DEBATE 141: ¿Hay que ayudar a los niños con los deberes? (V de la 2ª Evaluación)

Los deberes son responsabilidad de los niños, nunca de los padres. Esa es la frase mantra, lo que reza el sentido común en la educación pero, entonces, ¿qué pasa para ese cruce de pantallazos en los grupos de WhatsApp con las tareas? ¿Por qué hay padres que hablan en plural de los deberes compartidos con sus hijos, «esta tarde nos han mandado muchos»? Depende a quién se consulte. Los expertos insisten en que los hagan solos y, eso sí, los padres se encarguen de que sus hijos dispongan de tiempo y de un espacio adecuado para hacerlos con tranquilidad, sin ruido, con buena luz. Y de resolver dudas puntuales.

Curiosamente, mientras se aconseja hacer a los niños resistentes frente a la presión del grupo, son los padres los que en ocasiones se muestran más proclives a sentirse influenciados por otros progenitores muy «hiperpadres», pendientes del último ejercicio de sus hijos.

Jesús Manso es investigador en didáctica de la Educación y psicopedagogo. En su contacto con maestros que pasan por la Universidad Autónoma, donde da clase, confirma que existe esa presión entre progenitores: «Se ha acentuado con los grupos de WhatsApp. Hay padres que se enteran de que otros están ayudando y, entonces, se ponen ellos también. Se genera una especie de competición. Los que pensaban que no era su papel, dudan y empiezan a ayudar».

La siguiente pregunta obvia es de qué sirven al profesor unos ejercicios que han estado supervisados y corregidos ya de antemano, qué información válida sobre el nivel puede sacar de ahí. «No tiene ningún sentido. Ahora que se cuestiona la utilidad de algunos deberes, así no tienen apenas», añade Manso.

Tomado de www.elmundo.es

También te podría gustar...

24 Respuestas

  1. Adrián Martínez dice:

    En mi opinión los deberes en sí no tienen ningún sentido, en general, ya que sino se sabe hacer algo, porque se manden no se van a saber hacer por arte de magia, y si se sabe sobre el tema y se saben hacer los deberes son simplemente una pérdida de tiempo, creo que sería mejor que todo tipo de deberes y actividades se hagan en clase, ya que está el profesor para explicar lo que fuera necesario y resolver las dudas que pudieran surgir, si bien es cierto que hay veces que los deberes son un buen instrumento para practicar, y en ese claro, yo pienso que deberían ser hechos de manera individual o con otros compañeros de clase, aunque yo no veo ningún problema en que los padres respondieran alguna duda puntual si la hubiera y ellos supieran responderla, pero no me parecería bien que hagan ellos el trabajo de los alumnos, ya que no es su trabajo, ni son ellos los que tienen que trabajar la materia impartida en clase.

  2. Mitxel dice:

    Coincido con la opinión de Adrián. Añadiría un detalle: cada persona es diferente y, por ello, los pasos para aprender deben ser distintos.

  3. ALVARO ARANDA dice:

    Creo que el ayudar a los hijos con las tareas escolares es beneficioso. Dejando de lado el ámbito académico, la satisfacción que puede sentir el padre al explicarle al hijo es muy gratificante.Además, debemos diferenciar el ayudar del hacer, el tener ese apoyo que nos clarifique esa pequeña duda que puede ser una gran traba para nosotros.Al fin y al cabo puede ser como tener al profesor en casa, ya que nos puede resolver las dudas. Concluiría con una breve pregunta: ¿No te sentirías gratificado ayudando a tu hijo?

  4. Los deberes son un trabajo necesario que debe realizar el alumno para poder asimilar mejor los contenidos dados en clase.
    A mi parecer los padres no deberían hacer los deberes de los hijos, en todo caso deberían supervisar si llevan hechos todos los deberes, aunque a ciertas edades ya los alumnos deben ser independientes y responsables del trabajo que deben realizar.
    Si los padres hacen el trabajo por sus hijos, ellos no serán capaces de aprender ni de esforzarse y aunque los resultados a corto plazo sean satisfactorios, a largo plazo es perjudicial.

  5. June Robles Martinez dice:

    Los deberes es un tema que repercute en vida diaria de muchas familias. Los deberes nos ayudan a reforzar el aprendizaje de clase, siempre y cuando entendamos lo que nos explican, de lo contrario no tendría sentido. Nos ayudan a crear hábitos de estudio, de concentración y de memoria. Yo creo que el papel de los padres es supervisar las tareas y trabajos de sus hijos y resolver sus dudas si las tienen. Motivarles con un tiempo de ocio, de dejarles hacer lo que más les guste cuando acaben sus tareas.
    Si algunos niños, por los motivos que fueran, tienen dificultad con los deberes no ganamos nada haciéndoselos, lo que debemos de hacer es hablar con los profesores, que para eso son los profesionales. Hay que saber distinguir entre ser padre y ser profesor.

  6. Sandra Antunez dice:

    En mi opinión, los niños necesitan hacer sus tareas poco a poco solos. Al principio es bueno el apoyo de los padres, pero según pase el tiempo lo ideal es que ellos se vayan independizando. Hay niños que necesitan más ayuda y en esos casos sería bueno tener a alguien al lado que les ayude en técnicas de concentración.

  7. Edurne Adrián dice:

    Los deberes son la obligación que debemos realizar para mejorar y practicar los conocimientos adquiridos en clase. Si los padres hacen nuestro trabajo, nunca aprenderemos y nos volveremos más «cómodos», ya que daremos por hecho que nos los van a hacer.
    Por otro lado, los deberes no suponen una ventaja para los que van peor, ya que, les lastra aún más. Mucha gente pertenece a familias con situaciones complicadas y no tienen apoyo en casa para poder hacer las tareas.

  8. irati bartolome (1bachB) dice:

    En mi opinión los niños deben ir haciendo sus tareas o deberes poco a poco solos porque si no acabaran dependiendo de alguien para poder hacerlos, si es verdad que cuando empiezan o cuando tengan dudas esta genial ayudarles pero tampoco hace falta presionarles, bien es verdad que cada niño es diferente y que por eso no hay un momento en el que halla que dejarles hacer las cosas solos.

  9. Erika Ruiz (2º Bach. A) dice:

    Teniendo en cuenta que cada vez se empieza a tener deberes a edades más tempranas, es necesario que los padres estén ayudando esos primeros años de colegio, ya que todavía no son capaces de hacer la mayoría de las cosas por si mismos. Sin embargo, según van creciendo, esa dependencia debe desaparecer, para que así el alumno aprenda a valerse por sí mismo y a ocuparse de sus propias responsabilidades. Es cierto que a veces pueden surgir dudas y que resulte imprescindible preguntar a los padres. No obstante, en mi opinión, más allá de esos casos puntuales, no conviene que los progenitores hagan los deberes junto a ellos, ya que en muchos casos acaban haciendo ellos los deberes y no el estudiante.

  10. Naiara Romo (2ºBachiller A) dice:

    Los deberes son necesarios para ponerte aprueba en si has entendido o no lo enseñado en clase, para que así al día siguiente puedas preguntar a la profesora todas las dudas que te hayan surgido. Además de que te sirven como entrenamiento para preparar el examen. Ahora bien, lo que no me parece normal es que se envíen un montón de ejercicios, puesto que, sobre todo cuando eres un niño, tienes que aprovechar tu tiempo libre en otras actividades que te ayuden a desconectar por un rato del colegio; ya que yo creo que bastante tiempo se pasan en él durante el día.
    Por otra parte, que cuando seamos pequeños contemos con un poco de ayuda tampoco me parece mal, porque cuando somos mayores, por si no nos hemos dado cuenta, también la buscamos al ir a las academias. De manera que el contar con el apoyo de nuestros padres en casos en los que ya no sabemos que hacer me parece bien, porque de ellos podemos aprender del mismo modo que del de la profesora. Ahora bien, lo que no me parece normal es que algunos padres se sientan presionados a hacer/ ayudar a los hijos con las tareas, por el mero hecho de que otros lo hagan. Esta situación me parece una ridiculez, porque al final los niños se acomodaran y optaran por no hacer nada, lo cual supone un gran problema en el rendimiento académico.

  11. Ainhoa Boado dice:

    Estoy de acuerdo con la opinión de Adrián acerca de que si un niño no sabe hacer algo, por mandarle deberes no va a aprender a hacerlo.Sin embargo, si que creo que los deberes son necesarios para que lo aprendido se establezca en el cerebro. Aunque previamente si que tiene que estar explicado, los deberes también pueden servir para que los niños se den cuenta de si lo han entendido bien o no. Ya que durante una explicación los conceptos pueden estar claros pero después al ponerlo en practica se les puede olvidar algo u hacerlo de otra manera. De esta forma, con los deberes se puede solucionar y mejorar lo aprendido. Lo que no tiene sentido alguno es que los padres ayuden con los deberes o se los corrijan, porque así el niño no aprende, lo único que hace es lo que sus padres les indican y esto después se vera reflejado en el examen. Esta claro que los profesores saben perfectamente las características de cada niño y sus posibilidades a la hora de hacer las cosas, por eso hay ciertos trabajos que si vienen demasiado ven se van a dar cuenta de la influencia de los padres en esos deberes. No le veo la finalidad a que los padres ayuden y creo que así solo perjudican a sus propios hijos, ya que no les dan la oportunidad de fallar y aprender de ello para así mejorar.

  12. Mitxel dice:

    Me preocupa lo mucho que habláis de exámenes. ¿Son imprescindibles?… ¿Sólo se estudia para el examen?… ¿Una persona culta es la que demuestra en un examen lo que sabe?… Bien decía el pensador que «hay excelente médicos pero con pezuñas incluidas»…

  13. Paula Fernández dice:

    Los deberes deben servir para comprobar si hemos entendido lo explicado en clase, para fijar conocimientos y ser una forma de practicar cara al examen. Creo que cuando empezamos con los deberes es importante la supervisión y el apoyo de los padres hasta que adquirimos unos hábitos de estudio, pero en ningún caso ellos son responsables de nuestras tareas. Si la ayuda externa, bien por parte de los padres o de academias o profesores particulares, es excesiva creo que los deberes pierden gran parte de su utilidad ya que el alumno se encontrará con la tarea hecha sin trabajar aspectos como ser disciplinado, aprender a organizarse, ser independiente a la hora de resolver problemas etc…

  14. MIKEL GETINO (2BACH A) dice:

    En primer lugar, no me parece correcto que se envíen deberes de tales cantidades a los niños. De esta manera no aprenden ya que al tener tal cantidad terminan haciéndolos mal y sin su verdadero sentido, aprender. El tema de que los padres ayuden a los niños con los deberes también me parece un error, ya que deberían ser capaces desde pequeños de aprender a gestionar lo que tienen que hacer y no depender de sus padres durante su estancia en el colegio. Todo esto no quita que en algún momento dado los padres no puedan ayudar a sus hijos en alguna duda.

  15. NEREA FREIRE RAMIRO dice:

    Desde mi punto de vista, la ausencia de deberes no es un problema, el exceso de ellos, en cambio, sí. Quizá los profesores y padres tienen miedo de que los niños no sepan qué hacer con su tiempo libre si no tienen la tarde ocupada, olvidando que para su desarrollo los niños tienen unas necesidades de juego que no solo son importantes para su crecimiento como personas, sino también para su aprendizaje. Sin embargo, con la cantidad de deberes que muchos llevan a casa a diario, no tienen tiempo para ello. El debate entre jugar o hacer deberes produce conflictos en muchas familias, especialmente a la hora de ponerse a hacer las tareas. Muchos niños, debido a su condición de niños, necesitan ayuda para terminar sus deberes. Los padres acuden a ayudarles, obsesionados por que los entreguen completos y sin errores, sin tener en cuenta que ese es trabajo de los profesores, y que debería ser realizado en clase y no en casa.

  16. Xiomara Nieva dice:

    Bajo mi punto de vista hacer deberes es la mejor manera para prepararse de cara a un examen. Aunque también es cierto que los niños cada vez tienen más tareas para casa. La ayuda de los padres es beneficiosa, porque podría salvarles de cualquier duda que se les haya ocurrido una vez en casa. Pero desde luego que la mejor manera para que los niños aprendan es, haciéndolo por su cuenta y fijándose en los errores cometidos, una vez que estos se corrijan en clase.
    La ausencia de deberes no creo que empeoraría en las medias de los alumnos, ya que hay países como Finlandia donde la única tarea para los niños en casa es divertirse y jugar.

  17. Naiara Albarrán dice:

    Pienso que los deberes son necesarios para que los contenidos que se dan en clase no se olviden y se recuerden. Creo que los deberes aparte de esto deben de servir de reflejo para que el profesor compruebe cuánto han entendido sus alumnos y cuántas dudas pueden tener. La responsabilidad, en mi opinión, es exclusivamente de los niños, aunque los padres traten de orientarlos y ayudarles a resolver sus dudas pero sin hacérselos.
    De lo contrario, estaríamos haciendo al niño dependiente nuestro y nosotros de él, y le estaríamos perjudicando a la hora de afrontar los problemas de la vida, además el profesor si les «hacemos» los deberes nunca podrán tener conocimiento de cuánto saben los niños.
    Los padres no deben tener presiones bajo ningún concepto para ayudar a hacer los deberes a sus hij@s porque los otros padres lo hagan y deben actuar responsablemente tratando solamente de resolver algunas dudas.

  18. Unai Abadía dice:

    Que los niños hagan los deberes solos me parece el primer paso para que sean independientes, ya que si los padres están siempre encima ayudándoles no van a saber actuar por sí mismos. Aunque debería ser progresivo, los niños deben empezar a tomar responsabilidades y tratar de superar ellos solos los problemas que se les ponen de por medio. Eso sí, no debería estar prohibido que puntualmente los padres ayuden a sus hijos, siempre y cuando los hijos se estén esforzando en aprender.
    La utilidad de los deberes es otro tema, pero es necesario incidir en darle un sentido a eso que se está haciendo para que la tarea no sea tan odiosa.

  19. Ander Gutiérrez dice:

    En mi opinión he de decir que los deberes hoy en día están sobre valorados ya que no es normal que con 6 años mi hermano tenga que estar toda la tarde haciendo deberes. Pero sí que son útiles si son en poca cantidad y sobretodo si se hacen solos, sin ayuda de los padres. De esta forma se conseguiría que los niños tuvieran responsabilidad propia y desarrollaran una mayor capacidad de aprendizaje, puesto que al no ser ayudados cometerían muchos fallos de los cuales es de donde mas se aprende. Finalmente he de exponer de que en mi opinión la mayor parte dela educación sobre los estudios no se debería dar por los padres, puesto que los problemas de estos influirán en la educación de sus hijos; se debería dar en el colegio. De esta forma conseguimos que los problemas personales afecten en una menor medida a la educación. Los niños tienen que estar mas tiempo en clase para que luego puedan pasar mas tiempo siendo niños.

  20. Maider Fernandez dice:

    En mi opinion,hoy en dia los profesores mandan muchisimos mas deberes de los que deberian.No me parece mal que manden ciertos ejercicios para incitar a que los niños hagan algo en casa,ya que de lo contrario la mayoria no harian nada,pero tampoco hay que pasarse de la raya.Me acuerdo yo con 14 años que me tenia que tirar todo el fin de semana haciendo deberes cuando tenia otras cosas tambien que hacer como estudiar materias que son de memorizar y no solo de hacer ejercicios.En conclusion,esta bien que manden una cantidad coherente de deberes pero tampoco demasiados para no ocupar todo el tiempo del alumno.

  21. Markel Amo Sanchez dice:

    Los deberes en ciertas materias son una completa pérdida de tiempo. Saturar a los niños día tras día con trabajos absurdos que no llevan a ningún tipo de desarrollo cognitivo ni intelectual, solo sirve para aumentar, de manera perjudicial, sus niveles de estrés y evitar que puedan realizar actividades extracurriculares para fomentar su desarrollo en otros aspectos de la vida.
    Por tanto, no veo mal que los padres decidan aportar algo de su conocimiento a sus hijos, sobre todo cuando estos se hallan en plena enseñanza primaria. Además de aligerar la tarea de sus pequeños estudiantes, esto ayuda a los chavales a ensalzar la figura de sus progenitores, uniéndolos aún más si cabe. Sin embargo, llega un momento en el que los padres no pueden seguir ni el ritmo ni el nivel que están adquiriendo sus hijos, sea por el motivo que sea, y es entonces, cuando se ha de dejarles actuar solos.
    En conclusión, deberes no y ayuda puntual de los padres si.

  22. Leire Hueso (2º Bach A) dice:

    Opino que los deberes es una herramienta cuya finalidad es responder a la necesidad de confirmar si lo explicado en clase por los profesores ha sido comprendido por los alumnos. El que un número importante de alumnos tenga que recurrir a los padres para que les expliquen o les ayuden a realizarlos es sñntoma de que la materia debe ser reforzada por el profesor o de que son tan excesivos, que a los alumnos no les queda tiempo para realizar otras actividades extraescolares igualmente enriquecedoras para su desarrollo. No creo que sea bueno que los padres «ayuden» con los deberes sistemáticamentes a sus hijos, únicamente debiera hacerse forma puntual.
    En resumen: Deberes para reforzar individualmente lo aprendido, si; deberes como tarea adicional, para que sean los padres los que finalmente los acaben haciendo para que los hijos dispongan de tiempo suficiente para descansar y para realizar otras actividades, no.

  23. Lorea Ruiz dice:

    Yo creo que los deberes benefician a los estudiantes siempre y cuando tengan unos conocimientos sobre lo que hacen, porque si no, por muchos deberes que hagan no van a aprender a hacer las cosas. También creo que los niños necesitan hacerlos solos sin ayuda de los padres ya que es bueno que aprendan a no depender para todo de ellos siempre. Aunque habría que tener en cuanta que hay ciertos niños que precisan de más ayuda y en esos casos si que vería conveniente algún tipo de ayuda.

  24. Asier Villar dice:

    Yo creo que los deberes en si es el fallo del sistema. No sirven para nada, lo único que hacen es provocar estrés sobre una sociedad que ya de por si tiene mucho de lo preocuparse. ¿Es bueno ayudar a los niños a hacer sus deberes? Depende de qué y la situación. No creo que sea bueno convertirlo en una regla general, pero nunca viene de más echar un cable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: