TEXTO 15: Estatuto de Autonomí­a del Paí­s Vasco (4-10-1936)

“El Congreso de los Diputados ha decretado y sancionado la siguiente LEY:

Art. 1. Con arreglo a la Constitución de la República y al presente Estatuto, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya se constituyen en región autónoma dentro del Estado español, adoptando la denominación de “Paí­s Vasco”. Su territorio estará compuesto por el que actualmente integran las provincias mencionadas, las cuales a su vez se regirán autonómicamente (…). El vascuence será, como el castellano, lengua oficial en el Paí­s Vasco (…).

Art. 5. Corresponderá al Paí­s Vasco el régimen de policí­a para la tutela jurí­dica y el mantenimiento del orden público dentro del territorio autónomo.

Art. 10. Los poderes del Paí­s Vasco emanan del pueblo y se ejercitarán de acuerdo con la Constitución de la República y el presente Estatuto por los órganos que libremente determine el mismo con las siguientes limitaciones:

a) El órgano legislativo regional (…) será elegido (…) por sufragio universal, igual, directo y secreto.

b) El órgano ejecutivo deberá tener la confianza del legislativo y su presidente asumirá la representación de la región en sus relaciones con la República.  (…)

Disposición transitoria primera. En tanto duren las circunstancias anormales producidas por la guerra civil regirá el Paí­s Vasco con todas las facultades establecidas en el presente Estatuto un Gobierno provisional. El presidente de este Gobierno provisional será designado dentro de los ocho dí­as siguientes a la fecha de promulgación del Estatuto, por los concejales de elección popular que formen parte de los Ayuntamientos vascos y puedan emitir libremente su voto (…). La elección de presidente del Gobierno provisional se verificará bajo la presidencia del gobernador civil de Vizcaya (…). El presidente así­ elegido nombrará los miembros del Gobierno provisional en número no inferior a cinco (…).

Congreso de los Diputados, 4 de octubre de 1936.

Gaceta de Madrid, 7 de octubre de 1936 (n° 281) y Boletí­n Oficial del Paí­s Vasco, 9 de octubre de 1936 (n° 1).

COMENTARIO

Se nos presenta para comentar un texto cuyo tí­tulo es el de “Estatuto de Autonomí­a del Paí­s Vasco”. Recoge tres artí­culos y una disposicií²n transitoria del aprobado el 4 de Octubre de 1936 por el Congreso de los Diputados español. Para hacer el comentario seguiremos el siguiente procedimiento: localización del texto, análisis del mismo y contextualización. Finalizaremos con unas breves conclusiones, señalando la importancia que tuvo el texto

1.- LOCALIZACIÓN

Tipo de texto: según la fuente es un texto histórico primario; según la forma es un Estatuto y según el tema es un texto polí­tico.

Autor: colectivo (el Congreso de los Diputados)

Destino: está dirigido a un colectivo y su finalidad es pública.

Época: está datado el 4 de Octubre de 1936 y publicado en la Gaceta de Madrid (Boletí­n Oficial de entonces) el 7 de octubre de 1936.

2.- ANÁLISIS

Para una mejor comprensión del texto aclararemos algunos términos contenidos en él. “Sancionar” una ley: dar el visto bueno; “Gaceta de Madrid”: equivalente al Boletín Oficial del Estado;

El tema central es la exposición de algunos artí­culos del propio Estatuto y las principales ideas hacen referencia al ámbito de aplicación del Estatuto, sus competencias respecto a la seguridad ciudadana y la distribución de los poderes polí­ticos. Añade una Disposición transitoria sobre el establecimiento de un Gobierno Provisional y el primer Lehendakari en tanto dura la guerra. Ampliamos brevemente cada una de estas ideas.

La primera idea que se desarrolla es la constitución de ílava, Guipúzcoa y Vizcaya como una región autónoma dentro del Estado español. Se señala que las fuentes jurí­dicas sobre las que se basa este hecho son la Constitución de la República y el propio Estatuto. Indica, además, que cada uno de los tres territorios, siguiendo la tradición foral, se regirá autónomamente y tendrán como lenguas oficiales el vascuence y el castellano.

El artí­culo 5 permite al Gobierno Vasco tener su propia policí­a para mantener el orden público poniendo como condición que su jurisdicción queda restringida al territorio autónomo.

Recoge, en el artí­culo 10, dos principios fundamentales del liberalismo: la soberaní­a popular y la división de poderes. Matiza ambas cuestiones al indicar que deben ejercitarse de acuerdo con la Constitución y que el presidente de la Comunidad Autónoma es el representante de la región en sus relaciones con la República.

La Disposición transitoria primera refleja la inestabilidad del momento. Cuando se aprueba el Estatuto (por el procedimiento de urgencia y bajo el influjo de Indalecio Prieto) las tropas franquistas eran dueñas de ílava y gran parte de Guipuzcoa. Faltarán nueve meses para adueñarse del resto del territorio. Es a esto a lo que se refiere con la frase de “mientras duren las circunstancias anormales” y por lo que se toman una serie de medidas. Entre ellas destacamos la fórmula de elección del presidente del Gobierno provisional (por los alcaldes que puedan emitir libremente su voto) y el número de miembros del gobierno elegidos por el propio Presidente (no inferior a cinco).

3.- CONTEXTUALIZACIÓN

Desde la abolición de los fueros en 1876 por Cánovas del Castillo y la paralela industrialización habí­an nacido en las entonces llamadas Provincias Vascongadas dos amplios movimientos que de alguna manera pretendí­an lo mismo: la restauración de la foralidad. Estos movimientos fueron los foralistas y los tradicionalistas. Sus aspiraciones nunca fueron recogidas por los polí­ticos de la Restauración. La acción de ambos grupos y la negativa oficial provocó el nacimiento en el cambio de siglo del nacionalismo sabiniano.

Es este nacionalismo el principal valedor de un Estatuto peculiar que recoja lo fundamental de la vieja foralidad. Sin embargo, todos sus esfuerzos serán vanos hasta la proclamación de la segunda república. Cuando la coalición de republicanos y socialistas gane las elecciones de 1931 pronto aprobarán el Estatuto Catalán. Este hecho motivará que también en el llamado Paí­s Vasco se inicie la redacción de un estatuto. El retraso será debido a la ausencia del nacionalismo vasco del Pacto de San Sebastián (1930).

Los proyectos de Estatuto serán varios siendo el promovido por los nacionalistas el más desarrollado. Sin embargo, el ascenso al gobierno del centro-derecha de Lerroux y la CEDA paralizará su aprobación. Durante el trienio en el que estas fuerzas estén el poder (1933-1936) la polí­tica, en general, sufrirá una vuelta a momentos anteriores. Sólo la llegada del Frente Popular (1936) y la postura contraria al alzamiento militar franquista de los nacionalistas vizcaí­nos y guipuzcoanos llevarán al Congreso de los Diputados español a aprobar el primer Estatuto de Autonomí­a del que el texto nos presenta tres artí­culos.

Este Estatuto, aprobado con la guerra ya iniciada, únicamente se aplicará en Vizcaya y una pequeña franja de Guipúzcoa ya que el resto del territorio de aplicación habí­a sido conquistado por las tropas franquistas. Por otra parte, su vida será efí­mera ya que al cabo de un año estas tierras serán también conquistadas por Franco y el Estatuto, junto con el Concierto Económico, derogado. íšnicamente será respetado el citado Concierto en el territorio alavés.

4.-CONCLUSIONES

El recuerdo de la foralidad perdida en 1876 se mantuvo vigente durante todo el perí­odo de la Restauración. El influjo de la industrialización y el empuje del nacionalismo canalizó este sentir hacia la elaboración de un Estatuto. La llegada de la II República y el apoyo que el nacionalismo dio al Frente Popular en la guerra civil llevó a buen puerto la aprobación en 1936 del Primer Estatuto.

Los artí­culos que hemos estudiado nos muestran algunos de los aspectos que se recogen en el mismo: ámbito de aplicación, lengua oficial, naturaleza de los vascos y las competencias de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. El Estatuto tuvo una muy corta vida (nueve meses) pero sirvió no sólo como objetivación del sentir del Paí­s Vasco sino como base del que actualmente está vigente. Por otra parte, es la primera vez que se reconoce la capacidad del Paí­s Vasco para autogobernarse.

También te podría gustar...

9 Respuestas

  1. anonymous dice:

    thanks very much. necesitaba este comentario para la selectividad y no lo encontraba por ninguna parte 🙂

  2. anonimo dice:

    muchas gracias esta pagina esta muy bien

  3. GSE dice:

    De gran ayuda

  4. lauuu dice:

    muchas gracias pr este comentario;esta muy bien redactado y completisimo<,felicidades

  5. jon dice:

    quien eres?

  6. mitxel dice:

    Si te refieres al propietario de la página y responsable de sus contenidos te diré que me llamo Mitxel Olabuenaga, profesor de Historia del Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo.

  7. LOURENZO dice:

    MUY INTERESANTE Y BIEN CONCEBIO. ME HA SIDO DE AYUDA. PARABí‰NS DENDE A GALIZA.

  8. Aitor dice:

    Muchas gracias por el trabajo que te has tomado. Creo que has puesto al alcance de mucha gente un recurso muy necesario. A veces nos mandan hacer el comentario de texto en clase, pero nadie se preocupa de corregirlo.
    Todos los comentarios de esta pagina estan bien hechos, sirven para completar información y tambien para corregir. Muchas gracias.

  9. tarariquetevi dice:

    Mitxel. Me parece que haces un flaco favor a los estudiantes, puesto que les estás acostumbrando a que en vez de trabajarlo ellos (leeerlo, entenderlo, pensar, resumirlo, expresarlo,…), se lo estás dando hecho, es decir, cada vez más vagos y más inútiles, se acostumbran a vivir sin hacer nada (futuros ni-nis) …simplemente copiar y pegar, es decir, que me lo den todo hecho y masticado, que es a lo que les estamos acostumbrando. Y eso no es aprender. y tampoco me parece guay…simplemente retrasar el proceso de maduración intelectual…y así­ nos va,….jajajajaja.. y así­ sale el PISA luego…pero bueno…tú sabrás lo que haces…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: