DEBATE 171: insistiendo en problemas (1º de la 3ª evaluación)

Desgraciadamente algunos jóvenes de nuestra sociedad tienen problemas con las drogas, la bebida o el sexo. A menudo se culpa de esta situación a la influencia de las amistades, a la deficiente educación, a la familia, a la falta de trabajo, etc. En general, hay mucha literatura sobre estos temas y pocos trabajos de investigación para averiguar las verdaderas causas de estas conductas.

En Estados Unidos se ha realizado un estudio cientí­fico sobre una muestra muy amplia de adolescentes (unos 90.000) y se han publicado sus conclusiones el pasado 10 de septiembre en el Journal of the American Medical Association.

La primera conclusión es que el ambiente familiar es más influyente que el cí­rculo de compañeros u otras circunstancias sociales. Los adolescentes que se sienten unidos cordialmente a su familia tienen poco riesgo de caer en el mundo de las drogas, del alcohol, del tabaco o de las relaciones sexuales prematuras. Cuanto más estrechos sean los lazos familiares y más confianza haya entre padres e hijos menos riesgo hay de sucumbir en esas conductas.

Es importante que los hijos encuentren alguien en casa al volver del colegio, a la hora de la cena y al ir a dormir. Pero es más influyente la cercaní­a emocional que la fí­sica. El doctor Robert W. Blum, uno de los investigadores y director del Programa de Salud de los Adolescentes, en la Universidad de Minnesota recomienda a cada padre que «tus hijos deben saber que cuando necesiten hablar contigo vas a estar accesible, aunque sea por teléfono».

Con respecto a la escuela, se afirma en este estudio que para proteger a los jóvenes de conductas peligrosas no cuenta tanto el tipo de colegio (público o concertado) como que los estudiantes sientan que sus profesores se preocupan por ellos y los tratan con respeto y justicia.

Arturo Ramo Garcí­a. Inspector de Educación.

 

También te podría gustar...

34 Respuestas

  1. Mario dice:

    Estoy de acuerdo con la primera conclusión de este artículo, es decir, la familia es muy importante para todos los jóvenes, si se tiene una relación en la que se puede hablar de tus problemas, miedos, alegrías no necesitas buscar esas necesidades fuera de la familia. Ver que la familia te escucha, te quiere, y se preocupa por ti es la base familiar. Aunque también es necesario tener amigos con los que poder disfrutar y compartir momentos.

  2. Ane Bengoa Alonso dice:

    Se sabe lo fácil que es hoy en día caer en el mundo de las drogas, alcohol o relaciones sexuales prematuras, ya que es algo familiar entre los jóvenes. La sencilla forma de conseguir drogas o alcohol es notable y es verdad que esta situación puede muchas veces provenir de la educación y confianza por parte de las familias. Esa confianza es un punto importante en las futuras conductas de los más jóvenes ya que la familia es lo que siempre se tendrá más próximo en nuestro día a día. Las amistades de los adolescentes también es un punto importante en el comportamiento de estos, ya que es un momento de libertad sin supervisión de un adulto y en los casos de malas compañías esta conducta en el mundo de las drogas es mayor.

  3. Iñigo Dueñas dice:

    Es muy interesante ver cómo el ambiente en casa puede afectar tanto a este tipo de problemas. Lógicamente, un entorno de confianza y agradable ayuda a evitar estas situaciones, pero sería muy ingenuo pensar que se puede conseguir un ambiente adecuado en todos los hogares. Siempre va a haber familias «complicadas» y aunque fuesen idílicas seguirían habiendo jóvenes que caen en la tentación. Lo cierto es que a todos nos gusta lo prohibido y descubrir cosas nuevas. Además, cualquiera puede conseguir drogas o alcohol sin mayor dificultad.

  4. Juan Camilo Aguado Peláez dice:

    El ambiente familiar es muy importante para las personas de temprana edad como pueden ser los adolescentes. Un agradable ambiente familiar y lazos estrechos entre los miembros es indispensable para que los jóvenes tengan la confianza en sus padres para consultarles sobre este tipo de asuntos, de manera que se les advierta sobre las posibles consecuencias de estos malos hábitos. Hay que tener en cuenta que todas las familias son diferentes y cada una tiene sus problemas, situaciones, etc, de manera que es ingenuo esperar que no haya jóvenes que caigan en malos hábitos.

  5. Iñigo García Juárez dice:

    Como bien se afirma en el estudio, el ambiente en el que vivamos, trabajemos o estudiemos es muy importante, ya que el hecho de estar en un entorno negativo puede influir a las personas a tomar malas decisiones. Hoy en día tanto el alcohol como las drogas son muy fáciles de obtener para los jóvenes. Si encima a una mala situación familiar se le une las malas influencias las conclusiones son terribles. Por eso creo que, además de convivir en un buen entorno familiar, también hay que tener buenas amistades para poder evitar esas adicciones que causan tanto mal.

  6. Jon Bardezi dice:

    Me parece muy positivo que se hagan este tipo de investigaciones, ya que es cierto que normalmente, como bien dice el texto, tendemos a hablar sobre estos temas sin saber demasiado, y es bueno saber la verdadera razón de estos para poder ofrecer opiniones o soluciones correctamente.
    El ámbito familiar es algo imprescindible para una buena educación y un desarrollo pleno y sano de la mentalidad y de las ideas de las personas. Si se crece en una casa desestructurada, es muy probable que acaben habiendo problemas tarde o temprano. Desgraciadamente, no todos los hogares pueden ser adecuados para todas las personas, pero aun siéndolos, siempre habrían casos que acabarían mal.

  7. Mikel Molinos dice:

    Las drogas, el alcohol y el sexo pueden ser forma de evadirse de una realidad hostil, y muchos jóvenes pueden incurrir en ellas si se sienten desesperados.
    Un estado de abandono familiar, unido a la negligencia de las autoridades y a las malas compañías, puede llegar a inducir en muchos de estos comportamientos nocivos. Aunque opino que un estado de excesiva atención y rigidez por parte de los padres puede llegar a dar resultados igual de malos.
    Ciertamente es necesario que los jóvenes tengan a alguien en quien confiar y a quien recurrir en las situaciones complicadas, pero tampoco conviene agobiarles con excesiva atención y cuidado. Las familias y los colegios deberían imponer disciplina, sin olvidar practicar la escucha y la tolerancia en caso de ser necesario.

  8. Amaia Gil Sastre dice:

    Durante años se ha repetido que los jóvenes consumían drogas por falta de información. Quizás en el siglo pasado fue una buena respuesta, pero ahora se queda corta para explicar el motivo por el que se desarrollan adicciones. Generalmente las personas desarrollamos comportamientos adictivos, no porque nos falte información, sino por carencias en nuestro autoconocimiento y autoestima.
    El papel de las familias es clave en la prevención de adicciones, a través de la transmisión de valores, actitudes y comportamientos, fomentando desde nuestra infancia hábitos de salud, responsabilidad y el desarrollo de una personalidad fuerte que no dependa de ninguna adicción para desarrollarse plenamente.
    La familia es uno de los pilares, junto con la escuela, en nuestro desarrollo. La familia alberga un gran potencial en dos direcciones opuestas: pueden proteger y potenciar la personalidad y habilidades, pero también pueden dañar y destruir las capacidades de desarrollo. Podemos decir que la familia es el primer apoyo o la primera dificultad con la que nos enfrentamos todos.
    Prevenir las situaciones que presenta el texto no es solamente hablar de drogas y sexo, es transmitir valores, habilidades y actitudes, especialmente con lo que vemos hacer, y no tanto, con lo que nos dicen.
    En ocasiones los adolescentes se sienten “abandonados” por su entorno familiar a medida que crecen. Sus padres están, pero no están, están presentes y al mismo tiempo ausentes; les ven pero no les miran, quieren hablar con ellos, pero sus respuestas no les interesan. No se trata de la cantidad, sino de la calidad del tiempo.

  9. Iker Alonso dice:

    Como aclara el texto, el tener una familia que este ahí cuando la necesitas y que te enseñe valores es muy importante. También dice que el circulo de amigos no es tan importante, en mi opinión creo que si, si es verdad que muchas veces si tu familia no es un buen ejemplo a seguir el circulo de amigos que tengas será mala compañía , pero aun así yo creo que, una persona con unos padres que no son un buen ejemplo pero luego tiene un circulo de amigos que lo guían por el buen camino, lo mas seguro es que esa persona logre librarse o ser critico a la hora de recibir esos valores mal enseñados.

  10. Miriam Ramos dice:

    Es bastante triste ver como los jóvenes de hoy en día, en su ignorancia, caen en este tipo de tentaciones aun sabiendo las consecuencias de estas mismas.
    No concuerdo con que la influencia de la familia sea mayor que la de los amigos, la presión de estos mismos muchas veces «obligan» a la toma de decisiones tan inconscientes como el fumar o beber bebidas alcohólicas. Tampoco quiero quitarle importancia a la influencia familiar ya que es el entorno al que nos enfrentamos diariamente y a cada persona le puede influir de manera diferente dependiendo de la estructura de esta misma.
    Hay que decir también que hoy en día la obtención de estos productos esta muy al alcance de cualquier persona y solo hace falta una prohibición a los jóvenes para que lo hagan.

  11. xabier salas dice:

    Hoy en día tanto el alcohol como las drogas son muy fáciles de obtener para los jóvenes. Si encima a una mala situación familiar se le une las malas influencias las conclusiones son terribles. Ciertamente es necesario que los jóvenes tengan a alguien en quien confiar y a quien recurrir en las situaciones complicadas.

  12. Iker Ruesgas dice:

    Como bien explica el artículo, el ámbito familiar es muy importante para los jóvenes ya que tener una mala relación con sus familiares les puede llevar a cometer locuras o a probar cosas nuevas para evadirse u olvidar sus problemas . Además de esto, hay un factor a sumar y es la facilidad con la que hoy en día se pueden conseguir drogas o alcohol, lo que hace que los jóvenes caigan mucho más rápido en la tentación.
    En conclusión creo que los jóvenes de hoy en día deberían hablar y estar más con sus familiares (teniendo en cuenta que los familiares estén siempre dispuestos a escucharles y ayudarles) para reforzar estos lazos y así poder evitar futuras adicciones.

  13. Izaro Alonso dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice el texto. Creo que en la relación de los jóvenes con el sexo, las drogas y el alcohol tiene gran influencia el circulo social que les rodea. El texto hace gran hincapié en que la familia es la gran influyente en las decisiones que toman los jóvenes, pero en mi opinión tiene más relevancia las amistades de la persona, ya que pasamos el mayor tiempo con ellos que con nuestra familia. Sin embargo, esto no debería ser así pero en la sociedad en la que vivimos es muy difícil conciliar la vida laboral con la familia.
    En conclusión, deberíamos adoptar una forma de vida en la que se pudiese tener en cuenta a nuestros padres, para cualquier problema que tengamos y no tener que recurrir a nuestros amigos en temas de gran repercusión para nuestro futuro.

  14. Karla Villaverde dice:

    Siempre han habido personas las cuales han tenido problemas con el sexo, las drogas o el alcohol, pero por qué ahora decimos que hay más jóvenes? Tenemos que tener en cuenta que hace unos años los jóvenes de ese momento veían normal beber y también que su concepto de cuando mantener relaciones sexuales era después de haberse casado. Entonces, que diferencia hay ahora? Una de ellas es que ahora no tenemos la misma mentalidad ante cuando mantener las relaciones sexuales, cada vez es menos tabú este tea. Y sobre el alcohol, ahora nos hemos vuelto más duro y haciendo ver que siendo menor de 18 años beber alcohol es horrible a los ojos de la sociedad.
    Es cierto que el círculo de la familia es el mas sensible para los adolescentes. No se siente bien estar creciendo y ver que no están tus padres o que están ambos pero se pasan todo el día discutiendo, etc. Pero, esto no justifica la conducta que el adolescente coge, no podemos utilizar esto como respuesta a su problema porque no todo el mundo es igual, no somos todos iguales. Entonces, al final la mejor respuesta a este problema es que el cúmulo de situaciones tienta más a que acaben de esta forma, pero siempre descubren cómo liberarse porque alguien se lo enseña. Es decir, quien entra a este mundo a tenido un mentor, sino, no hubiese descubierto esta forma de liberarse.

  15. yago dice:

    Estoy de acuerdo con casi todo lo que dice el texto, pero creo que la influencia de las amistades es, a lo mejor, mayor que la influencia familiar ya que pasamos más tiempo con amigos que con la familia. En cuanto a eso, creo que debemos tener cuidado porque hay ciertas influencias que resultan perjudiciales y debemos tener claro lo que nos conviene y lo que no. Hay muchas personas que no tienen una buena educación y no valoran lo perjudicial que puede ser el mundo de las drogas ya que nadie les ha advertido sobre ello, tan solo ven que sus amigos las consumen y ellos acaban haciendo lo mismo.

  16. Olatz Martínez dice:

    La familia es un pilar fundamental para el desarrollo físico y psíquico de los niños. La infancia representa una etapa fundamental de la vida, ya que es en ella cuando se crean los cimientos que dirigirán el comportamiento y las aptitudes de las personas, y en definitiva su forma de afrontar la vida con sus alegrías y sus sinsabores. Por eso resulta fundamental una educación activa por parte de los familiares y educadores; tarea laboriosa para la que requiere tiempo, paciencia y mucha dedicación hacía los más pequeños. La solución cómoda que adoptan muchos padres de sentar al niño delante del televisor para que no moleste no ayuda en absoluto a ganar la confianza del niño ni favorece el diálogo.
    Es cierto que los amigos pueden llegar a influir negativamente en ciertos hábitos como son las drogas o las bebidas alcohólicas, sobre todo en la fase de la adolescencia, pero estos quedan amortiguados si los adolescentes cuentan con modelos de comportamiento sólidos y equilibrados en su entorno familiar, en los que verse reflejados y que ayuden a forjar su personalidad. Una persona segura de si misma, con una educación en valores, es difícil que se desvíe del camino, y en caso de hacerlo, contará con las herramientas necesarias para volver a encauzarlo.

  17. Rubén Martínez dice:

    Es sabido por todos que muchos adolescentes tienen una mala salud física y mental. Esto deriva de problemas en el colegio o con las drogas. Por otra parte, me parece normal que el ambiente que más influya en la conducta de los jóvenes sea el familiar. Al fin y al cabo, son los padres los que sirven de referentes a los niños y con quienes tienen más vínculos afectivos. Como cita el texto, si los adolescentes están unidos a sus familias tienen menos riesgo de caer en la tentación, pero eso no quita que acaben sucumbiendo, más aún con lo facilidad que hay hoy en día para conseguir alcohol y drogas.

  18. Leire Ruiz dice:

    Me resulta imposible negar el gravísimo problema al que muchos de los jóvenes se enfrentan cada día, las drogas. Como es costumbre, se tiende a culpar a otros de los problemas a los que uno se enfrenta. Es cierto que tener el apoyo de la familia, bien sea padre, madre o incluso hermanos, nos hace menos vulnerables y nos condiciona de una manera u otra, sobre todo en lo que respecta a nuestra salud.
    En lo que a mí respecta, el problema debe solucionarse de una forma u otra, pero creo que concienciar a los más pequeños desde un principio de las consecuencias que conllevan ciertas actitudes, cambiaría por completo la visión de los jóvenes en ciertos aspectos de la vida.

  19. Maria Garay dice:

    Son muchos los motivos que pueden inducir a una persona joven a empezar a consumir drogas, alcohol u otros estupefacientes. Creo que lo principal para un adolescente es su entorno familiar, y en el caso de que en éste vea conductas de consumo de drogas, seguramente esa persona también tienda a consumirlas o a verlas como algo presente en sus vidas. En cuanto al alcohol, considero que no influye nada más que la edad de la adolescencia y que todos o casi todos los jóvenes lo probamos. Otra cosa es un abuso continuo y llegar al alcoholismo, pero alguna copa los findes no considero que esté mal.
    Y por último, en cuanto al sexo, si es seguro y consentido no me parece algo que tenga que estar mal visto.

  20. Irati Olmedo dice:

    Me parece que el problema principal aquí es la falta de conocimientos por parte de los jóvenes y también su falta de confianza con sus tutores. Cuando a un niño no se le ha advertido desde pequeño de las consecuencias que puede llegar a tener el consumo de drogas, este se va a ver presionado por su círculo de amistades y terminará probando esas sustancias. Como no tiene confianza con sus tutores(padre, madre o cualquier adulto) ,no se verá capaz de hablar con ellos del tema abiertamente y le será más dificil dejar esa adicción. También creo que, en general, los adultos no saben como hablar de estas cosas a sus hijos y creo que no debería ser así, estos temas se deberían hablar en nuestra sociedad con más naturalidad, como es el caso del sexo.

  21. Carla Mato Herrero dice:

    Está claro que la familia influye muchísimo en la conducta de las personas, no solo en los jóvenes. La relación con la familia y los valores que te han ido inculcando, así como, saber que están ahí para apoyarte (que no quiere decir, que se pueda hacer lo que se quiera), como bien dice el artículo, contribuye a que los comportamientos sean más correctos en todos los ámbitos. Creo que ocurriendo esto, se tiene más seguridad de uno mismo y, por tanto, se es menos influenciable frente a otros estímulos.

  22. Markel Cocó dice:

    El ambiente familiar es muy importante para las personas de temprana edad como pueden ser los niños y adolescentes. Como es costumbre, estos tienden a culpar a otros de los problemas a los que se tienen que enfrentar como los que se mencionan en el texto. Por eso resulta fundamental una educación activa por parte de los familiares y educadores. También es importante mencionar que muchas veces la premisa anterior no se cumple y deben ser los propios adolescentes los que desde muy temprana edad deben tener conciencia de que es bueno y de que no lo es. Por ello, creo que la iniciativa que se dan en los colegios de impartir charlas acerca de estos temas ayuda a tener una mejor perspectiva.

  23. Irune Mendiola García del Castillo dice:

    Si ahora vas a un instituto y preguntas a una clase lo que saben sobre drogas, nos quedaríamos flipando. Tenemos mucha información sobre estas ero aun así por culpa de la sociedad son muchos que se meten en ese mundo. Los padres son muy importantes para prevenir el consumo de drogas.
    Si el padre o la madre es capaz de hacer que su hijo le coja confianza para poder contarle sus problemas podría prevenir que su hijo busque una solución a sus problemas por medio de las drogas.
    Para que los padres sean capaces de prevenir la caída de sus hijos en las drogas seria ideal que supieran como hacer eso aquí entrarían en juego algunas charlas que podría dar el ayuntamiento para así ayudarles.

  24. Naroa Hernández dice:

    Lo que es cierto es que en una familia en la que niños y adolescentes estén controlados por sus padres, se preocupen por sus tareas, sus actividades, lo que hacen y con quién están siempre van a ser los que tengan un menor riesgo en caer en cualquier tipo de adicción. En cambio en una familia desestructurada es muy probable que caigan en todo tipo de cosas ya que no tienen un control sobre lo que hacen ni con quién lo hacen. Por lo tanto, en mi opinión, los padres son fundamentales en la educación de sus hijos, ya que sobre todo cuando son pequeños son los que copian todo lo que ven en sus casas.

  25. Maider Velasco dice:

    Desgraciadamente los jóvenes acceden al mundo de las drogas y el alcohol cada vez más temprano. La compañía es un factor importante que influye en la conducta del joven. Pero hay un factor dominante, el ambiente familiar. Si los jóvenes mantienen una buena relación con sus familias, hablan de sus problemas y dudas abiertamente… este vínculo hace que el adolescente tenga menos probabilidades de caer en el mundo de las drogas y del alcohol, entre otros. Por eso es importante que los padres estén con sus hijos y les ayuden cuando lo necesiten. Los padres son un gran apoyo y una gran referencia para los hijos.

  26. LAURA RAMA CORDERO dice:

    Hace años era común ver campañas publicitarias contra las adicciones o las relaciones sexuales prematuras en la televisión, por desgracia, hoy en día esas campañas han disminuido para dar paso a otro contenido (muy importante también) como son los abusos.
    La familia junto con la escuela son los primeros centros de socialización de los niños, después ese círculo se va ampliando y aparecen las amistades. A veces este consumo primario puede ser simplemente por el hecho de querer probar las cosas pero para ello se debe de tener los conocimientos necesarios para rechazarlo. Dichos conocimientos solo se adquieren si anteriormente en la escuela o en la familia se ha dialogado y mostrado las consecuencias que pueden acarrear. Así que bajo mi punto de vista no solo es necesario educar en valores y hablar de las consecuencias negativas de todas estas adicciones sino que también es muy importante ver y analizar dichas consecuencias.

  27. Adrián Gutiérrez dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con el articulo, la familia es muy importante para todos los jóvenes, ellos necesitan saber que tienen a su familia para lo que necesiten. Opino que la base de una buena educación es la familia y por desgracia, muchos jóvenes carecen de ella. Esto hace que los jóvenes accedan con mas facilidad al mundo de las drogas porque se sienten solos contra el mundo. Con esto quiero remarcar la importancia de que los jóvenes tengan a quién recurrir en las situaciones más complicadas.

  28. Julen Mato dice:

    Desgraciadamente, como ha dicho el texto las drogas están cada vez más presentes en los jóvenes e incluso se llegan a probarlas a muy temprana edad. Estoy completamente de acuerdo con las razones que el texto ha dado para justificarlo, pues la familia es un pilar clave, no tener esa estabilidad hace que puedas perder el camino. Las malas influencias también es clave, se juntan desde muy jóvenes con gente que anda dentro del mundo de las drogas.

  29. Erlantz Veganzones Álvarez dice:

    En primer lugar, decir que desde mi punto de vista, tanto la familia como los amigos pueden influir de la misma manera en todos los aspectos de la vida cotidiana. Un joven que tenga mucha confianza con sus padres, puede llegar a caer perfectamente en la drogas o en el alcohol, debido a sus relaciones con otros jóvenes.
    Es bueno por parte de las familias el tener una confianza plena con sus hijos, pero siempre deben saber que eso nunca define nada en las vidas de sus hijos. Yo creo que la personalidad del hijo siempre va a ir decidiendo su futuro, y aunque sus padres puedan ayudar, muchas veces es el joven el que »no quiere» ayuda.

  30. Xabier Mendiola dice:

    Como dice en el texto el ambiente en casa es lo mas importante para el comportamiento de los niños fuera de el, es decir, si en casa hay un ambiente saludable en el cual los padres se preocupan por el bienestar de los hijos y tienen un fuerte vinculo los niños saldrán gente maja y saludable, pero en cambio si en casa hay discusiones los padres se despreocupan y son drogadictos el niño saldrá con muchos problemas y se comportara de forma rebelde.

  31. Paula Torrontera dice:

    Hoy en día, las drogas, la bebida y el sexo están muy presentes en nuestra sociedad. Además, son de fácil alcance entre adolescentes. Aparte, si observamos el comportamiento que tienen ante estas situaciones parece que el haber probado esas acciones o consumido dichas sustancias les coloca entre ellos en un «status social» mayor Esto puede ocasionar graves problemas como las relaciones sociales, temas académicos…etc.
    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice el texto ya que creo que la principal razón por la que los jóvenes cometen estos actos es por falta de comunicación con los familiares, desinformación y relaciones nocivas ajenas al ámbito familiar que le incitan a ello.

  32. Olatz Amo dice:

    Los jóvenes nos vemos fácilmente influenciados por aquellas circunstancias externas que nos rodean. En esencia, desde bien pequeños aprendemos a partir de la imitación y es, mediante esta, como nos desarrollamos tanto personal como socialmente. Es por esto por lo que tampoco resulta extraño que las influencias negativas terminen, también, por convertirse en una parte de nosotros mismos. Las causas, sin embargo, no tienen porque ser simplemente estas, aunque es cierto que los ambientes desestructurados, deprimidos o en situación precaria, pueden agravar la situación de unos jóvenes mal influenciados que se deben a los excesos para satisfacer sus necesidades.
    Lo que si que creo es que un ambiente lleno de cariño, amor y otro tipo de atenciones, pueden evitar que los jóvenes se dejen llevar por los excesos y, en caso de haber descarriado, vuelvan al sendero. Alguien con el que hablar y desahogarse también puede resultar de gran ayuda.

  33. Ikerne Escobal dice:

    No puedo estar mas acuerdo con Amaia. Personalmente creo que hoy en día es muy importante que haya una buena comunicación entre padres e hijos. Al fin y al cabo, el no tener una buena comunicación puede hacer que los adolescentes pierdan su personalidad y acaben con malas compañías.

  34. Aritz Villar dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo, el núcleo familiar es primordial para todos los adolescentes, ellos requieren saber que poseen a su familia para lo cual necesiten. Opino que la base de una buena enseñanza es el núcleo familiar y por calamidad, varios adolescentes carecen de ella. Esto provoca que los adolescentes accedan con más facilidad al mundo de las drogas pues se sienten solos contra el planeta. Con esto deseo remarcar el valor de que los adolescentes tengan a quién recurrir en las situaciones más complejas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: