Encuentran el misterioso santuario perdido de Apolo

La esencia de la arqueología ha vuelto a impresionar al público gracias al descubrimiento de uno de los tesoros mejor escondidos de Apolo. El Departamento de Antigüedades del Ministerio de Transporte, Comunicaciones y Obras Públicas de Chipre ha anunciado la ubicación exacta del santuario perdido de Apolo.

Se halla en Fragkissa, en las cercanías de la antigua ciudad de Tamassos, en Chipre. Según los investigadores, fue a finales de 2020 cuando se encontraron conjuntos sagrados de gran valor para la historia chipriota, siendo ahora cuando confirman que se trata del santuario de Apolo más buscado desde el siglo XIX.

Esto es resultado de un estudio arqueológico y geofísico que se ha llevado a cabo en la zona de Pera Oreinis desde ocutbre de 2020, bajo dirección del Dr. Matthias Recke, de la Universidad de Frankfurt, y el Dr. Philipp Kobush, de la Universidad de Kiel.

De esta manera, han llegado al objetivo que se propusieron desde primera instancia: encontrar el santuario de Apolo en Fragkissa, considerándose uno de los espacios más importantes descubiertos en Chipre hasta la fecha, debido no solo a ser un misterio resuelto, sino por los ricos hallazgos de sus objetos y esculturas sagradas.

El santuario fue excavado en 1885 por el alemán Max Ohnefalsch-Richter –estudio que llevó gran parte de las esculturas encontradas a grandes museos–, pero su ubicación exacta fue posteriormente olvidada. Tras ser buscado durante décadas por numerosos arqueólogos, los investigadores han podido revelar el lugar, llevándose una grata sorpresa: el estudio ha revelado una alta concentración de restos, fragmentos de esculturas antiguas y figurillas de terracota.

Se han encontrado restos estatuarios de piedra caliza, fragmentos de cerámica bien conservada y de figurillas de terracota, así como pequeños carros, caballos y jinetes en grandes estatuas huecas, hasta de tamaño real. Asimismo, como se ha confirmado desde la Universidad de Chipre, también había enterradas estructuras vinculadas a la presencia del santuario.

De acuerdo con el estudio, el lugar en cuestión fue ocupado desde la Edad de Hierro hasta la época Helenística, siendo por tanto utilizado durante los períodos Arcaico y Clásico.

Tomado de www.larazon.es

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: