MÁS QUE RAZONABLE: El juez Emilio Calatayud: «En España aprobamos por ley cuando muchos menores no saben ni juntar las letras. Así nos va»

El juez Emilio Calatayud: «En España aprobamos por ley cuando muchos de los menores que juzgo no saben ni juntar las letras. Así nos va»

El juez Emilio Calatayud ha lamentado que muchos de los menores que juzga «no saben ni juntar las letras», lo que le obliga a condenar a unos 30 «chavales» al año a aprender a leer y escribir y otros 250 o 300 a sacarse la Enseñanza Obligatoria.

«En España aprobamos por ley. Y así nos va«, ha criticado el titular del Juzgado de Menores Número 1 de Granada en un encuentro digital con el presidente de la Unión Provincial de CSIF Zaragoza, Alberto Juan, donde ha censurado la ley Celaá por, en su opinión, «no potenciar ni el trabajo ni el esfuerzo«.

Calatayud también ha reconocido que obliga a todos los menores que procesa a leerse el artículo 155 del Código Civil, que establece el deber a obedecer a los padres.

«O estudias por lo civil o estudias por lo criminal, pero tú te sacas la Enseñanza Obligatoria«, les dice el magistrado a los jóvenes.

Para el juez, es una «vergüenza» que España haya pasado por hasta ocho leyes educativas desde la vuelta de la democracia, lo que provoca que los diputados y los senadores sean «más maleducados y más analfabetos» cuanto más jóvenes.

Asimismo, el magistrado ha advertido de un incremento de los delitos de agresiones de hijos a padres durante el confinamiento, y ha contado que ha «encerrado» a jóvenes que le han reconocido que estaban «enganchados» dieciocho horas diarias a las pantallas entre las clases online, los juegos y las redes sociales en esta pandemia.

«El móvil es una droga«, ha subrayado Calatayud, quien ha insistido en que las tecnologías también son un instrumento »muy peligroso« tanto para cometer delitos como para ser víctimas de ellos.

Sobre las adicciones, el juez ha comentado la situación de Granada, que se ha convertido en «la capital de la marihuana» por tener «la mejor» de España, según le dijo un «chivato».

Calatayud también se ha referido a la gestión de la Covid-19 y teme que la Navidad sea un «desmadre» por culpa de «los peores políticos desde la posguerra».

Además, el juez ha abogado por centralizar las competencias de Educación, Justicia, Sanidad y Seguridad, cuyo legado a las Comunidades se debe, a su juicio, al «chantaje» de los partidos catalanes y vascos en la transición.

Por otro lado, el magistrado ha defendido la Ley del Menor y que la edad de responsabilidad penal se sitúe en los catorce años ante una juventud cada vez más «inmadura» y a la que se está «privando de su niñez y su adolescencia».

«Un niño de trece años es un niñato. Antes, a los trece casi creían en los Reyes Magos y ahora están follando por las esquinas (sic)», ha remarcado.

A lo largo de más de cuarenta años de carrera como juez, Calatayud ha juzgado a unos 30.000 menores, de los que habrá condenado a unos 30 por asesinato, pero, ha matizado, no dejan de ser niños, y cuando están internados, durante las primeras semanas, al apagar las luces no se escuchan gritos de poderío, sino llantos, ha relatado.

Calatayud también ha criticado la falta de agilidad y modernidad de la justicia española, un problema que, en su opinión, «no interesa porque medio Parlamento estaría en prisión».

«Mis opiniones son discutibles y mis sentencias son apelables, por lo tanto no he dicho nada», ha concluido el juez.

Tomado de www.abc.es

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: