Hallan la catedral del mar de Empordá

Un imponente edificio en la carretera que transita desde L’Escala a Sant Martí d’Empúries apareció el viernes: la catedral del mar del Empordà. Aunque actualmente se encuentra cerca de una rotonda, hace unos 1.600 años estaba a la orilla del océano.

Su basílica es un edificio de tres naves y de entre 25 y 30 metros de longitud. En el subsuelo se han encontrado siete sarcófagos, y dos de ellos han sido abiertos por los investigadores, pero estaban vacíos. Uno tenía la inscripción de Secundus, cuyo nombre no consta en la documentación disponible. Por su parte, en el otro no había ningún nombre grabado.

Tesoro de 182 monedas

Ambos sepulcros son de la factoría de Narbona, uno de los centros económicos más potentes del Mediterráneo Occidental en la época. El resto serán estudiados en próximas misiones arqueológicas.

Otra de las cosas que aparecieron fue un pequeño tesoro de 182 monedas de bronce. Algunas tienen cuño romano, con representación de gran variedad de emperadores de diferentes épocas, así como imitaciones posteriores, tal como se hizo en los siglos posteriores a la caída del Imperio Romano, imitando y reutilizando la moneda legal.

Descubrir el puerto

Las prospecciones han revelado que la ciudad donde estaba ubicada aquella Empúries ocupaba alrededor de dos hectáreas cuadradas y a entre 300 y 400 personas. Pere Castanyer, director de la investigación, explicó en La Vanguardia que uno de los grandes objetivos será descubrir dónde estaba el puerto de aquella urbe: «Posiblemente aquella línea de Juncos que se ve al final del campo y marca lo que debía ser la orilla del estuario».

Tomado de www.as.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: