DEBATE 93: “La increí­ble historia de la mujer que no se ha cortado el pelo en toda su vida” (II)

ASDCuando el torero dijo que «hay gente pa tó» no pudo ser más clarividente. Tere Lynn Svetlecich Russell ha luchado toda su vida contra el deseo de cortar su larguí­sima melena y ahora ha logrado que sus tres hijas sigan su ejemplo.

Con 43 años de edad, Tere Lynn Svetlecich Russell es una de las mujeres con la melena más larga del mundo. Tras pasarse toda su vida sin cortárselo, su pelo ha crecido hasta los 187 centí­metros, mientras el de sus tres hijas alcanzan los 93, los 91, y los 68 centí­metros respectivamente. La longitud total de sus cabellos supone la altura media de un elefante africano, y ha hecho ganar a la familia muchos premios en ferias celebradas en su estado natal, Illinois.

Por supuesto, para alcanzar tales proezas peludas ha sido necesario un mantenimiento continuo. Las hijas de Tere Lynn utilizan un cuarto de botella de acondicionador cada vez que se lavan el cabello, y el proceso de lavado resulta un auténtico desafí­o. En el ví­deo de la familia subido a Youtube, Tere Lynn asegura que la única vez que trató de lavarse el pelo en la ducha, ella terminó en el suelo porque sus cabellos eran excesivamente pesados.

No en vano, la hija más pequeña, Chesney, se ha bajado del equipo. Quiere cortarse al menos veinte centí­metros de su pelo, y su madre la apoya completamente. Ella dice que no va a obligar a sus hijas a crecer el pelo para siempre. «No va a ser mi decisión, será de ellas», afirma Tere Lynn. «Quiero que sean lo suficientemente maduras como para tomar esa decisión por sí­ mismos».

Tomado de www.abc.es

 

 

También te podría gustar...

27 Respuestas

  1. Alain Miranda dice:

    Comentare ambas posturas, la de la madre y la de la hija menor frente a la situación de su largo cabello.

    Para empezar, me parece increible el hecho de la longitud de pelo, y defiendo su situación pues es la situación que ella ha decidido,y es mas, ha luchado por ella. Me parece un acto que aunque no parezca importante por el que luchar, si que define a esta mujer como luchadora y predispuesta a cumplir sus planes y deseos.

    En segundo lugar, la hija, la cual ha seguido la idea de dejarse el pelo sin cortar al igual que la madre, llega el dia en el que no quiere seguir adelante y decide cortarselo. Creo que sobre esto solo añadiré que el hecho de que la madre acepte su decisión sin oponerla a dejarse el pelo largo como todas sus hermanas es de admirar.

  2. Janire Martínez dice:

    Destacarí­a de este texto la capacidad de la madre de luchar por sus ideales, y sobre todo su capacidad de respetar las decisiones de sus hijas, quienes sigan o no dichos ideales, tienen todo su apoyo (sin ejercer su capacidad de influencia emocional, para que estas sigan su ejemplo).

    De todas formas y dando una opinión totalmente personal, creo que el tema refleja muy bien la capacidad de respeto de las opiniones, tal y como yo lo veo cada uno tiene libre opción de hacer con su cuerpo o en este caso con su pelo lo que le de la gana, ya sea cortarlo, raparlo, llevarlo de colores, o como en este caso llevarlo largo.

  3. Alazne Verdeal dice:

    Este texto da relevancia a la importancia de ser capaces de decidir por nosotros mismos, libremente y sin estar influenciados. Cualquiera puede pensar que esto ya se da por hecho, que es un derecho, pero muchas veces la verdadera realidad es otra.

    Directamente o indirectamente, estamos influenciados por lo que nos rodea: nuestra familia, nuestros amigos, el ámbito escolar. Por un lado, esta influencia es positiva, pero llegamos a estar en una situación de confort de la cual no salimos y no queremos o no tenemos voluntad de pensar por nosotros mismos, tomas una decisión diferente, que rompa con lo que nos rodea.

    Por esta misma razón, personalmente, debo decir que el comportamiento de la madre debe ser un modelo. Ella puede tener una idea sobre un tema (el pelo largo no se debe cortar), pero acepta y respalda la decisión de la hija. Le otorga la libertad de decisión y apoya su decisión, lo cual es muy importante y muchas veces no la tenemos.

  4. franco Rivera Guerrero dice:

    Este texto me ha parecido muy interesante y un gran ejemplo para aquellos padres que obligan a sus hijos a hacer lo que no quieren. En esto texto se comenta que una de las tres hijas ha decidido cortarte 20 cm el pelo y la madre la apoya esto es un gran ejemplo de una buena madre que no presiona a una de sus hijas por cumplir los sueños de ella sino pone por delante la opinión de su hija.

  5. Alexander Moreno dice:

    Este texto me ha parecido increí­ble, va a ser cierto que hay gente para todo. Me parece muy valiente y fiel a sus ideales el no rendirse, en este caso en no cortarse el pelo, yo la animarí­a a continuar si en algún momento no se verí­a con fuerzas para seguir adelante, ya que vivir con una melena tan larga deber ser muy difí­cil hasta acostumbrarse a cuidarse el pelo y tratarlo adecuadamente.

    El hecho de que les de la opción de cortarse el pelo a sus hijas pienso que es lo correcto porque cada uno puede hacer consigo lo que quiera y si no quieren tenerlo largo pues son libres de cortárselo.
    En mi opinión la gente que lea el texto deberí­a seguir el ejemplo de la madre, deben seguir y luchar por lo que quieren y no rendirse nunca.

  6. Claudia Sueiro dice:

    La mujer, en este caso la madre, esta en toda su libertad y derecho de hacer loo que le parezca siempre y cuando ella se haga responsable, que en este caso ha sido decisión propia.

    No deberí­amos influir a los mas pequeños a seguir todos nuestros ejemplos, y eso es o que ha hecho la madre, respetar las opiniones de las hijas, y dejar que ellas decidan en sus actos, no va a obligar a ninguna a hacer lo que no quieren.
    Me parece un mujer totalmente valiente, responsable y luchadora, ya que para conseguir su propósito o su decisión, ha tenido que estar totalmente informada y manteniendo su cabello en perfectas condiciones.

    Siempre estamos influenciados por las personas de nuestro alrededor, aunque muchas veces no nos percatemos de ello.
    La hija menos ha tomado la decisión que ella ha creí­do conveniente, no querí­a seguir temiendo el pelo tan largo como su madre y sus hermanas y la posición de la madre también me parece tanto de admirar como la de la pequeña porque lo ha respetado, cosa que en algunos casos y casa no estará bien visto, pero la niña también tiene derecho de libertad, expresión y de decidir por sí­ misma.

    Todos deberí­amos tener personalidad propia, seguir nuestros ideales sin que nos influyan nuestros alrededores, ser valientes para luchar para alcanzar nuestros objetivos, por lo menos intentar y luchar.

  7. Marina Escribano dice:

    Comenzaré diciendo que es increí­ble la diversidad de gustos que hay… sin duda, hay gente para todo.
    En el texto presentado hay dos posturas: el gusto de la madre por el pelo largo y la decisión de las hijas en cuanto al tema del pelo. Las madres son un ejemplo a seguir, pues son quienes nos enseñan y el modelo en quien nos fijamos, no por ello las hijas debemos de tomar las mismas decisiones. En este caso, dos de las hijas deciden seguir el estilo de su madre y tener el pelo tan largo. En cambio, la pequeña de las hijas prefiere tener personalidad y cortárselo que es lo que la gusta, sin influenciarse del ejemplo tanto de su madre, como de sus hermanas. Eso mismo deberí­amos hacer todos, realizar lo que nos gusta sin dejarnos influenciar, ni copiar, mostrando lo que consideramos mejor mejor en nosotros. La personalidad es una de las caracterí­sticas propia de los seres humanos que nos distingue de otros seres y por ello, hemos de mostrarla sin miedo a las respuestas de ajenos, estos deben respetarla.

  8. Andrea Sánchez dice:

    Una vez leí­do el texto , me atrevo a decir que es un texto que refleja bastante bien el respeto de opinión de otras personas. En este caso por un lado, tenemos la postura de la madre. Ella ha decidido no cortarse su cabello y dejarlo crecer a medida que van sumando los años. Se puede ver que es una persona luchadora, es decir, lucha y pelea por aquello que realmente quiere. Me parece un claro ejemplo de aquello que todos deberí­amos hacer; no darnos por vencidos ante nada y conseguir lo que nos propongamos.

    Por otro lado, se encuentra su hija menor , quien ha decidido cortarse el pelo al menos 20cm . Por los motivos que sean, ella difiere en la opinión de sus hermanas y su madre. Sin embargo, su madre ha aceptado sin problemas su opinión y además lo apoya a hacerlo. Me imagino que al igual que ella luchó por lo que querí­a, dejarse el cabello largo, apoya a su hija para que ella haga también lo que desea.

    Esto último es lo que muchos padres deberí­an hacer, apoyar a sus hijos en lo que decidan, y no obstaculizar su camino. Cada uno es libre de opinar, pensar lo que quiera, si se equivoca aprenderá de sus errores. Solo se así­ es como realmente se aprende.

  9. Koldo Ajuriaguerra dice:

    Me parece un ejemplo muy común de lo que normalmente pasa en nuestra sociedad, los hijos mayormente seguimos las costumbres de nuestros padres ya que ellos nos las han enseñado y el convivir con alguien que hace algo por rutina te hace acabar haciendo tu lo mismo. Podemos y debemos seguir sus costumbres en muchas cosas pero también debemos demostrar y luchar por nuestra propia personalidad y objetivos sin tener miedo a ser castigados por no seguir su modelo, al contrario, nuestros padres deberí­an apoyar nuestras decisiones siempre, pueden aconsejar y opinar pero nosotros debemos ser suficientemente maduros para tomar nuestras decisiones.

  10. María Casas dice:

    Lo primero, me parece una locura el gusto de tener el cabello tan extremadamente largo, pero como bien se dice al principio del texto, hay gente para todo.
    Respecto a la decisión de la hija menor de querer cortárselo ( la cual me parece una decisión muy inteligente). La postura de la madre de dejar hacerla lo que ella desee es la postura más correcta en este tipo de situaciones que se dan a menudo en nuestras vidas diarias. Un padre o una madre es responsable de desear la felicidad de sus hijos.

    Creo que a la mayorí­a este texto nos ha hecho reflexionar sobre una situación que se da en algunos casos en esta etapa que estamos viviendo… el qué estudiar el año que viene. Muchos son los jóvenes que lo tienen claro, algunos se dejan aconsejar por sus padres, pero siempre anteponiendo su deseo con el objetivo de ser felices. No obstante, hay muchos casos en los que los padres intervienen de una manera excesiva en esta decisión y les imponen estudiar la carrera que ellos desean. Todos conocemos algún claro ejemplo.

    El otro dí­a salió esta discusión en mi academia de ballet. Una niña, con unas aptitudes perfectas y un gran futuro, tiene claro lo que quiere ser: bailarina. Y sí­, muchos hemos deseado eso cuando éramos pequeños, pero pocos han tenido lo necesario. La madre de la niña se niega a dejarla emprender ese tipo de vida. Todos sabemos que es una vida muy dura la de ser bailarí­n (y si no lo sabéis, yo os lo aseguro), pero la idea de cortar las alas a una niña con un gran futuro no me parece lo más correcto. Si es lo que desea, ¿por qué obligarla a estudiar derecho o arquitectura? Tal vez quiera protegerla, pero considero que en estos casos, lo mejor es dejar a cada uno hacer lo que más feliz le haga, aunque se “dé la leche”… ya será consciente ella y tendrá tiempo de recapacitar.
    Porque por mucho dinero que vaya a ganar siendo una excelente arquitecto, si no es lo que le gusta, jamás será feliz. Y creo que la felicidad es lo primero, ¿no?

    Bueno, igual me he ido mucho por las ramas, pero en definitiva, me parece muy correcta la postura de la madre.

  11. Sara Martín Cajide dice:

    De acuerdo con Marí­a, lo de dejarse crecer el pelo tanto lo veo innecesario, incluso feo. A pesar de ello es una capricho el cual requiere un gran trabajo. Pero estas chicas, a pesar de tener que realizar un gran esfuerzo para mantenerlo, incluso económicamente también, siguen teniéndolo largo. Como se suele decir, “sarna con gusto no pica”.
    Aunque no comparto la idea de tener el pelo tan largo, valoro el esfuerzo de estas mujeres por hacer algo que las gusta. “El esfuerzo es la clave del éxito”.
    Respecto a la decisión de la hija, me parece bien, a pesar de pensar diferente a su familia, a tenido el valor de decir lo que piensa y lo que quiere hacer.
    Muy acertada también la reacción de la madre respecto a la decisión de su hija, es capaz de entender la necesidad de su hija y dejar que sea feliz por un camino diferente al suyo.

  12. Eduardo Del Corral dice:

    Será cierto que hay gente para todo… Este texto es increí­ble, muestra como hay gente fiel a sus ideales sin derrumbarse ante nada. Pero, por otro lado, encontramos la importancia de decidir por nosotros mismos de una manera libre y sin estar influenciados por nada (cosa muy difí­cil de encontrar en nuestra sociedad actual).

    Estamos realmente influenciados por nuestro entorno: nuestros amigos y compañí­as, la familia, compañeros de trabajo, por los medios de comunicación… Esta influencia es tal que muchas veces perdemos nuestra libertad para decidir y nuestros ideales.

    Por ello, me gustarí­a recalcar que me parece realmente admirable la actitud de la madre en este aspecto al no presionar a la hija a seguir sus ideales particulares y dejar decidir a la hija.

  13. Arrate Caballero dice:

    Destacarí­a de este texto la capacidad de la madre de luchar por sus ideales, y sobre todo su capacidad de respetar las decisiones de sus hijas, quienes sigan o no dichos ideales, tienen todo su apoyo.

    Me parece muy admirable porque pase lo que pase la madre respeta a sus hijas y no les obliga a hacer lo que ella quieren, como en muchas familias de hoy en dí­a, donde los hijos se ven obligados a hacer aquello que sus padres les digan por obligación…

    Estamos realmente influenciados por nuestro entorno: nuestros amigos y compañí­as, la familia, compañeros de trabajo, por los medios de comunicación… Esta influencia es tal que muchas veces perdemos nuestra libertad para decidir y nuestros ideales.

    Y ole por la mujer, que hay que tener valor, fuerza y constancia para poder tener el pelo así­… HAY GENTE PARA TODO.

  14. Ibon Martínez dice:

    Es normal que las hijas tomen ejemplo de su madre. Es lo que hacemos todos. Me parece muy bien que la madre no las obligue a nada y que respete la decisión de su hija de no seguir con esa peculiar costumbre.
    Supongo que existe gente para todo, pero si ante todo anteponen buenos valores no puedo tener nada en contra. Hay muchas familias en las que los hijos o hijas solamente aspiran a conseguir lo que sus padres les digan. Cada uno debemos tener nuestra personalidad.

  15. SHEYLA PEREZ dice:

    Tras leer el texto y los comentarios de mis compañeros, me he quedado muy sorprendida con los gustos que puede llegar a tener la gente, como bien han dicho hay gente para todo.
    Aunque he de decir que la decisión de la madre, diciendo y dejando a su hija hacer con su pelo lo que quiera, me ha parecido correcta, ya que, esta demostrando a sus hijas que por mucho que a ella le guste tener su pelo largo, ellas no tienen porque seguir su mismo camino, de esta manera les esta enseñando que no tienen porque ser influenciadas por su entorno, tanto por ella, como el resto de familiares, amigos, compañeros de clase… Cosa que actualmente es habitual. Todos somos conscientes de que hay muchos casos en los que los niños son influenciados por sus padres, diciéndoles que tienen que hacer y que no.

  16. Andrea Díez Martín dice:

    El hecho de tener una idea y mantenerla hasta sus últimas consecuencias denota una personalidad muy marcada. Sin embargo, no creo que haya que obcecarse tanto y llevar al extremo algo, en este caso esa idea. Todos podemos equivocarnos y tenemos derecho a ello, pero pienso que hay que ser más flexibles de pensamiento y de ideas y si algo puede perjudicarte a ti y a los tuyos hay que rectificar o al menos reflexionar sobre ello teniendo en cuenta otros puntos de vista.
    Las tres hijas no han podido decidir por sí­ mismas lo que querí­an porque no tení­an la capacidad para hacerlo, ya que eran pequeñas. La hija pequeña, en cambio, cuando ha tenido la capacidad de razonar, se ha desviado de ese modelo de referencia que tení­a en su madre y hermanas, y en este caso, en mi opinión, con muy buen criterio.

  17. Mitxel dice:

    Me pregunto por el tiempo y gasto que conlleva mantener adecuadamente el pelo. ¿Nadie tiene alguna idea?…. Por lo que dice el texto “viven” de ello… ¿Es una madre responsable de esta educación?…

  18. Andrea Fernández dice:

    En mi opinión y como bien dice el texto, hay gustos para todo. Puede que la mayorí­a lo veamos como una locura puesto que tampoco estamos acostumbrados a verlo normalmente. Si la madre tiene los recursos necesarios para mantenerlo y es de su agrado, ¿por qué no tenerlo? En este aspecto se ve que es una persona que mientras que pueda, hace lo que le gusta y como mejor se ve a si misma. Por otro lado me parece algo a destacar el hecho de que ninguna de las tres hijas esté obligada a seguir los pasos de su madre en el tema del cabello. Ella deja claro que sus hijas son libres para las decisiones que quieran tomar. Mas o menos atractiva para los demás, me parece una decisión como cualquier otra de una persona valiente y con fuerte personalidad.

  19. Lydia Setien dice:

    Tras leer el texto y como dicen mis compañeros, hay gustos para todo. Hay a quien le gusta cortarse mucho el pelo, quien prefiere llevarlo de color violeta o quien nunca quiere cortárselo, como el ejemplo de esta madre y sus hijas. Aunque la madre haya mantenido su decisión de tener el pelo tan largo y haya dado a sus hijas la opción de la elección propia, no creo que esas hijas sean del todo libres para elegir. Es decir, una madre es un modelo de conducta, alguien a quien admiramos e intentamos “copiar” de alguna manera (en mi caso), porque nos gustarí­a ser como ella, ¿pero realmente a las hijas mayores les gusta el pelo largo porque sí­ o porque lo lleva su madre? Quizás nos empeñamos tanto en parecernos a quienes admiramos que realmente confundimos nuestros gustos con los suyos. Realmente no sabemos si a las hijas mayores les gusta el pelo largo o solo es que les gustarí­a tener el pelo como su madre. La hija pequeña, sin embargo, ha optado por cortarse el pelo y su madre no ha puesto impedimento alguno. En mi opinión aunque una madre intente ser lo más liberal posible e intente dar a sus hijo/as la mayor libertad posible, siempre tendrá una influencia en esto/as, ya que al fin y al cabo es su madre.

  20. Ainhoa Ozamiz dice:

    A pesar de que a primeras puede parecer una locura llevar el pelo tan largo, lo cierto es que el llevar el pelo de una largura u otra es decisión personal de cada uno, por lo que, siempre y cuando mantenga el cuidado de su pelo y esto no perjudique a nadie, no veo porque deberí­a molestarle a alguien que esta mujer tenga el pelo tan increí­blemente largo. Es admirable que después de tantos años haya seguido firme en su postura y haya decidido seguir adelante a pesar de todas las molestias que tiene que ocasionar tener el pelo tan largo, por lo que yo la apoyarí­a, es raro ver a gente con tanta fuerza de voluntad y motivación.

    En cuanto a las hijas, como bien han apuntado algunos de mis compañeros, serí­a interesante saber si la decisión de llevar el pelo tan largo también es enteramente suya o si de alguna manera se sienten “presionadas” a llevarlo así­, no tanto por la madre, porque ella apoya a la hija que se quiere cortar el pelo, sino tal vez por las otras hermanas, o simplemente por miedo a quedar fuera del “grupo”, como si pensasen que en cierto modo se supone que deban llevar el pelo tan largo. La postura de la hija pequeña demuestra una gran personalidad e individualismo, y la madre hace bien en apoyarla, ya que es su decisión, y en algo tan personal como el peinado cada uno deberí­a decidir lo más conveniente.

  21. Sendoa Sierra dice:

    Sinceramente y con todo el respeto del mundo me parece una ridiculez el comportamiento de esa madre, o es rica su familia para comprar un bote de acondicionador por dí­a o lo roba, porque sinceramente el acondicionador no es barato y es un gasto muy muy pesado para ellas. Pero bueno, me parece una mala educación inculcada por parte de la madre hacia sus hijas ya que el pelo largo largo es muy peligroso, te puedes pillar con una puerta o básicamente te pueden tirar de él con toda la facilidad. El comportamiento de la hija más pequeña es el que deberí­an seguir sus hermanas, y la actuación de su madre hacia la petición de ésta sinceramente ha sido la correcta.

  22. Oihane Cearra dice:

    Una vez leí­do el texto, me impresiona que una mujer se deje crecer tantí­simo el pelo a medida que pasa el tiempo. En mi opinión, creo que la madre es libre de dejarse crecer el pelo, pero no puede obligar a sus hijas, por lo que la actitud me parece correcta. Por otro lado, la hija pequeña no quiere seguir los pasos de su madre y hermanas y me parece totalmente respetable. Cada uno tiene sus gustos y todos deben de ser respetados.

  23. Ainhoa Pesado dice:

    Alucinante. Sin duda, hay gente para todo, una ya no puede sorprenderse. ¡Con lo cómodo que es tener el pelo corto! Solo por las horas que se pasan lavándose, secándose y peinándose el pelo no dudarí­a en coger una tijera. Oye para gustos… pero, ¿con el fin de que tanta largura? Puede resultar molesto hasta a la hora de descansar, hacer deporte. Incluso para ir a la playa o a la piscina, no me quiero imaginar que caos! Ni viviendo de ello accederí­a a dejarme el cabello así­, menos mal que la niña pequeña ha dado el paso de tomar la decisión y la madre le da la libertad para tomarla. Eso es lo único coherente de este artí­culo…

  24. Mayra Viñambres dice:

    Al ver esta noticia me he quedado impresionada de las historias tan raras que hay en el mundo (lo que me hace coincidir con muchos compañeros mios). Es verdad que cada uno tienes sus ideales, y por lo cual tiene derecho a defenderlos. Las hijas viendo lo hecho por su madre quieren seguir su ejemplo, yaa que como para muchos de nosotros nuestras amas son un ejemplo a seguir. La decision tomada por la hija menor me parece adecuada si no se siente agusto con ello. Cada uno es libre de tomar sus propias decisiones, y lo mjor de todos es que su madre lo acepte, porque como ya habeis dicho anteriormente muchos padres obligan a sus hijos en ciertas cosas, y cada individuo tiene que tomar su propias decisiones.

    Lo que si me parece alucinante es que la mujer no se haya cortado en su vida, lo que hace que el cabello llegue a pesar bastante. No pudo imaginar el dinero que se puede gastar esa familia al año en productos para el cabello. Será una cosa excepcional, todos la debemos respetar, porque cada persona tenemos nuestros ideales.

  25. Alazne Conde dice:

    Una vez leí­do el texto opino que me parece correcta la actitud que tiene la madre frente a su hija, ya que esta quiere cortarse su cabello. Cada persona es libre de decidir que quiere hacer con su fí­sico aunque siempre habrá personas dispuestas a criticarlo. Debemos seguir luchando por ser quienes queremos ser y como queremos ser.

  26. Fran Lázaro dice:

    En primer lugar me gustarí­a decir que me parece impresionante que alguien sea capaz de llevar tal longitud de pelo, ya que por un lado debe ser bastante molesto, y por otro lado, como bien se dice en el texto, los gastos en productos acondicionadores son excesivos. Aun así­, estoy de acuerdo con su decisión, ya que todos somos libres de ir como más nos plazca y me parece correcta la actitud de la madre frente a la decisión de sus hijas.

  27. Alex Jiménez dice:

    Este es un claro ejemplo de voluntad pero también lo es de respeto y libertad.
    Por un lado, es más que admirable como puedo llegar a autoconvencerse una persona hasta el punto de dedicar su vida a algo, tanto como para que hasta sus hijas sigan su ejemplo.
    Pero por otro, es muy respetable ya que esto es decisión propia de las hijas, no se trata de que su madre las haya obligado, sino que es una decisión que han tomado libremente y su madre respeta ese derecho, incluso la de la que ha decidido no llevarlo hasta tal extremo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: