DEBATE: Ser o no ser monja

Estaba yo meditando, sobre las monjas. Sí­, porque es que ser monja conlleva realizar los votos, pero sobre todo en nuestros tiempos conlleva muchí­simo más.

Hacerte monja tiene que ser y de hecho es, “todo un acontecimiento”.

Además de una misma, toda la familia se supone que deberí­a estar orgullosa de que un miembro de la familia tenga vocación y decida ser monja, ¿o no? Paradójicamente, a mis 36 años y habiendo hablado con varias monjas, me doy cuenta de que no es tan fácil decirle a tu familia que te vas a convertir en lo que menos se les hubiera ocurrido: en ser monja de la Santa Madre Iglesia Católica y Apostólica.

Y no, no siempre es una “buena nueva para la familia”. Inverosí­mil, pero cierto, muchas familias quedan “anodadadas” y no terminan de entender cómo les ha podido pasar a ellos, el que su hija quiera dedicar toda su vida a Dios y a los demás. Y aunque desear ser monja se supone que es bueno, al confesarle a sus padres su decisión, tienen que entenderlo y se da todo un proceso de adaptación y aceptación, que no siempre se logra alcanzar.

Después quedan todas las amistades, que poco a poco van intentando digerir que aquella amiga de siempre, se ha hecho monja…Pues así­ es, no es tan sencillo convertirse en una  humilde y sencilla monja.

Y si encima se lo tienes que comunicar a tu pareja, puede que no reaccione en mucho tiempo del susto, o que si lo hace, nunca llegues a saber cómo reaccionó. Y además, una mujer que quiere ser monja, se tiene que plantear muchas cosas importantes en una edad de su vida, en la que muchas veces, todaví­a no es consciente del todo por su juventud: no va a tener pareja, ni hijos. Para una mujer no tener pareja de ningún tipo, significa dos cosas importantí­simas, nada de amor en pareja y nada de sexo, por no ir nos ya incluso al “nada de pensamientos ni deseos impuros”.

Y no tener hijos implica no sentirse nunca jamás realizada como madre de forma totalmente voluntaria y decidida, y no saber lo que se puede sentir a través del sexo, si se es virgen, o no poder volver a disfrutarlo en pareja nunca más, si ya se ha practicado.

Se dice pronto, pero a ver quién es la valiente. Y todo ello a través de una decisión totalmente firme, tomada con miedos, pero con toda la convicción del mundo de que es lo que una desea en su vida.

Meditando, meditando, he llegado a la conclusión, de que tengo que estar preparada para cualquier cosa en esta vida, incluso por si algún dí­a mi hija me dice con una gran sonrisa: “mamá voy a meterme a monja”

!La vida está llena de pensamientos, de nuestros pensamientos…¡

Tomado de www.entratodo.com

 

 

También te podría gustar...

17 Respuestas

  1. Vanessa De Arriba López dice:

    Entiendo que tomar la decisión de ser monja es tan í­ntima y personal que al tener que comunicarla a la familia se complica. Porque no sabes cómo van a reaccionar y necesitas su ayuda más que su réplica. Sea como sea, en esta vida hay que ser uno mismo y seguir adelante con las convicciones que uno tenga, pero tampoco es malo escuchar los consejos de los que te aman, que no es seguirlos, sino tenerlos presentes.

  2. Mitxel dice:

    Quizá no sea el principal problema la comunicación a la familia. Tomar decisiones que afectan radicalmente a la vida nunca es sencillo. En el caso que nos trae (“Monja”) no más que en otros aspectos a los que, en una sociedad donde el relativismo es una huella de identidad, no se le da la importancia que se merecen: casarse, tener hijos, etc… En mi opinión, es fundamental estar atento a las diferentes “llamadas” que uno va recibiendo a través de su vida. Cuando la “llamada” se ha clarificado… TODO los demás (incluida la comunicación a la familia) adquiere menos importancia.

  3. Javier González Palacios dice:

    Es verdad que la primera impresión que podemos tener al oí­r que alguien conocido que se mete a monja es chocante, pero no por ello tenemos que verlo como algo raro sino como algo que ha decidido. La verdad es que para una mujer tiene que ser un gran paso el decidir no volver a disfrutar del sexo o el no poder tener hijos. En mi opinión, no es algo que me sorprenderí­a mucho, lo único que harí­a es preguntar las razones y entender su decisión.

  4. Mitxel dice:

    Bien dice Javier que “no debiera extrañarnos” pero…¿no es verdad que nos extraña?… Más aun ¿no nos extraña, incluso, que un o una joven nos diga que es creyente? ¿No nos extraña que, en la misma clase, se traten temas relacionados, por ejemplo, con Dios y la fe?… ¿Alguien se atreve a decir que va a misa?…

  5. Javier González Palacios dice:

    Hablando con claridad es verdad que al final a todos nos extraña todos estos temas relacionados con la fe, pero en mi opinión creo que es por la sociedad, porque aun no a progresado en la aceptación de estos temas

  6. Batirtze Villar Godoy dice:

    El tema de querer ser monja es un tema muy complicado. Es cierto que algunas familias se lo toman excesí­vamente mal, pero no todas, lo único que se nos quedan más gravados en la memoria los malos actos que hacen los demas, ya sea a nuestro alrededor o no. Hay que entender que hay muchos tipos de familias y una mujer que haya tenido una sola hija y desee con todas sus fuerzas ser abuela, en el momento en que su hija le confiesa el echo de ser monja su primera reacción es no aceptar la realidad. Pero si su hija a tenido las llamadas que la han conllevado a ello hay que respetarlas y no hacerla sentir mal por ello ya que suficiente mal lo ha debido pasar ya para tomar la decisión como para meterla más presión.

  7. Julián dice:

    En mi opinión, es una decisión importante que se tiene que pensar muy bien, ya que es algo a lo que te entregas porque realmente quieres y sientes que es lo que en verdad te llena como persona (teniendo en cuenta las cosas de las que te vas a privar). No considero que tengas que tener miedo de lo que piensen los demás, pues es lo que a ti te gusta y nadie tiene porqué juzgarte, además, pienso que hoy en dí­a es una profesión tan normal como cualquier otra. En cuanto a los seres mas cercanos, pienso que si te quieren y conocen, te van a entender y van a estar a tu lado hagas lo que hagas.

  8. Laura Armiño dice:

    En mi opinión ,cuando una mujer decide entregar su vida a Dios , no es una cuestión que se ha planteado de un dia para otro , es algo mas profundo que tiene meditado , es una vocación, y sabe los pros y los contras de ello , lo tiene tan claro que quizás su única preocupación es el plantearselo a sus familias que quizás esperaban que tuviera una vida común , con marido, hijos etc…pero realmente si su felicidad es esa debe luchar por ella.

  9. Nekane García dice:

    Ser , o no ser monja
    Bajo mi punto de vista el llegar a ser monja es un proceso largo , costoso y en nuestros dí­as bastante llamativo.Hoy dí­a la acción de estar al servicio de Dios se ve un tanto digámoslo como una forma “anormal” de vida , algo solo para “locos”,quizá esto se deba a que el influjo religioso esté por regla general en decadencia ; a diferencia de nuestros años anteriores. A pesar de resultar rara la decisión de dedicarse a Dios , creo que todo padre , madre o personas relacionada con la persona que toma esa decisión únicamente deberí­a de querer la felicidad para su familiar , y apoyarle en esa decisión dándole una serie de consejos , pero sin forzarle a renunciar a lo que realmente quiere realizar ; en vez de criticarla o reprocharla.

    Por otra parte y desviándome un poco del tema , pero a su vez bastante relacionado con el tema citado anteriormente ,propondrí­a un nuevo cambio en lo que a la religión respecta ; ¿Por qué tanto los curas y monjas no pueden además de seguir el camino de Dios y predicar la religión , tener familia o compartir su vida junto a otra persona ? No veo ningun motivo por el cual una de las dos acciones afecten a la otra, es más no tendrí­an por que renunciar a nada en sus vidas , y podrí­an continuar con el camino de Dios y formular una familia .

  10. Alba del Pozo dice:

    Yo creo que convertirse en monja es algo totalmente vocacional y una decisicion dificil por los motivos dichos en el texto, no podras tener hijos, pareja… En la actualidad, bajo mi punto de vista, es bastante normal que te quedes en shock cuando alguien te dice que se va a hacer monja y lo primero que piensas es que te esta tomando el pelo, y es que no es algo comun. Que no sea lo comun no quiere decir que no sea respetable ya que uno hace con su vida lo que quiere y si una chica tiene esa vocacion pues no hay mas que decir, creo que en esta vida uno tiene que hacer lo que le haga feliz y si para alguien es convertirse en monja, pues adelante. Eso si, meditandolo bien y estando totalmente convencida.

  11. Iratxe Hernández dice:

    “Ser monja” es algo sorprendente hoy en dí­a, por la sociedad en la que vivimos, ya que a la gente (quitando a los señores de la ternera edad) le da vergüenza hasta decir que va a misa, por que tienen miedo de que los demás se burlen de ellos o los miren como bichos raros, por que son costumbres que con el tiempo se han ido perdiendo.
    Aunque sea algo que sorprenda y poco habitual hay que respetar lo que la persona desee hacer con su vida. Bastante le costará explicárselo a sus padres, amigos.. ya que ellos igual esperaban “algo más” (por decirlo de algún modo) de ella, con para que encima nosotros lo critiquemos.
    Si esas personas no opinan absolutamente nada de nuestra vida, de lo que decidimos hacer con ella, creo que nosotros desvariamos hacer lo mismo, ya que decidir ser monja es (por poner un ejemplo) como decidir ser medico. Es algo muy vocacional.
    Y si una mujer ve que los otros ámbitos de la vida, ser madre, tener una pareja y demás no le llenan y quiere entregarse ha Dios es igual que si una persona decide ser médico y entregarle la vida a sus pacientes. Por que es lo que le llena y le que le hace feliz.

    caundo una persona decide ser monja ya habara mirado los pros y los contras de ser mujer, tener familia .. quizas eso no la llene .. solo unba verdadera vocacion , vende todas las dificultades.

  12. julen lopez dice:

    Vivimos en una sociedad muy compleja, y muchas veces incomprensiva. Cada persona es libre de elegir su futuro, y creo que la eleccion de ser monja al igual que la de estudiar una carrera determinada deberia de deser algo mas comprendida. Supongo que la persona que elija serlo, ya se habra comido bastante el coco por lo que la gente de su alrededor tendria que respetar su eleccion. Yo respeto y tu respetas, deja vivir para que tambien te dejen vivir.

  13. Ibai Lopez dice:

    Creo que el ser monja o no o el ser cualquier cosa es una decisión de cada persona y que no tiene que verse involucrada en la opinión de los demás.

    Si los de alrededor tuyo te quieren no les tiene porque importar la decisión que tomes en ser o no se algo, siempre y cuando esto no sea malo para tu persona, como ser o no ser ladrón.

    En conclusión, creo que el hecho de ser monja o no es una forma de refugiarse en Dios de una persona que tiene miedo a la sociedad que la rodea, y repito es solo una opinion

  14. Sergio de la Iglesia Lage dice:

    Es cierto que nos puede sorprender mucho la decisión de una persona de hacerse monja, a parte de sorprendernos llegarí­amos incluso a no entenderlo. En mi opinión no nos deberí­a parecernos raro que alguien se hiciese monja ya que es un trabajo como otro cualquiera y una forma de vida.
    La decisión que tiene que tomar la gente que quiere hacerse monja es difí­cil y ademas los que estamos a su alrededor no se lo ponemos fácil que se diga.
    Creo que deberí­amos respetarlo y la persona que quiera escoger esa forma de vida que la escoja sin pensar que pueden decir los demás, que sea ella misma.

  15. Maitane Prieto González dice:

    Si la persona que decide ser monja viene de una familia que desde pequeña le han inculcado unos valores religiosos, a su entorno no le sorprenderá que quiera serlo. Pero, de no ser así­, la familia y los amigos deben entenderlo ya que será feliz ejerciéndolo.
    Decidir ser o no ser monja, no es una decisión que se toma a la ligera, ya que se tiene que estar muy convencida para hacerlo y debe pensar que no tendrá una vida de las llamadas “convencionales”; únicamente se tiene que entregar a Dios y ofrecer su vida a los demás.
    En definitiva, si ser monja es la felicidad de cualquier mujer, hay que entenderlo y apoyarlo.

  16. Julen Garcia dice:

    Es una decisión dura lo de ser monja. Estamos en una época en donde cada uno es libre de ser o hacer lo que quiera, pero también estamos condicionados por la imagen que deberí­amos dar.
    La familia debe aceptarlo, al igual que aceptan otras cosas, como tus virtudes o defectos y los amigos igual, una amistad no se pierde por ser monja.
    Cierto que hay que hacer grandes sacrificios, pero todo requiero un sacrificio, aunque aveces unos sacrificios son mas duros que otros.
    Lo malo de ser monja, es que esa mujer nunca sabrá que es el amor hacia una pareja, como se siente al tener hijos o en algunos casos como es el sexo.

  17. Yuleidy dice:

    En mi opinión los amigos y familiares debieran respetar su decisión, aunque no la entiendan. Ya que convertirse en monja es algo sorprendente. Tanto para las personas que la conocen como para ella misma, porque es una llamada que te lleva a dejar todo en cierta parte. Porque debes avandonar tu casa (aunque los visites de ves en cuando), privarte de la posibilidad de ser madre (aunque te vuelves madre espiritual), decidir no tener marido (incluyendo no saber que es tener relacioneas sexuales o dejar de tenerlas), trabajar sin paga (efectivo, porque la paga es espiritual), dejar de ser tú, para que sea cristo en ti, alejarte de cierta forma de tus amigos…. e infinidades de “cosas” que se tiene que desprender para poder ser monja.
    Y todaví­a como si no fuera poco abandonarce a algo que no conoce e ir en contra de la sociedad, deben cargar con la tención de los reproches de sus familias.
    Esta es una sociedad de todo, entonces ¿Porqué se haceptan de una manera natural “cosas” que hacen daño a los demás, pero si alguen dice que quiere servir a Dios, eso es inaceptable?..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: