¿Dónde se encuentra la iglesia más antigua de España?

España es tierra de patrimonio religioso. Son muchos los templos que inundan de belleza el mundo rural de nuestro país, y que esconden muchos secretos en sus muros.

Pero hay una iglesia que destaca por encima de las demás, ya que es la más antigua de todo el territorio. Se fundó en el año 661 y se conserva totalmente intacta. Se trata de la Basílica de San Juan de Baños, a poco más de siete kilómetros de Palencia.

Fue mandada construir por el rey de los visigodos Recesvinto, pero se santificó en la época cristina y se dedicó a San Juan Bautista. Está situada en el pueblo de Baños de Cerrato, a orillas del río Pisuerga, que a su vez forma parte del municipio de Venta de Baños. Desde 1897, es un monumento nacional declarado Bien de Interés Cultural.

Es de planta basilical con tres naves y tres ábsides (sólo el del centro es auténtico). A lo largo de los años ha sufrido algunas reconstrucciones parciales incluso en la planta original, que se ensanchaba a la altura del cuarto y último arco en una especie de crucero o transepto que se abría sobre una triple cabecera formada por tres capillas rectangulares y no continuas. Después de la reconstrucción, desaparecieron los ábsides laterales y la planta quedó convertida en un simple rectángulo con la cabecera desfigurada. Aun así, es de una gran belleza con su equilibrio de sencilla estructura y su discreto decorado. La espadaña que se observa al exterior es un añadido de los restauradores del siglo XIX.

Detrás de la iglesia más antigua de España hay una leyenda, que agranda su nombre. Ésta dice que el rey Recesvinto, después de una dura batalla para sofocar la rebelión de los vascones, llegó a Baños de Cerrato para curar sus dolencias de riñón, y se curó al bebe agua de la Fuente, que es otro monumento de renombre que esta compuesta por dos arcos de herradura tras los que se encuentra la cámara donde se ubica el manantial.

El visitante que quiera conocer la Iglesia más antigua de España puede disfrutar de otros atractivos, como es el subirse a la embarcación Juan de Homar, para conocer el Canal de Castilla.

Navegando por las aguas del Canal de Castilla por tierras palentinas FOTO: Enrique Caña

Además, en la Catedral de Palencia se encuentra otro vestigio de la época visigoda, la cripta de San Antolín, cuya construcción está datada en la segunda mitad del siglo VII.

Tras la basílica palentina se encuentra, en lo que a antigüedad se refiere, la Iglesia de Santa Comba de Bande, templo visigodo de la segunda mitad del siglo VII, situada en la localidad orensana de Banda.

Con planta de cruz griega y perímetro rectangular del que sobresale por la cabecera del rectángulo la capilla mayor y por los pies, el pórtico. El perímetro rectangular queda dibujado por estancias a ambos lados del pórtico que comunicaban con este, otras con el transepto y las de la cabecera con la nave. Se primera de las iglesias cruciformes de la arquitectura visigoda, y su modelo fue respetado.

Iglesia de San Pedro de la Nave

La iglesia visigoda de San Pedro de la Nave se encuentra en la localidad de El Campillo, término municipal de San Pedro de la Nave-Almenda, en la provincia de Zamora. Fue declarada Monumento Nacional el 22 de abril de 1912.

La construcción del templo se remonta a finales del siglo VII e inicios del VIII. Se cree que pudo construirse entre los años 680 y 711, es decir, en los años previos a la conquista musulmana, por lo que puede tratarse de una de las últimas obras del arte visigodo. Originariamente tuvo su emplazamiento a orillas del río Esla, al construirse el embalse de Ricobayo, habría quedado sumergido en sus aguas, por lo que, a iniciativa de Manuel Gómez-Moreno, se decidió su traslado piedra a piedra a la actual ubicación. Esta operación se llevó a cabo entre los años 1930 y 1932 bajo la dirección del arquitecto Alejandro Ferrant Vázquez.

Cuenta con una planta que es combinación de cruz griega (mitad oriental) y basilical (mitad occidental) con gran compartimentación de espacios, como era preceptivo en la liturgia hispánica antigua que exigía un espacio para el sacerdote, otro para el resto de eclesiásticos y un tercero para los laicos. Destacan los símbolos antropomorfos de los evangelistas en las bases de las columnas y los capiteles historiados ‘Daniel en el foso de los leones’ y ‘El sacrificio de Isaac’. En su interior hay un sepulcro monolítico, se supone medieval, y una pila bautismal del siglo XVI.

Iglesia de Santa María de las Viñas

La ermita de Santa María de Quintanilla de las Viñas, en el antiguo alfoz de Lara, en la provincia de Burgos, constituye uno de los mejores ejemplos de la arquitectura visigoda. El templo, aunque ya estudiado a finales del siglo XIX y principios del XX, se puso en valor cuando el cronista de Burgos, Luciano Huidobro, le atribuyó un supuesto origen mozárabe en 1927. A instancias de este mismo erudito, fue declarada Monumento Nacional el 25 de noviembre de 1929 y restaurado.

Además, posee una rica decoración escultórica, tanto interior como exterior, con una enorme carga significativa propia del mundo hispano visigodo. Se trata de bajorrelieves, de talla plana, biselados y con el fondo de la composición neutro, de acuerdo con la tradición del Bajo Imperio Romano y que aparecen ligados a los elementos arquitectónicos.

Iglesia de Santa María de Melque

Santa María de Melque es un complejo monástico visigodo que se encuentra en el término municipal de San Martín de Montalbán, en la provincia de Toledo. Se localiza a 30 kilómetros al sur de la capital toledana, entre el arroyo Ripas y el río Torcón.

En la actualidad pueden visitarse la iglesia, que ocupa el centro del complejo, y el centro de interpretación que se ha instalado en las dependencias anejas, también restauradas. El paisaje que se observa desde Santa María es también característico de la zona.

Está construida en sillería de granito despiezada irregularmente, con piezas acodadas para resolver algunos ajustes. Los muros, de sillares de desigual tamaño, pero muy bien trabajados, son extremadamente robustos, llegando a alcanzar espesores de 1,40 metros.

La planta es de cruz griega de brazos desiguales, siendo más largo el de dirección este-oeste, que remata con el ábside cuadrado al exterior. Posteriormente se fueron añadiendo una serie de habitaciones, una a cada lado del ábside mencionado, y otra a los pies del crucero, en el lado izquierdo, que desvirtúa la planta exterior de cruz griega.

Basílica de Santa Lucía del Trampal

La iglesia de Santa Lucía del Trampal es un templo de datación discutida (entre el siglo VII y el IX) situado en el municipio español de Alcuésar, en la provincia de Cáceres. Se trata de un templo singular con características arquitectónicas visigodas y posible influencia posterior mozárabe, que ordena su cabecera con tres capillas rectangulares abiertas a un transepto. Destaca por ser la única edificación de época visigoda que se conserva en pie en la mitad sur de España. Desde el 5 de octubre de 1983, la basílica está declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento.

La estructura original incluía una nave principal y dos pequeñas naves laterales que formaban el cuerpo principal, seguido de un pequeño coro que daba paso al crucero. La cabecera del templo es realmente singular ya que está formada por tres naves independientes y separadas, un ábside triple.

El crucero estaba dividido en siete tramos por seis pares de columnas que sostenían los arcos de herradura. Toda la estructura del edificio estaba basada en estancias de dimensiones reducidas para permitir el abovedado completo. La cubierta estaba formada por bóvedas y pequeñas cúpulas de piedra.

Iglesia de Santa María del Naranco

Los templos católicos de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, están situados en la falda sur del monte Naranco de Oviedo, a cuatro kilómetros del centro de la ciudad.

Originalmente, Santa María, no se proyectó como iglesia, sino que fue el Aula Regia del conjunto palacial que el rey Ramiro I mandó construir en las afueras de la capital en el año 842. Su estilo artístico es el denominado «ramirense», dentro del prerrománico asturiano.

El complejo arquitectónico al que pertenecía este edificio comprendía la cercana iglesia de San Miguel de Lillo. La destrucción de su cabecera y parte de sus naves motivó que el Aula Regia fue transformada en iglesia, probablemente durante el siglo XII, pues la crónica silense de 1150 ya lo registra como templo de Santa María. El templo fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1985.

Actualmente, Santa María, sigue siendo el templo oficial de la parroquia. Sin embargo, al no reunir condiciones para el buen desarrollo de la liturgia, se utiliza habitualmente para el culto la capilla del Monasterio de la Visitación de las Madres Salesas

Tomado de www.larazon.es

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: