Así son los paisajes de la España abandonada

Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura llevan años alzando la voz como señal de alerta. Las cuatro comunidades autónomas pierden población a un ritmo trepidante y son el exponente de la España vaciada, un problema real que afecta a la zona rural del interior de nuestro país. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), uno de cada tres municipios españoles ha perdido más del 25% de su población desde el año 2000. Una cifra que contrasta si se compara con el conjunto global del país, ya que la población en España ha aumentado un 15% desde comienzos del siglo XXI.

La falta de recursos, problemas en las comunicaciones y la ausencia de servicios han motivado el repunte del éxodo rural, que ya empezó a apuntar maneras durante los años 50 y 60 del pasado siglo.

La falta de recursos, problemas en las comunicaciones y la ausencia de servicios han motivado el repunte del éxodo rural, que ya empezó a apuntar maneras durante los años 50 y 60 del pasado siglo. Pero con el nuevo milenio la situación se ha agravado y una población cada vez más envejecida ve cómo los pueblos se quedan sin tiendas, sin bares, sin escuelas y sin servicio médico.

Pueblos, aldeas y villas que nada tienen que envidiar a las ciudades y que, sobre todo, cuentan con un paisaje y un entorno natural inigualables, donde la naturaleza forma parte del día a día. Campos de cultivo, zonas agrarias, montes frondosos y extensas llanuras. Una tierra llena de raíces, de tradiciones y de enseñanzas. Estos son los paisajes de la llamada España vaciada…

Unos paisajes que llaman a ser disfrutados y a los que sus habitantes se niegan a renunciar. A pesar de las dificultades y de la falta de servicios, cada vez son más los emprendedores que se resisten a abandonar el que consideran su hogar y buscan la forma de darse a conocer, de triunfar y prosperar si tener que salir de la España rural. Por eso, empresas como Correos se han puesto manos a la obra para dar un empujón a esos emprendedores que necesitan vender sus productos sin salir del pueblo.

Correos, que gracias a su red de oficinas y de repartidores llega hasta la aldea más remota de España, ha lanzado la campaña #YoMeQuedo, una iniciativa que pretende visibilizar la realidad de todos aquellos que deciden quedarse en la denominada España vaciada y apostar por ese modo de vida. Unos productores que necesitan comerciar y que ahora cuentan con la ayuda de CorreosMarket, un mercado online donde más de 150 productores locales ofrecen sus productos al conjunto del país gracias a las posibilidades que otorgan las nuevas tecnologías y la expansión de internet en las zonas rurales. Unos bienes que, a su vez, se distribuyen gracias a la red que tiene la compañía a lo largo de toda España.

De este modo, gracias a iniciativas como la de Correos, miles de personas tienen más fácil tomar la decisión de quedarse en las zonas rurales. Una forma de seguir manteniendo viva la España viciada, de intentar volver a llenarla y de disfrutar de sus gentes, su naturaleza y sus paisajes.

Tomado de www.elmundo.es

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: