«No sin los clásicos»: ¿Por qué debes estudiar latín y griego?

Cientos de personas se han concentrado este fin de semana frente al Ministerio de Educación en Madrid para pedir al Gobierno que garantice la impartición de las asignaturas de Griego y Latín en la enseñanza Secundaria y el Bachillerato.

A la concentración, convocada por más de 20 asociaciones, han acudido profesores y alumnos de todas partes de España, que han reclamado que el Latín y el Griego se “revaloricen” y “tengan un mayor futuro”.

El presidente de la Sociedad Española de Estudios Clásicos, Jesús de la Villa Polo, ha explicado que en los últimos años, a partir de la aplicación de la LOMCE pero también de unas políticas restrictivas por parte de los centros y las autoridades educativas, se ha reducido la presencia del Griego y Latín. Los alumnos de Griego han bajado a la mitad y los de Latín, a un tercio en tres años.

En este sentido, ha afirmado que “es una tendencia general primar las enseñanzas más utilitaristas sin darse cuenta de que la formación integral de los estudiantes hay que hacerla en la primaria y la secundaria” momento en el que “tienen que formarse ciudadanos y personas cabales completas”, ha aseverado.

Por eso ha querido insistir en que el Griego y el Latín, “son el corazón de las humanidades y que sería difícil e imposible entender la lengua española y europea sin conocer las bases griegas y latinas de la cultura”.

Precisamente desde la web de la Sociedad española de Estudios Clásicos se alerta a través de un artículo titulado «Griego y Latín, ¿Por qué?» de la importancia de unas lenguas que lejos de estar muertas, siguen muy vivas.

En este artículo, publicado por el profesor Esteban Bérchez Castaño, se pone de manifiesto su probada capacidad para facilitar el aprendizaje de otras lenguas, ya que por ejemplo más de la mitad del vocabulario del inglés proviene del latín y el griego.

Asimismo, en este artículo, que encabeza la web de la Sociedad Española de Estudios Clásicos se subraya el sinsentido de marginar estas asignaturas frente a otras. «Personalmente -afirma Bérchez Castaño- debo reconocer que no recuerdo ya para qué sirve una raíz cuadrada ni la tabla periódica; sin embargo, no reniego en absoluto de los conocimientos de matemáticas o de física y química que adquirí durante más de diez años, y ni mucho menos se me ocurre proclamar a los cuatro vientos que esas asignaturas no valen para nada porque no hayan tenido posteriormente presencia alguna en el ejercicio de mi trayectoria profesional. ¿Por qué, en cambio, los profesores de Griego y Latín tenemos que estar oyendo continuamente, incluso de boca de colegas, que nuestras materias no valen para nada?».

Otro de los datos curiosos que se recogen en la web, es la diferencia entre España y los países de nuestro entorno. En Bélgica se puede llegar a estudiar en el instituto seis años de latín, cinco en Alemania, Bulgaria, Hungría e Inglaterra, y siete en Italia. En España, por contra, los alumnos pueden estudiar como mucho tres cursos de Latín y dos de griego, y sólo los que deciden escoger las ramas de Artes y Humanidades.

«No sin los clásicos», «En España no me dejan estudiar latín» o «Humanidades sin latín, ¿Estás de coña?» fueron algunos de los lemas que ayer se vieron en Madrid para exigir que se garantice su enseñanza.

Tomado de www.larazon.es

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: