DEBATE 54: ¿Separar niños y niñas en las aulas?

aula-e1330017017887El principal objetivo de la educación diferenciada (separar a los niños y a las niñas en las aulas) es que tanto niños como niñas puedan beneficiarse en igualdad de condiciones de una atención educativa más especí­fica y, por tanto, más eficaz. Hay diferentes razones para separar a los alumnos durante su vida escolar: por edades, por intereses, por zonas geográficas; ser varones o mujeres es una más de estas razones pedagógicas ya que se sabe que chicos y chicas aprenden mejor con algunas  metodologí­as pedagógicas que pueden ser diferentes en cada sexo.

Según el diccionario, “sexismo” es discriminar a las personas por considerar un sexo inferior a otro; “discriminar” implica dar un trato de inferioridad a alguien por motivos raciales, religiosos, polí­ticos, etc. Y “segregar” supone la separación y marginación de alguien por motivos sociales, polí­ticos o culturales. Teniendo en cuenta estas definiciones, no se puede afirmar que la educación diferenciada sea sexista, discrimine o segregue.

La experiencia en paí­ses tan avanzados como Australia, Gran Bretaña o EE. UU. -donde existen más de 500 colegios públicos con educación diferenciada- avala la validez de esta propuesta educativa. También demuestra que la educación diferenciada va más allá y permite romper moldes sexistas. A modo de ejemplo, en México, el campeonato nacional de robótica lo ganó un colegio de chicas. Verse libres de la comparación en una tarea que socialmente se adjudica a sus compañeros les permitió sacar todo su potencial.

Por otra parte cabe insistir en que disfrutar de las ventajas educativas de la diferenciación no significa que los hijos e hijas estén aislados. Viven en la misma sociedad que los demás jóvenes, comparten el tiempo de ocio, se divierten juntos y también se enamoran con toda normalidad. En definitiva, tienen sus propias ilusiones, como los jóvenes cuyos padres optan por otros modelos educativos.

Algunos opinan que “está bien pero entonces que lo paguen los padres que quieren llevar a sus hijos a estas escuelas”. Pero quienes así­ piensan olvidan un principio básico de la sociedad moderna que es que todos pagamos impuestos para cosas de las que no nos beneficiamos directamente: carreteras que no usamos, tratamientos sanitarios que no necesitamos, colegios donde no van nuestros hijos, acondicionamientos urbanos que facilitan la vida de otras personas –como los ancianos o las personas con discapacidad– que se mueven con más dificultad. Los que no tienen hijos pagan parques infantiles que no van a usar y muchos ejemplos por el estilo. En aquellos paí­ses –como España– en que el Estado destina una parte de estos impuestos a apoyar la educación no estatal no hay ninguna razón para que la educación diferenciada quede fuera de esta práctica ya que beneficia a toda la sociedad igual que los demás modelos educativos.

Tomado de www. joveneshoy.org

También te podría gustar...

14 Respuestas

  1. Gaizka Luis Morán. dice:

    Mi opinión es que tanto chicos como chicas debemos estar en las mismas aulas ya que somos personas y las personas ya sean de distintas religiones, creencias y/o género deben estar juntas para el grato funcionamiento de las clases y con esto la experimentación con distintos gustos.
    Con esto no quiero decir que ni los chicos ni las chicas empeoremos acádemicamente, solo digo que ya estamos en el siglo XI y que todos merecemos estar juntos. Saludos Gaizka.

  2. Mitxel dice:

    Amigo Gaizka: no creo que estemos en el siglo XI….

  3. Sandra Holgado dice:

    En mi opinión, la separación de niños y niñas en las aulas puede tener tantas ventajas como inconvenientes. Por una parte, los alumnos se concentran más en clase si ésta se compone de personas con su mismo sexo. Por otra parte, al ser únicamente de un sexo, se puede preestablecer el papel que debe cumplir cada uno en la sociedad.
    Yo creo que es más favorable asistir a un colegio mixto, ya que en él no solo se aprenden las materias establecidas si no que se aprende a convivir con personas del otro sexo, a respetar las diferentes opiniones y a valorarlas. En la vida no solo existen hombres o mujeres, si no que ambos conviven e interactúan y creo que eso es importante aprenderlo desde pequeños.

  4. María Ruiz Rodríguez dice:

    En mi opinión no esta mal separar a los niños y niñas en las aulas, porque se es mas libre, y en muchos casos es una falta de distracción. Con esto no quiero decir que no haya que tratar con las personas del sexo opuesto, ni que no pueda haber en un colegio niños y niñas, si no que a la hora de estudiar y estar en clase en mi opinión no esta nada mal pensado separar a los niños y a las niñas.

  5. Julen Carrasco Oteo dice:

    Una mejor educación y preparación no tiene necesariamente tener que estar relacionada con la separación de sexos. Puede que si que tenga influencia en algunos casos, pero por lo general esa variedad aporta otras cosas como mayor diversidad de opiniones, puntos de vista y experiencias.
    Aun así­, creo que la clave para sacar todo el potencial está en uno mismo y no en quien nos rodee, sean chicas, chicos o únicamente un profesor particular.

  6. Beatriz Blas María dice:

    En mi opinión separar a chicos y chicas en las aulas es un atraso, ya que no solo se aprende de los libros, también se aprende con la convivencia.
    Aunque estudios hayan demostrado que los resultados académicos son mejores cuando las clases se imparten por separado, no creo que hoy en dia con nuestra mentalidad esa opción fuese aceptada por la mayorí­a porque hay aspectos que estan por encima de esa pequeña diferencia de madurez que puede haber en una determinada edad. Lo que me hace pensar que se perderí­a más de lo que se ganarí­a con ese método educativo.
    Si desde pequeños nos educamos en un ambiente mixto, de mayor se nos va a hacer muchos mas fácil relacionarnos con la persona del sexo opuesto.

  7. Mitxel dice:

    ¿Tienes en cuenta, amiga Sandra, lo que dice la Psicologí­a?… ¿Es igual ESO que Bachillerato?… ¿Sabes en qué pensaban tus coleguitas de 1º de ESO cuando os veí­an?… ¿Rendí­an lo mismo?…

  8. Mitxel dice:

    Es curioso que recurramos a la ciencia cuando nos interesa. La Ciencia afirma que en deterimadas etapas de la vida los rendimientos son diferentes… Otro problema es el aceptar o no que lo único importante sean los resultados académicos….

  9. Iñigo Martínez dice:

    Según mi punto de vista: no es correcto la separación de niños y niñas, es como crear una sociedad separada e inculcársela a los niños desde edades primarias.
    La separación de sexos puede crear más “superioridad” ( machismo ), debido a que se les separa. Los hombres somos muy tontos y con el más mí­nimo acto ya desarrollamos un ego interior… ( la mujeres igual, pero ellas crean historias…) . Creo que los sobresalientes pueden sacrificarse por una sociedad más unida y más igualada.

  10. Andrea Monjas Estévez dice:

    Opino que la separación de niñas y niños en las aulas no es del todo adecuada, aunque puede tener ciertas ventajas. Desde mi experiencia personal, en Alemania chicas y chicos acuden juntos a clase, pero en la hora de educación fí­sica se separan en dos grupos, las chicas tienes una profesora y los chicos tienen un profesor. Al igual que tienen diferentes profesores también hacen diferentes ejercicios fí­sicos. Yo creo que esta separación esta bien para que niñas y niños no compitan entre ellos en este ámbito. Pero a la hora de acudir a las clases normales todos deberí­an estar juntos, de este modo se comparten diferentes puntos de vista, se conocen chicos y surgen en muchas ocasiones los primeros “amores” como en las aulas de infantil.

  11. Jon Ander Villanueva dice:

    En mi opinión separar a chicos y chicas en el colegio tiene sus ventajas e inconvenientes.Por una parte, está claro que estarí­amos mas centrad@s en clase pero creo que de separarnos, perderí­amos la oportunidad de relacionarnos con el otro sexo y eso como ha dicho bea me parece un atraso. para acabar decir que las dos opiniones(a favor o en contra) son muy respetables pero yo no separarí­a chicos y chicas por una sencilla razón:somos iguales ¿verdad? Por tanto debemos tener la misma educación.

  12. Ander Fernández dice:

    A mi parecer, aunque algunos pedagogos defiendan mediante diferentes metodos la separación de chicos y chicas en las aulas, no defiendo esta practica ya que además de los libro también se aprende de la convivencia. De esta manera saldremos mejor preparados para convivir en la sociedad actual que si se separan chicos y chicas. Una de las consecuencias de esta distinción puede ser la falta de confianza a la hora de relacionarse con personas del sexo opuesto y también la vergüenza. Además pienso que esta pienso que esta practica es retrograda.

  13. Víctor Medrano dice:

    Coincido con Julen en que la clave para sacar todo el potencial está uno mismo, da igual de quien estemos rodeados. Separar los niños de las niñas no me parece del todo mala idea pero sí­ lo veo un poco como un atraso ya que se podrí­a comparar con el caso de traer inmigrantes a las escuelas. Por mucho que sean diferentes no influye mucho en el rendimiento académico y por el contrario aprendemos muchas cosas de ellos que no vienen en los libros. Lo mismo pasa a la hora de convivir con alumnos de diferente sexo, puede que haya distracciones pero aprendemos los diferentes puntos de vista y ámbitos de los demás.
    De hecho creo que el convivir durante los estudios sólo con personas de un mismo sexo podrí­a influir negativamente a la hora de trabajar ya de adultos con gente de diferente sexo.
    (Iñigo Martinez: separar a los chicos de las chicas no tiene porqué crear machismo y lo del ego interior…)

  14. Jara Casado dice:

    En mi opinión la separación de los niños y niñas en los colegios puede tener sus ventajas y desventajas. Yo estoy a favor de que se de una enseñanza en clases mixtas ya que se puede aprender de igual forma por separados que conjuntamente y como bien ha dicho Julen aprender es una cosa de uno solo. Aunque ya sabiendo que los diferentes sexos pueden alcanzar diferentes objetivos, porque no estamos igual de capacitados, hoy en dí­a se hace lo posible para que ambos estén en igualdad de condiciones. Una de las desventajas de estar separados es que dejarí­amos de relacionarnos con los otros y a la hora de salir a la calle eso se notarí­a mucho. No nos relacionarí­amos tanto mujeres y hombres. Y al final esa convivencia serí­a un poco más difí­cil en todos los aspectos de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: