunta participación en un delito contra la integridad moral cometido sobre una compañera de colegio a la que acosaban.

A mediados del mes pasado, una joven de 16 años de edad denunció ser objeto de burlas e insultos de forma habitual por parte de algunos compañeros de su colegio. La menor, estudiante de segundo de bachillerato, sufría burlas y comentarios en público durante las horas de clase, extendiéndose estas a las redes sociales. Algunos compañeros habían colgado en una conocida red social fotografías suyas con comentarios obscenos, afectando estas vejaciones a su salud y rendimiento escolar.

Los agentes averiguaron que las humillaciones hacia la menor se iniciaron a finales del curso pasado, cuando varios compañeros la rodeaban frecuentemente en los pasillos y se burlaban de ella en público.

Víctima de abusos sexuales

Durante la festividad de las hogueras de San Juan, la menor fue además víctima de abuso sexual por parte de cinco compañeros suyos, cuando se encontraba en una conocida barraca del centro de Alicante. Aquella noche los jóvenes la rodearon y empezaron a empujarle y realizarle tocamientos en sus partes íntimas hasta que finalmente pudo escapar de ellos.

Con toda la información, los agentes que llevaban a cabo a investigación procedieron a la detención de los nueve jóvenes por un delito contra la integridad moral, siendo cinco de ellos además acusados de un delito de abuso sexual.

La respuesta del colegio

El colegio de la menor, ha afirmado en un comunicado que al conocer los hechos “medió entre los implicados para tratar de clarificar lo ocurrido” y que la alumna y su familia han quedado “satisfechas con la actuación del centro y la reacción de los compañeros”.

En el comunicado se explica que “tanto la familia de la alumna denunciante como las de los restantes alumnos implicados, como la comunidad educativa, confían en el centro para clarificar lo ocurrido”.

Al conocer la denuncia, el centro puso en marcha el protocolo de actuación ante situaciones de acoso escolar. Contactó con las familias de la alumna y de todos los alumnos implicados, y también con la Fiscal Jefe del Juzgado de Menores de Alicante, a quien pidieron permiso para intervenir, “dado que los alumnos pertenecen al centro, aunque los hechos han ocurrido fuera del periodo escolar y fuera del centro educativo”. La fiscal se mostró “favorable a dicha intervención en el ámbito educativo”.

Según el centro, el proceso permitió “clarificar lo sucedido” y que los alumnos “sean conscientes de que cualquier conducta que atente contra una compañera está fuera de lugar”. “Todo este proceso ha permitido afrontar y resolver, en el ámbito educativo, la situación, de forma satisfactoria para todos los alumnos y familias. De todas maneras, la denuncia siguió su curso, ya de oficio”, han agregado.

Tras clarificar lo ocurrido, y como estaba acordado, el centro preparó un informe para la fiscalía y para la inspección, y “hasta este momento está a la espera de que dicho informe le sea solicitado”.

Tomado de www.elcorreo.com

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *