¿Cuándo aparecieron los dinosaurios sobre la Tierra?

ASDMucho se ha escrito sobre el momento en el que los dinosaurios desaparecieron de la faz de la Tierra, que coincidió con el impacto de un gran asteroide en el Golfo de México hace 66 millones de años, según la versión más aceptada por la comunidad cientí­fica con cada vez menos controversia. Pero igualmente fascinante, aunque ocupe mucho menos espacio en el imaginario colectivo, es cómo estos animales llegaron al planeta. Una nueva investigación cree haber colocado el reloj en hora, y ha determinado que el tiempo transcurrido entre la aparición de los familiares tempranos de los dinosaurios y estos es mucho más corto de lo que se creí­a previamente.

El estudio, realizado por un equipo de cientí­ficos de Argentina, Brasil, California, y del Museo de Historia Natural de Utah, en la Universidad de Utah, se basa en las mediciones de isótopos radioactivos para datar cristales de circón encontrados en Chañares, una formación geológica del noroeste de Argentina, famosa por sus fósiles de los precursores de los dinosaurios.

El equipo encontró que la formación, y por tanto los fósiles encontrados en la misma, tienen de 234 a 236 millones de años, en el Perí­odo Triásico Tardí­o; esto es de 5 a 10 millones de años después que la estimación previa situada en el Triásico Medio.

«Descubrir que estos primeros familiares de dinosaurios eran geológicamente mucho más jóvenes de lo que antes se pensaba fue totalmente inesperado», señala Randall Irmis, profesor de Paleontologí­a en Utah, en el informe, que publica la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

La formación Chañares contiene sedimentos depositados por rí­os, arroyos y lagos durante el Perí­odo Triásico. En ellos se encuentran una gran variedad de especí­menes fósiles completos de los primeros dinosauromorfos, como el Lewisuchus o el Lagerpeton, «esencialmente los tí­os y primos de los dinosaurios», dice Irmis. Las caracterí­sticas del lugar permiten ver la historia completa en una misma cuenca.

Estado de invernadero

Aunque ahora la formación tiene un aspecto desértico, cuando los dinosauriomorfos vagaban por la zona, Chañares era tropical y exuberante. En ese momento, la Tierra estaba en un estado de invernadero, extremadamente cálido, sin casquetes polares y con altos niveles de dióxido de carbono en la atmósfera.

El equipo recogió dos muestras de rocas de Chañares: uno de la base del nivel en el que se conservan los fósiles y uno de cerca de la parte superior de la formación. «La formación contiene tobas, o cenizas volcánicas, que se pueden fechar con gran precisión. Así­ que en esta cuenca no sólo hay muchos fósiles completos de alta calidad que nos permiten identificar fácilmente los taxones, sino también tobas en el medio que nos permiten datar la columna completa», indica Claudia A. Marsicano, de la Universidad de Buenos Aires. Las muestras de rocas incluyen ceniza volcánica expulsada de los volcanes al mismo tiempo que los sedimentos fueron depositados.

La datación radioisotópica demostró que la muestra de la formación de base no es más antigua de 236 millones de años y la capa superior no tiene más de 235 millones de años, con la posibilidad de tener hasta 234 millones de años de antigí¼edad. Esto demuestra que el tiempo transcurrido entre la aparición de los primeros dinosauromorfos y el origen de los dinosaurios es mucho más corto de lo que se pensaba. Los investigadores creen que sus hallazgos pueden ser extrapolables a otros yacimientos de todo el mundo, como el de Santa Marí­a en el sur de Brasil o Karoo en Sudáfrica.

Victor Leshyk

Tomado de www. ABC.ESMadrid

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: