DEBATE 138: Detenida una profesora por cortar el pelo de un alumno a la fuerza (II de la 2ª ev.)

Una maestra de química ha sido detenida por cortar el pelo de forma forzada a uno de sus estudiantes en el instituto University Preparatory de Visalia (California, EE UU), según muestran las imágenes publicadas por ABC News el pasado sábado. Margaret Gieszinger, de 52 años, entró en clase con unas tijeras, anunciando que era ‘el día del corte de pelo’. La profesora obligó a uno de sus alumnos a sentarse en una silla y comenzó a cortar mechones de su cabello mientras cantaba el himno nacional. Los estudiantes huyeron del aula asustados y acudieron al despacho del director. Aún se desconocen las motivaciones que llevaron a la maestra a protagonizar tal suceso, aunque algunos testigos comunicaron a la cadena estadounidense que había sufrido una crisis nerviosa esa misma semana.

Gieszinger fue detenida el pasado viernes, dos días después de la difusión de las imágenes, y se encuentra en prisión preventiva bajo una fianza de 100.000 dólares. En el juicio, que se celebrará el próximo 17 de diciembre, se enfrenta a seis cargos por delitos menores (uno por encarcelamiento falso, dos por agresión, uno por asalto y dos por agresión a menores) que pueden sumar hasta tres años y medio de cárcel.

Los responsables del instituto han prestado apoyo psicológico a los testigos y han explicado a ABC News que están estudiando la situación para tomar las medidas necesarias.

Tomado de www.elpais.com

 

También te podría gustar...

26 Respuestas

  1. Sandra Antunez dice:

    Es un acto inhumano y muy poco sensato el que esta profesora ha realizado en su clase de química. No es para nada normal que una profesora decida cortarle el pelo a un alumno y lo lleve a cabo. Yo también comparto la opinión de los jueces y me parece que decidieron lo correcto, bajo mi opinión había que arrestarla , como se acabó haciendo. Por otro lado, me parece un muy buen acto el que se hizo con los testigos, que se les brindase apoyo psicológico era lo más adecuado.

  2. Los profesores son personas igual que los demás y pueden tener también problemas y crisis nerviosas. El trabajo de profesor es sin duda alguna estresante ya que tienen que aguantar no sólo a nosotros, los alumnos, sino también a los padres cuya presión a veces es acuciante. Esta situación puede ser estresante y sin duda a veces los profesores tienen que tener nervios de acero para poder aguantar algunas situaciones.
    Hoy en día no se puede agredir a ningún alumno y el papel del profesor muchas veces es puesto es cuestión. Antes en cambio el profesor era una persona respetada por toda la sociedad, era el “maestro”, es decir una persona con estudios y que merecía todo el respeto. La actitud de los profesores era ejemplar y se ganaban el respeto de todos.
    Las cosas han cambiado y seguramente esta profesora no pudo con alguna situación y actuó de esta manera. El trabajo con personas lleva implícito una carga que no todos pueden soportar.

  3. Ainhoa Boado dice:

    Estoy de acuerdo con Unai acerca de los problemas de la profesora, ya que citan que había tenido crisis nerviosas esa misma semana. Puede que estuviera pasando una mala etapa en su vida y no lo supiera asimilar de la mejor manera yendo al médico, si no que decidió no hacer nada. Hasta que finalmente perdió el control sobre ella misma llevando a cabo este acto insensato.
    Por ello, aunque estoy segura de que no era la intención de la profesora que esto ocurriera, me parece bien la sentencia de los jueces. Ya que a los jóvenes les ha podido llegar a crear traumas y ella debería haber tomado medidas si tenía problemas en su vida personal para que no afectase a la profesional.

  4. Adrián Martínez (2° B) dice:

    En mi opinión, no es normal ni justo que la profesora obligará a un alumno dejarse cortar el pelo y como bien ha dicho Ainhoa tendría que haber hecho algo para que sus problemas personales no afectarán a lo profesional, por ejemplo yendo a un psicólogo o algo, pero no creo que por muy estresada que pudiera estar o por cualquier problema que pudiera tener pudiera escusarsela, ya que ni el alumno al que le han cortado el pelo ni el resto tenían la culpa de lo que la pasará ella, y si tuvieran la culpa por lo que ha dicho Unai Famoso de que a veces los profesores tienen que tener paciencia para soportar a los alumnos no creo qué es afuera la mejor solución coma sino que tendría que haber buscado otros medios para solucionarlo.
    Y me parece justo que por esa acción de cortar el pelo sin consentimiento y esa reacción tan incivica la condenan a prisión.

  5. Raúl Alonso dice:

    Es obvio que la actitud de la profesora no es normal ya que atenta contra la libertad de expresión del alumno de llevar el pelo como quiera. Aún así, me parece excesivo que quieran meter a la cárcel a la profesora durante tres años y medio. Está claro que no se pueden tener esas actitudes y menos cuando eres un ejemplo a seguir pero está demostrado que sufrió de un ataque de nervios esa misma semana, por lo que me parece excesiva la condena.

  6. ALVARO ARANDA dice:

    Actualmente vivimos en una sociedad que legalmente admite cualquier vestimenta o peinado, por lo tanto no hay derecho que una persona oblige a otra a cambiar su forma de llevar el pelo. Observando este deleznable acto, conprobamos que se vulneran claramente los derechos de ese chico y que debería caer todo el peso de la ley sobre esa mujer.

  7. June Robles dice:

    En primer lugar la noticia me ha sorprendido y en segundo lugar si lo analizas un poco, no tanto ya que cada día escuchamos o leemos noticias a cada cuál más impactantes.
    Se supone que un profesor no solo debe transmitir información, sino también conductas y actitudes adecuadas a sus alumnos. Las relaciones comunicativas entre profesores y estudiantes son muy importantes en el proceso de aprendizaje. El profesor es una figura pública y como tal será observado y en muchas ocasiones imitado, para bien o para mal. Todos tenemos momentos malos en nuestra vida privada y podemos cometer errores en nuestro trabajo y nos gustaría que la gente fuera comprensiva con ellos, pero en ciertas profesiones una actitud inadecuada puede impactar profundamente y tener graves consecuencias.

  8. irati bartolome (1bachB) dice:

    en mi opinión lo que la profesora hizo al alumno no es correcto porque nadie tiene que cortarle el pelo a otra persona y menos siendo una profesora y sabiendo que la figura del profesor es alguien que te enseña y esta se ha comportado de manera inhumana y ha humillado a uno de sus alumnos. Sinceramente no se como una profesora que esta acusada a seis delitos menores graves sigue estando en un colegio enseñando a jóvenes porque les puede dar ideas equivocadas. Estoy de acuerdo con los jueces, y en mi opinión lo que tendrían que hacer con esta profesora es meterla a un psiquiátrico porque opino que no tiene mucha estabilidad mental como para estar dando clase y creo que primero tendría que sanarse.

  9. Edurne Adrián dice:

    Estoy de acuerdo con la sentencia que le han impuesto a la profesora, si ya se sabía que estaba pasando por problemas psicológicos, deberían haber puesto medios para solucionarlo y no después, cuando ya ocurren cosas peores.
    Entiendo que su profesión puede llegar a ser estresante, pero también es un ejemplo a seguir. Tenía que haber pensado en sus alumnos si no se veía con fuerzas para continuar su trabajo. En mi opinión, antes de estallar hay que pedir ayuda.

  10. Andrea Villar dice:

    Más que meter a la profesora a la cárcel, yo la metería a algún lugar donde cuiden de su enfermedad mental ya que como bien se ve reflejado en el texto, esta mujer no está en su sano juicio y ya había sufrido otro ataque en la misma semana. Esta mujer en vez de ser un ejemplo a seguir cmo debería ser un profesor ha vulnerado a un estudiante y le ha erradicado sus derechos.

  11. Jone Romero (2ºBach. A) dice:

    Está claro que esta mujer no se encontraba bien psicológicamente hablando. Además se menciona que había sufrido una crisis nerviosa esa semana. Por ello creo que se deberían haber tomado medidas para que no fuera a peor, como por ejemplo que no diera clase. Por otro lado, respecto a haberle cortado el pelo a un alumno, ella no tiene ningún derecho a decidir cómo otra persona debe ir o dejar de ir, siempre que esto no afecte directamente a su clase. Y´por último, sobre la sentencia, creo que se debería buscar una manera de «reacondicionar» a esta mujer lo primero, y una vez asegurada su salud mental, pensar en la sentencia.

  12. NAIARA ALBARRÁN dice:

    En mi opinión, la actitud de la profesora, la cual tiene mucha experiencia en la enseñanza, no ha sido correcta ya que ha forzado a un menor a realizar un hecho en contra de su voluntad algo que es inaceptable. Además la manera como ha actuado me lleva a pensar que ha actuado de esta manera debido a alguna causa personal.
    Por otro lado, creo que el colegio hace muy bien en dar trato psicológico a los menores que han podido quedar traumatizados por el acontecimiento y a acoger mejores medidas ya que es algo que no debería volver a ocurrir jamás.
    Por último, pienso que la profesora debería ser metida en un centro de salud mental debido a que, según lo leído en el texto, no está bien psicológicamente y debería de ser ayudada con el fin de que no vuelva a realizar ese tipo de actos.

  13. Erika Ruiz (2º Bach. A) dice:

    En mi opinión, está claro que la decisión de apartarla de la enseñanza ha sido la correcta. No tan solo por cortar el pelo a los alumnos en contra de su voluntad, aspecto del que ella no tiene ningún derecho a decidir, sino también por su salud mental. Lo que no llego a entender es el motivo por el que no se actuó antes. Como se menciona en la noticia, la mujer había sufrido previamente una crisis nerviosa, por lo tanto, los testigos deberían haber hecho algo para evitar que siguiese ejerciendo, ya sea por la seguridad de los estudiantes como por su necesidad de terapia en un centro e incapacidad de trabajar.

  14. Paula Fernández dice:

    Pienso que a veces los alumnos podemos llevar al límite la paciencia de los profesores y que en determinadas circunstancias cuando se juntan problemas en su ámbito privado y en las aulas se pueden ver sobrepasados. Aun así, tal comportamiento no tiene justificación y debe ser valorado por expertos profesionales. Desde un punto de vista médico, debido a que creo que pude tratarse de una persona con algún tipo de trastorno psicológico ya que según la noticia esa misma semana había sufrido otra crisis nerviosa y porque ninguna actitud de los alumnos es excusa para provocar semejante comportamiento. Y también desde el punto de vista de las instituciones, ya que es una demostración de que ,a veces, nuestras vidas pueden estar en manos de personas potencialmente peligrosas sin saberlo; personas con trastornos sin diagnosticar o que no están correctamente medicadas y que tienen acceso a licencias de armas, permisos para pilotar o conducir, manipular materias peligrosas o desarrollar actividades profesionales de riesgo. Esto ocurre por que que las empresas no tienen acceso a ciertos datos de sus empleados, bien porque falta rigor en los exámenes o pruebas que se les realizan, problemas de confidencialidad o porque no hay unas bases de datos comunes.

  15. Naiara Romo (2ºBachiller A) dice:

    La acción de la profesora de cortar el pelo a un alumno atenta contra la libertad del alumno, pues de una manera le está «prohibiendo» llevar un peinado a su gusto. No obstante, entiendo que si tuvo una crisis es normal que actuase de alguna forma indebida. Sin embargo, según dice en la noticia llevaba algunas semanas ya con problemas, lo cual implica que desde un principio bien la propia profesora, o bien el centro debería haber tomado medidas, pues es probable que desde un principio sus compañeros notasen algún comportamiento fuera de lo normal. De esta manera lo mas probable es que hubiesen evitado esa situación.
    Por otra parte, no me parece tan justo que por esa acción, estando ella fuera de sí, la vallan a meter en la cárcel. Me parece más coherente que le lleven a algún lugar especializado en ese tipo de enfermedades, donde la puedan ayudar para que en un tiempo consiga volver a hacer vida normal.

  16. Unai Abadía dice:

    Hay que tener mucho cuidado con los cargos que se otorgan a ciertas personas, ya que no cualquiera puede hacer según qué cosas. En este caso, es evidente que esta mujer no está capacitada para trabajar de cara al público, pero me parece excesivo que se hable de meterla en la cárcel. Hasta cierto punto es comprensible que debido al estrés u otros factores haya reaccionado de esa manera, aunque no se debería descartar que el consumo de drogas la haya llevado hasta esa situación.
    En mi opinión, lo más importante es prestarle ayuda profesional para que pueda desempeñar otros trabajos que no requieran de contacto con otra gente. Además, para evitar estos sucesos, es necesario que se hagan unos análisis más profundos de la gente que se quiera contratar, ya que esta decisión puede suponer un gran impacto.

  17. Markel Amo dice:

    La noticia es impactante y la posible sentencia, quizá, excesiva. En primer lugar, debemos dejar claro que la profesora no se encontraba en plena disposición de sus facultades mentales, esto es, fruto de algún tipo de crisis nerviosa o demente. Esta situación tan inusual nos invita a reflexionar sobre los métodos que se emplean a la hora de contratar docentes o personas que, en la practica, van a realizar algún tipo de acción de cara al publico. Esto evidencia la necesidad de alguna prueba intermedia previa a la contratación, algún tipo de test psicotécnico que no deje lugar a dudas en lo referente a la capacidad de los futuros docentes o trabajadores en general.

    Sin embargo, las acciones de la profesora no justifican la posible pena de cárcel. Ha cometido un error, ha sido apartada de sus labores y, en mi opinión, debería cumplir algún castigo de tipo económico. Reitero, entonces, que los 3 años y pico de cárcel, son, a mi juicio, excesivos.

  18. María Bernárdez García (2.BACH A) dice:

    Sin justificar el acto que esta persona ha llevado a cabo me gustaría decir que es una consecuencia a la poca importancia que le damos a la salud mental. Tener una crisis nerviosa es algo común hoy en día, ir al psicólogo para conocerse mejor a uno mismo y recibir apollo emocional, no tanto. Es ahí donde radica el error, creemos que los problemas mentales son secundarios frente a otro tipo de dolencias y los despreciamos. Sinceramente, espero que evaluen el estado mental de esta profesora correctamente y esto les conduzca a propiciar medidas más efectivas para que nadie tenga que llegar a ese punto. Además, creo que prejuzgarla con la poca información que tenemos en precipitado y que no sabemos las causas que llevan a una persona a acometer tal cosa y más aún a opinar justamente sobre la sentencia, en este caso lo que ocurre antes es de gran importancia para dar una sentencia lo más adecuada posible.

  19. Xiomara Nieva dice:

    Tras haber sufrido una crisis nerviosa y no haber acudido a un especialista para buscar ayuda es «comprensible» pero para nada justificable el acto que cometió la profesora aquel día.
    A cualquier persona le podría haber pasado, pero nunca se deben llevar los problemas personales al ámbito profesional y menos trabajando en un colegio donde los alumnos sean pequeños o ya más mayores siempre tendrán en cuenta la imagen que les de el profesor o profesora ya que este en la mayorías de los casos guía los alumnos por el buen camino inculcándoles una serie de valores para ser mejores ciudadanos.

  20. NEREA FREIRE RAMIRO dice:

    El acto de esta mujer es de todo menos justificable, no obstante, pone de relieve uno de los muchas conductas que una enfermedad mental puede llegar a causar. En la actualidad, los problemas relacionados con la salud mental, como pueden ser crisis nerviosas (como la que la profesora había sufrido pocos días antes del suceso), trastornos de ansiedad, depresión, estrés… son más frecuentes que en el pasado, o al menos, están más visibilizados. Estos trastornos psíquicos requieren tratamiento médico. Sin embargo, no son pocas las personas enfermas mentales que no reciben ningún tipo de ayuda. Este hecho se debe a la poca importancia que le damos a la salud mental, a pesar de ser igual de esencial, o a veces incluso más, que la física. Lo que esta noticia nos cuenta es un claro ejemplo de un problema no tratado, por lo que no deberíamos prejuzgar de manera agresiva a la mujer, ya que desconocemos en que situación de salud mental se encuentra.

  21. Ander Gutiérrez dice:

    En mi opinión no se como personas con esa salud mental pueden llegar a tener un trabajo tan importante como ser profesor, puesto que van a influir en una parte enorme a la educación y la forma de ser y pensar de mucha gente, pudiendo por ello crear grandes problemas sociales.
    Hoy en día a los profesores no se les da la importancia que tienen, puesto que hay muchos que tienen un interés mínimo por su trabajo influyendo así a mucha gente negativamente y por que a los que realmente toman el papel y la responsabilidad que tienen ayudando a hacer de nuestra sociedad lo que debe ser, se les recompensa tanto por su reconocimiento tanto económicamente en una medida lamentable.
    Hay que empezar a valorar mas a aquellos que realmente son profesores, puesto que de ellos depende el mañana de todos.

  22. Maider Fernandez dice:

    En mi opinion,lo que ha echo esta profesora en su clase de quimica es un acto inadecuado,nose como puede actuar asi una persona que esta enseñando educacion a los niños.Si no sabe comportarse ella es imposible que pueda trabajar de profesora,aparte de el trauma que le pude crear al niño despues de lo que hizo.Por ser profesora no puede actuar como si fuera superior solamente por tener un titulo.No es muy normal actuar como a actuado la profesora,tendriamos que empezar a pensar si esta tiene algun tipo de problema por lo que puede llegar a hacer esto,y en consecuencia,no poder trabajar dando clases a niños

  23. Maider Fernandez dice:

    En mi opinion el acto que ha echo esta profesora es inadecuado,me sorprende que una persona que trabaje enseñando educacion a los niños pequeños se le ocurra hacer ese semejante acto.Este puede llegar a crearle un trauma al niño ya que no tiene porque cortarle una profesora el pelo,me sorprende como a podido llegar a tener un titulo una persona que es capaz de hacer eso,tendriamos que empezar a analizar si ella esta psicologicamente preparada para tratar con niños de esa edad.Los profesores no suelen estar bien valorados y por otra parte hay que tener en cuenta a el buen trabajo que hacen los verdaderos profesores

  24. Borja dice:

    Me parece un acto extraño y mas sin ser sin motivo alguno, en mi opinion sera alguna consecuencia a un acto previo. Si lo vemos sin fondo alguno podriamos decir que es un acto violento pero habria que buscarle la causa justificada.

  25. Leire Hueso (2º Bach A) dice:

    Me ha sorprendido bastante esta noticia. Me ha recordado a actitudes que ocurrian de manera más habitual en los colegio hace varias decadas. Me parece que una profesora que decide en un momento determinado haaacer eso tiene que estar pasando por algún tipo de problema más allá de lo que responde a su trabajo. Me parece una manera muy fea de cortar la libre xpresión de un adolescente en pleno proceso de encontrarse y saber el mismo con que se siente más identificado y agusto.

  26. Lorea Ruiz dice:

    Yo creo que aunque lo que hizo la profesora no tiene justificación alguna, ya que no me parece lógico que haga algo fuera de lugar y en contra de la voluntad de dicho alumno, sinceramente no veo como una solución que pueda ser de ayuda el meter a esta persona en la cárcel. Más que solucionar el problema que tenía la profesora, lo que va a hacer es agravarse seguramente. Así que, personalmente, yo hubiese optado por recurrir a la ayuda de algún tipo de profesional que pueda ayudarla a controlar mejor la ansiedad que pueda generar en ella su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: