PRÁCTICA 8: Comentario de un pasiaje natural

NOTA PREVIA:   Aquí tenéis un ejemplo de comentario de un paisaje natural. Lo importante es que observéis bien la fotografía y tengáis claro en qué tipo de paisaje de España la clasificaríais teniendo en cuenta los elementos físicos que aparezcan. Después el comentario será más completo, cuanto más analicemos los elementos físicos y humanos que aparezcan en la fotografía y las interrelaciones entre unos y otros.

La fotografía nos muestra un paisaje natural de un valle entre montañas humanizado por el hombre como evidencian las casas, carreteras y parcelas agrarias que se ven. El relieve montañoso, la vegetación de prados, así como el poblamiento disperso y las pequeñas parcelas que aparecen, nos llevan a encuadrar a esta imagen dentro del paisaje oceánico propio de la España verde. Realizaremos el Comentario siguiendo los siguientes pasos: elementos formales, análisis de la fotografía y conclusiones.

1.- Elementos formales

Es  paisaje con dos realidades diferentes: altas montañas en la parte norte de lo fotografía con, al parecer, plantaciones arbóreas y un amplia zona al sur con praderas y hábitat disperso. En torno a algunos caseríos parece existir algunas parcelas cultivadas. Entre los dos espacios es posible discurra un río.

 2.- Análisis de la fotografía

Los elementos naturales que aparecen en la fotografía están dominados por un relieve continental de un valle (zona hundida entre montañas) y una agrupación de montañas (especialmente significativa al fondo). El tipo de roquedo debe ser silíceo al no observarse las formas características que la disolución del agua provoca en la caliza. El modelado ha formado un relieve en el que se alternan crestas y valles. Por todo ello podemos deducir que nos encontramos ante alguna cordillera española desarrollada a partir del macizo herciniano originario, que ha sido rejuvenecido durante la orogénesis alpina dando lugar a este relieve apalachense. Se trataría por tanto, de un macizo antiguo, lo que es confirmado por el relieve suave o redondeado de las cumbres. Si a esto añadimos que la vegetación que aparece en la fotografía es típica del norte de España, podemos deducir que las montañas pertenecen al macizo galaico o a la parte occidental de la cordillera cantábrica (Asturias).

También destaca en esta imagen la vegetación. Dominan prados verdes de herbáceas propios del clima oceánico, que aparecen divididos en parcelas agrarias en la zona del valle, apreciándose una línea arbolada en la zona más hundida del valle, que podría ser un bosque de ribera, y agrupaciones de árboles boscosas en alguna ladera. Estos árboles parecen pinos, como se aprecia en las ramas que aparecen en primer término, por lo tanto una vegetación secundaria introducida por el ser humano.

No se aprecia directamente aguas en esta fotografía, pero podemos deducir la existencia de un cauce en la zona más hundida del valle flanqueada por árboles. Se trataría de un arroyo o río en su curso alto, que tendría las características propias de los ríos de la vertiente cantábrica, caudalosos, regulares y cortos.

Respecto al clima, este se deduce de la vegetación amante de la humedad que aparece en la fotografía, asociada al clima oceánico caracterizado por sus abundantes precipitaciones regulares y sus suaves temperaturas, generadas por la proximidad del mar (dando lugar a una amplitud térmica moderada).En cuanto a los suelos, si tenemos en cuenta que estamos en un paisaje oceánico y el roquedo silíceo, el suelo que aparece en la zona de menor pendiente debe ser un suelo pardo húmedo, como se aprecia en alguna parcela sin cultivar, mientras que en las montañas donde son frecuentes los afloramientos rocosos podríamos tener suelos rankers de escaso espesor.

En esta fotografía podemos apreciar diversos aspectos de las interrelaciones entre el medio natural y la actividad humana y viceversa. Así observamos como los asentamientos humanos se concentran en el valle, donde también se desarrolla la actividad agropecuaria (en una parcela se observan vacas), dificultando las pendientes las comunicaciones (carreteras y caminos sinuosos). Precisamente la zona de menor pendiente ha sido alterada por el ser humano con sus obras (carreteras, casas,…).

También influye en el asentamiento de la población y de la actividad agraria en el valle los condicionantes climáticos, ya que a mayor altitud las temperaturas serán más frías.

Por otra parte, la vegetación secundaria presente nos evidencia que el ser humano ha usado la vegetación como fuente de materias primas, contribuyendo a la deforestación del valle, además de alterar los bosques con la introducción de los pinos.

El suelo pardo húmedo, al ser ácido, es usado predominantemente como pastizal, y al quedar desprovisto de vegetación sufrirá más los efectos de la erosión.

3.- Conclusiones

a.- La imagen refleja un paisaje cuyas montañas pertenecen al macizo galaico o a  la parte occidental de la cordillera cantábrica (Asturias).

b.- La vegetación arbórea está compuesta de pinos producida por la acción antrópica  en tanto que la arbustiva está dominada por prados verdes de herbáceas propios  del clima oceánico, que aparecen divididos en parcelas agrarias en la zona del   valle, apreciándose una línea arbolada en la zona más hundida del valle, que podría ser un bosque de ribera, y agrupaciones de árboles boscosas en alguna  ladera.

c.- El clima correspondiente será el oceánico y el roquedo observado silíceo.

d.- La interrelacion del medio natural y humano se observa en el hábitat disperso  que observamos en la zona no boscosa.

Tomado, en lo fundamental, de http://geografiaiesarturosoria.blogspot.com/2012/01/ejemplo-de-comentario-de-paisaje.html

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: