ORIENTACIÓN: Consejos para estudiar Historia (y llegar a entenderla)

Olvida los prejuicios. La Historia no se puede estudiar con prejuicios. Jamás llegarás a nada si tus ideas preconcebidas viajan por tu cabeza.

  1. Jamás pretendas que te tomen en serio. Puedes haberte licenciado en Historia con honores, haber hecho mil cursos, haber leí­do a Platón hasta caérsete los ojos, pero nadie te va a tomar en serio porque de Historia puede saber cualquiera. Incluso los prejuiciosos.
  2. Todo tiene más de un punto de vista. Un buen historiador lo mirará todo desde cualquier punto de vista. Aunque no lo comparta lo buscará porque sabe que la verdad no pertenece a un bando.
  3. Has de ser crí­tico incluso con lo que más ames. Porque nadie es bueno ni es malo al 100% ni tus ideas polí­ticas quizá no han sido siempre las más acertadas.
  4. Las fuentes son nuestra base, no las opiniones subjetivas. Un buen historiador lo sabe.
  5. Siempre habrá alguien que haya leí­do un libro sensacionalista que sabrá mucho más que tú.
  6. No te involucres. Involucrarse hace que dejes de ser objetivo y eso es como la muerte de la Historia. La verdad solo puede ser objetiva.
  7. Aunque no dejes de lado nunca tu subjetividad. Eso es lo que nos hace defender lo que creemos y todos tenemos debilidades.
  8. Lee siempre hasta el final y acepta que quizá estás equivocado. Piensa siempre en los que saben más que tú y aprende de ellos.
  9. Quizá te encuentres con cosas que no te gustan: acéptalas, la Historia no es siempre lo que parece.

Tomado de La Historiadora

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: