DEBATE 48: un extraño entre la extrañeza

28dic2011 Fiestas de San JosŽ, campo ferial de Zapote. /Juliana BarqueroComplicado lo tengo. No tanto por escribir sino por no caer en la imcomprensión. Hasta es posible que algún benévolo lector sienta cierta conmiseración. No importa. Lo que narro no es “cuento” sino una simple realidad.

Poco antes de las vacaciones navideñas se acercó al Colegio un experto en “ciberbullying”. El objetivo no era otro que, desde la perspectiva del delito, hacer conscientes a los alumnos y alumnas de la responsabilidad que adquirí­an con el mal uso de la telefoní­a. Los destinatarios fueron los integrantes del curso de 1º de Bachillerato (16-17 años).

La charla-coloquio duró dos horas. Me dicen los mismos alumnos que muy interesante. Tuve clase con un grupo a continuación.  Prolongamos el tiempo comentando “dimes y diretes”, conclusiones, practicidad de lo expuesto, etc…  Una excelente iniciativa que tuvo unos excelentes resultados… Cosa distinta hubiese sido si esta acción se hubiese realizado en horario extraescolar y de forma voluntaria… ¡Cosas de la vida!

Es el caso que, en vista del contento, les pregunté por “otros” temas que fuesen de su interés para, dentro de los posibilidades de un Colegio y de su actividad primordial (que no es otra que la académica), pudiesen tratarse. De forma cuasiunámime salió el de la “Educación afectiva y sexual” (dicho de una u otra manera; dicho con más o menos naturalidad).  No me sonó a nada nuevo y, por ello, hablamos del asunto un buen rato. Me extrañaron algunos de sus “argumentos” y ellos se “extrañaban” de mi extrañeza.

Colofón:  en términos generales esta dimensión de la personalidad sigue estando en manos de los “amigos/as” y (en algunos casos) en las lecturas (especialmente extraí­das de la red). Y esto es lo que me extraña:  que los padres y madres de estos “jovencitos/as” no tengan la información, formación y estrategias suficientes para abordar el tema. Y me extraña por cuando eso mismo decí­amos nosotros a esas edades; eso mismo decí­an quienes ahora tienen cuarenta años… Eso mismo siguen diciendo sus “nietos” o hijos”.  Si comprendo que mis padres no tuvieron otra “escuela” que la vida…. no es comprensible que los padres y madres de esta generación sigan diciendo lo mismo. ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Qué falla en la comunicación familiar cuando sale a la palestra este tema? ¿Tanta es la ceguera de los padres y madres? ¿Es tan violenta la transición de la niñez a la adolescencia que pasa como un suspiro?…

Mitxel Olabuenaga

 

También te podría gustar...

14 Respuestas

  1. Vanessa De Arriba López dice:

    La sexualidad no es una cosa de quita y pon, la tenemos tanto en la escuela como en la calle y en casa.

    En nuestra educación afectivo-sexual, deberí­an incidir primordialmente nuestros padres. Estos nos aportan una estructura de valores, el ejemplo de sus vidas y mensajes con los que deseamos contar. La actitud de los padres ante la sexualidad influye en nuestra educación y primeras decisiones, por lo que es imprescindible favorecer su papel educativo.

    La educación afectivo-sexual que recibimos en la escuela también es importante porque es el lugar donde aprendemos muchos de nuestros comportamientos y donde la sociedad nos transmite la cultura, los conocimientos y los valores por los que nos regimos.

  2. Julen Garcia dice:

    La educación sexual es un tema tabú en muchas familias. A los adolescentes nos da vergüenza hablar sobre esta tema y a los padres igual. Al final se va dejando, pensando ” Bah, que sabrán ellos” pero ellos son los que realmente te pueden ayudar y aconsejar, Se puede acudir a distintos centros para mayor información sobre este tema.
    En el colegio tendrí­an que haber debates de este tipo, sin ningún tipo de vergüenza, para así­ conocer mejor el mundo que nos rodea y conocernos mejor a nosotros mismo, ya que como dice Vanessa, el colegio es un lugar que influye notablemente en nuestro comportamiento.

  3. Julián Alzate dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con Julen y con Vanessa, el colegio es un sitio para aprender mas cosas que las matemáticas o la filosofí­a, es donde pasamos una importante etapa de nuestra vida, esa etapa en la que experimentamos cambios de todo tipo. Pero eso no quita el papel de inmensa responsabilidad que tienen los padres en nuestra educación sexual. Creo que muchos de ellos piensan que sus hijos nunca van a crecer y cuando menos quieren darse cuenta tienen una hija embarazada, por eso es importante que hablen con nosotros y nos aporten todo lo que necesitamos para evitar disgustos, porque son ellos los que se tienen que encargar de nuestra educación al completo, sin marginar la sexualidad. Además, como dice Julen, nos da autentica vergüenza hablar con ellos sobre el tema y preferimos sanar nuestras dudas con los amigos, deberí­amos hablar con ellos abiertamente porque son los que verdaderamente sabrán cómo aconsejarnos.

  4. Eder Braceras dice:

    Totalmente de acuerdo con todos. La educación afectivo-sexual deberí­amos recibirla, primordialmente, de los padres, y ya después en el colegio con los amigos. Aunque en mi opinión, ya es hora de dejar de lado el tema “tabú”. Es un tema muy importante en el desarrollo de nuestra vida y creo que por esa misma razón serí­a importante empezar a hablar tranquilamente y sin vergüenza.

  5. Alba del Pozo dice:

    Creo que como ya han dicho el mayor problema es que este tema es algo tabú en la mayoria de las familias. Tanto a los padres como a los hijos nos da verguenza hablar de estos temas q casi siempre acabamos tratando con los amigos.En mi opinion esta situacion de falta de comunicacion en este tipo de temas entre padres e hijos va a seguir siempre, y mas con internet, un lugar en el que podemos encontrar respuesta a todo tipo de dudas.

  6. iratxe hernandez dice:

    Creo que el tema de la sexualidad en el ámbito familiar se deberí­a hablar acorde con la edad, es decir, no hablarlo antes de tiempo pero cuando el adolescente esta llegando a su adolescencia ir hablando del tema poco a poco para tenerle informado desde un principio. No se por que las familias lo tiene como tema tabu y desde que somos pequeños nos cuentan historias de como vienen los niños al mundo. A si es que como comienzan a “tapar” el asunto y dejarlo de lado, simplemente por vergüenza. ¿El que nos da tanta vergüenza exactamente? Es un hecho que por naturaleza sucede igual que les viene por naturaleza a las mujeres la mestruacií²n. A muchas ni ñas de pequeñas les da vergüenza contárselo a sus padres. Creo que si en mundo a avanzado tanto en tecnologí­a , en educación en sanidad…. va siendor hora de actuar según el siglo en el que estamos y progresar nosotros tambien. Comenzar a repara los errores cometidos con anterioridad y dejar de lado dichos temas a los que llamamos tabu que en verdad no lo son.

  7. mitxel dice:

    Sigo con mi extrañeza. En mis tiempos de Director de Tiempo Libre (lo dejé hace quince años) los adolescentes y jóvenes de “mis” campamentos decí­an exactamente lo mismo que quienes ahora escriben. Por eso me sigo interrogando por las causas de esta permanente situación: ¿por qué falta la comunicación en la familia?… ¿no hay tiempos adecuados?…¿no hay espacios adecuados?…¿realmente es un “tema” más para tratar?…¿tanto enrojece al adolescente tratarlo con sus padres?… Me quedo con la última frase de Iratxe… ¡también se decí­a hace quince años!… Espero que cuando ella tenga su primer hijo/a adolescente predique con el ejemplo… ¿lo veré?…

  8. julen lopez dice:

    Coincido como todos los que han escrito, que el tema de la sexualidad dentro de la familia suele ser un tema tabú, del que tanto por parte de los hijos nos da vergüenza hablarlo o por parte de los padres que nos tapan esa “etapa” de la vida. Por eso siempre un adolescente suele acabar hablándolo con los amigos que mas confianza tenga pues se siente al mismo nivel que ese otro adolescente y por tanto con mas “seguridad”. creo que este tema deberí­a de tratarse desde el principio con total naturalidad tanto en las familias como en la escuela (ejerciendo una clase de este tema)

  9. Nerea Seco dice:

    Es cierto que la comunicación entre padres e hijos está desapareciendo cada vez más. Y más aún si está de por medio el tema de la sexualidad, que para muchas familias llega a convertirse en un tema tabú.
    La cuestión es el porqué de la falta de comunicación en nuestras casas sobre este asunto, que no deja de ser una cosa más de la vida y que antes o después nos tendremos que enfrentar a ella. Pero si queremos sacar algo en conclusión tendremos que fijarnos dónde comienza el problema y quiénes son los que se niegan a dar el primer paso para tratar el tema, ¿los padres o los hijos?.
    Los hijos a menudo sienten vergüenza cuando tienen la necesidad de preguntar. Algunos padres en cambio, conscientes de que el tema está ahí­, lo dejan pasar.
    En mi opinión, a muchos padres les cuesta tratar el tema porque

  10. Batirtze Villar dice:

    No creo que el tema de sexualidad sea un tema principal para explicarlo en los colegios, yo considero que hay otros temas más importantes a tratar en los centros, como por ejemplo las drogas o reuniones en las que se nos plantee un plan de futuro. La sexualidad es un tema que principalmente deben explicarte los familiares, ya que es un tema que cualquier padre o cualquier madre podrá explicar la seguridad y la inseguridad en este tema. Aunque en los colegios no estarí­a de mas que algo se diera, pero repito, no creo que sea necesario.
    Con los tiempos que corren este tema habrí­a que explicarselo a niños y niñas de 14 años (por mucho que nos duela, sí­ es asi) ya que son a esas edades cuando ahora parece ser que comienzan a mantener relaciones, y algunas de ellas quedan embarazadas accidentalmente.

  11. Selene García dice:

    La educación sexual tiene mas importancia de la que recibe principalmente en los colegios ya que estos últimos años, la edad a la que se empieza a mantener relaciones sexuales es alrededor de los 14-15 años.
    La juventud de edad temprana llevan un ritmo de vida de una persona mas mayor ya que esto no se resume únicamente al sexo sino al tabaco y alcohol.

    Para mi, una buena iniciativa seria la implantación de clases de educación sexual en los institutos en cursos desde la ESO hasta Bachillerato, de esto modo , estos jóvenes ahorrarí­an muchos disgustos como los embarazos prematuros o enfermedades venéreas como el SIDA

  12. Nerea Seco dice:

    (Mitxel ayer tuve problemas para comentar en los debates y hoy he visto que se me comentó hasta la mitad, así­ que sigo.)
    Decí­a que en mi opinión, a muchos padres les cuestas tratar estos temas porque, por decirlo de alguna manera, no quieren aceptar que sus hijos hayan alcanzado la edad adecuada. Edad que ellos mismos tení­an cuando querí­an información de la sexualidad por parte de sus padres, que ahora serí­an los abuelos. Entonces, ¿por qué no llevan a cabo los padres lo que hace años echaron de menos?. Hay que tener en cuenta también que los padres de hace años viví­an “chapados a la antigua”, pero en la actualidad ya no valen escusas. Me parece absurdo dejar pasar este asunto, ya que toda información que un hijo obtenga de sus padres es buena, y más si ésta es necesaria e imprescindible.
    Por otra parte en muchas escuelas hay charlas sobre la sexualidad así­ como de alcohol y drogas. Es interesante que los chavales se informen de la sexualidad también en el colegio pero donde comienza la educación de verdad no es en la escuela sino en casa.

  13. Laura Armiño dice:

    Lógicamente la educación sexual, debe venir principalmente de la familia puesto que todos nuestros conocimientos referidos a este tema parten de ahí­ ( aunque en numerosas ocasiones queramos hacer “oidos sordos” ya que nos da verguenza) ,junto con las charlas que hemos recibido en los colegios,obviamente la calle y los amigos también influyen. También pienso que nos encanta tratar esos temas en debate ,los cuales no abundan ,debido a la cantidad de materia académica y es una pena ,puesto que los debates, son muy enriquecedores.

  14. Maitane Prieto dice:

    Debemos tener información acerca de muchos aspectos. Sobre las drogas, sobre el “ciberbullying”…se habla mucho, pero ¿por qué no se habla con la misma naturalidad con la que se habla estos temas con el sexo?
    Este tema es conveniente tratarlo cuando empezamos a notar cambios en nuestros cuerpos, ya que de ahí­ surgirán ciertas preguntas.
    Es una buena idea tratar sobre estos temas desde la ESO hasta Bachillerato ya que, de esta manera, como dice Selene, se podrí­an ahorrar muchos disgustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: