DEBATE 62: ¿Navidad on u off?

1325782838947Tengo sobre la mesa de mi despacho cincuenta “tarjetas” de Navidad. Las han realizado “por imperativo legal” los alumnos/as de 2º de Bachillerato del Colegio. No ha habido ninguna orientación previa en su diseño. Entiendo, por tanto, que reflejan objetivamente lo que piensan, lo que ven o lo que esperan de la Navidad estos jovencitos y jovencitas (en otros ámbitos, similares a las “ovejitas de mi tí­o Julianí­n).

Diré, de una primera observación, que muy pocos (tres) han reflejado el llamado “misterio” (o parte de él). En otras palabras, los elementos centrales de la celebración (José, Marí­a y el Niño) brillan por su ausencia. Quizá quieran reflejarlo en alguna “simbologí­a” abstracta (estrellas, rayos, luz…). Es, por ello, (me pregunto) si tiene sentido insistir en zarabambas relacionadas con el nacimiento del Niño Jesús.

La mayor parte de la iconografí­a se la llevan los “Olentzeros” con sus sacos, “Papás Noeles” con sus tradicionales trajecitos, algún “Santa Claus” con su trineo y “Abetos” de todos los estilos. Sorprende que NI UNO haya reflejado (dentro del mismo significado) a los “Reyes Magos” (¿republicanismo en estado latente? ¿sí­ndrome de Estocolmo? ¿rechazo del padre?…). Es, por ello, (me pregunto) si tiene sentido insistir en zarabambas relacionadas con el nacimiento del Niño Jesús.

Obviamente “todo” lo anterior viene revestido de “cajas de regalos” que, en muchos casos, se abren el dí­a que mejor le venga a cada familia. No seré yo quien niegue la tradición cristiana de celebrar el “dí­a de Reyes” con el reparto de juguetes o regalos. Sin embargo, tal diversidad de “transportistas” y “dí­as” sólo puede crear una paranoia afectiva digna de consideración. Al final queda la pregunta ¿a qué viene el reparto de los regalos?… Es, por ello, (me pregunto) si tiene sentido insistir en zarabambas relacionadas con el nacimiento del Niño Jesús.

Apenas, por último, unos cuantos “Gabonak o Feliz Navidad”. Parece, por lo visto, darse por hecho que estas “fiestas” deben traer felicidad. Me pregunto que si esta apreciación proviene de la propia celebración, de los personajes citados o de la traida de regalos. ¿Es buena esta “macedonia” para la salud mental de los destinatarios, especialmente de los menores?… Es, por ello, (me pregunto) si tiene sentido insistir en zarabambas relacionadas con el nacimiento del Niño Jesús.

Hora es de responder. El simple anuncio de una “buena noticia” debiera despertar en nosotros un fuerte sentimiento de “expectación”, de “gozo”, de “celebración”… Y esta es la razón central de la fiesta: se nos anuncia la llegada de un niño que nos muestra el auténtico rostro de Dios: un padre y madre que, por encima (o a pesar) de otras connotaciones es TODOCARIí‘OSO. Si esto no es motivo de gozo y felicidad es que, sencillamente, hemos perdido una de las más valiosas dimensiones del ser humano: la sensibilidad. Es, por ello, por lo que os digo que sí­ tiene sentido celebrar la Navidad, el nacimiento del Niño Jesús.

 

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Ander Fernández dice:

    Hoy en dí­a, para la sociedad (en general), las navidades no son más que un periodo de vacaciones y fiestas en los que se reune la familia, se come mucho y se hace algun que otro regalo. El sentido verdadero de la Navidad, el nacimiento de Jesús ha quedado en un segundo plano. Las diferentes religiones no están para tirar cohetes ya que cada vez pierden a más adeptos. Es por eso que las navidades no son lo que en principio deberí­an ser. Además el verdadero sentido de la Navidad se nubla con Olentzeros, Papa Noeles y Reyes Magos como reflejo de los regalos.

  2. Gabriela Britez dice:

    estoy de acuerdo con Ander con los años se han ido perdiendo el verdadero significado de la navidad ya que estamos en una sociedad en la que dia a dia aparecen nuevas cosas, nuevas costumbres etc.. y todos tendemos a aferrarnos a lo nuevo..

  3. Andrea Monjas Estévez dice:

    Estoy de acuerdo con que el verdadero significado de la Navidad es celebrar el nacimiento del niño Jesús y que cada vez se tiene más olvidado esto.

    El problema es que tras tres meses duros de trabajo en el colegio apetece distraerse, disfrutar de cenas y comidas en familia e incluso de abrir y dar regalos ya que a todos nos gusta recibir sorpresas.

    Con respecto a las postales estoy segura de que a la mayorí­a no es que se le hayan olvidado los Reyes Magos o el niño Jesús a la hora de dibujarlas, el problema es que es más complicado de dibujar, por lo que lleva más trabajo que un simple abeto o unos regalos… Aunque también es posible que una persona piense en Navidad y le venga a la cabeza nieve, regalos, árbol de navidad… ya que es el prototipo de Navidad perfecta que nos han vendido. Pero no por ello tenemos que olvidar que estamos celebrando el nacimiento del niño Jesús.

  4. Leire Moreno García dice:

    Si bien es cierto que con el paso del tiempo el verdadero significado de la navidad se ha ido perdiendo. Antes se tení­a más en cuenta que durante la Navidad se celebra el nacimiento de Jesús, pero hoy en dí­a ese significado ha quedado en un segundo plano.

    A pesar de ello, muchas familias colocan el tí­pico Belén y el árbol de Navidad a pesar de no saber que significado que puede tener. Pero yo creo que esto puede considerarse una tradición.
    Asimismo, el hecho de comprar regalos a nuestros familiares en Navidades y en Reyes es una tradición más que hay que añadir a la lista.

    Así­ pues, al ser tradiciones, y cada uno saber si quiere realizarlas o no, creo que en este momento la Navidad , en muchos casos, es el periodo en el que pasamos tiempo con la familia, compramos regalos y descansamos, ya que al fin y al cabo son vacaciones.

  5. alvaro obeso dice:

    Hoy en dia como ya sabemos todos las navidades, quitando a los mas pequeños, para el resto de la sociedad es una fiesta muy esperada pero ,y ahora viene la diferencia entre los crios, para nosotros es esperada por que es un paron de la rutina la cual acaba cansando, las navidades es un periodo para despertarte mas tarde , trabajar menos, en definitiva y hablando en plata para tocarse los huevos. los trabajadores tambien ansian las navidades ya q es un descanso de su agotador trabajo en el cual muchos trabajan mas de 8 horas y acaban muertos con ganas increibles de fiesta.Pero siempre esta la excepcion los niños los cuales si ven el verdadero sentido de la navidad el cual es disfrutar y celebrar el nacimiento de jesus,aunque tambien les gusta por los regalos, lo normal en todo niño pequeño . Encambio los adultos llegados ya una a edad los regalos nos dan igual,no vienen mal pero tampoco es lo primordial sino todo lo contrario muchas veces por no decir siempre se vuelven una obligacion en el cual acabas gastandote tu mas de lo que los demas se gastan en ti.
    en conclusion las navidades para la mayoria de personas excepto los niños es una epoca de desconexion de la rutina.

  6. Adrián Agra González dice:

    En mi opinión hoy en dí­a y tal como se encuentran las cosas últimamente el hecho de celebrar la navidad se está perdiendo a pasos agigantados en las familias en las que se nota la ausencia de los más pequeños. Los más pequeños de la casa son aquellas personas que hacen que la navidad parezca otro de esos momentos en los que mejor lo pasa en tu vida, puesto que el hecho de ver las caras de felicidad cuando llega el “Olentzero” o “Papa Noel” lo hacen todo para el resto de los familiares.

    Por parte de lo más mayores no es más que un tiempo de estrés ya que la búsqueda de los mejores regalos siempre conlleva al mayor de los estreses posibles de nuestras vidas aunque poco a poco se ira convirtiendo en uno de nuestros dí­a a dí­a.

  7. Beatriz Blas María dice:

    Creo que hace ya muchos años que en las familias se perdió el verdadero significado de la navidad, ahora es más como un simple periodo vacacional en el que los niños (sobretodo los más pequeños) consiguen esos regalos con los que llevan soñando todo el año. No es que no sepamos que son las navidades realmente, sino que el espiritu consumista a superado al religioso, aunque eso lo hemos ido generando nosotros con tanto Papa Noel, Olentzero, Reyes Magos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: